lunes, 15 de octubre de 2012

Pequeñas Semillitas 1843


PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 7 - Número 1843 ~ Lunes 15 de Octubre de 2012
- AÑO DE LA FE -
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Mes del Rosario y de las Misiones
   

Alabado sea Jesucristo…
La sociedad en que vivimos aprecia de forma desmesurada la riqueza y el bienestar económico. Atrapados por la dinámica del consumo vivimos rendidos ante la urgencia de conseguir dinero a costa de otros valores.
Nos sobrecargamos de compromisos laborales con tal de conseguir mayores ingresos, aún a costa de desatender a nuestra familia. La idolatría del dinero está tan presente en nuestra sociedad como en la sociedad del tiempo de Jesús.
La advertencia severa que hizo al joven rico en el Evangelio tiene validez permanente: los ricos experimentan una dificultad especial para ingresar al camino del Reino. La razón es sencilla: el proyecto del Reino nos exige optar por la humanización de los débiles.
El cristiano que no está dispuesto a formar una comunidad de iguales, donde todos puedan disponer del acceso al bienestar, se rinde implícitamente a la idolatría del dinero. Nominalmente puede confesar a Dios como su Señor, pero en la medida que se desentiende de administrar sus bienes con justicia, es un esclavo de mamona (nombre del dios caldeo de las riquezas).
"La verdad católica"


La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy


En aquel tiempo, habiéndose reunido la gente alrededor de Jesús, Él comenzó a decir: «Esta generación es una generación malvada; pide una señal, y no se le dará otra señal que la señal de Jonás. Porque, así como Jonás fue señal para los ninivitas, así lo será el Hijo del hombre para esta generación. La reina del Mediodía se levantará en el Juicio con los hombres de esta generación y los condenará: porque ella vino de los confines de la tierra a oír la sabiduría de Salomón, y aquí hay algo más que Salomón. Los ninivitas se levantarán en el Juicio con esta generación y la condenarán; porque ellos se convirtieron por la predicación de Jonás, y aquí hay algo más que Jonás».
(Lc 11,29-32)

Comentario
Hoy, la voz dulce —pero severa— de Cristo pone en guardia a los que están convencidos de tener ya el “billete” para el Paraíso solamente porque dicen: «¡Jesús, qué bello que eres!». Cristo ha pagado el precio de nuestra salvación sin excluir a nadie, pero hay que observar unas condiciones básicas. Y, entre otras, está la de no pretender que Cristo lo haga todo y nosotros nada. Esto sería no solamente necedad, sino malvada soberbia. Por esto, el Señor hoy usa la palabra “malvada”: «Esta generación es una generación malvada; pide una señal, y no se le dará otra señal que la señal de Jonás» (Lc 11,29). Le da el nombre de “malvada” porque pone la condición de ver antes milagros espectaculares para dar después su eventual y condescendiente adhesión.
Ni ante sus paisanos de Nazaret accedió, porque —¡exigentes!— pretendían que Jesús signara su misión de profeta y Mesías mediante maravillosos prodigios, que ellos querrían saborear como espectadores sentados desde la butaca de un cine. Pero eso no puede ser: el Señor ofrece la salvación, pero sólo a aquel que se sujeta a Él mediante una obediencia que nace de la fe, que espera y calla. Dios pretende esa fe antecedente (que en nuestro interior Él mismo ha puesto como una semilla de gracia).
Un testigo en contra de los creyentes que mantienen una caricatura de la fe será la reina del Mediodía, que se desplazó desde los confines de la tierra para escuchar la sabiduría de Salomón, y resulta que «aquí hay algo más que Salomón» (Lc 11,31). Dice un proverbio que «no hay peor sordo que quien no quiere oír». Cristo, condenado a muerte, resucitará a los tres días: a quien le reconozca, le propone la salvación, mientras que para los otros —regresando como Juez— no quedará ya nada qué hacer, sino oír la condenación por obstinada incredulidad. Aceptémosle con fe y amor adelantados. Le reconoceremos y nos reconocerá como suyos. Decía el Siervo de Dios Don Alberione: «Dios no gasta la luz: enciende las lamparillas en la medida en que hagan falta, pero siempre en tiempo oportuno».
P. Raimondo M. SORGIA Mannai OP (San Domenico di Fiesole, Florencia, Italia)


Santoral Católico:
Santa Teresa de Jesús (de Ávila)
Doctora de la Iglesia


Nacida en Ávila el año 1515, Teresa de Cepeda y Ahumada emprendió a los cuarenta años la tarea de reformar la orden carmelitana según su regla primitiva, guiada por Dios por medio de coloquios místicos, y con la ayuda de San Juan de la Cruz (quien a su vez reformó la rama masculina de su Orden, separando a los Carmelitas descalzos de los calzados).

Se trató de una misión casi inverosímil para una mujer de salud delicada como la suya: desde el monasterio de San José, fuera de las murallas de Avila, primer convento del Carmelo reformado por ella, partió, con la carga de los tesoros de su Castillo interior, en todas las direcciones de España y llevó a cabo numerosas fundaciones, suscitando también muchos resentimientos, hasta el punto que temporáneamente se le quitó el permiso de trazar otras reformas y de fundar nuevas cases.

Maestra de místicos y directora de conciencias, tuvo contactos epistolares hasta con el rey Felipe II de España y con los personajes más ilustres de su tiempo; pero como mujer práctica se ocupaba de las cosas mínimas del monasterio y nunca descuidaba la parte económica, porque, como ella misma decía: “Teresa, sin la gracia de Dios, es una pobre mujer; con la gracia de Dios, una fuerza; con la gracia de Dios y mucho dinero, una potencia”.

Por petición del confesor, Teresa escribió la historia de su vida, un libro de confesiones entre los más sinceros e impresionantes. En la introducción hace esta observación: “Yo hubiera querido que, así como me han ordenado escribir mi modo de oración y las gracias que me ha concedido el Señor, me hubieran permitido también narrar detalladamente y con claridad mis grandes pecados. Es la historia de un alma que lucha apasionadamente por subir, sin lograrlo, al principio”. Por esto, desde el punto de vista humano, Teresa es una figura cercana, que se presenta como criatura de carne y hueso, todo lo contrario de la representación idealista y angélica de Bernini.

Desde la niñez había manifestado un temperamento exuberante (a los siete años se escapó de casa para buscar el martirio en África), y una contrastante tendencia a la vida mística y a la actividad práctica, organizativa. Dos veces se enfermó gravemente. Durante la enfermedad comenzó a vivir algunas experiencias místicas que transformaron profundamente su vida interior, dándole la percepción de la presencia de Dios y la experiencia de fenómenos místicos que ella describió más tarde en sus libros: “El camino de la perfección”, “Pensamientos sobre el amor de Dios” y “El castillo interior”.

Murió en Alba de Tormes en la noche del 14 de octubre de 1582, y en 1622 fue proclamada santa. El 27 de septiembre de 1970 Pablo VI la proclamó doctora de la Iglesia.

Si quieres saber más sobre esta gran santa de la Iglesia debes hacer clic acá.

Fuente: Catholic.net


Frases de Santa Teresa de Ávila

“El amor perfecto tiene esta fuerza:
que olvidamos nuestro contento
para contentar a quienes amamos”


“Es para mí una alegría oír sonar el reloj:
veo transcurrida una hora de mi vida
y me creo un poco más cerca de Dios”


“La tierra que no es labrada
llevará abrojos y espinas aunque sea fértil;
así es el entendimiento del hombre”


“¡Ay que larga es esta vida!
¡qué duros estos destierros!
¡esta cárcel, estos hierros
en que el alma está metida!
Sólo esperar la salida me causa dolor tan fiero,
que me muero porque no muero”


Tema del día:
Estadísticas de la Iglesia Católica 2012


Con motivo de la Jornada Misionera Mundial, que este año se celebra el domingo 21 de octubre, la Agencia Fides presenta algunas estadísticas escogidas para ofrecer un cuadro panorámico de la Iglesia misionera en el mundo. Las tablas se han extraído del último «Anuario Estadístico de la Iglesia» publicado, (actualizado al día 31 de diciembre de 2010) y conciernen a los miembros de la Iglesia, sus estructuras pastorales, las actividades en el campo sanitario, asistencial y educativo. Entre paréntesis está indicada la variación, aumento (+) o disminución (-) con respecto del año anterior, según la comparación efectuada por la Agencia Fides.

Población mundial

Al 31 de diciembre de 2010 la población mundial era igual a 6.848.550.000 personas, con un aumento de 70.951.000 unidades respecto al año anterior. El aumento global este año también concierne a todos los continentes: el aumento más consistente es en Asia (+40.510.000) y África (+22.144.000), seguidos por América (+5.197.000); Europa (+2.438.000) y Oceanía (+662.000).

Católicos
En la misma fecha del 31 de diciembre de 2010, el número de católicos era igual a 1.195.671.000 unidades con un aumento total de 15.006.000 personas con respecto al año anterior. El aumento interesa a todos los continentes, y es más marcado en África (+6.140.000), América (+3.986.000) y Asia (+3.801.000); seguidos por Europa (+894.000) y Oceanía (+185.000).

El porcentaje de los católicos ha crecido globalmente del 0,04%, situándole al 17,46%. Con respecto a los continentes, se han registrado aumentos por todas partes, excepto en Europa: África (+0,21); América (+0,07); Asia (+ 0,06); Europa (-0,01); Oceanía (+0,03).

Habitantes y católicos por sacerdote

El número de los habitantes por sacerdote también ha aumentado este año, compresivamente de 123 unidades, alcanzando la cuota de 13.277. La distribución por continentes ve incrementos en África (+40); América (+40); Europa (+31) y Oceanía (+57); disminuciones en Asia (-730).

El número de católicos por sacerdote ha aumentado compresivamente de 24 unidades, alcanzando el número de 2.900. Se registran aumentos en todos los continentes, mientras que la única disminución, aunque pequeña, este año también se registra en Asia: África (+64); América (+30); Asia (-1); Europa (+11); Oceanía (+17).

Circunscripciones eclesiásticas y estaciones misioneras

Las circunscripciones eclesiásticas son 10 más con respecto al año precedente, llegando a 2.966, con nuevas circunscripciones creadas en África (+4), América (+3), Europa (+2), Asia (+1). En Oceanía no se ha creado ninguna circunscripción. Las estaciones misioneras con sacerdote residente son completivamente 2.057 (207 más con respecto al año anterior) y registran aumentos en América (+26), Asia (+391) y Europa (+8). Disminuciones en África (-204) y Oceanía (-14). Las estaciones misioneras sin sacerdote residente han aumentadas en total de 2.734 unidades, alcanzando el número de 133.682. Los aumentos conciernen a todos los continentes excepto Asia (- 2.186): África (+685), América (+4.109), Europa (+79) y Oceanía (+47).

Obispos

El número de los Obispos en el mundo ha aumentado de 39 unidades, alcanzando el número de 5.104. Comparativamente aumentan los Obispos diocesanos mientras que los religiosos disminuyen. Los Obispos diocesanos son 3.871 (43 más con respecto al año anterior), mientras que los Obispos religiosos son 1.233 (4 menos). El aumento de los Obispos diocesanos se refiere a todos los continentes excepto Oceanía (-4): África (+13), América (+22), Asia (+11), Europa (+1). Los Obispos religiosos aumentan en África (+3), Asia (+1) y Oceanía (+1); disminuyen en América (-7) y Europa (-2).

Sacerdotes

El número total de sacerdotes en el mundo ha aumentado de 1.643 unidades con respecto al año anterior, alcanzando una cuota de 412.236. Se señala de nuevo una disminución en Europa (- 905), mientras que los aumentos se dan en África (+761), América (+40), Asia (+1.695) y Oceanía (+52). Los sacerdotes diocesanos en el mundo han aumentado globalmente de 1.467 unidades, alcanzando el número de 277.009, con aumentos en África (+571), América (+502), Asia (+801) y Oceanía (+53) y todavía una disminución en Europa (- 460). Los sacerdotes religiosos también han aumentado de 176 unidades y son 135.227. Señalan un aumento, como en los últimos años, África (+190) y Asia (+ 894), mientras que las disminuciones afectan a América (-462), Europa (-445) y Oceanía (-1).

Diáconos permanentes

Los diáconos permanentes en el mundo han aumentados de 1.409 unidades, alcanzando el número de 39.564. El aumento más consistente se confirma una vez más en América (+859) y Europa (+496), seguidas por Asia (+58) y Oceanía (+1), una única disminución en África (- 5). Los diáconos permanentes diocesanos en el mundo son 39.004, con un aumento total de 1.412 unidades. Crecen en todos los continentes excepto en África (- 6) y Oceanía (sin variaciones): América (+863), Asia (+60), Europa (+495). Los diáconos permanentes religiosos son 560, disminuidos en 3 unidades con respecto al año anterior, con pequeños aumentos en África (+ 1), Europa (+ 1), y Oceanía (+1), disminuciones en América (-4) y Asia (-2).

Religiosos y religiosas

Los religiosos no sacerdotes han disminuido globalmente de 436 unidades llegando al número de 54.665. Los aumentos se registran en África (+254), Asia (+411), Europa (+17) y Oceanía (+15). Mientras que disminuyen sólo en América (-261). Se confirma la tendencia de la disminución global de las religiosas (-7.436) que son 721.935, repartidas así: este año también aumentos en África (+1.395) y Asia (+3.047), las disminuciones en América (-3.178), Europa (-8.461) y Oceanía (-239).

Institutos seculares

Los miembros de los Institutos seculares masculinos son en total 747, con un aumento global de 10 unidades. A nivel continental crecen África (+3) y Europa (+17); disminuyen América (-9) y Asia (-1), Oceanía sin variaciones.
Los miembros de los Institutos seculares femeninos en cambio han disminuido también este año, 207 unidades, por un total de 26.053 miembros. Aumentando en África (+14), Asia (+32) y Oceanía (+5), mientras que los demás continentes están en disminución: América (-84) y Europa (-174).

Misioneros laicos y catequistas

El número de Misioneros laicos en el mundo es de 335.502 unidades, con un aumento global de 15.276 unidades y aumentos en África (+1.135), América (+14.655), Europa (+1.243) y Oceanía (+62); la única disminución en Asia (-1.819).
Los Catequistas en el mundo han aumentado en total de 9.551 unidades alcanzando una cuota de 3.160.628. Los aumentos se registran en América (+43.619), Europa (+5.077) y Oceanía (+393). Mientras que las disminuciones en África (-29.405) y Asia (-10.133).

Seminaristas mayores

El número de seminaristas mayores, diocesanos y religiosos, también ha aumentado este año. Globalmente son 1.012 más los candidatos al sacerdocio, que han alcanzado el número de 118.990. Los aumentos como ya ocurrió en años anteriores se registran en África (+752) y en Asia (+513), a los que se añade este año América (+ 29), mientras que disminuyen también este año en Europa (-282). Oceanía no registra cambios.
Los seminaristas mayores diocesanos son 71.974 (+755 con respecto al año anterior) y los religiosos 47.016 (+257). Para los seminaristas diocesanos los aumentos se refieren a África (+545), América (+ 136) y Asia (+538), las disminuciones se dan en Europa (-442) y Oceanía (-22). Los seminaristas religiosos aumentan en África (+207), Europa (+160) y Oceanía (+22) y disminuyen en América (-107) y Asia (-25).

Seminaristas menores

El número total de seminaristas menores, diocesanos y religiosos, ha disminuido de 1.683 unidades, alcanzando el número de 102.308. Han aumentado en África (+213) y Asia (+400), mientras que han disminuido en América (-1.033), Europa (- 1.206) y Oceanía (-57).
Los seminaristas menores diocesanos son 78.007 (-1.135) y los religiosos 24.301 (-548). Para los seminaristas diocesanos la disminución se registra en América (-704), Europa (-855) y Oceanía (-67), mientras que crecen en África (+75) y Asia (+416). En cambio los seminaristas religiosos están en disminución en América (-329), Asia (-16) y Europa (- 351), mientras que crecen en África (+138) y Oceanía (+10).

Institutos de instrucción y educación

En el campo de la instrucción y la educación la Iglesia administra en el mundo 70.544 escuelas infantiles frecuentadas por 6.478.627 alumnos; 92.847 escuelas primarias para 31.151.170 alumnos; 43.591 institutos secundarios para 17.793.559 alumnos. Además sigue 2.304.171 alumnos de las escuelas superiores y 3.338.455 estudiantes universitarios. La comparación con el año anterior muestra un aumento de las escuelas infantiles (+ 2.425) y una disminución de alumnos (-43.693); un ligero descenso de las escuelas primarias (-124) y un aumento de los alumnos (+178.056); aumentan los institutos de secundaria (+1.096) y sus estudiantes (+678.822); aumentan también los estudiantes de las escuelas superiores (+15.913) y los universitarios (+63.015).

Institutos sanitarios, de beneficencia y asistencia

Los institutos de beneficencia y asistencia administrados en el mundo por la Iglesia comprenden: 5.305 hospitales con mayor presencia en América (1.694) y África (1.150); 18.179 dispensarios, la mayor parte en América (5.762), África (5.312) y Asia (3.884); 547 leproserías distribuidas principalmente en Asia (285) y África (198); 17.223 casas para ancianos, enfermos crónicos y minusválidos la mayor parte en Europa (8.021) y América (5.650); 9.882 orfanatos de los que casi un tercio están en Asia (3.606); 11.379 jardines de infancia; 15.327 consultorios matrimoniales distribuidos en gran parte en América y (6.472); 34.331 centros de educación o reeducación social y 9.391 instituciones de otros tipos, la mayor parte en América (3.564) y Europa (3.159).

Circunscripciones eclesiásticas dependientes de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos

Las circunscripciones eclesiásticas dependientes de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos (Cep) son en total 1.103. La mayoría están en África (502) y en Asia (476). Seguidas de América (79) y Oceanía (46).

Agencia Fides


Pensamientos sanadores


Dios te libera del miedo a la intimidad

En el camino de la vida interior, el Espíritu Santo nos invita a entrar en intimidad con Dios, que es un reflejo de la cercanía emocional que debe desarrollarse entre quienes se aman.
Sin embargo, hay personas que nunca llegan a establecer vínculos profundos, lo cual les dificulta concretar su vocación matrimonial y aun así se casan; sentirán con frecuencia el reclamo de la otra parte pues no saben cómo fortalecer en la relación, el vínculo de amistad.
Son personas que sufren pues inconscientemente evitan los vínculos profundos con los demás.
Estas personas necesitan abrir su memoria a Dios en oración, a fin de que Él les revele las decepciones, traiciones y fracasos emocionales sufridos en el pasado. Sólo entregando a Dios el dolor residual que han guardado en su corazón, podrán recibir la sanación para desarrollar la intimidad en los vínculos que así lo requieran.

¡Eres tú, un hombre de mi condición, mi amigo y confidente, con quien vivía en dulce intimidad: juntos íbamos entre la multitud a la Casa del Señor! Salmo 55, 14-15.


Pedidos de oración


Pedimos oración por la Paz del Mundo; por la Santa Iglesia Católica; por el Papa, los sacerdotes y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo, por la unión de las familias y la fidelidad de los matrimonios; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por Martina, una bebita de 10 días de vida, de Mar del Plata, Argentina, que está gravísima y, según los médicos, sólo un milagro puede salvarla. Le pedimos a Jesús ese milagro y a la Madre celestial que acompañe y ayude a Verónica, la mamá de la bebé.

Pedimos oración por Vicky y su mamá María Irene, de Argentina, rogando al Padre celestial que atienda las necesidades físicas y espirituales de esta familia.

Pedimos oración por José María Molina, de Córdoba, Argentina, que en su camino al sacerdocio, hoy recibirá del Arzobispo de Córdoba la orden del Diaconado junto a otros tres compañeros que son: Rodrigo Longo, Pablo Márquez y Nicolás Pedernera, todos pertenecientes al Seminario Mayor de Córdoba. Lo hacen bajo el lema tomado del Evangelio: “Les he dado el ejemplo para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes” (Jn 13, 15). Los estaremos acompañando...

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Nota de Redacción:
Para dar curso a los Pedidos de Oración es imprescindible dar los siguientes datos: nombres completos de la persona (habitualmente no publicamos apellidos), ciudad y país donde vive, y explicar el motivo de la solicitud de oración. Por favor: en los pedidos ser breves y concretos y enviarlos a pequesemillitas@gmail.com y deben poner en el asunto “Pedido de oración”, ya que los correos que llegan sin asunto (o con el asunto en blanco) son eliminados sin abrirlos. No se reciben pedidos de oración a través de Facebook ni por otro medio que no sea el correo antes señalado.
Los Pedidos de Oración se publican de lunes a sábados. Los domingos se publican los agradecimientos por las gracias concedidas.


"Intimidad Divina"

El amor de Cristo nos apremia

“Dios es amor. En esto se manifestó el amor que Dios nos tiene: en que Dios envió al mundo a su Hijo único para que tengamos la vida por medio de él” (1 Jn 4, 8-9). En Dios todo es amor; amor es su vida íntima, cuya fecundidad se expresa en el misterio trinitario; amor es toda su acción externa en el tiempo a favor del hombre; amor la creación y amor mayor aún la redención. A medida que el cristiano penetra el misterio de Dios-Amor, entra en la corriente de su caridad infinita; y al amar a Dios con todas sus fuerzas y querer y buscar encima de todo su gloria, ama al mismo tiempo con él, por él y en él a todos los hombres, criaturas de su amor. Participa así en la solicitud e iniciativa divina por la salvación de los hombres; entra en la historia de la salvación, no sólo para gozar de sus beneficios y de su ser salvado, sino también para cooperar en la salvación de los hermanos en unión con Cristo Salvador.

El celo de la salvación de los hermanos nace de la caridad, nace de la contemplación de Cristo crucificado; sus llagas, su sangre, los dolores desgarradores de su agonía dicen cuánto valen los hombres para Dios y cuánto los ama él. Pero este amor no es correspondido y parece como si los hombres ingratos quisieran escapar cada vez más a su acción. Es el triste espectáculo de todos los tiempos renovado también hoy: los hombres parecen mofarse de Jesús, renovar su pasión… En nuestro tiempo, la lucha contra Dios y contra la Iglesia ha aumentado desmesuradamente, invadiendo todo el mundo. Ojalá todos los cristianos pudieran repetir con Santa Teresa de Jesús “No me deja de quebrar el corazón ver tantas almas como se pierden… Mil vidas pusiera yo para remedio de un alma de las muchas que se pierden”. Pero no se trata sólo de formular deseos, sino de actuar: orar, obrar y padecer.

El Vaticano II afirma: “el precepto de la caridad, que es el precepto máximo del Señor, urge a todos los cristianos a procurar la gloria de Dios por el advenimiento de su Reino y la vida eterna a todos los hombres” (AA 3). La apatía e indiferencia por la salvación de los hermanos son índice de una caridad muy lánguida, semejante a una lamparilla que está para apagarse. Darse a la vida interior no es atender sólo a la salvación propia desinteresándose de la de los otros; es vivir en íntima comunión con Dios para acoger su amor, crecer en él, corresponderlo y extenderlo en torno suyo. Si la comunión con Dios es auténtica, será también auténtico el amor que de ella se derive, y éste estará siempre marcado con el ansia de procurar la gloria de Dios como él mismo la ha procurado, amando y salvando a los hombres. El celo apostólico es una exigencia vital de la caridad, es una llama que brota del amor de Dios.

¡Oh Dios mío, si yo fuese hallada digna de dar la vida por la salvación de las criaturas y por destruir tanto mal, de cuánto solaz me serviría! ¡Gran cosa es vivir y continuamente morir! ¡Oh, qué gran pena es ver que podría ayudar a tus criaturas dando la vida, pero no poderlo hacer! Oh caridad, tú eres una lima que consume poco a poco alma y cuerpo, pero nutres también de continuo alma y cuerpo… Oh Trinidad, oh Padre, oh Verbo, oh Espíritu Santo, haz que cada una (de tus criaturas) les sea concedida tu luz, para que puedan conocer su malicia; y a mí se me dé la gracia de poder satisfacer por ellas dando la vida, si fuera necesario. ¿Por qué no puedo yo dar a todos esta luz? Ojalá pudiésemos todos juntos reparar tus ofensas, si bien sólo tu bondad puede darte satisfacción cumplida… ¿Oh bondad inmensa, derrámate en el corazón de tus elegidos! (Santa María Magdalena de Pazzis)

P. Gabriel de Sta. M. Magdalena O.C.D.
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-
.

2 comentarios:

  1. Honorable Jardinero... quiero decirte q Semillitas ha crecido y creo q ya ES un frondoso árbol, erguido, bajo cuya sombra somos muchos los q nos cobijamos en busca de aire puro para nuestros pulmones del alma!! Lo publicado de EL PRINCIPITO, las frases del Beato Juan Pablo,los PENSAMIENTOS SANADORES del Padre Jamut al que sigo, admiro y recurro muchas veces a sus oraciones... TODO es un coro de voces celestiales q ponen un bálsamo en mi alma. Gracias es 1 palabra demasiado cortita para agradecer toda tu entrega!!!
    CAIA

    ResponderEliminar
  2. Amiga: tus palabras nacen de tu generoso corazón y allí dirijo mi gratitud. Si mi humilde apostolado es útil para mostrar los caminos que llevan al Señor, me sentiré feliz al final de la jornada, cuando tenga que rendir cuentas ante el dueño de la miés.
    Felipe

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.