martes, 29 de enero de 2013

Pequeñas Semillitas 1937


PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 8 - Número 1937 ~ Martes 29 de Enero de 2013
- AÑO DE LA FE -
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
   

Alabado sea Jesucristo…
Un amigo es alguien muy especial en la vida. Cuando lo encuentras, sientes que tu alegría se multiplica y que tus angustias se diluyen.
La lealtad del amigo es un estímulo para crecer en seguridad.
El amigo respeta tu dolor y comprende tu silencio. Tu amigo te acompaña cuando todos se retiran.
Con tu amigo la comunicación se hace intimidad espiritual, empatía armónica y plena razón de vivir.
Con razón la Biblia dice que  "quien encuentra un amigo verdadero, halla un tesoro".
Tiberio López


La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy


En aquel tiempo, llegan la madre y los hermanos de Jesús, y quedándose fuera, le envían a llamar. Estaba mucha gente sentada a su alrededor. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan». Él les responde: «¿Quién es mi madre y mis hermanos?». Y mirando en torno a los que estaban sentados en corro, a su alrededor, dice: «Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre».
(Mc 3,31-35)

Comentario
Hoy contemplamos a Jesús —en una escena muy concreta y, a la vez, comprometedora— rodeado por una multitud de gente del pueblo. Los familiares más próximos de Jesús han llegado desde Nazareth a Cafarnaum. Pero en vista de la cantidad de gente, permanecen fuera y lo mandan llamar. Le dicen: «¡Oye!, tu madre, tus hermanos y tus hermanas están fuera y te buscan» (Mc 3,31).
En la respuesta de Jesús, como veremos, no hay ningún motivo de rechazo hacia sus familiares. Jesús se había alejado de ellos para seguir la llamada divina y muestra ahora que también internamente ha renunciado a ellos: no por frialdad de sentimientos o por menosprecio de los vínculos familiares, sino porque pertenece completamente a Dios Padre. Jesucristo ha realizado personalmente en Él mismo aquello que justamente pide a sus discípulos.
En lugar de su familia de la tierra, Jesús ha escogido una familia espiritual. Echa una mirada sobre los hombres sentados a su alrededor y les dice: «Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre» (Mc 3,34-35). San Marcos, en otros lugares de su Evangelio, refiere otras de esas miradas de Jesús a su alrededor.
¿Es que Jesús nos quiere decir que sólo son sus parientes los que escuchan con atención su palabra? ¡No! No son sus parientes aquellos que escuchan su palabra, sino aquellos que escuchan y cumplen la voluntad de Dios: éstos son su hermano, su hermana, su madre.
Lo que Jesús hace es una exhortación a aquellos que se encuentran allí sentados —y a todos— a entrar en comunión con Él mediante el cumplimiento de la voluntad divina. Pero, a la vez, vemos en sus palabras una alabanza a su madre, Maria, la siempre bienaventurada por haber creído.
Rev. D. Josep GASSÓ i Lécera (Corró d'Avall, Barcelona, España)


Santoral Católico:
San Pedro Nolasco
Fundador de la Comunidad de
Padres Mercedarios


Nació cerca de Barcelona, España, hacia 1189. A los 15 años quedó huérfano de padre, y dueño de grandes posesiones. La madre le colaboró en todos sus deseos de hacer el bien y de obtener santidad.

Estando en edad de casarse hizo una peregrinación a la Virgen de Monserrat y allí se puso a pensar que las vanidades del mundo pasan muy pronto y no dejan sino insatisfacción y que en cambio lo que se hace para la vida eterna dura para siempre. Entonces prometió a la Virgen mantenerse puro y se le ocurrió una idea que iba a ser de gran provecho para muchas gentes.

En aquel tiempo la cuestión social más dolorosa era la esclavitud que muchísimos cristianos sufrían de parte de los mahometanos. Estos piratas llegaban a tierras donde había cristianos y se llevaban a todos los hombres que encontraban. Las penalidades de los prisioneros cristianos en las tenebrosas cárceles de los mahometanos sobrepasaban lo imaginable. Y lo más peligroso era que muchos perdían su fe, y su moralidad se dañaba por completo.

Esto fue lo que movió a Pedro Nolasco a gastar su gran fortuna en libertar al mayor número posible de esclavos cristianos. Cuando se le presentaba la ocasión de gastar una buena cantidad de dinero en obtener la libertad de algún cautivo recordaba aquella frase de Jesús en el evangelio: "No almacenen su fortuna en esta tierra donde los ladrones la roban y la polilla la devora y el moho la corroe. Almacenen su fortuna en el cielo, donde no hay ladrones que roben, ni polilla que devore ni óxido que las dañe". (Mt. 6,20) Y este pensamiento lo movía a ser muy generoso en gastar su dinero en ayudar a los necesitados.

Y sucedió que, según dicen las antiguas narraciones, que una noche (agosto de 1218) se apareció la Sma. Virgen a San Pedro Nolasco y al rey Jaime de Aragón (que era amiguísimo de nuestro santo) y les recomendó que fundaran una Comunidad de religiosos dedicados a libertar cristianos que estuvieran esclavos de los mahometanos.

Consultaron al director espiritual de juntos, que era San Raimundo de Peñafort, y éste los llevó ante el Sr. Obispo de Barcelona, al cual le pareció muy buena la idea y la aprobó. Entonces el militar Pedro Nolasco hizo ante el obispo sus tres votos o juramentos: de castidad, pobreza y obediencia, y añadió un cuarto juramento o voto: el de dedicar toda su vida a tratar de libertar cristianos que estuvieran siendo esclavos de los mahometanos. Este cuarto voto o juramento lo hacían después todos sus religiosos.

Los antiguos dicen que la Virgen les recomendó: Fundad una asociación con hábito blanco y puro que sea defensa y muro de la cristiana nación.

San Raimundo predicó con gran entusiasmo en favor de esta nueva Comunidad y fueron muchos los hombres de buena voluntad que llegaron a hacerse religiosos. El vestido que usaban era una túnica blanca y una cruz grande en el pecho. San Pedro Nolasco fue nombrado Superior General de la Congregación y el Papa Gregorio Nono aprobó esta nueva Comunidad.

San Pedro Nolasco ayudó al rey Don Jaime a conquistar para los cristianos la ciudad de Valencia que estaba en poder de los mahometanos, y el rey, en agradecimiento, fundó en esa ciudad varias casas de la Comunidad de los Mercedarios.

El rey Jaime decía que si había logrado conquistar la ciudad de Valencia, ello se debía a las oraciones de Pedro Nolasco. Y cada vez que obtenía algún resonante triunfo lo atribuía a las oraciones de este santo.

San Pedro hizo viajes por muchos sitios donde los mahometanos tenían prisioneros cristianos, para conseguir su libertad. Y viajó hasta Argelia, que era un reino dominado por los enemigos de nuestra santa religión. Allá lo hicieron prisionero pero logró conseguir su libertad.

Como había sido un buen comerciante, organizó técnicamente por muchas ciudades las colectas en favor de los esclavos y con esto obtuvo abundante dinero con los cuales logró la libertad de muchísimos creyentes.

Poco antes de morir repitió las palabras del Salmo 76: "Tú, oh Dios, haciendo maravillas, mostraste tu poder a los pueblos y con tu brazo has rescatado a los que estaban cautivos y esclavizados". Tenía 77 años de edad.

Por su intercesión se obraron muchos milagros y el Sumo Pontífice lo declaró santo en 1628. La Comunidad fundada por él se dedica ahora a ayudar a los que están encarcelados. Es un apostolado maravilloso.

Jesús nos recuerda lo que prometió a quienes ayuden y consuelen a los encarcelados: "Estuve preso y me fuisteis a visitar. Todo el bien que le habéis hecho a cada uno de estos necesitados, lo recibe como si me lo hubierais hecho a Mí mismo" (Mt. 25, 40).

Fuente: EWTN


¡Buenos días!

En medio de la naturaleza…

En verano el calor de las ciudades nos proyecta hacia el campo, las sierras y el mar a buscar, en el contacto con la naturaleza, descanso y renovación física y espiritual. Ahí están los amplios espacios, el aire puro, la presencia de animales y aves en su propio ambiente. Todo en un clima de paz, silencio, serenidad… Una anécdota para que valores y aproveches tus vacaciones.

Una vez, el padre de una familia acaudalada llevó a su hijo a un paseo por el campo con la intención de que su hijo viera cuán pobres eran las gentes del campo. Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en la casa de una familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje y de regreso a casa el padre le preguntó a su hijo: —¿Qué te pareció el viaje? —Muy bonito, papá. —¿Viste qué pobre es la gente? —Sí. —Y ¿qué aprendiste? —Comprobé que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una pileta que llega de un tapial a la mitad del jardín, ellos tienen un arroyo que no tiene fin. Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. Nuestro patio llega hasta la tapia de la casa, ellos tienen todo un horizonte de patio. Al terminar el relato, el padre se quedó mudo....y su hijo agregó: —¡Gracias, papá, por enseñarme cuáles son nuestras pobrezas!

Entrar en contacto un poco más prolongado con la naturaleza nos acerca a una verdadera fuente de sabiduría. Allí surgen emociones y vivencias que nos hacen amar más la vida, para volver luego a nuestras ocupaciones habituales con nuevas energías y nuevas ideas. Que aproveches la fuerza renovadora de estos días de descanso.

Padre Natalio


La frase de hoy

“En estos días pensé en mis amigos y amigas.
No estabas ni arriba ni abajo ni en medio.
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras el número uno ni el número final.
Pero estabas ahí”

Jorge Luis Borges


Tema del día:
Querer es poder


1) Para saber

Aunque los sucesos desagradables suelen ser noticia, pueden propiciar que se tenga una visión parcial del mundo pensando que todo es así. Sin embargo, hay ejemplos edificantes que contrarrestan dicha visión, ofreciendo esperanza y motivación para hacer de este mundo un sitio mejor para vivir. Tal es el caso de una joven mujer española, Teresa Perales, que no obstante estar incapacitada para caminar, ha sabido salir adelante y ver la vida de modo positivo.

2) Para pensar

En la inauguración de los pasados juegos paralímpicos en Londres, la delegación española fue abanderada por una mujer que iba en silla de ruedas, era Teresa Perales.

Recientemente la entrevistaron. En ella comentaba que fue a los 19 años cuando contrajo una enfermedad que acabó por dejarla incapacitada para caminar y sujeta a una silla de ruedas. Sin embargo, dice, la silla no cambió su vida, ni ha impedido hacer las cosas que quiere. Es más, afirma que sin la silla no habría sido capaz de salir a la calle, de vivir las experiencias que ha podido vivir y de disfrutar de la vida.

Le preguntaron cómo logra transmitir la imagen de una persona risueña, feliz. Ella respondió con otra pregunta: “¿Por qué no voy a sonreír si tengo todo lo que necesito y todo lo que quiero? Si tengo un hijo maravilloso que no cambiaría por nada del mundo… además tengo un marido al que adoro… y un entorno muy feliz. No tengo motivos para no sonreír. Aunque tengo mis momentos, ¡eh!…”.

Teresa es una campeona de la natación. Hasta el momento ha competido en varias paralimpiadas, lleva seis medallas de oro, seis de plata y diez de bronce, sumando un total de 22 medallas, superando a cualquier deportista de paralímpicos españoles. Además ha recibido múltiples distinciones y reconocimientos.

Sin embargo, lo curioso es que a Teresa, cuando caminaba, no le gustaba nada la natación: “Odiaba nadar. Me parecía que era mucho esfuerzo y que era antinatural. Porque tienes que controlar la respiración y coordinar demasiados elementos. Pero al quedarme en la silla, el agua se convirtió en un medio amigo. Miraba a la gente a mi altura y me podía mover como quería, y eso me gustaba”.

Le comentaron que hay gente que reacciona mal ante las desgracias y los problemas, que, incluso, culpa a Dios… Teresa responde: “Dios no tiene culpa de nada. Soy creyente y siempre pienso que las cosas pasan por algo. Si no hubiera estado en la silla, tal vez no habría conocido a mi marido. Y seguro que no habría tenido a mi hijo, ni conocido a gente maravillosa de la que he aprendido tantas cosas… Ojalá todo el mundo conociera a mis compañeros… Y eso no lo cambiaría por nada del mundo. Al contrario, tengo que estar muy agradecida”.

De esos compañeros, Teresa recuerda especialmente a Sara Carracelas, otra nadadora, que tuvo una parálisis cerebral profunda, y ya dejó de nadar. “Una vez me dijo Sara: «Tengo parálisis cerebral, pero no soy tonta...». Ella me ha enseñado que no tengo por qué quejarme”.

3) Para vivir

Además de su afición a la natación, Teresa decidió entrar a la política y fue elegida diputada de un partido político. Comenta que hizo para servir, para cambiar el sistema”. Ha querido que la gente no la trate diferente: “Soy igual que tú, pero sentada. He tenido dificultades y eso me ha hecho más fuerte ante la vida”.

Escribió un libro, “Mi vida sobre ruedas”, donde nos relata su vida, que ha sido dirigida por un lema que adoptó: “Querer es poder”. Ese mismo lema lo aplicó el día de su boda cuando, con la ayuda de unos armazones, se puso de pie y caminó hacia el altar haciéndose paso entre la admiración y las lágrimas de los asistentes.

Pbro. José Martínez Colín


Meditación breve


Compartir la vida, dar la vida, donarse sin enmascarar ni disfrazar egoísmo alguno es el significado último y genuino del amor matrimonial.
Los esposos se reconocen necesitados perpetuos de apoyo, de cariño, de compañía y por eso, se eligen y se comprometen a darse y recibirse recíprocamente. La capacidad de dar y recibir esta en nuestra naturaleza y condición humana, y a su vez, necesita adiestrarse y acrecentarse.
De otra manera vamos siendo víctimas de espejismos e ilusiones, puesto que definimos con el nombre de amor a todas las caricaturas egoístas que lo degradan. Darse en abundancia, olvidarse de uno mismo, entregarse gustosamente, son los rasgos comunes al amor verdadero.
Poetas, místicos y enamorados de todas las épocas y culturas lo han expresado de forma bella. Quien lea el Cantar de los Cantares lo podrá corroborar.
"La verdad católica"


Oración a San Miguel Arcángel


San Miguel Arcángel
defiéndenos en la batalla.
Sé nuestro amparo contra la perversidad
y acechanzas del demonio.
Reprímale Dios, pedimos suplicantes,
y tú, Príncipe de la Milicia Celestial
arroja en el infierno con tu divino poder
a satanás y demás espíritus malignos
que andan dispersos por el mundo
para perdición de las almas.
Amén

La Festividad de San Miguel Arcángel se celebra el 29 de Setiembre.
Pero igualmente es una práctica muy recomendada el rezar esta oración
todos los días a la finalización de la Santa Misa.
Y también en estos tiempos para pedir por el Santo Padre
y por la santidad de todos los sacerdotes del mundo.
En "Pequeñas Semillitas" la publicaremos los días 29 de cada mes.


Pedidos de oración

Pedimos oración por la Paz del Mundo; por la Santa Iglesia Católica; por el Papa, los sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo, por la unión de las familias y la fidelidad de los matrimonios; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por todas las jóvenes víctimas, fallecidas y heridas, del incendio en la disco de Brasil. Que por la Misericordia de nuestro Padre sean recibidos en sus brazos y llegue un cálido consuelo a todos los familiares y hogares de las mismas.

Pedimos oración por dos personas de Buenos Aires, Argentina: Liliana Hilda, para que el Señor la sane de sus trastornos de ansiedad (miedos, pánico) y de sus problemas de huesos (cervicales, lumbares y ciáticos); y por su esposo Carlos, para sanación física y espiritual, extensiva también al resto de la familia. Oramos por ellos.

Pedimos oración por el niño Leandro Nahuel, que se encuentra en Buenos Aires, Argentina, internado por un tumor cerebral, ubicado en la parte posterior de la cabeza. El mismo tiene apenas 5 años y medio y le pedimos a Jesús Misericordioso por la intercesión de la Santísima Virgen, que le conceda la gracia de sanarse.

Pedimos oración por la niñita Salomé, nacida hace cuatro días en Santa Fe, Argentina, y que ahora está internada con dificultad respiratoria severa, para que Dios le dé fuerzas para superar estos problemas de salud y la Virgen Santísima acompañe a sus padres y abuelos en estos momentos de angustia que están pasando.

Pedimos oración por Paula M., 34 años, de Santiago, Chile, que está grave debido a una obstrucción intestinal; fue intervenida y tiene gran parte de tejido necrosado. Rogamos al Buen Jesús que ponga sus manos sobre ella y le conceda la gracia de la sanación.

Pedimos oración por María Eugenia D., de Buenos Aires, Argentina, que hace unos cinco años le amputaron una pierna por un accidente de tránsito, además padecía de maculopatía que fue progresando y ahora casi no vé, todo esto hace que ella esté muy decaída física y mentalmente, por lo que rogamos por ella y por sus familiares.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Nota de Redacción:
Para dar curso a los Pedidos de Oración es imprescindible dar los siguientes datos: nombres completos de la persona (habitualmente no publicamos apellidos), ciudad y país donde vive, y explicar el motivo de la solicitud de oración. Por favor: en los pedidos ser breves y concretos y enviarlos a pequesemillitas@gmail.com y deben poner en el asunto “Pedido de oración”, ya que los correos que llegan sin asunto (o con el asunto en blanco) son eliminados sin abrirlos. No se reciben pedidos de oración a través de Facebook ni por otro medio que no sea el correo antes señalado.
Los Pedidos de Oración se publican de lunes a sábados. Los domingos se publican los agradecimientos por las gracias concedidas.


 “Intimidad Divina”

Yo estoy en el Padre

Lo que más nos interesa de Jesús son sus disposiciones íntimas para con Dios, y sus relaciones con él. Jesús es el Hijo de Dios: aquí está toda su grandeza, la razón de su santidad. Es el único Hijo de Dios por naturaleza; pero a su imagen y por su mediación, los creyentes son hijos de Dios por gracia, ya que el Padre los ha predestinado “a ser sus hijos adoptivos por medio de Jesucristo” (Ef 1, 5). Jesús ha hecho a los hombres partícipes de la filiación divina que sólo a él le pertenece por naturaleza; por eso, a imitación suya, toda la grandeza y la santidad del cristiano consiste en vivir en plenitud como hijo de Dios. Es, pues, preciso que procure reproducir en sí, en cuanto su condición de criatura lo consiente, la actitud interior de Jesús para con el Padre celestial.

El alma de Cristo está totalmente abismada en la Santísima Trinidad; su entendimiento goza de la visión beatífica y en esta visión ve a Dios cuya naturaleza misma posee. Conoce a la Persona del Verbo como objeto de toda su actividad humana, ve al Padre del que se siente Hijo, ve al Espíritu Santo que habita en él; su voluntad está enriquecida de una caridad creada de magnitud inmensa como la gracia que lo adorna y esta caridad sube incesantemente con movimiento rapidísimo hacia el Padre celestial para de allí derramarse sobre los hombres todos. Jesús trabaja en el taller de Nazaret, recorre los caminos de Palestina, predica, instruye, discute con los fariseos, sana a los enfermos, conversa con la gente ocupándose de todos, pero entretanto, en su intimidad, continúa desarrollándose esa maravillosa vida de unión con las tres divinas Personas. “El que me ha enviado está conmigo. - El Espíritu del señor está sobre mí” (Jn 8, 16; Lc 4, 18).

El cristiano es por la gracia templo de la Trinidad; las tres Personas divinas están realmente presentes en él, a él se ofrecen y se donan para ser conocidas, amadas y poseídas inicialmente desde esta vida terrena. Las puede conocer por la fe, y por la caridad las puede amar y vivir en comunión con ellas. Justamente para hacer al hombre capaz de esta comunión con la Trinidad, Jesús ha merecido y dispensa continuamente la gracia y la caridad en medida y perfección infinitamente inferiores, pero de naturaleza idéntica a la gracia y a la caridad que inundan su alma. Y mientras Jesús por la visión beatífica ve a Dios cara a cara, el hombre aquí abajo lo conoce sólo por fe, pero tal cual es. El cristiano puede así asociarse a la vida interior de Cristo, toda abismada en la Trinidad, como dice San Pablo: “vuestra vida está escondida con Cristo en Dios” (Col 3, 3) y puede aspirar a “emular por fe, en cuanto es posible a una criatura, la vida y las acciones internas y escondidas del entendimiento y de la voluntad, es decir, los sublimes conocimientos y afectos de la Humanidad santísima de Jesucristo, unida hipostáticamente al Verbo” (T. M. Sp p. 374).

Padre nuestro, tú sabes de qué tenemos necesidad; si nos llamas a ti, nos suministras los medios para llegar. Nos das a tu Hijo para que sea nuestro camino, nos enseñas la verdad y nos comunicas la vida. Uniéndonos a ti, oh Jesús, nos identificamos contigo, estamos en ti y tú en nosotros, nos encontramos cara a cara con el Padre; no lo vemos, mas por la fe sabemos que estamos delante del Padre junto contigo que nos presentas a él; estamos contigo en el seno del Padre, en el sagrario de la divinidad… A pesar de nuestras miserias, no debemos nunca desanimarnos, ni temer acercarnos a Dios, porque por tu gracia, oh Salvador, y en unión contigo, podemos estar siempre en el seno de nuestro Padre celestial. (C. Marmión, Cristo en sus miserias)

P. Gabriel de Sta. M. Magdalena O.C.D.
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-
.

1 comentario:

  1. Éstos son mi madre y mis hermanos. Quien cumpla la voluntad de Dios, ése es mi hermano, mi hermana y mi madre». Jamás se debiera olvidar éste párrafo del Evangelio. Cuando estamos atacados de desánimo, depresión, angustia, miedo hay q leer éste párrafo. Jesús declara abiertamente que nos considera sus hermanos si somos buenos hijos del Padre! Nuestra oración cotidiana debe ser así: la comunicación franca y llena de amor con nuestro hermano Jesús!
    Hagamos prevalecer nuestra dicha de ser hijos de Dios...
    Bendiciones!
    CAIA

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.