domingo, 2 de marzo de 2014

Pequeñas Semillitas 2294

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2294 ~ Domingo 2 de Marzo de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Jesús sube al monte y se acercan muchas personas a escucharle. Habla de la verdadera felicidad en las bienaventuranzas, del compromiso fraterno, del amor a los enemigos, de reconocer y dirigirse a Dios como Padre. Y ahora, siguiendo el Sermón de la Montaña, va al fondo: Amor y confianza absoluta en Dios... Ésta debe ser la primera preocupación de sus seguidores y seguidoras, la preocupación central, la verdadera e importante.
Jesús nos avisa del peligro que supone convertir el dinero de medio en fin. Sabe que la seducción del dinero deshumaniza a las personas y es incompatible con la sencillez, la compasión y la libertad interior. Lo que está en juego es la fidelidad a Dios o a la idolatría del dinero. Es necesario optar, porque son incompatibles.
Jesús me repite: no andes preocupado, no te inquietes por lo que no es fundamental para construir un mundo más humano, más justo y más feliz para todos.
Jesús dice que la felicidad no depende de los bienes materiales, por muchos que se tengan.
Jesús nos asegura que la codicia, la ansiedad, la ambición, el egoísmo, la prepotencia, el afán de poder no es el camino a la auténtica felicidad. Lo que hace feliz al ser humano es el respeto a sí mismo y a los demás, practicar la generosidad, la bondad, el amor..., poniendo la fe y la confianza, en sus manos.  Solo el amor es digno de fe.
Es una invitación a confiar plena y activamente en Dios, colaborando en su proyecto de construir un mundo más justo, más solidario, más amable, más humano para todos. “Busquen ante todo el reino de Dios y lo que es propio de él, y Dios les dará lo demás”.

¡Buenos días!

El cuervo y la víbora

Hay en ti dos facultades que te ayudan a tomar buenas decisiones. Son la inteligencia y la voluntad. La inteligencia evalúa las razones a favor o en contra, y ve claro lo más conveniente. Entonces tu voluntad se lanza a la acción. A este proceso se lo llama discernimiento. Es un grave error decidirse arrastrado por una emoción violenta porque oscurece la razón.

Andaba un cuervo muy hambriento y preocupado porque no encontraba comida. Cuando de pronto vio junto a un pajonal, calentándose al sol, a una suculenta víbora. Sin pensarlo dos veces cayó sobre la dormilona, la aferró con sus garras y emprendió el vuelo. Pero la víbora despertando de su sueño, se volvió rápidamente contra el voraz pajarraco y lo mordió. El cuervo sintió un terrible ardor en su sangre y ya a punto de morir dijo: — ¡Desdichado de mí, que encontré un tesoro, pero  a costa de mi vida! (Esopo).

Cuántas veces, ansioso por liberarte de un problema desagradable y ofuscado por zafarte cuanto antes, tomas una mala decisión, que al poco tiempo lamentas. Recupera primero la calma y estudia luego con objetividad el asunto. Puedes también escuchar el parecer de alguna persona competente que te aclare aspectos desapercibidos del tema.
Padre Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al dinero.
»Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida?
»Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos? Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal». (Mt 6,24-34)

Comentario
Hoy, Jesús, recurriendo a metáforas tomadas de la naturaleza propias de su entorno en las más fértiles tierras de Galilea donde pasó su niñez y su adolescencia —los lirios del campo y los pájaros del cielo— nos recuerda que Dios Padre es providente y que, si vela por las creaturas suyas más débiles, tanto más lo hará por los seres humanos, sus creaturas predilectas (cf. Mt 6,26.30).
El texto de Mateo es de un carácter alegre y optimista, donde encontramos un Hijo muy orgulloso de su Padre porque éste es providente y vela constantemente por el bienestar de su creación. Ese optimismo de Jesús no solamente debe ser el nuestro para que nos mantengamos firmes en la esperanza —«No andéis preocupados» (Mt 6,31)— cuando surgen las situaciones duras en nuestras vidas. También debe ser un incentivo para que nosotros seamos providentes en un mundo que necesita vivir lo que es la verdadera caridad, o sea, la puesta del amor en acción.
Por lo general, se nos dice que tenemos que ser los pies, las manos, los ojos, los oídos, la boca de Jesús en medio del mundo, pero, en el sentido de la caridad, la situación es todavía más profunda: tenemos que ser eso mismo, pero del Padre providente de los cielos. Los seres humanos estamos llamados a hacer realidad esa Providencia de Dios, siendo sensibles y acudiendo en auxilio de los más necesitados.
En palabras de Benedicto XVI, «los hombres destinatarios del amor de Dios, se convierten en sujetos de caridad, llamados a hacerse ellos mismos instrumentos de la gracia para difundir la caridad de Dios y para tejer redes de caridad». Pero también nos recordó el Santo Padre que la caridad tiene que ir acompañada de la Verdad que es Cristo, para que no se convierta en un mero acto de filantropía, desnudo de todo el sentido espiritual cristiano, propio de los que viven según nos enseñó el Maestro.
Rev. P. Floyd L. McCOY Jordán (Hormigueros, Puerto Rico)

Palabras del Beato Juan Pablo II

“Jesús, con su obra salvífica, borra el dominio del pecado, que se ha radicado bajo el influjo del espíritu maligno, empezando por el pecado original, y da al hombre la posibilidad de vivir en la gracia. Por la estela de la victoria sobre el pecado Él quita también el dominio sobre la muerte, dando paso, con su resurrección, a la futura resurrección de los cuerpos”
Beato Juan Pablo II
Salvifici doloris 15

Tema del día:
No a la idolatría del dinero
El dinero, convertido en ídolo absoluto, es para Jesús el mayor enemigo de ese mundo más digno, justo y solidario que quiere Dios. Hace ya veinte siglos que el Profeta de Galilea denunció de manera rotunda que el culto al dinero será siempre el mayor obstáculo que encontrará la Humanidad para progresar hacia una convivencia más humana.

La lógica de Jesús es aplastante: “No podéis servir a Dios y al dinero”. Dios no puede reinar en el mundo y ser Padre de todos, sin reclamar justicia para los que son excluidos de una vida digna. Por eso, no pueden trabajar por ese mundo más humano querido por Dios los que, dominados por el ansia de acumular riqueza, promueven una economía que excluye a los más débiles y los abandona en el hambre y la miseria.

Es sorprendente lo que está sucediendo con el Papa Francisco. Mientras los medios de comunicación y las redes sociales que circulan por internet nos informan, con toda clase de detalles, de los gestos más pequeños de su personalidad admirable, se oculta de modo vergonzoso su grito más urgente a toda la Humanidad: “No a una economía de la exclusión y la iniquidad. Esa economía mata”.

Sin embargo, Francisco no necesita largas argumentaciones ni profundos análisis para exponer su pensamiento. Sabe resumir su indignación en palabras claras y expresivas que podrían abrir el informativo de cualquier telediario, o ser titular de la prensa en cualquier país. Solo algunos ejemplos.

“No puede ser que no sea noticia que muera de frío un anciano en situación de la calle y que sí lo sea la caída de dos puntos en la bolsa. Eso es exclusión. No se puede tolerar que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre. Eso es iniquidad”.

Vivimos “en la dictadura de una economía sin rostro y sin un objetivo verdaderamente humano”. Como consecuencia, “mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz”.

“La cultura del bienestar nos anestesia, y perdemos la calma si el mercado ofrece algo que todavía no hemos comprado, mientras todas esa vidas truncadas por falta de posibilidades nos parecen un espectáculo que de ninguna manera nos altera”.

Como ha dicho él mismo: “este mensaje no es marxismo sino Evangelio puro”. Un mensaje que tiene que tener eco permanente en nuestras comunidades cristianas. Lo contrario podría ser signo de lo que dice el Papa: “Nos estamos volviendo incapaces de compadecernos de los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás”.

José Antonio Pagola

Nuevo video y artículo

Hay un nuevo video subido a este blog.
Para verlo tienes que ir al final de la página.

Hay nuevo material publicado en el blog
"Juan Pablo II inolvidable"
Puedes acceder en la dirección:

Nunca olvidemos agradecer
Alguna vez leí que en el cielo hay dos oficinas diferentes para tratar lo relativo a las oraciones de las personas en la tierra:
Una es para receptar pedidos de diversas gracias, y allí los muchos ángeles que atienden trabajan intensamente y sin descanso por la cantidad de peticiones que llegan en todo momento.
La otra oficina es para recibir los agradecimientos por las gracias concedidas y en ella hay un par de ángeles aburridos porque prácticamente no les llega ningún mensaje de los hombres desde la tierra para dar gracias...
Desde esta sección de "Pequeñas Semillitas" pretendemos juntar una vez por semana (los domingos) todos los mensajes para la segunda oficina: agradecimientos por favores y gracias concedidas como respuesta a nuestros pedidos de oración.

Elisa Z., de Buenos Aires, Argentina, agradece a Nuestro Señor y a María Santísima porque la angiografía y angioplastia de carótida que le realizaron fue todo un éxito. Gracias también a todas las personas que se sumaron en oración por ella.

Desde California agradecen las oraciones hechas en favor de Moisés, con problemas depresivos. Su hermana Irene nos dice que, gracias a Dios y a las oraciones, él se encuentra más animado y parece ir superando poco a poco su problema. Seguimos rezando por su completa recuperación.

Copio lo remitido por Diana, con referencia al niño cubano Eric Daniel:
Querido Felipe:
Te escribo en nombre de la familia de Eric Daniel, de sus padres, hermanas, abuelos, tíos y primos. Durante más de un mes y día a día los lectores de Pequeñas Semillitas y tú personalmente han estado unidos en oración con nosotros en tantos momentos duros y difíciles al ver como Eric se complicaba y no acababa de rebasar su gravedad. La oración tan poderosa surtió efecto y el Señor en su eterna bondad puso su mano sobre este niño que gracias a Él va en camino de recuperación. El saber que tantos hermanos en todas partes del mundo pedían por Eric nos dio fortaleza y aumento nuestra fe y ahí están los resultados.
Gracias por esta vía de unión de miles de cristianos que nos hermanamos en momentos tan difíciles, gracias a todos los lectores de Semillitas que nos acompañaron y pidieron con nosotros por su salud, gracias también a los médicos y personal del Hospital Pediátrico Centro Habana que con tanta dedicación, amor y sabiduría supieron ir venciendo etapas durante los días confusos y terribles de su gravedad. Gracias a todos los amigos, a nuestros hermanos en Cristo por no habernos abandonado en ningún momento.
Que el Señor y la Virgen de Lourdes que aun acuna a Eric hasta su total restablecimiento bendigan a los lectores de Pequeñas Semillitas y te concedan Felipe siempre los medios y la salud para poder continuar con esta misión tan hermosa de hacernos llegar el Evangelio todos los días.
A todos los lectores de Pequeñas Semillitas y a ti especialmente Felipe un abrazo grande de su hermana en Cristo,
Diana Cruz Bustillo

"Pequeñas Semillitas" por e-mail
Si lo deseas puedes recibir todos los días "Pequeñas Semillitas" por correo, más el agregado de un powerpoint. Las suscripciones son gratis y solo tienes que solicitarlas escribiendo a Rocío (moderadora de los grupos) a: peque.semillitas.3@gmail.com  con el título: “Suscripción a Pequeñas Semillitas”.

Un estímulo todos los días
Marzo 2
“Señor, quiero confiar en el proyecto que tú tienes para mi vida y no obsesionarme por el futuro. Quiero entregarme a la vida de cada día y dejarme llevar por ti. Por eso pongo en tus manos todos los días, hasta el último minuto de mi existencia.
Sana, Señor, mi ansiedad y mis miedos. Hoy quiero entregarte todo mi futuro.
Tú que sabes lo que más me conviene, conduce mi vida por el camino justo y protégeme de todos los males.
Tú que eres mi Padre, derrama en mi interior el bálsamo de tu paz divina. Amén.”
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

1 comentario:

  1. GRACIAS AL JARDINERO DE DIOS. ALGUN DIA COSECHARA EL CIENTO X UNO PROMETIDO,AMN

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.