domingo, 26 de febrero de 2017

Pequeñas Semillitas 3283

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 12 - Número 3283 ~ Domingo 26 de Febrero de 2017
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
En la continuidad del sermón de la montaña, Jesús habla en el Evangelio de hoy del amor y la confianza absoluta en Dios, como la primera y principal preocupación que deben tener sus seguidores, la ocupación central, verdadera y fundamental. Es que Jesús sabe que la seducción por el dinero deshumaniza a las personas y es incompatible con la sencillez de corazón.
El Reino de Dios y el dinero: es imposible servir a los dos; es necesario optar porque los dos son incompatibles.
El deseo de acaparar, apoderarnos, acumular posesiones y privilegios, esclaviza y aleja del amor generoso y gratuito del Padre, a la vez que dificulta la solidaridad con los hermanos. Jesús asegura que la codicia, la ambición, el egoísmo y el afán de poder, no son el verdadero camino a la felicidad. Lo que hace feliz al ser humano es el respeto a sí mismo y a los demás, practicar la generosidad, la bondad, el amor… poniendo la fe y la confianza en Sus manos.
Jesús repite que no hay que andar preocupado, no inquietarse por lo que no es fundamental para construir un mundo más justo, más humano y más feliz para todos. Se trata de no centrarnos sólo en nuestras cosas para poder ser libres y poder estar pendientes de las necesidades de los demás. No pre-ocuparnos… sino ocuparnos.
Preguntas para hacerme: ¿Soy libre frente al dinero y los bienes materiales? ¿Qué me preocupa? ¿Qué me agobia? ¿Me creo necesidades superfluas?

¡Buenos días!

El pan de cada día
La Biblia contiene la palabra sagrada escrita por autores elegidos e inspirados por Dios. Sabía él muy bien en medio de qué tinieblas se encontrarían sus hijos en los años venideros, y por amor a cada uno de nosotros asistió con dones especiales a los escritores del libro santo para que escribieran todo y solo lo que él les inspiraba. Son cartas de amor de Dios a nosotros.

Cuentan que el emperador romano había prohibido con la amenaza de severos castigos a los cristianos que tuvieran una Biblia en su casa. Pero muchos cristianos la guardaban a pesar de todo y la leían a escondidas. Un día entró al pueblo un contingente de policías para revisar casa por casa. Una mujer que los veía llegar tuvo una idea ingeniosa. Ya que estaba justo preparando la masa para hornear el pan para la semana tomó la Biblia la envolvió en la masa y la introdujo en el horno. Cuando entraron los policías a la casa no encontraron Biblia alguna en la casa. Vieron nada más que pan horneándose. Al día siguiente la madre sacó el pan del horno para servirlo a la familia. En medio del pan la Biblia estaba perfectamente conservada.

Vigorízate cada día con el pan de la Palabra. Te sugiero que pongas en un lugar visible el libro sagrado. Elige un rinconcito de Dios en tu casa. En una mesita con algunas imágenes o estatuas de Jesús, María y tus santos patronos, que esté también la Biblia adornada con flores, velas, o ikebanas… Y que de día en día crezcas en amor y vivencia de la Palabra de Dios.
* Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Texto del Evangelio:
En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro. No podéis servir a Dios y al dinero.
»Por eso os digo: No andéis preocupados por vuestra vida, qué comeréis, ni por vuestro cuerpo, con qué os vestiréis. ¿No vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo: no siembran, ni cosechan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros más que ellas? Por lo demás, ¿quién de vosotros puede, por más que se preocupe, añadir un solo codo a la medida de su vida?
»Y del vestido, ¿por qué preocuparos? Observad los lirios del campo, cómo crecen; no se fatigan, ni hilan. Pero yo os digo que ni Salomón, en toda su gloria, se vistió como uno de ellos. Pues si a la hierba del campo, que hoy es y mañana se echa al horno, Dios así la viste, ¿no lo hará mucho más con vosotros, hombres de poca fe? No andéis, pues, preocupados diciendo: ¿Qué vamos a comer?, ¿qué vamos a beber?, ¿con qué vamos a vestirnos? Que por todas esas cosas se afanan los gentiles; pues ya sabe vuestro Padre celestial que tenéis necesidad de todo eso. Buscad primero su Reino y su justicia, y todas esas cosas se os darán por añadidura. Así que no os preocupéis del mañana: el mañana se preocupará de sí mismo. Cada día tiene bastante con su propio mal». (Mt 6,24-34)

Comentario:
Hoy, Jesús, recurriendo a metáforas tomadas de la naturaleza propias de su entorno en las más fértiles tierras de Galilea donde pasó su niñez y su adolescencia —los lirios del campo y los pájaros del cielo— nos recuerda que Dios Padre es providente y que, si vela por las creaturas suyas más débiles, tanto más lo hará por los seres humanos, sus creaturas predilectas (cf. Mt 6,26.30).
El texto de Mateo es de un carácter alegre y optimista, donde encontramos un Hijo muy orgulloso de su Padre porque éste es providente y vela constantemente por el bienestar de su creación. Ese optimismo de Jesús no solamente debe ser el nuestro para que nos mantengamos firmes en la esperanza —«No andéis preocupados» (Mt 6,31)— cuando surgen las situaciones duras en nuestras vidas. También debe ser un incentivo para que nosotros seamos providentes en un mundo que necesita vivir lo que es la verdadera caridad, o sea, la puesta del amor en acción.
Por lo general, se nos dice que tenemos que ser los pies, las manos, los ojos, los oídos, la boca de Jesús en medio del mundo, pero, en el sentido de la caridad, la situación es todavía más profunda: tenemos que ser eso mismo, pero del Padre providente de los cielos. Los seres humanos estamos llamados a hacer realidad esa Providencia de Dios, siendo sensibles y acudiendo en auxilio de los más necesitados.
En palabras de Benedicto XVI, «los hombres destinatarios del amor de Dios, se convierten en sujetos de caridad, llamados a hacerse ellos mismos instrumentos de la gracia para difundir la caridad de Dios y para tejer redes de caridad». Pero también nos recordó el Santo Padre que la caridad tiene que ir acompañada de la Verdad que es Cristo, para que no se convierta en un mero acto de filantropía, desnudo de todo el sentido espiritual cristiano, propio de los que viven según nos enseñó el Maestro.
* Rev. P. Floyd L. McCOY Jordán (Hormigueros, Puerto Rico)

Palabras de San Juan Pablo II 
"En las inevitables pruebas y dificultades de la existencia,
como en los momentos de alegría y entusiasmo,
confiarse al Señor infunde paz en el ánimo,
induce a reconocer el primado de la iniciativa divina
y abre el espíritu a la humildad y a la verdad"
 
Predicación del Evangelio:
No a la idolatría del dinero
EL dinero, convertido en ídolo absoluto, es para Jesús el mayor enemigo de ese mundo más digno, justo y solidario que quiere Dios. Hace ya veinte siglos que el Profeta de Galilea denunció de manera rotunda que el culto al dinero será siempre el mayor obstáculo que encontrará la Humanidad para progresar hacia una convivencia más humana.

La lógica de Jesús es aplastante: “No podéis servir a Dios y al Dinero”. Dios no puede reinar en el mundo y ser Padre de todos, sin reclamar justicia para los que son excluidos de una vida digna. Por eso, no pueden trabajar por ese mundo más humano querido por Dios los que, dominados por el ansia de acumular riqueza, promueven una economía que excluye a los más débiles y los abandona en el hambre y la miseria.

Es sorprendente lo que está sucediendo con el Papa Francisco. Mientras los medios de comunicación y las redes sociales que circulan por internet nos informan, con toda clase de detalles, de los gestos más pequeños de su personalidad admirable, se oculta de modo vergonzoso su grito más urgente a toda la Humanidad: “No a una economía de la exclusión y la iniquidad. Esa economía mata”.

Sin embargo, Francisco no necesita largas argumentaciones ni profundos análisis para exponer su pensamiento. Sabe resumir su indignación en palabras claras y expresivas que podrían abrir el informativo de cualquier telediario, o ser titular de la prensa en cualquier país. Solo algunos ejemplos.

“No puede ser que no sea noticia que muera de frío un anciano en situación de la calle y que sí lo sea la caída de dos puntos en la bolsa. Eso es exclusión. No se puede tolerar que se tire comida cuando hay gente que pasa hambre. Eso es iniquidad”.

Vivimos “en la dictadura de una economía sin rostro y sin un objetivo verdaderamente humano”. Como consecuencia, “mientras las ganancias de unos pocos crecen exponencialmente, las de la mayoría se quedan cada vez más lejos del bienestar de esa minoría feliz”.

“La cultura del bienestar nos anestesia, y perdemos la calma si el mercado ofrece algo que todavía no hemos comprado, mientras todas esa vidas truncadas por falta de posibilidades nos parecen un espectáculo que de ninguna manera nos altera”.

Como ha dicho él mismo: “este mensaje no es marxismo sino Evangelio puro”. Un mensaje que tiene que tener eco permanente en nuestras comunidades cristianas. Lo contrario podría ser signo de lo que dice el Papa: “Nos estamos volviendo incapaces de compadecernos de los clamores de los otros, ya no lloramos ante el drama de los demás”.
© José Antonio Pagola

Mensaje de María Reina de la Paz
Mensaje de María Reina de la Paz del 25 de febrero de 2017

“Queridos hijos, hoy os invito a vivir profundamente vuestra fe y a que oréis al Altísimo para que la fortalezca, de manera que los vientos y tempestades no la puedan quebrantar. Que las raíces de vuestra fe sean la oración y la esperanza en la vida eterna. Y desde ahora, hijos míos, trabajad en vosotros mismos en este tiempo de gracia, en que Dios os concede la gracia para que, por medio de la renuncia y la llamada a la conversión, seáis personas de clara y perseverante fe y esperanza. ¡Gracias por haber respondido a mi llamada!”

Nuevo vídeo

Hay un nuevo vídeo subido al blog
de "Pequeñas Semillitas" en internet.
Para verlo tienes que ir al final de esta página

Agradecimientos
Imaginemos que en el cielo hay dos oficinas diferentes para tratar lo relativo a las oraciones de las personas en la tierra:
Una es para receptar pedidos de diversas gracias, y allí los muchos ángeles que atienden trabajan intensamente y sin descanso por la cantidad de peticiones que llegan en todo momento.
La otra oficina es para recibir los agradecimientos por las gracias concedidas y en ella hay un par de ángeles aburridos porque prácticamente no les llega ningún mensaje de los hombres desde la tierra para dar gracias...
Desde esta sección de "Pequeñas Semillitas" pretendemos juntar una vez por semana (los domingos) todos los mensajes para la segunda oficina: agradecimientos por favores y gracias concedidas como respuesta a nuestros pedidos de oración.

Desde Honduras llega un agradecimiento por el trabajo conseguido por Oscar Iván S., de San Pedro Sula. Dios, en su bondad, le ha extendido tres ofertas de trabajo, una de las cuales ya acepto luego de una espera de 14 meses.

Desde Buenos Aires, Cecilia Claudia quiere destacar su agradecimiento porque los estudios médicos anuales le han salido muy bien.

Desde Miami, USA, Diana expresa su profunda alegría, y el agradecimiento al Buen Jesús y a su Santísima Madre, porque el resultado de la biopsia de Raisa ha sido benigno. Muchas gracias a Semillitas y a todos los hermanos que rezaron por ella.

Desde Colombia llega un agradecimiento a Dios porque la familia de Jefferson Samir y Sandy ha recibido con enorme alegría a su hija Mishell Mariana, situación que contribuye a su unidad familiar en la que ha de reinar el amor, la comprensión, el respeto y la fidelidad, siempre atendiendo la Santa Voluntad de nuestro Señor Jesucristo, iluminados por la intercesión y la ayuda de la Virgen Santísima.

Desde Perú, recibimos una oración de acción de gracias por el cumpleaños de Yolanda Z. T., que trabaja para la Iglesia en favor de la gente más necesitada, rogando al Señor que pueda continuar mucho tiempo más en ese apostolado.

Los cinco minutos de María
Febrero 26
La madre se entrega al hijo sin límites ni condiciones ni restricciones. María, Madre de Jesús, se entregó a Él de esa forma; vivió para Él, preocupada por Él y por sus cosas.
Cuando a los doce años lo perdió en el templo sufrió un hondo dolor en su Corazón de Madre.
En tu vida cristiana, debes preocuparte por Jesús y por sus intereses. Él quiere salvar a los hombres; no pierdas tu empeño y tu ilusión de vivir entregado a la obra redentora de Jesucristo. Que nada haya en tu vida que no quede bajo la influencia de Jesucristo, que no sea animado por su Espíritu.
María, tú que eras amiga de los Apóstoles que seguían a Jesús, sé también amiga de los apóstoles de hoy.
* P. Alfonso Milagro

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

sábado, 25 de febrero de 2017

Pequeñas Semillitas 3282

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 12 - Número 3282 ~ Sábado 25 de Febrero de 2017
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Al hacer la señal de la Cruz y pronunciando estas misteriosas palabras “En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, me comprometo a obrar:
En el nombre del Padre que me ha creado.
En el nombre del Hijo que me ha redimido.
En el nombre del Espíritu Santo que me santifica.
En una palabra: a actuar como hija o hijo de Dios. Este signo es la señal de la consagración de toda mi persona:
+ Al tocar mi frente ofrezco a Dios todos mis pensamientos.
+ Al tocar mi pecho consagro a Dios los sentimientos de mi corazón.
+ Al tocar mi hombro izquierdo le entrego todas mis penas y mi corazón.
+ Al tocar mi hombro derecho le consagro mis acciones.
La señal de la Cruz es en sí misma fuente de grandes gracias. Debo considerarla como la mejor preparación a la oración, pero ya es en sí misma una oración, y de las más impresionantes.
Es una bendición. Y si me emociona ser bendecido por el Papa, por un Obispo… ¡Cuánto más ser bendecido por el mismo Dios!

¡Buenos días!

Frutos del perdón
Perdonar es más propio de Dios cuya misericordia es infinita, que del hombre que tan fácilmente se deja arrastrar a la venganza. Pero hay ejemplos de personas que, buscando inspiración y fuerza en Jesús, incluso murieron perdonando a sus verdugos. Te ofrezco hoy un texto encontrado en un pedazo de papel en el campo de concentración de Robensburg, luego de la Segunda Guerra Mundial:

Acuérdate, Señor, no sólo de los hombres y mujeres de buena voluntad, sino también de los de mala voluntad. No recuerdes tan sólo el sufrimiento que nos han causado; recuerda también los frutos que hemos dado gracias a ese sufrimiento: la camaradería, la lealtad, la generosidad, la humildad, el valor y la grandeza de ánimo que todo ello ha conseguido inspirar. Y cuando los llames a ellos a juicio, haz que esos frutos que hemos dado sirvan para su recompensa y perdón.

Emocionante testimonio de creyentes que transformaron una situación injusta y terrible, en ocasión de crecimiento espiritual y de fraternidad humana. Para perdonar necesitas pedir al Espíritu Santo que derrame el mismo amor de Dios en tu corazón. Ese amor cambia el corazón para poder cumplir el precepto de perdonar a los que nos hacen el mal. Mañana estoy contigo, si Dios quiere. Y que él te bendiga.
* Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Texto del Evangelio:
En aquel tiempo, algunos presentaban a Jesús unos niños para que los tocara; pero los discípulos les reñían. Mas Jesús, al ver esto, se enfadó y les dijo: «Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios. Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él». Y abrazaba a los niños, y los bendecía poniendo las manos sobre ellos. (Mc 10,13-16)

Comentario:
Hoy, los niños son noticia. Más que nunca, los niños tienen mucho que decir, a pesar de que la palabra “niño” significa “el que no habla”. Lo vemos en los medios tecnológicos: ellos son capaces de ponerlos en marcha, de usarlos e, incluso, de enseñar a los adultos su correcta utilización. Ya decía un articulista que, «a pesar de que los niños no hablan, no es signo de que no piensen».
En el fragmento del Evangelio de Marcos encontramos varias consideraciones. «Algunos presentaban a Jesús unos niños para que los tocara; pero los discípulos les reñían» (Mc 10,13). Pero el Señor, a quien en el Evangelio leído en los últimos días le hemos visto hacerse todo para todos, con mayor motivo se hace con los niños. Así, «al ver esto, se enfadó y les dijo: ‘No se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios’» (Mc 10,14).
La caridad es ordenada: comienza por el más necesitado. ¿Quién hay, pues, más necesitado, más “pobre”, que un niño? Todo el mundo tiene derecho a acercarse a Jesús; el niño es uno de los primeros que ha de gozar de este derecho: «Dejad que los niños vengan a mí» (Mc 10,14).
Pero notemos que, al acoger a los más necesitados, los primeros beneficiados somos nosotros mismos. Por esto, el Maestro advierte: «Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él» (Mc 10,15). Y, correspondiendo al talante sencillo y abierto de los niños, Él los «abrazaba (...), y los bendecía poniendo las manos sobre ellos» (Mc 10,16).
Hay que aprender el arte de acoger el Reino de Dios. Quien es como un niño —como los antiguos “pobres de Yahvé”— percibe fácilmente que todo es don, todo es una gracia. Y, para “recibir” el favor de Dios, escuchar y contemplar con “silencio receptivo”. Según san Ignacio de Antioquía, «vale más callar y ser, que hablar y no ser (...). Aquel que posee la palabra de Jesús puede también, de verdad, escuchar el silencio de Jesús».
* Rev. D. Josep Lluís SOCÍAS i Bruguera (Badalona, Barcelona, España)

Santoral Católico:
Santos Luis Versiglia y Calixto Caravario
Mártires en la China
Luis nació en 1873. Fue recibido por san Juan Bosco en el Oratorio de Turín, ingresó en los salesianos, estudió en Roma y allí fue ordenado de sacerdote en 1895. Accediendo a su deseo, en 1906 los superiores lo destinaron a China. En 1920 fue colocado al frente del Vicariato apostólico de Schiuchou y al año siguiente recibió la consagración episcopal. Se entregó de lleno a su tarea evangelizadora, cultivó la devoción a la Eucaristía y a María Auxiliadora, y el Señor hizo florecer sus obras.
Calixto nació en 1903, profesó en la Familia Salesiana en 1919, en 1924 lo destinaron a la misión de China, completó allí los estudios y en 1929 recibió la ordenación sacerdotal de manos de Mons. Versiglia. A pesar de la persecución religiosa imperante, Mons. Versiglia emprendió la visita pastoral de su Vicariato, acompañado por el P. Calixto y otras personas. El 25 de febrero de 1930, cerca de Shiuchow (Guandong, China), junto al río, fueron asaltados por unos malhechores que querían raptar a las jóvenes que iban en el grupo; los dos misioneros quisieron protegerlas, por lo que fueron golpeados brutalmente y asesinados. Fueron canonizados, con otros mártires chinos, el año 2000.
© Directorio Franciscano    

Pensamiento del Santo Padre Pío 
“Con el estudio de los libros se busca a Dios;
con la meditación se lo encuentra”

Humor de sábados
Si los diccionarios dijeran la verdad…
La mayoría de los diccionarios son bastante aburridos, muy pedantes y carecen del sentido del humor. Todos son así… ¡Qué aburridos! Pero imagina si dijeran la verdad sobre nuestro vocabulario cotidiano. ¿Qué dirían? No te preguntes nada más, sigue leyendo las mejores definiciones del mundo….

Estudiar (v.): Habilidad para enviar mensajes, ver la televisión y comer frente a un libro abierto.

Mascota (n): El único miembro de tu familia que realmente te gusta.

Calorías (n.): Pequeñas criaturas que viven en tu armario y que por la noche cosen tu ropa haciéndola más estrecha cada vez.

Pobre (adj.): Es tener demasiado mes por delante al final de tu dinero.

Mañana (n.): El mejor momento para hacer todo lo que planeaste para hoy.

Vegetariano (n.): Un mal cazador; sobrevive consumiendo “no comida’, sin comiendo las cosas que la comida come.

Soltero (n.): Hombre que bromea sobre las mujeres en la cocina.

Aplaudir (v.): Darte palmadas a ti mismo repetidamente por los logros de otra persona.

Ironía (n.): Dibujar árboles en un papel.

Sinónimo (n): Palabra que utilizamos en lugar de otra que no podemos pronunciar.

El dinero no puede comprar la felicidad (dich.): Frase creada por la gente pobre para superarla envidia a los ricos.

Profesor (n.): Persona que te ayuda a resolver problemas que no tenías antes de conocerle.

Esposas irlandesas (n.): Cuando alguien lleva dos bebidas en ambas manos al mismo tiempo.

Dentista (n.): Son como los padres, pero ellos critican tu dentadura en lugar de tu estilo de vida.

Inmaduro (adj): palabra usada por gente aburrida para describir la diversión.

Dieta equilibrada (n.): Una hamburguesa en cada mano.

Pereza (n.): Riesgo de que se caiga y rompa todo lo que llevas en lugar de caminar dos veces.

Cerebro (n.): Algo que todos tenemos pero apenas usamos.

Inglés (n.): Lengua que se esconde en ‘callejones oscuros’ y azota a otras lenguas con el vocabulario de repuesto.

Mejores amigos (n.): Gente con la que puedes enojarte por un período corto de tiempo, pues tienes cosas más importantes que decirles.

Celular (n.): Un dispositivo usado para parecer menos solo en los lugares públicos.

Golf  (n.): Una excusa para hombres de cierta edad con kilos de más, para decir que aún hacen deporte.

Relaciones (n.): Capacidad de soportar a otra persona, normalmente del sexo opuesto, durante un largo período de tiempo.

Es verdad (dich.): Lo que dices cuando hablas con alguien por teléfono pero te perdiste en mitad de su historia y no sabes qué decir.

Fuente. Todomail

"Pequeñas Semillitas" por e-mail
Si lo deseas puedes recibir todos los días "Pequeñas Semillitas" por correo, más el agregado de un powerpoint. Las suscripciones son totalmente gratis y solo tienes que solicitarlas escribiendo a Rocío (moderadora del grupo) a: peque.semillitas.3@gmail.com  con el título: “Suscripción a Pequeñas Semillitas”.
Si ya estás suscripto y quieres cancelar tu suscripción debes escribir a la misma dirección con el título: “Baja”.

Meditación

Lo que hacemos jamás lo podemos considerar como resultado final sino como preparación de algo que ya viene.
Hay gente que vive lo material como si lo espiritual no existiese.  Si se acabasen las montañas, ¿le vendrá a alguien la vocación de escalador?
Dar al día en que vivimos el gusto de un regalo sencillo y espontáneo; vivirlo sin egoísmos y con amor confiado.  Solo así la alegría y la pasión por la vida llegará a todo y nos contagiará a todos.
Todo lo que se nos da nos llega oportunamente.  Cada instante de la vida es un regalo.  Hay que vivir con la mirada puesta en el Señor porque la vida tiene más aspecto de desierto que de tierra prometida.
Casi siempre las mejores cosas pasan desapercibidas porque las han realizado el silencio y el amor recatado.
El hombre, por creación, tiene un ser interior para el encuentro.  En esa profundidad nadie se parece a otro.  Allí se realizan sorprendentes maravillas.

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente, África, y en otros lugares; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los niños con cáncer y otras enfermedades graves; por el drama de los refugiados del Mediterráneo; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por las víctimas de catástrofes naturales; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración para María Isabel M. V., de Veracruz, México, operada ayer de un tumor cancerígeno en la matriz. Rogamos a nuestro Padre Celestial para que pueda quedar libre de él y reobre su salud. 

Pedimos oración por el jovencito Max P. N., de Puebla, México, que será operado de las amígdalas, pedimos al Señor que salga muy bien de la operación y pronto esté recuperado.

Pedimos oración por dos queridas hermanas nuestras, de España: Paola, que el día 28 tendrá los resultados de su tomografía computada (operada hace un año de proceso oncológico esofágico), y Candela, que el lunes tiene consulta con el neurólogo por estar afectada de esclerosis múltiple. Que Dios Misericordioso ayude a estas jóvenes mujeres a superar sus dolencias.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Los cinco minutos de María
Febrero 25
María es toda Corazón, porque es toda amor; y es toda amor porque es Madre.
El cristiano es el hombre que vive el amor, vive del amor, vive en el amor, vive con amor y vive para el amor; el cristianismo es la religión del amor.
Por eso, el que no lo entiende así no ha captado el sentido del cristianismo, de la religión de Jesucristo. Y el cristianismo es la religión del amor, porque Dios es amor y por eso a Dios hay que vivirlo con amor y en el amor.
Cuanto más amor pongas en tus cosas y en tus relaciones con los demás, más cristianamente vivirás. Ser cristiano es crecer en el amor.
María, que viviste el amor, recuérdanos que la verdadera alegría es fruto del Espíritu del amor.
* P. Alfonso Milagro

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

viernes, 24 de febrero de 2017

Pequeñas Semillitas 3281

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 12 - Número 3281 ~ Viernes 24 de Febrero de 2017
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Decía San Francisco de Asís: “Empieza por hacer lo que sea necesario; luego haz lo que sea posible; y repentinamente estarás haciendo lo imposible." La felicidad es algo que está en nuestra mano. Si estás esperando a que alguien venga a salvarte, rescatarte o traerte felicidad, estás perdiendo un tiempo precioso. Comienza tú por hacer cuanto puedas para sentirte un poco mejor. Por insignificante que parezca cada pequeño paso que das te acerca más a tu objetivo. Pararte a apreciar la belleza, mostrar tu agradecimiento, reconocer todo lo bueno que tienes, forzarte a sonreír, disfrutar de los pequeños detalles son cosas aparentemente pequeñas, que te llevaran hacia un gran cambio. Pero no tienes por qué creerme ¡Compruébalo! Haz cuanto puedas para ser un poco más feliz y obtendrás la única recompensa posible: Serás cada día un poco más feliz.

¡Buenos días!

Oración de entrega
Pasamos años enteros, a menudo toda la vida, discutiendo si nos daremos enteramente a Dios. No somos capaces de hacer la donación entera. Combatimos contra Dios años enteros y resistimos a los impulsos de la gracia. ¿Por qué no le dices de una vez al Señor: “Aquí estoy del todo y para siempre”? (A. Milagro).

"Señor Jesús, Hijo de David, en este día te pido perdón por todas las cosas que he dicho y hecho que no son dignas de Ti, Señor. Tú que sondeas la mente y miras el corazón, renuévame en Ti, Jesús. Ya no quiero ser el de antes, es mi deseo ser una nueva criatura, Señor, te ofrezco mi ser, te doy mi corazón y lo pongo en tus manos, Dios. Me entrego por completo a Ti, y quiero que hagas tu obra en mi vida. Quiero recibir dones y gracias de tu Espíritu Santo hoy mismo, Jesús, a partir de hoy yo vivo para Ti. Dejo atrás todo mi pasado y declaro que a partir de ahora haré tu Divina Voluntad. Y podré ver tus maravillas en mi vida, y compartiré estas bendiciones con mis seres queridos y ellos también podrán ver tu Gloria, Jesús. Amén."

Quien vive abandonado en el Señor crece en una relación filial con Dios, su Padre; está disponible a todo lo que se presente, su corazón se vuelve simple y libre, tiene facilidad para vivir con humildad de corazón los misterios de la vida, se libera de toda ansiedad por el porvenir incierto: “Será lo que el Padre quiera”, dice con total sumisión.
* Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Texto del Evangelio:
En aquel tiempo, Jesús, levantándose de allí, va a la región de Judea, y al otro lado del Jordán, y de nuevo vino la gente donde Él y, como acostumbraba, les enseñaba. Se acercaron unos fariseos que, para ponerle a prueba, preguntaban: «¿Puede el marido repudiar a la mujer?». Él les respondió: «¿Qué os prescribió Moisés?». Ellos le dijeron: «Moisés permitió escribir el acta de divorcio y repudiarla». Jesús les dijo: «Teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazón escribió para vosotros este precepto. Pero desde el comienzo de la creación, Él los hizo varón y hembra. Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y los dos se harán una sola carne. De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Pues bien, lo que Dios unió, no lo separe el hombre».
Y ya en casa, los discípulos le volvían a preguntar sobre esto. Él les dijo: «Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aquélla; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio». (Mc 10,1-12)

Comentario:
Hoy, Señor, quisiera hacer un rato de oración para agradecerte tu enseñanza. Tú enseñabas con autoridad y lo hacías siempre que te dejábamos, aprovechabas todas las ocasiones: ¡claro!, lo entiendo, Señor, tu misión básica era transmitir la Palabra del Padre. Y lo hiciste.
—Hoy, “colgado” en Internet te digo: Háblame, que quiero hacer un rato de oración como fiel discípulo. Primero, quisiera pedirte capacidad para aprender lo que enseñas y, segundo, saber enseñarlo. Reconozco que es muy fácil caer en el error de hacerte decir cosas que Tú no has dicho y, con osadía malévola, intento que Tú digas aquello que a mí me gusta. Reconozco que quizá soy más duro de corazón que aquellos oyentes.
—Yo conozco tu Evangelio, el Magisterio de la Iglesia, el Catecismo, y recuerdo aquellas palabras del papa Juan Pablo II en la Carta a las Familias: «El proyecto del utilitarismo asentado en una libertad orientada según el sentido individualista, es decir, una libertad vacía de responsabilidad, es el constitutivo de la antítesis del amor». Señor, rompe mi corazón deseoso de felicidad utilitarista y hazme entrar dentro de tu verdad divina, que tanto necesito.
—En este lugar de mirada, como desde la cima de la cordillera, comprendo que Tú digas que el amor matrimonial es definitivo, que el adulterio —además de ser pecado como toda ofensa grave hecha a ti, que eres el Señor de la Vida y del Amor— es un camino errado hacia la felicidad: «Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aquélla» (Mc 10,11).
—Recuerdo a un joven que decía: «Mossèn el pecado promete mucho, no da nada y lo roba todo». Que te entienda, buen Jesús, y que lo sepa explicar: Aquello que Tú has unido, el hombre no lo puede separar (cf. Mc 10,9). Fuera de aquí, fuera de tus caminos, no encontraré la auténtica felicidad. ¡Jesús, enséñame de nuevo!
Gracias, Jesús, soy duro de corazón, pero sé que tienes razón.
* Rev. D. Miquel VENQUE i To (Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Etelberto
Rey de Kent 
Era rey de Kent y, siendo aún pagano, contrajo matrimonio con Berta, princesa franca, de religión católica, que exigió, para casarse, poder practicar su religión y que la acompañara su capellán, el obispo Leitardo, que influiría en la conversión del rey. Etelberto jugó un papel importante en la conversión de los sajones al cristianismo. Acogió y protegió a los misioneros enviados por san Gregorio Magno y encabezados por san Agustín de Canterbury. Él mismo, la vigilia de Pentecostés del año 597, instruido convenientemente, recibió el bautismo de manos de san Agustín, hecho que influyó no poco para que muchos súbditos suyos abrazaran la fe cristiana. También contribuyó en la conversión de Saberto, rey de los sajones orientales, cuya capital era Londres. Cedió su palacio a san Agustín, levantó la catedral de San Andrés en Rochester, apoyó en todo la labor de los misioneros, construyó iglesias y monasterios. Fue un modelo de rey cristiano, que gobernó a su pueblo con prudencia y dio leyes justas inspiradas en el derecho romano y en la doctrina evangélica. Murió en Canterbury el 24 de febrero del año 616.
© Directorio Franciscano    

Pensamiento del día

"Hay que llegar a la cima, arribar a la luz, darle un sentido a cada paso, glorificar la sencillez de cada cosa, anunciar cada día con un himno. Hay que subir por esa calle ancha, dejar atrás el horror y los fracasos y cuando entremos cantando por la cumbre estirar las manos hacia abajo para ayudar a los que quedaron rezagados".
Hamlet Lima Quintana

Tema del día:
Oración de una madre por sus hijos
La oración es todopoderosa para el bien. Todopoderosas fueron las lágrimas, la oración y la fe de Santa Mónica, que obtuvieron, tras años de pedir a Dios, la conversión de uno de los más grandes santos de la historia de la Iglesia: Su hijo San Agustín de Hipona, Doctor de la Iglesia.

Todopoderosas son también las lágrimas de tantas otras madres que dedican su vida a rezar por los hijos, humildemente, sin ser vistas, sin que nadie se lo agradezca, esperando siempre contra toda esperanza y confiando en Dios, que todo lo puede.

Y para ayudar a las madres en sus plegarias, les dejamos esta oración que ha escrito nuestro hermano en la fe, Bruno.

Mi Señor Padre eterno,
Fuente de todo consuelo,
Te ruego por los hijos
Que me has regalado.
Tú que ya pensaste en ellos
Antes de la creación del mundo
Y que les quieres mucho más que yo,
Bendícelos siempre,
Envía a tus ángeles
Para que sus pies no tropiecen
Y no les dejes caer en la tentación.

Mi Señor Jesucristo,
Que quisiste nacer en una familia,
Por tu bendita Madre,
Que tanto sufrió al verte en la Cruz,
Apiádate de mis lágrimas
Y concede a mis hijos
La fe, que vale más que el oro,
Y la vida eterna.

Mi Señor Espíritu Santo,
Sé para ellos
Brisa suave que alivie sus penas,
Fuego que arda en sus corazones
Y Maestro que les enseñe a orar,
Para que nunca se desvíen
Del camino que lleva al cielo
Y un día podamos sentarnos juntos
En el banquete del Reino
Que dura para siempre.
Amén.

Fuente: Infocatolica.com

Meditación

"El ángel les dijo: No teman, pues les anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es el Mesías, el Señor". (Lc. 2, 10-11)
La verdadera alegría es el Salvador, Jesús.  No vino para unos pocos privilegiados o iluminados, sino para todo el pueblo.
Todos son llamados a acogerlo, recibirlo.  Haciéndolo, encontrarán la perfecta alegría anunciada por los ángeles.
Se frustran los que piensan hallarlo en rebuscadas técnicas de meditación oriental, en cursos de espiritualidad sofisticada.  Él está donde menos imaginamos: junto al pesebre, pobre, pequeño, humilde.
Deshace todos nuestros sueños de grandeza con su simplicidad de niño.  ¡Acogerlo es, repito, encontrar la perfecta alegría que sólo  Dios puede dar!
Sergio J. De Souza

Los cinco minutos de María
Febrero 24
María fue elegida para ser la madre del Hijo de Dios que, por obra del Espíritu Santo, se encarnó en su seno. Y fue también elegida para ser madre de los miembros de Cristo que constituyen la Iglesia. Esta es la razón de su existencia.
María es la guía y la estrella orientadora de la Iglesia de Jesucristo. El Señor Jesús, al pie de la cruz, encomendó a su Madre Santísima el cuidado de los hombres, el cuidado solícito de su Iglesia.
Por eso María va delante de la Iglesia como estrella que la guía, como norte y brújula que la orienta, como Madre que llama a sus hijos para llevarlos a Dios.
María, gracias por estar siempre presente en la Iglesia con tu maternal asistencia (Pablo VI).
* P. Alfonso Milagro

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-