jueves, 7 de agosto de 2008

Pequeñas Semillitas 0468

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0468 ~ Jueves 7 de Agosto de 2008
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)




Hola !!!
Sólo hay una salida para los sufrimientos…pasar por ellos. Dios nunca te dará más de lo que puedes cargar. Así que carga tu cruz y regocíjate en el premio.
Aprendamos a cargar nuestra cruz sin renegar y sólo pidamos al Señor fuerza y fortaleza para salir adelante y salir triunfadores.
Cualquiera sea tu cruz, cualquiera sea tu dolor, siempre habrá un resplandor , un atardecer, después de la lluvia.
Quizás puedas tropezar, quizás hasta caer….. Pero Dios siempre está listo a responder a tu llamada.
Dios siempre enviará un arco iris después de la lluvia...



Evangelio de hoy



En aquellos días, llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?». Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas». Díceles Él: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?». Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo». Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos». Entonces mandó a sus discípulos que no dijesen a nadie que Él era el Cristo.
Desde entonces comenzó Jesús a manifestar a sus discípulos que Él debía ir a Jerusalén y sufrir mucho de parte de los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, y ser matado y resucitar al tercer día. Tomándole aparte Pedro, se puso a reprenderle diciendo: «¡Lejos de ti, Señor! ¡De ningún modo te sucederá eso!». Pero Él, volviéndose, dijo a Pedro: «¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Escándalo eres para mí, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres!».
(Mateo 16, 13-23)

Comentario
Hoy Jesús proclama afortunado a Pedro por su atinada declaración de fe: «Simón Pedro contestó: ‘Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo’. Replicando Jesús le dijo: ‘Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos’» (Mt 16,16-17). En esta felicitación Jesús promete a Pedro el primado en su Iglesia; pero poco después ha de hacerle una reconvención por haber manifestado una idea demasiado humana y equivocada del Mesías: «Tomándole aparte Pedro, se puso a reprenderle diciendo: ‘¡Lejos de ti, Señor! ¡De ningún modo te sucederá eso!’. Pero Él, volviéndose, dijo a Pedro: ‘¡Quítate de mi vista, Satanás! ¡Escándalo eres para mí, porque tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres!’» (Mt 16,22-23).
Hay que agradecer a los evangelistas que nos hayan presentado a los primeros discípulos de Jesús tal como eran: no como unos personajes idealizados, sino gente de carne y hueso, como nosotros, con sus virtudes y defectos; esta circunstancia los aproxima a nosotros y nos ayuda a ver que el perfeccionamiento en la vida cristiana es un camino que todos debemos hacer, pues nadie nace enseñado.
Dado que ya sabemos cómo fue la historia, aceptamos que Jesucristo haya sido el Mesías sufriente profetizado por Isaías y haya entregado su vida en la cruz. Lo que más nos cuesta aceptar es que nosotros tengamos que continuar haciendo presente su obra a través del mismo camino de entrega, renuncia y sacrificio. Imbuidos como estamos en una sociedad que propugna el éxito rápido, aprender sin esfuerzo y de modo divertido, y conseguir el máximo provecho con el mínimo de labor, es fácil que acabemos viendo las cosas más como los hombres que como Dios. Una vez recibido el Espíritu Santo, Pedro aprendió por dónde pasaba el camino que debía seguir y vivió en la esperanza. «Las tribulaciones del mundo están llenas de pena y vacías de premio; pero las que se padecen por Dios se suavizan con la esperanza de un premio eterno» (San Efrén).
D. Joaquim Meseguer i García (Sant Quirze del Vallès-Barcelona, España)



Santoral y Efemérides


En el Santoral Católico hoy se conmemora a San Cayetano, patrono del trabajo.

Un cordial saludo para los amigos que llevan su nombre y una oración para que a nadie le falte un trabajo digno.

Algunos de los hechos más importantes ocurridos en un día como hoy en la Historia fueron:

1779 - Se funda la Casa de los Niños Expósitos de Buenos Aires, en la cual se instaló una imprenta que permitió mantener a los niños huérfanos.
1815 - Napoleón Bonaparte, derrotado por los aliados, embarca rumbo al destierro en la isla de Santa Elena.
1819 - Simón Bolívar vence a los realistas en Boyacá y asegura la independencia de Colombia.
1942 - Nace el cantautor brasileño Caetano Veloso.
1957 - Muere el actor estadounidense Oliver Hardy, "el Gordo".
1987 - Los presidentes de Costa Rica, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras formalizan un plan para la pacificación de la zona.
1998 - Mueren 258 personas y 5.000 resultan heridas en dos atentados perpetrados por el Frente Islámico del saudí Osama Ben Laden contra las Embajadas de EE.UU. en Nairobi y Dar Es Salam.
2001 - Bolivia: El presidente Hugo Banzer, de 75 años, enfermo de cáncer en el pulmón e hígado, presenta su dimisión. El vicepresidente Jorge Quiroga, de 41 años, le sucede de manera interina.



Pensamiento



"Si no necesitas trabajar para comer, necesitarás trabajar para tener salud. Ama el trabajo y no dejes que nazca la mala hierba de la ociosidad."
Guillermo Penn



San Cayetano: pan y trabajo



El arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, monseñor José María Arancedo, explicó el profundo significado religioso y cultural de la celebración de San Cayetano, y precisó “la particular y fecunda relación entre pan y trabajo, que nos debe llevar a considerarlos en su unidad”.

Tras recordar que en esta fecha se suelen escuchar las frases “que no llegue el pan a tu mesa sin el trabajo de tus manos” o “que tu trabajo alcance para llevar el pan a tu mesa”, estimó que “estos dos términos definen el alcance y la riqueza de esta verdad que hace a la dignidad de la persona, como al nivel de equidad de una sociedad”.

“En San Cayetano se nos habla del valor de la cultura del trabajo”, subrayó en su reflexión semanal por radio, en vísperas de la festividad en honor del patrono de la Providencia.

El prelado santafesino sostuvo que “la relación entre pan y trabajo presenta un fuerte sentido bíblico como fuente de una cultura. Ella reconoce al hombre como sujeto libre y responsable, pero también al trabajo como un derecho del hombre; esto último lo convierte en un reclamo que hace a la de la sociedad. Los dos términos son importantes: dado que el pan que llega a la mesa sin trabajo se convierte en una dádiva que esclaviza; y el trabajo, por otra parte, que no alcanza para llevar el pan a la mesa de la familia es injusto y denigra. En el primer caso se lesiona la dignidad del hombre, en el segundo la justicia social”.

“El trabajo -subrayó- no es un elemento más de una cadena productiva, sino expresión de la dignidad y exigencia de justicia social. Esto tan sencillo de decir no siempre es asumido, sea por el mismo hombre como una dimensión de su vida, o por la sociedad cuando no lo presenta como un valor”.

Monseñor Arancedo consideró que este tema “necesita tanto del testimonio de cada hombre que valora y cuida su trabajo, como de la sociedad que lo debe considerar como una dimensión necesaria en el desarrollo integral del hombre. Esta certeza debe ser asumida por cada familia y ser objeto de educación. Qué triste cuando un niño crece en un mundo que ha desconectado el valor del trabajo, como elemento esencial de su dignidad y realización, del horizonte de los valores que hacen al pleno desarrollo de su vida”.

“Creo que la celebración de San Cayetano nos presenta la bondad de esta relación –pan y trabajo- que hace a la dignidad del hombre y cultura de un pueblo; ella lo expresa en términos de oración, de docencia, pero también de denuncia. De oración porque venimos a pedir y agradecer el trabajo como parte esencial de nuestra vida; de docencia, para expresar que el trabajo es una dimensión necesaria para el hombre, y finalmente, de denuncia, para advertir a la sociedad que la falta de trabajo, la desocupación, es una situación de injusticia. La justicia, recordemos, es dar a cada uno lo que le corresponde. La celebración de San Cayetano se convierte, así, en una catequesis que es tanto religiosa, como social y política”, concluyó.

Fuente: AICA Agencia Informativa Católica Argentina



Cosas curiosas



¿Sabías que las lámparas de halógeno alcanzan una temperatura próxima a los 2.000ºC?
En su interior llevan una ampolla que contiene el vapor de un halógeno, generalmente yodo, que aumenta la resistencia del filamento.



¿Sabías que en las 400 salas del Museo del Louvre se exhiben 32.000 obras?
Recibe entre cinco y seis millones de visitantes por año. El edificio, de ocho siglos de antigüedad, ha aumentado la superficie de exposición de 31.000 a 60.000 m2 en los últimos 15 años.



¿Sabías que los "agujeros blancos" son objetos del universo directamente relacionados con los agujeros negros?
Matemáticamente ambos están descritos por la Teoría General de la Relatividad, cuyas ecuaciones tienen una interesante propiedad matemática: son simétricas en el tiempo. Esta simetría lleva a considerar que, junto a la existencia de los llamados "agujeros negros" deben existir en el universo "agujeros blancos". Si un agujero negro es una región del espacio formada por el colapso gravitacional, y de la que nada puede escapar, en un agujero blanco la situación sería opuesta; es decir, una región en la cual nada puede penetrar.



Historias : El planeta de las manos cerradas



Había una vez un planeta dando vueltas entre los astros por el universo.

Era un planeta multicolor y la mar de bonito. Al despuntar el alba todo parecía nuevo y limpio. Al atardecer el paisaje iba empapándose de calma hasta que todo quedaba tranquilo y adormecido.

Era un planeta maravilloso: selvas de grandes árboles, riachuelos, montañas levantándose hacia el cielo y el mar interpretando su canción.

Vivía mucha gente: hombres y mujeres, jóvenes y viejos, niños y niñas. Pero era un planeta triste. Era el planeta "de las manos cerradas". Muchísima gente iba con las manos cerradas. Las manos colgaban de los brazos como dos paquetes inútiles, los dedos bien apretados contra la palma por el dedo pulgar. Cuando se llevan las manos de esta manera es porque uno quiere pelearse con alguien. Las manos cerradas sólo sirven para pegarse con más fuerza. O para sacar un dedo para disparar. En resumidas cuentas con las manos cerradas se está tenso preparado para la lucha. Por esto en el planeta "de las manos cerradas" la mayoría de los niños y de los adultos estaban siempre peleándose.

Un anciano, muy, muy viejo, pensaba y decía a todo el mundo
- ¿Por qué no abrimos todos las manos de una vez? Con las manos cerradas no se tiene amigos. Con las manos cerradas se está solo, a solas, aislado en uno mismo como una isla perdida en la mar. Para tener amigos hace falta abrir las manos, dar la mano y dar aquello que los demás necesitan de nosotros. ¿Te has dado cuenta que las manos se abren del mismo modo para dar que para recibir?

Aún así en el planeta "de las manos cerradas", no querían escucharle. Apretaban las manos porque no querían dar nada, apretaban las manos para guardarlo todo para sí mismos. Por esto quienes no tenían bienes morían de hambre porque nadie les ayudaba.

Y el anciano pensaba:
- Tan felices como podríamos ser si nos diéramos las manos..! Las cosas van cada vez peor.

Era verdad. La gente, sin amigos, cada vez estaba más triste. El anciano se quejaba:
- No sé dónde iremos a parar... ¡Tan fácil como sería abrir las manos!

Un día sucedió un hecho inesperado. Apareció un Hombre con las manos abiertas, sonriente. Paseaba y observaba a la gente que iba con las manos cerradas. Empezó a decirles:
- Abrir las manos y serán felices... ¡Abrir las manos! Dense las manos los unos a los otros... No guardes nada en las manos, dar a los demás lo que necesitan. Solamente son felices quienes abren las manos.

El anciano pensó:
- A ver qué pasa ahora...

Algunos chicos y chicas hicieron caso al Hombre de las manos abiertas y empezaron a abrir las manos. Se sintieron más ligeros, más libres y felices. Empezaron a tener amigos y, juntos, iban explicando a todo el mundo lo que decía el Hombre de las manos abiertas. Mucha gente se enfadó porque les molestaba que algunos abrieran las manos.

Capturaron al Hombre y le ataron las manos, pero el Hombre continuaba diciendo lo mismo. Entonces le dijeron:
- ¿Tú quieres que todos abramos las manos? Ahora te las dejaremos abiertas para siempre jamás.

Lo subieron a una montaña y le clavaron las manos a una cruz pero no consiguieran matarle. Desde entonces el Hombre de las manos abiertas se ha quedado para siempre jamás en el planeta.

Autor: Vicent Marqués
Enviado por Pili Torres


Meditación breve



Cada uno de nosotros ha sido colocado a propósito y no por azar, en el contexto de nuestro hogar, nuestro trabajo, amistades y conocidos. Nuestra participación en la vida que nos rodea y la multitud de experiencias que afrontamos guían nuestro crecimiento.
El don de la vida nos obliga a aportar nuestros mejores esfuerzos y talentos a las situaciones en las que participamos. De ellas obtendremos exactamente las lecciones que estamos preparados para recibir.
La creación es interdependiente. Cada elemento, cada ser humano, cada organismo, es necesario para completar el todo. Qué reconfortante es saber que nuestra vida no es una simple contingencia. El espacio que ocupamos aquí y ahora fomenta el desarrollo de todos los aspectos de la existencia. No debemos dudar nunca de nuestro valor ni de nuestra importancia para los demás. El hecho de que estemos vivos es la prueba definitiva de que cada uno de nosotros es necesario para todos y cada uno de cuantos intervienen en nuestra vida.
La gratitud hacia ellos y hacia nosotros fortalecerá nuestra comprensión. Hoy pensaré en mis muchos contactos humanos con verdadera comprensión. No estoy aquí por azar.
Gra Baq



Pedido de oración



Pedimos oración por una muñequita de 5 añitos llamada Milagros Gioda, de Villa del Rosario, Córdoba, Argentina, que está internada por un tumor en su cabecita y será operada en estos días. Que nuestras oraciones a la Virgen María de los Milagros le transmitan a esta niña toda la fuerza que necesita para superar esta difícil instancia y sean también fuente de fe y esperanza para sus padres, su hermana y toda su familia.



Pedimos oración por Mariel Martí, de Caballito, Buenos Aires, Argentina, que padece de un adenocarcinoma de intestino, para que el Señor ponga sus manos sobre ella y guíe a los cirujanos que la van a intervenir. Que María Santísima esté junto a Mariel.



Nuetra lectora Mariela Toro, de Neuquén, Argentina, nos pide que recemos por ella pues está atravesando difíciles momentos en lo laboral y personal, y necesita serenidad y sabiduría para orientar sus pasos y sus decisiones con la ayuda del Señor y la maternal protección de la Santísima Virgen. Que nuestras oraciones se transformen en un fuerte apoyo para esta querida amiga.



Desde República Dominicana nos piden oración por una bebé de siete días de vida, llamada Ana Cristina Madera que se encuentra internada por una infección intestinal. Que el niño Jesús la acompañe en este momento y la recupere pronto.




Señor Jesús, te pido clemencia por los hermanos enfermos, por los que sufren dolores, por todos los que privados de la salud, piden tu misericordia.
¡Pasa tu mano sanadora por las heridas del mundo Señor! y mitiga la angustia de los que cuidan a esos enfermos.
Danos paciencia y mucho amor para con nuestros seres queridos que están sufriendo alguna enfermedad.
Tú que todo lo puedes, mitiga el sufrimiento de esa gente que clama por Ti y dales la gracia de tu Bendición.
Te rogamos en nombre de tu hijo amado Jesucristo…
Amén.




Los cinco minutos de María - por Alfonso Milagro



Así fue el Corazón de la Virgen: un Corazón de Virgen y de Madre con todas sus bellas cualidades en un grado elevadísimo y sin ningún defecto. Un Corazón poseído por completo por el amor de Dios y el amor a los hombres sus hermanos.
Así como invocamos al Corazón de Jesús diciendo: "Sacratísimo Corazón de Jesús, haz mi corazón semejante al tuyo"; digámosle a María: "Corazón Inmaculado de María, sé tú mi salvación".

Virgen, rosa preferida del jardín de Dios, haz que el Espíritu Santo tenga en mí sus complacencias.


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-

pequesemillitas@gmail.com

1 comentario:

  1. Estoy encantada con todos los temas de "pequeñas semillitas" y felicito a todos los que trabajan en todo esto y a Felipe...Muchas gracias!!!!

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.