sábado, 1 de marzo de 2014

Pequeñas Semillitas 2293

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2293 ~ Sábado 1 de Marzo de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Sentimos una llamada interior y respetuosa: Dios nos pide un paso más en el camino del amor. ¿Cómo acoger Su voz? ¿En qué manera responderle?
El corazón necesita abrirse por entero a una experiencia: Dios me ama. Sólo desde la certeza del Amor divino surge la disponibilidad. Sólo desde la escucha del Verbo mi alma comienza a vivir abierta a lo que Dios pueda pedirme cada día.
Así estamos listos para la escucha, para el discernimiento. El Evangelio nos da las pistas esenciales. El Espíritu Santo hace comprensibles hechos del pasado y del presente que empiezan a tener significado. Un confesor, un amigo bueno, me acompaña en la tarea de comprender qué petición me llega desde el Corazón mismo de un Dios bueno.
Si hay experiencia del Amor, si hay una disponibilidad madura y generosa, si hemos realizado una correcta lectura de las señales divinas, estamos listos para las decisiones.
Es cierto: sigo siendo libre. Nunca me sentiré obligado a amar, porque el amor surge desde la libertad y nos lleva hacia la plenitud cuando escogemos bien. Pero esa libertad sólo llegará a ser madura y sana si se mantiene abierta y disponible, como los patriarcas, como los profetas, como la Virgen María, como los Apóstoles y los santos de todos los tiempos.
Sí, Señor, aquí me tienes, disponible. Acojo tu Amor en mi vida. Acepto todo aquello que me pides para avanzar hacia la verdadera caridad. Ayúdame con tu gracia, ilumina mi inteligencia, da fuerzas a mi corazón. Lánzame a la aventura del amor desde esas palabras que Tú mismo dijiste al hacerte Hombre para salvarme: ¡He aquí que vengo (...) a hacer, oh Dios, tu voluntad! (Hb 10,7).
P. Fernando Pascual

¡Buenos días!

Necesidad básica

Jesús es el modelo perfecto del hombre nuevo. Dios nuestro Padre nos invita a transformarnos en él, haciendo nuestros, sus sentimientos y actitudes. Para lograrlo nada mejor que meditar e interiorizar sus palabras y ejemplos cada día, con el Evangelio en la mano. Ojalá que como san Pablo puedas decir “Ya no soy yo quien vive, sino que es Cristo quien vive en mí”.

Oh Jesús, todavía estás cada día entre nosotros y estarás con nosotros por siempre. Tú ves, nuestra necesidad. Necesitamos de ti, y de nadie más. Sólo tú puedes advertir cuán grande, cuán inmensamente grande es la necesidad que tenemos de ti en esta hora del mundo. El hambriento se imagina que busca pan, y en realidad tiene hambre de ti. El sediento cree desear tan sólo tomar agua y en realidad tiene necesidad y sed de ti. El enfermo se ilusiona con el ansia de la salud y su mal está en la ausencia de ti. Tenemos necesidad de ser salvados sin demora por ti. G. Papini.

“Pan de vida”, “luz del mundo”, “la puerta de las ovejas”, “el buen pastor”, “la resurrección y la vida”, “la vid verdadera”, “rey”, “camino, verdad y vida”, son algunos rasgos del perfil de Jesús que nos descubren su rica personalidad y su misión en la tierra. La lectura meditada y rezada del Evangelio te haga crecer en el conocimiento e intimidad de Cristo Jesús.
Padre Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, algunos presentaban a Jesús unos niños para que los tocara; pero los discípulos les reñían. Mas Jesús, al ver esto, se enfadó y les dijo: «Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios. Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él». Y abrazaba a los niños, y los bendecía poniendo las manos sobre ellos. (Mc 10,13-16)

Comentario
Hoy, los niños son noticia. Más que nunca, los niños tienen mucho que decir, a pesar de que la palabra “niño” significa “el que no habla”. Lo vemos en los medios tecnológicos: ellos son capaces de ponerlos en marcha, de usarlos e, incluso, de enseñar a los adultos su correcta utilización. Ya decía un articulista que, «a pesar de que los niños no hablan, no es signo de que no piensen».
En el fragmento del Evangelio de Marcos encontramos varias consideraciones. «Algunos presentaban a Jesús unos niños para que los tocara; pero los discípulos les reñían» (Mc 10,13). Pero el Señor, a quien en el Evangelio leído en los últimos días le hemos visto hacerse todo para todos, con mayor motivo se hace con los niños. Así, «al ver esto, se enfadó y les dijo: ‘No se lo impidáis, porque de los que son como éstos es el Reino de Dios’» (Mc 10,14).
La caridad es ordenada: comienza por el más necesitado. ¿Quién hay, pues, más necesitado, más “pobre”, que un niño? Todo el mundo tiene derecho a acercarse a Jesús; el niño es uno de los primeros que ha de gozar de este derecho: «Dejad que los niños vengan a mí» (Mc 10,14).
Pero notemos que, al acoger a los más necesitados, los primeros beneficiados somos nosotros mismos. Por esto, el Maestro advierte: «Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como niño, no entrará en él» (Mc 10,15). Y, correspondiendo al talante sencillo y abierto de los niños, Él los «abrazaba (...), y los bendecía poniendo las manos sobre ellos» (Mc 10,16).
Hay que aprender el arte de acoger el Reino de Dios. Quien es como un niño —como los antiguos “pobres de Yahvé”— percibe fácilmente que todo es don, todo es una gracia. Y, para “recibir” el favor de Dios, escuchar y contemplar con “silencio receptivo”. Según san Ignacio de Antioquía, «vale más callar y ser, que hablar y no ser (...). Aquel que posee la palabra de Jesús puede también, de verdad, escuchar el silencio de Jesús».
Rev. D. Josep Lluís SOCÍAS i Bruguera (Badalona, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Rosendo (Rudecindo)
Obispo
En Celanova, de Galicia, en España, san Rosendo (Rudesindus), antes obispo de Dumio, que cuidó de promover o instaurar la vida monástica en la misma región y, habiendo renunciado a la función episcopal, tomó el hábito monástico en el monasterio de Celanova, que después presidió como abad (977).

Información amplia haciendo clic acá.
Fuente: Catholic.net    

Palabras del Papa Francisco

"Es necesario, hoy más que nunca, educarnos en la solidaridad, redescubrir el valor y el significado de esta palabra tan incómoda, y muy frecuentemente dejada de lado, y hacer que se convierta en actitud de fondo en las decisiones en el plano político, económico y financiero, en las relaciones entre las personas, entre los pueblos y entre las naciones."
Papa Francisco

Tema del día:
Gracias obtenidas por asistir a la Santa Misa
1. La Misa es la continuación del Calvario.

2. Cada Misa vale tanto como la vida, sufrimientos y muerte de Nuestro Señor Jesucristo, ofrecidos en sacrificio.

3. La Santa Misa es el acto de desagravio más poderoso para expiar los pecados.

4. A la hora de la muerte, el consuelo más grande del alma consistirá de las Misas oídas en vida.

5. Cada Misa bien oída nos acompañará hasta el Tribunal Divino, suplicando perdón.

6. En la Santa Misa, según el fervor con que se asiste, se puede disminuir en grado mayor o menor, la pena temporal debida por los pecados.

7. Al asistir devotamente a la Santa Misa, se rinde el más grande homenaje a la Sagrada Humanidad de Nuestro Señor.

8. En la Santa Misa, Nuestro Señor Jesucristo ofrece expiación y desagravio por muchas omisiones y negligencias nuestras.

9. En la Santa Misa, Jesucristo perdona los pecados veniales que todavía no se han confesado. Además se disminuye el poder de Satanás sobre el alma.

10. Al asistir a la Santa Misa se proporciona a las almas del Purgatorio, el alivio más grande que sea posible.

11. Una Misa bien oída durante la vida, será de más provecho al alma, que muchas que se ofrecieran para su reposo después de la muerte.

12. Por asistir a Misa, el alma se preserva de peligros, desgracias y de calamidades, que de otro modo hubieran sucedido. Además, se abrevia o reduce la duración de su Purgatorio.

13. Cada Misa bien oída obtiene para el alma un grado más elevado de gloria en el Cielo.

14. En la Misa se recibe la bendición del sacerdote que Nuestro Señor ratifica en el Cielo.

15. En la Misa se arrodilla entre una multitud de los santos ángeles, que están presentes en actitud de profunda reverencia, durante el sacrificio adorable de la Santa Eucaristía.

16. En la Santa Misa se reciben bendiciones para todos los bienes y empresas temporales.
www.santisimavirgen.com.ar

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por la Paz en el mundo, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo, por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por el alma de Cristian M., de la provincia de Santa Fe, Argentina, que partió al encuentro del Padre celestial el 13 de julio de 2011 y ayer hubiera cumplido 39 años. Su familia lo recuerda con amor, y hoy especialmente elevamos también una oración por uno de sus hijos, Gastón, que está cumpliendo 8 años. Que Dios bendiga a toda la familia.

Pedimos oración por Juan Domingo C., de la provincia de Santa Fe, Argentina, 65 años de edad, enfermo de cáncer de estómago y próximo a iniciar quimioterapia, rogando al Señor que lo fortalezca y lo acompañe en la lucha contra la enfermedad.

Pedimos oración por Franco P., un joven de la provincia de Buenos Aires, Argentina, que tuvo cáncer y ahora le ha surgido de nuevo la enfermedad. Con el poder de la oración y la fe en Jesús, le confiamos la salud de este hijo Suyo para que lo toque con su mano sanadora.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Humor Histórico
En una de sus múltiples campañas, Napoleón I Bonaparte, al llegar a la mansión que iba a ocupar se encontró con una estupenda biblioteca; al intentar tomar uno de los volúmenes que se encontraba en un estante alto, no alcanzaba. El Mariscal Jean Baptiste Bernadotte, uno de sus generales, de mayor estatura, acudió presuroso y le dijo:
- "Permítame ayudarle, Majestad, yo soy más grande que usted".
Napoleón Bonaparte le respondió:
- "Discúlpeme, usted no es más grande que yo... tan solo más alto".

Estadísticas
El siguiente es el estado demostrativo de la cantidad de visitas registradas en los dos blogs que llevamos adelante en internet: "Pequeñas Semillitas" y "Juan Pablo II inolvidable". Esta información se publica el primer día de cada mes.

Debe recordarse que las visitas se cuentan desde el inicio de cada uno de ellos que ha sido en fechas distintas:

   Desde el 1º de Marzo de 2007 hasta hoy ha sido visitado por 1.980.252 lectores. Durante el último mes (Febrero 2014) registró 10.800 nuevas visitas.
  
   Desde el 25 de Diciembre de 2009 hasta hoy ha sido visitado por 383.713  lectores. Durante el último mes (Febrero 2014) registró 2.790 nuevas visitas.

Un estímulo todos los días
Marzo 1
A veces el futuro se convierte en ese enemigo que nos quita la paz. Puede suceder que nuestra vida funcione normalmente, pero no tenemos paz porque nos preocupa el futuro y pensamos constantemente en él. Así, en lugar de hacer lo que está en nuestras manos y vivir bien el presente, nos desgastamos pensando en el mañana. Nos angustiamos por el futuro y eso no nos ayuda a vivir bien.
Hay dos maneras negativas de vivir pendientes del futuro: las ansiedades y los miedos.
La ansiedad es un estado de permanente nerviosismo interior por el que no toleramos tener nada pendiente. Nos parece que nada puede esperar. Queremos hacer todo ahora mismo y que todos los problemas se resuelvan inmediatamente, que no quede nada para mañana. Nuestra mente nos lleva siempre hacia adelante. Así no podemos disfrutar del presente ni entregarnos con ganas a una tarea. Siempre hay miles de cosas en la mente y entonces no estamos del todo atentos a nada. Por eso en el fondo estamos insatisfechos.
Es necesario pedirle al Señor la gracia de detenerse en cada persona, en cada cosa, en cada tarea. Ése es un gran secreto para vivir en paz.
Pero hay otra forma de vivir pendientes del futuro: los miedos. Todos sentimos miedo a algunas cosas que puedan pasar; a los peligros, a las enfermedades, a los imprevistos, a las calumnias, a los fracasos, etc.
Por eso hace falta dialogar con el Señor sobre estos miedos, contarle con claridad que es lo que nos causa temor. Y luego pedirle que nos tenga en sus manos, que nos llene de su poder cuando nos toque enfrentar eso que nos preocupa, para que nada pueda dañarnos ni detenernos en nuestro camino.
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

2 comentarios:

  1. Muchos blogueros nos miramos a este blog como a una espejo. Siempre hemos aprendido muchas cosas de D, Felipe. Que Dios le bendiga y a pesar de los pesares siga en la brecha de dar doctrina y de animar a los que conectan a vivir su fe. Evangelizar no es exclusivo de los sacerdotes. Es una consecuencia del bautismo y de ser cristianos, hijos de Dios. Como es también la llamada a la santidad, que nace del bautismo. Igual para todos. Franja

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por sus palabras tan generosas Padre. Desde mi pequeñez siento que debo contribuir a la difusión de la Buena Nueva de Jesús, y eso es lo que intento cada día.
    Porque es muy cierto lo que usted dice: el bautismo nos ha hecho a todos sacerdotes, profetas y reyes, para llevar la Palabra a todos los confines donde exista alguien que la necesite.
    Un abrazo en Cristo.
    Felipe

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.