jueves, 11 de abril de 2013

Pequeñas Semillitas 2001


PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 8 - Número 2001 ~ Jueves 11 de Abril de 2013
- AÑO DE LA FE -
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Alabado sea Jesucristo…
Hay una hermosa oración de Víctor Fernández, muy apta para estos tiempos que vivimos, dominados por las ansiedades, inquietudes y preocupaciones por cosas que no son de verdad trascendentes y que nos pueden hacer perder de vista el objetivo realmente importante, que es el de llegar a Jesús a través de nuestros hermanos. Dice así:
“Dios mío, mira mis nerviosismos, mi inquietud interior y pacifícame, Señor, calma mi corazón perturbado, derrama en él tu paz divina. No dejes que me llene de ansiedades y obsesiones, porque nada de este mundo vale tanto, nada es divino. Jesús, cura mi ansiedad con tu mirada paciente. Ayúdame a luchar con paz y gozo, caminando firme, sereno sin prisas. Quiero trabajar bajo tu luz, sabiendo que comprendes mis errores y que siempre puedo empezar de nuevo. Porque tú tienes confianza en mí, me esperas, y deseas que viva sanamente. Contigo todo será para bien, aunque yo no pueda verlo. Aplaca mi interior inquieto, seréname y pacifícame. Amén”


La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy

En aquel tiempo dijo Jesús a Nicodemo: «El que viene de arriba está por encima de todos: el que es de la tierra, es de la tierra y habla de la tierra. El que viene del cielo, da testimonio de lo que ha visto y oído, y su testimonio nadie lo acepta. El que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz. Porque aquel a quien Dios ha enviado habla las palabras de Dios, porque da el Espíritu sin medida. El Padre ama al Hijo y ha puesto todo en su mano. El que cree en el Hijo tiene vida eterna; el que rehúsa creer en el Hijo, no verá la vida, sino que la cólera de Dios permanece sobre él».
(Jn 3,31-36)

Comentario
Hoy, el Evangelio nos invita a dejar de ser “terrenales”, a dejar de ser hombres que sólo hablan de cosas mundanas, para hablar y movernos como «el que viene de arriba» (Jn 3,31), que es Jesús. En este texto vemos —una vez más— que en la radicalidad evangélica no hay término medio. Es necesario que en todo momento y circunstancia nos esforcemos por tener el pensamiento de Dios, ambicionemos tener los mismos sentimientos de Cristo y aspiremos a mirar a los hombres y las circunstancias con la misma mirada del Verbo hecho hombre. Si actuamos como “el que viene de arriba” descubriremos el montón de cosas positivas que pasan continuamente a nuestro alrededor, porque el amor de Dios es acción continua a favor del hombre. Si venimos de lo alto amaremos a todo el mundo sin excepción, siendo nuestra vida una tarjeta de invitación para hacer lo mismo.
«El que viene de arriba está por encima de todos» (Jn 3,31), por esto puede servir a cada hombre y a cada mujer justo en aquello que necesita; además «da testimonio de lo que ha visto y oído» (Jn 3,32). Y su servicio tiene el sello de la gratuidad. Esta actitud de servir sin esperar nada a cambio, sin necesitar la respuesta del otro, crea un ambiente profundamente humano y de respeto al libre albedrío de la persona; esta actitud se contagia y los otros se sienten libremente movidos a responder y actuar de la misma manera.
Servicio y testimonio siempre van juntos, el uno y el otro se identifican. Nuestro mundo tiene necesidad de aquello que es auténtico: ¿qué más auténtico que las palabras de Dios?, ¿qué más auténtico que quien «da el Espíritu sin medida» (Jn 3,34)? Es por esto que «el que acepta su testimonio certifica que Dios es veraz» (Jn 3,33).
“Creer en el Hijo” quiere decir tener vida eterna, significa que el día del Juicio no pesa encima del creyente porque ya ha sido juzgado y con un juicio favorable; en cambio, «el que rehusa creer en el Hijo, no verá la vida, sino que la cólera de Dios permanece sobre él» (Jn 3,36)..., mientras no crea.
Rev. D. Melcior QUEROL i Solà (Ribes de Freser, Girona, España)


Santoral Católico:
San Estanislao de Cracovia
Obispo y Mártir

La historia recuerda al rey Boleslao II de Polonia (1058-1079) por sus victorias militares que consolidaron su joven Estado y lo ampliaron, por la valorización de las tierras que él promovió con una nueva organización territorial, y por las reformas jurídicas y económicas. Pero el primer historiador polaco, Vicente Kadlubeck, de este rey recuerda también las graves injusticias y la conducta privada inmoral.

Pero en su camino Boleslao se encontró con un severo censor. Como Juan Bautista respecto de Herodes, el valiente obispo de Cracovia, Estanislao, levantó la voz, amonestando al poderoso soberano sobre el deber de respetar los derechos ajenos.

Estanislao nació en Szczepanowski (Polonia) hacia el año 1030, de padres más bien pobres. Hizo sus primeros estudios con los benedictinos de Cracovia, y después los perfeccionó en Bélgica y en París. Cuando regresó a la patria, se distinguió por su celo y por las benéficas iniciativas que realizó con caridad e inteligencia. Muerto el obispo de Cracovia, el Papa Alejandro II lo nombró su sucesor. Su nombramiento fue promovido no sólo por el pueblo y el clero, sino también por el mismo Boleslao II, que en los primeros años colaboró en la obra de evangelización de toda la región y en la formación del clero local, secular, que poco a poco debería ocupar el puesto de los monjes benedictinos en la administración de la Iglesia polaca.

La buena armonía entre el obispo y el soberano duró hasta cuando el valiente Estanislao tuvo que anteponer sus deberes de pastor a la tolerancia para con las faltas del amigo, pues la reprochable conducta del soberano podía fomentar las malas costumbres de los súbditos.

En efecto, las crónicas del tiempo narran que el rey se enamoró de la bella Cristina, esposa de Miecislao y, sin pensarlo dos veces, la hizo raptar con grave escándalo para todo el país. Estanislao lo amenazó con la excomunión y después lo excomulgó; entonces el rey Boleslao se enfureció y ordenó asesinar a Estanislao en Cracovia, en la iglesia de santa Matilde, durante la celebración de la misa. Parece que el horrible “asesinato en la catedral” lo cometió el mismo soberano, después que los guardias se vieron obligados a retirarse por una fuerza misteriosa. Era el 11 de abril de 1079.

Desde el mismo día de su martirio, los polacos comenzaron a venerarlo.

San Estanislao fue canonizado el 17 de agosto de 1253 en la basílica de san Francisco de Asís, y desde entonces se difundió su culto en toda Europa y América.

Fuente: Catholic.net


¡Buenos días!

Cantemos al Señor

Para empezar este día te ofrezco un breve poema. Te ayudará a dejar en manos del Señor toda turbación, porque él te anima a abrir el corazón a su infinito amor. La llave de la paz interior es la confianza en Dios, “como un niño en los brazos de su madre”. La musicalidad del himno parece una invitación a reposar en los brazos divinos…

Cantemos al Señor con indecible gozo, él guarde la esperanza de nuestro corazón, dejemos la inquietud posar entre sus manos, abramos nuestro espíritu a su infinito amor.
Dichoso será aquel que siempre en él confía en horas angustiosas de lucha y de aflicción, confiad en el Señor si andáis atribulados, abramos nuestro espíritu a su infinito amor.
Envíanos, Señor, tu luz esplendorosa si el alma se acongoja en lucha y aflicción, qué luz, qué dulce paz en Dios el hombre encuentra; abramos nuestro espíritu a su infinito amor.

Como las canciones, este poema es para repetirlo varias veces hasta que poco a poco  interiorices los sentimientos que lo impregnan. Tiene un efecto sedante: ensancha el corazón y descansa la mente… y, si hay en ti alguna tiniebla, se disipa al entrar la luz del amor infinito.

Padre Natalio


La frase de hoy

"No puedo parar de trabajar.
Tendré toda la eternidad para descansar"

Beata Teresa de Calcuta


Tema del día:
Gracias Señor

Gracias Señor, por tener mis ojos con qué mirar las bellezas de la naturaleza, con qué mirar el cielo y poder contemplar el semblante de los que amo.
Gracias Señor, por mi lengua que puede pronunciar tu santo nombre y enseñar a conocerlo.
Gracias Señor, por mis manos que acarician, que escriben, que trabajan, que dan y que reciben.
Gracias Señor, por mis pies para seguirte, y porque puedo ir en busca de los que me necesitan.
Gracias Señor, por tener la facultad de amar, de sentir ternura, dolor, y piedad por mis semejantes.
Gracias Señor, por los favores recibidos y por los muchos milagros con que salpicas mi vida a cada momento.
Gracias Señor, por las cosas que al faltarme, he aprendido a valorar.
Gracias Señor, por el sustento de todos los días, y por la fe de todos los momentos.
Gracias Señor, por el dolor de las injusticias recibidas, por las humillaciones, y por todo lo que al herirme, he aprendido a meditar en tu presencia.
Gracias Señor, por el agua tan pura, tan cristalina y tan bella.Gracias también por los árboles, que no sólo nos dan sus frutos, sino también su sombra.
Gracias Señor, por el milagro de todo mi ser, por escoger tu imagen como modelo para crearme y porque desde que te conocí, estás dispuesto para mí, siempre que te busco.
Gracias Señor, por el día que despido con serenidad y el nuevo día que recibo con esperanza.
Gracias Señor, por los esfuerzos realizados y los logros alcanzados.  Gracias por tantos beneficios.
Gracias Señor, por los gratos momentos, los nuevos conocimientos, y tantas experiencias felices.
Gracias Señor, por los errores de los que he aprendido algo y por los golpes que me han hecho madurar.
Gracias Señor, por el tesoro del hogar, el regalo de los amigos y el apoyo de tantas personas.
Gracias Señor, por la fe que me ilumina, la esperanza que me mueve y el amor que me da felicidad.
En tus manos bendito Dios, pongo mi vida y la de mis seres queridos con una firme confianza. Quiero amarte con toda el alma, amarme y amar a los demás.  Quiero iniciar el nuevo día con paz en el alma y fuego en el corazón.
Gracias Señor, por ser mi luz, mi amor y mi esperanza.
Amén   

Meditación breve

Un joven universitario estaba un día paseando con su profesor. Este profesor era comúnmente conocido como 'el amigo de los estudiantes' por la amabilidad que demostraba con ellos. Conforme caminaban, vieron un par de zapatos viejos que estaban tirados en el camino. Supusieron que pertenecían a un hombre pobre que era empleado en un campo cercano, y a la hora que era, el día de labor estaba a punto de finalizar.
El estudiante se giró hacia el profesor y dijo "Gastemos una broma a este hombre: esconderemos sus zapatos y nos ocultaremos detrás de los matorrales, para ver su cara perplejidad cuando no pueda encontrarlos".
"Mi joven amigo" -Respondió el profesor, "nunca deberíamos divertirnos a costa de los pobres. Pero tú eres rico, y puedes darte a ti mismo un placer mucho mayor por medio de ese pobre hombre. Pon una moneda en cada zapato, y entonces nos esconderemos para ver cómo le afecta el descubrimiento."
El estudiante así lo hizo, y ambos se escondieron tras los matorrales cercanos. El hombre pobre pronto terminó su trabajo y vino atravesando el campo hacia el sendero donde había dejado su chaqueta y sus zapatos. Mientras se ponía la chaqueta, deslizó su pie en uno de los zapatos; pero al sentir algo duro, se agachó para ver lo que era y encontró la moneda. La sorpresa y el aturdimiento pudieron verse en su cara. Contempló la moneda, le dio la vuelta y miró una y otra vez. Miró alrededor suyo en todas direcciones, pero no vio a nadie. Entonces puso el dinero en su bolsillo y comenzó a ponerse el otro zapato; pero su sorpresa fue doble cuando encontró la otra moneda. Sus sentimientos le superaron y cayó sobre sus rodillas, miró al cielo y entonó una ferviente oración de acción de gracias en voz alta. En ella habló de su esposa, que estaba enferma y sin recursos, y de sus niños sin pan, a los cuales esa oportuna recompensa de una mano desconocida, salvaría de perecer.
El estudiante quedó de pie, profundamente afectado y con sus ojos llenos de lágrimas. "Ahora," -dijo el profesor- "¿No estás mucho más complacido que si hubieses hecho tu broma inicial?".
El joven respondió: "Me has enseñado una lección que nunca olvidaré. Siento ahora la verdad de esas palabras, que nunca entendí antes: 'Es más bienaventurado dar que recibir.'" Hechos 20:35
Autor desconocido.


Nuevo video y artículo

Hay un nuevo video subido a este blog.
Para verlo tienes que ir al final de la página.

Hay nuevo material publicado en el blog
"Juan Pablo II inolvidable"
Puedes acceder en la dirección:


Pedidos de oración

Pedimos oración por la Paz del Mundo; por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por la Paz en el mundo, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo, por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por Gladys M., que vive en Venezuela, tiene 88 años de edad y es una querida amiga de esta página. Ella será internada hoy para ser operada mañana por hernia de disco lumbar por segunda vez. Rogamos a la Santísima Virgen de Lourdes que interceda ante Jesús para que la cirugía le permita superar sus dolores corporales y espirituales.

Pedimos oración por Marina R., de Málaga, España, otra querida amiga de esta página, que nuevamente está siendo operada de sus pies, rogando a Jesús Resucitado que la acompañe, la bendiga y le conceda la gracia de una buena recuperación.

Pedimos oración por Nicolás, 15 años, vive en Miami, USA, y está afectado de leucemia y bajo tratamiento de quimioterapia y pronto comienzan también con radioterapia. Le pedimos a Jesús que lo toque con sus manos sanadoras para que la enfermedad revierta totalmente.

Pedimos oración por Pamela María, de Asunción, Paraguay, delicada de salud por la epidemia de dengue que azota su región, para que la Santísima Virgen y el Beato Juan Pablo II la protejan y le den fuerzas para salir adelante con salud.

Pedimos oración por personas de Guatemala: El primer pedido es por el señor Carlos V., que está en etapa terminal de un cáncer de estómago, para que Dios Nuestro Señor lo prepare y lo llene de su paz para que el momento que Él considere pueda tener su encuentro personal con el Señor, y para su familia para que lo cuiden con amor y les de fortaleza en estos momentos tan duros. El segundo pedido es por el señor Christian G. que fue asesinado con su hijastro y se van a cumplir 40 días, para que Dios los bendiga y les de su paz, lo mismo que a sus angustiados familiares.

Pedimos oración por la salud de Alberto Carlos M., de Argentina, con problemas de próstata. Lo dejamos en las manos sanadoras de Jesús.

Pedimos oración por la salud física y espiritual de Federico G., de San Juan, Argentina, joven que está padeciendo por la drogadicción. También a él lo dejamos en las manos de Jesús y bajo la protección maternal de María.

Pedimos oración por Claudia G., mexicana radicada en la Florida (USA), a quien hoy operan nuevamente de un pie, rogando la intercesión de la Virgen de Guadalupe para que quede definitivamente curada.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Nota de Redacción:
Para dar curso a los Pedidos de Oración es imprescindible dar los siguientes datos: nombres completos de la persona (habitualmente no publicamos apellidos), ciudad y país donde vive, y explicar el motivo de la solicitud de oración. Por favor: en los pedidos ser breves y concretos y enviarlos a pequesemillitas@gmail.com y deben poner en el asunto “Pedido de oración”, ya que los correos que llegan sin asunto (o con el asunto en blanco) son eliminados sin abrirlos. No se reciben pedidos de oración a través de Facebook ni por otro medio que no sea el correo antes señalado.
Los Pedidos de Oración se publican de lunes a sábados. Los domingos se publican los agradecimientos por las gracias concedidas.

Oración de una amiga

Ana María A. S. (Anita), una muy querida amiga de la ciudad de Resistencia, Argentina, me ha regalado esta hermosa oración que comparto con los lectores de Pequeñas Semillitas y al mismo tiempo aprovecho para agradecer tantos saludos que han enviado por haber cumplido 2.000 ediciones del Boletín.

"Señor hoy quiero elevar mi oración por nuestro hermano Felipe, te pido que lo abras a tu Gracia. Ayúdalo con los ojos de la fe para que todas sus "semillitas" sean siempre muy fecundas. Te ruego no te olvides de las familias y amigos que lo ayudan en esta tarea para amarte más y mejor, que cada uno nos abramos al amor incondicional del Padre. Señor que no seamos sordos a este mensaje diario, que sepamos encontrar momentos para poder meditarlos, que los problemas cotidianos no me impidan escucharte. Amén"


“Intimidad Divina”

El agua viva

“Un doble mal ha cometido mi pueblo: dejarme a mí, la fuente de aguas vivas, para excavarse cisternas agrietadas, incapaces de retener el agua” (Jr 2, 13); de esta manera se lamentaba Dios de su pueblo por boca de Jeremías. Dios es fuente purísima de agua vivificante, la única capaz de apagar la sed de infinito del corazón humano; e invita siempre a los hombres a que apaguen esa sed en ese divino manantial, pero ellos, como Israel, continúan apartándose de él para entregarse a los placeres terrenos que, como cisternas agrietadas, no pueden contener el agua para apagarles la sed. Al venir al mundo el Hijo de Dios, renovó el llamamiento de forma más explícita: “El que beba del agua que yo le diere no tendrá jamás sed” y otra vez: “Si alguno tiene sed, venga a mí y beba…, ríos de agua viva manarán de su seno” (Jn 4, 14; 7, 37-38). Jesús es la fuente inagotable del agua viva de la gracia, que, dando a participar a los hombres su vida divina, satisface sus anhelos de amor y de felicidad haciéndoles gustar “cuán bueno es el Señor” (Ps 34, 9).

Todos los hombres son llamados a escuchar a Dios. A todos ha dicho mostrándoles s su Unigénito: “Este es mi Hijo amado… escuchadle” (Mt 17, 5). Escuchando a Jesús, se escucha al Verbo eterno, la Palabra que revela al Padre. Mirando y conociendo a Jesús, se ve y se conoce a Dios. “El que me ha visto a mí ha visto al Padre” (Jn 14, 9), dice el Señor, y añade: “El que me ama a mí será amado de mi Padre, y yo le amaré y me manifestaré a él” (ib. 21). Este conocimiento de Dios se consigue por medio de la asimilación de la Sagrada Escritura y escuchando las enseñanzas de la Iglesia, pero sobre todo escuchando interiormente la voz íntima de Dios, que se descubre secretamente a quienes le aman y le buscan con deseo vivo, sincero y constante. Entonces se le infunden progresivamente al cristiano una luz y un amor antes desconocidos, fruto de los dones del Espíritu Santo, mediante los cuales conoce a Dios de un modo nuevo, intuyendo por experiencia que Dios es verdaderamente el Único, totalmente el Otro, tan diverso de todos los demás seres y tan infinitamente superior a ellos que bien merece todo el amor y todo el servicio por parte de sus criaturas.

Este sentimiento profundo de la divinidad, este modo nuevo de conocer y da amar a Dios es el agua viva que mata la sed del espíritu humano. Es el grado inicial de la contemplación, don precioso y gratuito de Dios, que sin embargo no niega a quien la busca con amor y pureza de corazón. La contemplación no es sinónimo de revelaciones, visiones o éxtasis, sino que consiste en una secreta experiencia que hace al hombre descubrir y gustar las grandezas y los misterios de Dios. Bajo esta perspectiva se puede decir que todo cristiano está llamado a la contemplación, o, como dice Santa Teresa de Jesús, que a nadie quita “procure venir a esta fuente de vida a beber”, con tal de “que no se queden por el camino”.

Como anhela a la cierva las corrientes de las aguas, así te anhela mi alma, ¡oh Dios! Mi alma está sedienta de Dios, del Dios vivo: ¿cuándo iré y veré la faz de Dios? ¿Por qué te abates, alma mía? ¿Por qué te turbas contra mí? Espera en Dios, que aún te alabaré; es la salvación de mi faz y mi Dios. Abatida está mi alma; por eso me acuerdo de ti… De día dispensas, ¡oh Señor!, tu gracia, y de noche me acompaña tu cántico, una oración a ti, Dios de mi vida. (Salmo 42, 2-3, 6-7, 9).

P. Gabriel de Sta. M. Magdalena O.C.D.
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-
.

3 comentarios:

  1. Enhorabuena por superar las 2000 publicaciones. Me parece muy interesante y lo leo siempre que puedo. Hace tiempo pedí suscribirme y únicamente me ha llegado a mi correo el nº de ayer.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sugiero que escribas a pequesemillitas@gmail.com para gestionar tu suscripción y que recibas diariamente "Pequeñas Semillitas" en tu correo.
      Felipe

      Eliminar
    2. Muchas gracias, sigo su consejo

      Eliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.