miércoles, 15 de abril de 2009

Pequeñas Semillitas 0695

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0695 ~ Miércoles 15 de Abril de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)



Hola !!!
Todos podemos dar a nuestra vida un nuevo impulso, un aire nuevo.
Todos podemos llevar a cabo alguna acción que rompa la tranquilidad en la que estamos instalados, que abra las puertas y ventanas a una brisa fresca, a valores olvidados, a causas perdidas, a gestos proféticos que crean esperanza, que traen luz y solidaridad.
¡Todos debemos... Todos podemos...Todos necesitamos!


La Palabra de Dios : Evangelio del día


Aquel mismo día iban dos de ellos a un pueblo llamado Emaús, que distaba sesenta estadios de Jerusalén, y conversaban entre sí sobre todo lo que había pasado. Y sucedió que, mientras ellos conversaban y discutían, el mismo Jesús se acercó y siguió con ellos; pero sus ojos estaban retenidos para que no le conocieran.
Él les dijo: «¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando?». Ellos se pararon con aire entristecido. Uno de ellos llamado Cleofás le respondió: «¿Eres tú el único residente en Jerusalén que no sabe las cosas que estos días han pasado en ella?». Él les dijo: «¿Qué cosas?». Ellos le dijeron: «Lo de Jesús el Nazareno, que fue un profeta poderoso en obras y palabras delante de Dios y de todo el pueblo; cómo nuestros sumos sacerdotes y magistrados le condenaron a muerte y le crucificaron. Nosotros esperábamos que sería Él el que iba a librar a Israel; pero, con todas estas cosas, llevamos ya tres días desde que esto pasó. El caso es que algunas mujeres de las nuestras nos han sobresaltado, porque fueron de madrugada al sepulcro, y, al no hallar su cuerpo, vinieron diciendo que hasta habían visto una aparición de ángeles, que decían que Él vivía. Fueron también algunos de los nuestros al sepulcro y lo hallaron tal como las mujeres habían dicho, pero a Él no le vieron». Él les dijo: «¡Oh insensatos y tardos de corazón para creer todo lo que dijeron los profetas! ¿No era necesario que el Cristo padeciera eso y entrara así en su gloria?». Y, empezando por Moisés y continuando por todos los profetas, les explicó lo que había sobre Él en todas las Escrituras.
Al acercarse al pueblo a donde iban, Él hizo ademán de seguir adelante. Pero ellos le forzaron diciéndole: «Quédate con nosotros, porque atardece y el día ya ha declinado». Y entró a quedarse con ellos. Y sucedió que, cuando se puso a la mesa con ellos, tomó el pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo iba dando.
Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron, pero Él desapareció de su lado. Se dijeron uno a otro: «¿No estaba ardiendo nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?». Y, levantándose al momento, se volvieron a Jerusalén y encontraron reunidos a los Once y a los que estaban con ellos, que decían: «¡Es verdad! ¡El Señor ha resucitado y se ha aparecido a Simón!». Ellos, por su parte, contaron lo que había pasado en el camino y cómo le habían conocido en la fracción del pan.
(Lucas 24, 13-35)

Comentario
Hoy «es el día que hizo el Señor: regocijémonos y alegrémonos en él» (Sal 117,24). Así nos invita a rezar la liturgia de estos días de la octava de Pascua. Alegrémonos de ser conocedores de que Jesús resucitado, hoy y siempre, está con nosotros. Él permanece a nuestro lado en todo momento. Pero es necesario que nosotros le dejemos que nos abra los ojos de la fe para reconocer que está presente en nuestras vidas. Él quiere que gocemos de su compañía, cumpliendo lo que nos dijo: «Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo» (Mt 28,20).
Caminemos con la esperanza que nos da el hecho de saber que el Señor nos ayuda a encontrar sentido a todos los acontecimientos. Sobre todo, en aquellos momentos en que, como los discípulos de Emaús, pasemos por dificultades, contrariedades, desánimos... Ante los diversos acontecimientos, nos conviene saber escuchar su Palabra, que nos llevará a interpretarlos a la luz del proyecto salvador de Dios. Aunque, quizá, a veces, equivocadamente, nos pueda parecer que no nos escucha, Él nunca se olvida de nosotros; Él siempre nos habla. Sólo a nosotros nos puede faltar la buena disposición para escuchar, meditar y contemplar lo que Él nos quiere decir.
En los variados ámbitos en los que nos movemos, frecuentemente podemos encontrar personas que viven como si Dios no existiera, carentes de sentido. Conviene que nos demos cuenta de la responsabilidad que tenemos de llegar a ser instrumentos aptos para que el Señor pueda, a través de nosotros, acercarse y “hacer camino” con los que nos rodean. Busquemos cómo hacerlos conocedores de la condición de hijos de Dios y de que Jesús nos ha amado tanto, que no sólo ha muerto y resucitado para nosotros, sino que ha querido quedarse para siempre en la Eucaristía. Fue en el momento de partir el pan cuando aquellos discípulos de Emaús reconocieron que era Jesús quien estaba a su lado.
Rev. D. Xavier Pagès i Castañer (Barcelona, España)


Santoral Católico

San Telmo, Presbítero




Nació en la villa de Frómista, cerca de Palencia, por el año 1180 de padres muy cristianos y de familia distinguida. Fue bautizado en la parroquia de San Martín y le impusieron el nombre de Pedro González, aunque después será cambiado por Telmo, ya que todos los que de una u otra manera trabajan en el mar lo tomarán como Patrón y poderoso Intercesor ante el Señor. Estudió en la Universidad Palentina—tan famosa entonces—y pronto llamó la atención por sus cualidades para los estudios, en los que se le veía progresar a pasos de gigante.

El mundo y el porvenir, digamos también la suerte, le acompañaban. Los honores y los honoríficos cargos van sucediéndose uno tras otro: Doctorado universitario, Canónigo, Deán del Capítulo de Palencia... Parece que a la sombra de su tío todo le sale bien. ¿No pensará también su tío en que sea su sobrino quien le suceda en el obispado de Palencia? Pero otros eran los designios de Dios.

El Señor se sirvió de un hecho, al parecer infantil y sin importancia alguna, para hacerle cambiar de ruta como hizo cambiar a Saulo en Pablo, camino de Damasco. También Telmo iba montado en un brioso caballo cuando, tratando de hacer una de sus gracias ante el público para llamar la atención, el caballo de un salto lo derribó bruscamente y cayó sobre un lodazal manchando aquellos vistosos vestidos de rica seda que vestía vanidosamente Se avergonzó al verse hecho una calamidad ante toda aquella gente que reía, se burlaba y hacía chascarrillos a su costa... "¿Cómo es posible esto?", se preguntó. Y allí mismo decidió cambiar de vida.

Acudió presuroso a la puerta del convento de religiosos dominicos que había en la ciudad y pidió ser admitido a la Orden tomando el nombre de Fray Pedro. Con gran gozo de su alma hizo el noviciado y emitió los votos religiosos. Llamaba la atención por su humildad y celo apostólico. Parecía un niño y encerraba un horno de fuego en su corazón La obediencia le destinó a misionar por los pueblos, a predicar con fuego la Palabra de Dios.

Recorrió muchas ciudades de España y Portugal dejando siempre atónitos a cuantos le contemplaban por el fuego que brotaba de sus labios y por la austeridad de vida que le acompañaba. El Señor empezó a obrar por su medio toda clase de milagros en mar, tierra y aire. Cuantos se encomendaban a su poderosa intercesión notaban muy pronto su valioso auxilio. Parece ser que de aquí provino el patronazgo sobre el mar y sus hombres, a pesar de que quizá nunca lo surcó ni fue hijo de marineros. Para él el mundo era un mar de calamidades y había que trabajar para salir airosos de este mar embravecido con el ejemplo de la vida, evitando el pecado y practicando la virtud. Buen patronazgo para los hombres de mar, tierra y aire.

Los grandes de su tiempo, reyes, obispos y otros príncipes le invitan a que les acompañe en sus correrías o misiones. Fray Pedro—Telmo para sus protegidos después—sólo desea hacer el bien a todos y gastarse por Dios y por sus hermanos. Agotado y lleno de méritos muere en Tuy el 15 de abril de 1246.


Pensamiento


"La muerte de Jesús en cruz es la consecuencia de una vida en el servicio radical a la justicia y al amor; es secuela de su opción por los pobres y los desheredados. En este mundo, toda salida en favor de la justicia y del amor es arriesgar la vida"
E. Schillebeeckx



Tema del día : Mi amigo



Mi amigo es fuerte, varonil y sociable. Se distingue en cualquier grupo y es un ejemplo perfecto de caballerosidad y bondad. Sin embargo, todo su ser reacciona con severidad ante la injusticia, la hipocresía y la irreverencia.

Parece entender a la gente y es particularmente considerado con los pobres, los solitarios, los enfermos, los abandonados y aún con los de mala reputación. A decir verdad, parece ver algo de bueno en cada persona.

Este amigo me ha mostrado que el amor nunca deja de ser. Su amistad es la explicación de cuanta cosa buena hay en mi vida. En verdad, es el amigo de muchas personas cuyos sentimientos hacia él son como los míos, porque sus vidas han sido transformadas por su amistad.

Este amigo mío es tanto amado como odiado. Millones de personas rehúsan su amistad. Me pregunto por qué. ¿Podrá ser que en verdad no comprenden quién es él? Seguramente por eso los hombres lo mataron. El no había hecho ningún mal. Su única ofensa fue ser la verdad, la pureza y el amor encarnados.

Uno siempre se siente seguro con este amigo. Se prefiere su amistad a cualquier cosa en la tierra. Se desea su aprobación por sobre toda cosa que el mundo pueda ofrecer.

Yo le debo todo a él. El me reveló el significado de la vida. Me inspiró el deseo de ser bueno. Encendió mi alma con un noble propósito. Me da fuerzas para sobreponerme al mal. Me ha enseñado que, pase lo que pasare, puedo confiar en Dios como mi Padre Celestial.

La tumba no lo pudo contener. El vive, habiendo conquistado la muerte. Porque venció la muerte, puede también vencer el mal. Y porque puede sobreponerse al mal, el mundo algún día será un mundo mejor, un mundo feliz.

Este amigo mío cambiará el mundo si los hombres sólo aceptan seguir su senda de verdad y amor.

Cuando pienso en este Amigo surge en mí el deseo de que cada persona sobre la faz de la tierra lo conozca. Él no le impondrá su amistad. Pero si tú lo aceptas como tu más caro amigo, él te acompañará hasta el fin de tus días.

Él hará que tu vida sea una aventura espiritual y un compañerismo transformador.

Él te hará feliz, valiente, victorioso.

Él cambiará el vacío en satisfacción, el temor en valor, la debilidad en poder, el dolor en gozo, el tumulto en paz y la muerte en vida.

Mucho quisiera que tú conocieras a mi Amigo.

¡Se llama Jesús!

Enviado por Graciela Baquerizo



Poesía



El Amor Crucificado



¿Por qué mirando a la cruz
nuestros ojos se humedecen?
¿Por qué el alma se enternece
cuando contempla a Jesús,
de tal manera sufriendo
por la humanidad perdida?
¿Será que el alma dormida
su pecado allí está viendo?
Pensamos: ¿Cómo es posible
que nadie de Él se conduela?
El corazón se rebela
ante un crimen tan horrible.

Siendo Dios muy bien podía
evitar aquel suplicio;
mas acepta el sacrificio
con estoica valentía.
Quien a la cruz le sujeta,
no son los clavos punzantes.
Es su Amor, Su Amor triunfante,
quien logra que allí esté quieta
Su incomparable figura.

Aquel cuerpo inmaculado,
que carga con el pecado
de las humanas criaturas.
No existe razón más fuerte.
Es ese Amor escondido
en la cruz, que reverente,
hasta el más indiferente
la contempla conmovido.

Viendo en ella, la Bondad.
El Amor crucificado
El Cordero Inmaculado
que salva a la humanidad.
Ante esa cruz soy culpable,
pues yo debía ocuparla.
¿Puede haber, quien al mirarla
no se sienta responsable?


Daniel Nuño



Meditación breve



Señor, Jesús, tu Cruz me invita a seguirte, en ella veo el símbolo más grande del sufrimiento y del triunfo, de tu muerte y tu resurrección.
Sus brazos abiertos me llaman a caminar de tu mano y quiero aceptarla con amor en mi vida, esa Cruz que ahora llevo aunque no lo entienda, la Cruz de no saber asumir los cambios de mi envejecimiento, de la soledad, la viudez, la depresión, la inestabilidad económica, el abandono y la incomprensión por parte de mis familiares; la Cruz de las diferentes pérdidas de seres queridos que se me han adelantado y tantas otras cruces que me cuesta aceptar; ayúdame a ser fiel a ella y a abrazarla por amor a Ti. Quiero mirarla junto a mi lecho y llevarla como signo del más grande amor hacia mí y que ella sea en mi vida la fuente donde mi corazón te encuentra.
Acepta Señor mi oración y que cada día pueda comprender que por medio de la Cruz viviré resucitado contigo eternamente... Amén.
Haider Quintero Claro


Pedidos de oración



Pedimos oración por Elda C. que vive en Tres Lomas, Buenos Aires, Argentina, y que sufre de una enfermedad oncológica con diseminación en los huesos. Que Jesús Resucitado, obre en ella el milagro de la curación.



Nuestra lectora María Evangelina V. nos pide oraciones por su hijo Polito, por su esposa Cochi y por su nieto Ignacio, que viven en la provincia de Entre Ríos, Argentina. Que el Señor los cubra con su amor, les bendiga como familia unida en el amor, y les muestre los mejores caminos de salvación.



Pedimos oración por Ángela R. A. que vive en Perú y cursa una enfermedad pulmonar grave. Y por Bertha A. de R. que también radica en Perú y tiene cáncer incipiente de estómago. Que el Buen Jesús las toque y las sane, por ellas y por sus respectivas familias.



Pedimos oración por el Doctor Rigoberto C. que ha sido transplantado de hígado ayer en la Fundación Favaloro, Argentina. Que la Santísima Virgen lo cubra con su manto protector para que su cuerpo acepte el órgano transplantado sin ningún rechazo y logre la tan ansiada curación.



Nuestra lectora Roxana de El Salvador, nos envía la siguiente oración por su hermano José Manuel: "Diosito que a mi hermano se le caiga esa venda de los ojos, que Tú estés siempre en el centro de su corazón, con tus rayos ilumina su camino y quita el mal que lo acecha, ilumina su camino para que vuelva a casa, y que nunca se aparte de ti"



Pedimos oración por Kattia Vanessa, que vive en Sonsonate, El Salvador, que ha perdido su trabajo lo cual le ocasiona dificultades económicas que la tienen muy deprimida. Que Dios Nuestro Señor la mire con todo su amor y le conceda pronto una nueva oportunidad de incorporarse al mundo laboral y superar su desánimo.



Pedimos oración por Ángel, que viven en Buenos Aires, Argentina, que quedó inválido por un accidente de tránsito en el año 2000 y actualmente cursa una infección generalizada. Ponemos el pedido a los piés de Jesús con la seguridad que Él lo asistirá.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Palabras de Juan Pablo II



"El sufrimiento terrenal, aceptado con amor, es como un fruto amargo que contiene la semilla de vida nueva, el tesoro de gloria divina que será entregada al hombre en la eternidad"



Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

3 comentarios:

  1. Dios quizo que hoy,que Lo necesitaba tanto, encuentre ésta página, quiero pedirle a El estar el resto de mi vida tomada de su mano y que me dé PAZ y a Uds que oren por mi, para poder ser mas comprensiva y menos exigente con mi prójimo (yo se lo pido a diario)... Muchas gracias. Olga

    ResponderEliminar
  2. Gracias al autor de esta pagina que nos guia cada dia, nos ayuda a ser mejores y nos da las enseñansas que necesitamos para vivir una vida mas recta. Que Dios le bendiga siempre por nutrisnos el espiritu. Sepa que tiene un grupo de seguidoras en los Estados Unidos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando en nuestras vidas encontramos seres tan especiales como Ud. damos gracias a Dios porque nos lo ha puesto en nuestro camino. Que la Santísima trinidad y nuestra Virgen Madre lo siga iluminando y lo colme de muchas bendiciones.

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.