miércoles, 4 de febrero de 2015

Pequeñas Semillitas 2591

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 10 - Número 2591 ~ Miércoles 4 de Febrero de 2015
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Si practicamos la caridad, recibiremos premio del Señor, porque cada buena obra realizada por amor a Dios y al prójimo, no puede quedar sin premio del Cielo, ya sea premio en el más allá, o también premio en la tierra, puesto que Dios es justo y premia las buenas obras y castiga las malas.
Seamos buenos negociantes y hagamos buenas obras, porque ellas serán nuestros testigos en el día del juicio, y viviremos felices como quien sabe que tiene un tesoro que nadie le puede robar, es decir, un tesoro en el Cielo, ya que las buenas obras son como un acopio de bienes que nos esperan en el Paraíso, pero que ya dan sus consuelos aquí en la tierra, porque Dios no sólo nos premiará en el Cielo, sino que ya aquí en la tierra nos dará como un anticipo de la dulzura que saborearemos en el Paraíso, por nuestras buenas acciones llevadas a cabo con amor y por amor.
A veces nos ocupamos tanto por acumular bienes materiales, pero en detrimento de acumular bienes espirituales. ¡Qué lástima que no nos demos cuenta de que si acumulamos bienes espirituales, practicando toda clase de buenas obras, tendremos como un seguro contra todo riesgo, porque incluso recibiremos también lo material como añadidura en este mundo, como bien lo promete el Señor en su Evangelio!
© www.santisimavirgen.com.ar

¡Buenos días!

Controla tu discurso interior
Siembra ideas y sentimientos positivos en tu mente y recogerás acciones positivas. La gente de espíritu negativo va llena de comentarios derrotistas, repitiéndolos continuamente. Frases inútiles como éstas: “Mi vida es un desastre”. “Nada me sale bien”. “Esto siempre me pasa a mí”. “Ya lo arruiné todo”. “Nada va a resultar”. “Es inútil esforzarse”.

Aquello que nos decimos a nosotros mismos afecta radicalmente la calidad de nuestras vidas y nuestra habilidad para hacer cosas efectivamente. Somos lo que pensamos. Si nuestro discurso interior es negativo, pues, somos eso: seres pesimistas, trabados en todo. Por el contrario, si nuestro discurso interior es positivo, somos seres dinámicos, entusiastas, decididos. El pensamiento positivo y el pensamiento negativo son semillas.

La gente de pensamiento positivo, con propósitos de triunfar y salir adelante va por la vida con frases muy diferentes: “Todo va a salir bien”. “Nada es imposible”. “Tengo fe que todo saldrá a mi favor”. “La buena suerte siempre me acompaña”. “Hay que tener confianza. Hay que esforzarse”. Controla tus pensamientos: rechaza los negativos y cultiva los positivos. (Anónimo).
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús salió de allí y vino a su patria, y sus discípulos le siguen. Cuando llegó el sábado se puso a enseñar en la sinagoga. La multitud, al oírle, quedaba maravillada, y decía: «¿De dónde le viene esto?, y ¿qué sabiduría es ésta que le ha sido dada? ¿Y esos milagros hechos por sus manos? ¿No es éste el carpintero, el hijo de María y hermano de Santiago, José, Judas y Simón? ¿Y no están sus hermanas aquí entre nosotros?». Y se escandalizaban a causa de Él. Jesús les dijo: «Un profeta sólo en su patria, entre sus parientes y en su casa carece de prestigio». Y no podía hacer allí ningún milagro, a excepción de unos pocos enfermos a quienes curó imponiéndoles las manos. Y se maravilló de su falta de fe. Y recorría los pueblos del contorno enseñando. (Mc 6,1-6)

Comentario
Hoy el Evangelio nos muestra cómo Jesús va a la sinagoga de Nazaret, el pueblo donde se había criado. El sábado es el día dedicado al Señor y los judíos se reúnen para escuchar la Palabra de Dios. Jesús va cada sábado a la sinagoga y allí enseña, no como los escribas y fariseos, sino como quien tiene autoridad (cf. Mc 1,22).
Dios nos habla también hoy mediante la Escritura. En la sinagoga se leen las Escrituras y, después, uno de los entendidos se ocupaba de comentarlas, mostrando su sentido y el mensaje que Dios quiere transmitir a través de ellas. Se atribuye a san Agustín la siguiente reflexión: «Así como en la oración nosotros hablamos con Dios, en la lectura es Dios quien nos habla».
El hecho de que Jesús, Hijo de Dios, sea conocido entre sus conciudadanos por su trabajo, nos ofrece una perspectiva insospechada para nuestra vida ordinaria. El trabajo profesional de cada uno de nosotros es medio de encuentro con Dios y, por tanto, realidad santificable y santificadora. Con palabras de san Josemaría Escrivá: «Vuestra vocación humana es parte, y parte importante, de vuestra vocación divina. Ésta es la razón por la cual os tenéis que santificar, contribuyendo al mismo tiempo a la santificación de los demás, de vuestros iguales, precisamente santificando vuestro trabajo y vuestro ambiente: esa profesión u oficio que llena vuestros días, que da fisonomía peculiar a vuestra personalidad humana, que es vuestra manera de estar en el mundo; ese hogar, esa familia vuestra; y esa nación, en que habéis nacido y a la que amáis».
Acaba el pasaje del Evangelio diciendo que Jesús «no podía hacer allí ningún milagro (...). Y se maravilló de su falta de fe» (Mc 6,5-6). También hoy el Señor nos pide más fe en Él para realizar cosas que superan nuestras posibilidades humanas. Los milagros manifiestan el poder de Dios y la necesidad que tenemos de Él en nuestra vida de cada día.
Rev. D. Miquel MASATS i Roca (Girona, España)

Santoral Católico:
Santa Juana de Valois
Reina de Francia
Hija de Luis XI, rey de Francia, nació con malformaciones el año 1464 en Nogent-le-Roy. Aún en la cuna, fue prometida en matrimonio al futuro Luis XII, con el que se casó en 1476. Tras veintidós años de calvario y sin haber tenido descendencia, su matrimonio fue anulado y ella se retiró al ducado de Berry, que gobernó con sabiduría y caridad. De siempre había llevado una profunda vida religiosa, a la que ahora podía dedicarse sin trabas. Gozó de carismas y fenómenos místicos extraordinarios. Bajo la guía de su director espiritual, el franciscano Gabriel María (Gilberto) Nicolás, fundó la Orden de la Anunciación, en honor de la Virgen, que desde el principio estuvo bajo el régimen de los franciscanos y participó de los privilegios de las clarisas. Murió en Bourges (Aquitania) el 4 de febrero de 1505.
© Directorio Franciscano    

Palabras del Papa Francisco

“Una gran pregunta para todos: ¿Por qué sufren los niños? Cuando el corazón alcanza a hacerse la pregunta y a llorar, podemos entender algo… Queridos chicos y chicas, al mundo de hoy le falta llorar. Lloran los marginados, lloran aquellos que son dejados de lado, lloran los despreciados; pero aquellos que llevamos una vida más o menos sin necesidades, no sabemos llorar. Solamente ciertas realidades de la vida se ven con los ojos limpios por las lágrimas”

Tema del día:
Guía para una buena confesión
Esta útil guía fue confeccionada siguiendo como pauta los Diez Mandamientos. Sin dudas que seguirla es una simple y efectiva forma de prepararse para el perdón que el mismo Jesús nos prodiga en el momento en que asistimos al Sacramento de la Reconciliación o la Confesión.  Limpiemos nuestra alma de toda impureza haciendo una completa y sincera confesión para que el mismo Cristo pueda entrar dignamente a nosotros al recibir el Pan Eucarístico.

[1] Yo soy el Señor tu Dios. No tendrás dioses extraños
¿Le doy tiempo al Señor diariamente en oración?
¿Busco amarle con todo mi corazón?
¿He estado envuelto en prácticas supersticiosas o en algo de ocultismo?
¿Busco entregarme a la palabra de Dios como lo enseña la Iglesia?
¿He recibido la Sagrada Comunión en estado de pecado mortal?
¿He dicho deliberadamente en la confesión alguna mentira o le he omitido algún pecado mortal al sacerdote?

[2] No juraras el Santo nombre del Señor en vano
¿He usado el nombre del Señor en vano, ligeramente o descuidadamente?
¿He estado enojado con Dios?
¿Le he deseado maldad a alguna persona?
¿He insultado una persona consagrada o he abusado de algún objeto sagrado?

[3] Asistir a Misa todos los Domingos y fiestas de guardar
¿He faltado deliberadamente a la misa los Domingos o días santos de guardar?
¿He tratado de observar el Domingo como un día de la familia y como día de descanso?
¿Hago trabajos innecesarios el día Domingo?

[4] Honrar a Padre y Madre
¿Honro y obedezco a mis padres?
¿He abandonado mis deberes para con mi esposa y mis hijos?
¿Le he dado a mi familia buen ejemplo religioso?
¿Trato de traer la paz a mi vida familiar?
¿Me preocupo por mis parientes de edad avanzada o enfermos?

[5] No matarás
¿He tenido algún aborto o le he dado coraje a alguien para que lo tenga?
¿He herido físicamente a alguien?
¿He abusado del alcohol o de las drogas?
¿Le di algún escándalo a alguien, y de esa manera le lleve al pecado?
¿He estado enojado o resentido?
¿He llevado odio en mi corazón?
¿Me he hecho alguna mutilación con algún método de esterilización?
¿He favorecido o me he puesto a favor de la esterilización?

[6] No cometer adulterio
¿He sido fiel a los votos de mi matrimonio en pensamiento y en acción?
¿He tenido alguna actividad sexual fuera de mi matrimonio?
¿He usado algún método anticonceptivo o algún método de control artificial de nacimiento en mi matrimonio?
¿Ha estado cada acto sexual de mi matrimonio abierto a la procreación?
¿He estado culpable de masturbación?
¿He buscado controlar mis pensamientos?
¿He respetado todos los miembros del sexo opuesto, o he pensado de la ellos como si fueran objetos?
¿He tenido actividades homosexuales?
¿Busco ser casto en mis pensamientos, palabras y acciones?
¿Me cuido de vestir modestamente?

[7] No hurtar
¿He robado lo que no es mío?
¿He regresado o he hecho restitución por lo que he robado?
¿Desperdicio el tiempo en el trabajo, en la escuela o en la casa?
¿Hago apuestas excesivamente, negándole a mi familia sus necesidades?
¿Pago mis deudas prontamente?
¿Busco compartir lo que tengo con los pobres?

[8] No levantar falsos testimonios ni mentir
¿He mentido?
¿He chismoseado?
¿He hablado a las espaldas de alguien?
¿He sido sincero en mis negocios con otros?
¿Soy crítico, negativo o falto de caridad en mis pensamientos de los demás?
¿Mantengo secreto lo que debería ser confidencial?

[9] No desear la mujer del prójimo
¿He consentido pensamientos impuros?
¿Los he causado por leyendas impuras, películas, conversaciones o curiosidad?
¿Busco controlar mi imaginación?
¿Rezo inmediatamente para desvanecer pensamientos impuros o tentaciones?

[10] No desear los bienes ajenos
¿Soy envidioso de las pertenencias de los demás?
¿Siento envidia de otras familias o de las posesiones de otros?
¿Soy ambicioso o egoísta?
¿Son las posesiones materiales el propósito de mi vida?
¿Confío en que Dios cuidara de todas mis necesidades materiales y espirituales?

Esta guía tiene Imprimatur dada por + Francis Cardinal Spellman Arzobispo de New York y Nihil Obstat dado por John M.A. Fearns, S.T.D Censor Librorum.
© Reina del Cielo

Mensaje de María Reina de la Paz 
Mensaje de María Reina de la Paz del 2 de Febrero de 2015

"Queridos hijos, aquí estoy. Estoy aquí entre vosotros, os miro, os sonrío y os amo, como solo una Madre puede hacer. A través del Espíritu Santo, que viene por medio de mi pureza, veo vuestros corazones y los ofrezco a mi Hijo. Ya desde hace tanto tiempo os pido ser mis apóstoles y orar por aquellos que no han conocido el amor de Dios. Pido la oración hecha con amor, la oración que hace obras y sacrificios. No perdáis tiempo pensando si sois dignos de ser mis apóstoles. El Padre Celestial juzgará a todos, pero vosotros amadlo y escuchadlo. Sé que todas estas cosas os confunden; también mi venida entre vosotros, pero aceptadla con alegría y orad para comprender que sois dignos de trabajar para el Cielo. Mi amor está en vosotros. Orad para que mi amor venza en cada corazón, porque este amor perdona, se entrega y no pasa nunca. Gracias."

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Unidos a María
 
María, como buena mamá nuestra, nos consuela de todos los dolores y sufrimientos, porque como una madre besa las heridas de su hijito que se ha hecho daño y con su beso parece como que calmara el dolor de su criatura; así también la Virgen nos da su beso espiritual cuando estamos abatidos, angustiados, heridos y maltratados. ¡Qué sería de nosotros si la Virgen no nos hubiera consolado en aquella ocasión, en aquel dolor o en esa enfermedad!
Sin darnos cuenta, nuestra Madre del Cielo nos consuela como sólo una madre perfecta puede hacer con su hijo. Y no estemos tristes si somos muy imperfectos, si caemos siempre en los mismos pecados, y nos parece que no somos como Dios quisiera que fuésemos, pues como la Virgen es Madre, sabemos que las madres tienen debilidad por los hijos más enclenques y les prodigan más cuidados que a los hijos fuertes y sanos.
Así que confiemos en María porque Ella nos ayuda en todo trance y algún día todo nos puede fallar, nuestro prestigio, la fama, el bienestar, los hombres, pero nunca nos fallará el amor y el consuelo de María. Y aunque estemos ya con un pie en el Infierno, confiemos en María porque Ella es Madre de los perdidos, de los desesperados y de los que ya no tienen salvación.
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.