miércoles, 18 de marzo de 2009

Pequeñas Semillitas 0667

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0667 ~ Miércoles 18 de Marzo de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)




Hola !!!
El tiempo es un recurso no renovable; es irrecuperable. Nadie puede agregar un minuto más al día de hoy, ni tampoco se puede regresar al día de ayer... ¿Cuál es el secreto para aprovechar más el tiempo?
La clave está en decidir entre "invertir" o "gastar" el tiempo. Si deseamos una mayor rentabilidad o ganancia en cualquier aspecto de nuestra vida, hoy debemos invertir. Y el recurso más valioso que poseemos todos los seres humanos es el tiempo.
Miguel Ángel Cornejo


La Palabra de Dios : Evangelio del día



En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «No penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento. Sí, os lo aseguro: el cielo y la tierra pasarán antes que pase una i o una tilde de la Ley sin que todo suceda. Por tanto, el que traspase uno de estos mandamientos más pequeños y así lo enseñe a los hombres, será el más pequeño en el Reino de los Cielos; en cambio, el que los observe y los enseñe, ése será grande en el Reino de los Cielos».
(Mateo 5, 17-19)

Comentario
Hoy día hay mucho respeto por las distintas religiones. Todas ellas expresan la búsqueda de la trascendencia por parte del hombre, la búsqueda del más allá, de las realidades eternas. En cambio, en el cristianismo, que hunde sus raíces en el judaísmo, este fenómeno es inverso: es Dios quien busca al hombre.
Como recordó Juan Pablo II, Dios desea acercarse al hombre, Dios quiere dirigirle sus palabras, mostrarle su rostro porque busca la intimidad con él. Esto se hace realidad en el pueblo de Israel, pueblo escogido por Dios para recibir sus palabras. Ésta es la experiencia que tiene Moisés cuando dice: «¿Hay alguna nación tan grande que tenga los dioses tan cerca como lo está Yahvé nuestro Dios siempre que le invocamos?» (Dt 4,7). Y, todavía, el salmista canta que Dios «revela a Jacob su palabra, sus preceptos y sus juicios a Israel: no hizo tal con ninguna nación, ni una sola conoció sus juicios » (Sal 147,19-20).
Jesús, pues, con su presencia lleva a cumplimiento el deseo de Dios de acercarse al hombre. Por esto, dice que «no penséis que he venido a abolir la Ley y los Profetas. No he venido a abolir, sino a dar cumplimiento» (Mt 5,17). Viene a enriquecerlos, a iluminarlos para que los hombres conozcan el verdadero rostro de Dios y puedan entrar en intimidad con Él.
En este sentido, menospreciar las indicaciones de Dios, por insignificantes que sean, comporta un conocimiento raquítico de Dios y, por eso, uno será tenido por pequeño en el Reino del Cielo. Y es que, como decía san Teófilo de Antioquía, «Dios es visto por los que pueden verle; sólo necesitan tener abiertos los ojos del espíritu (...), pero algunos hombres los tienen empañados».
Aspiremos, pues, en la oración a seguir con gran fidelidad todas las indicaciones del Señor. Así, llegaremos a una gran intimidad con Él y, por tanto, seremos tenidos por grandes en el Reino del Cielo.
Rev. D. Vicenç Guinot i Gómez (Lavern-Barcelona, España)



Santoral Católico


San Cirilo, Arzobispo de Jerusalén




Fue una bendición que San Cirilo –hombre de apacible y conciliadora disposición- haya vivido en el tiempo de una encarnizada controversia religiosa. De padres cristianos, recibió una excelente educación, sobre todo referente a las Sagradas Escrituras; fue ordenado como sacerdote por el Obispo de Jerusalén, San Máximo, quien le apreciaba tanto sus dotes, que le confió la difícil tarea de instruir a los catecúmenos.

San Cirilo fue consagrado legalmente Obispo por los obispos de su provincia y si Arrio Acacio, que era uno de ellos, esperaba poderlo manejarlo fácilmente, se equivocó por completo, surgiendo varias disputas principalmente sobre la procedencia y jurisdicción de sus respectivas sedes y asuntos de fe, pues Acacio para entonces estaba imbuido en la herejía arriana. Por confabulación de Acacio y sus partidarios el santo fue desterrado tres veces, por medio de fraudulentos concilios que Acacio convocaba con ayuda de algunos monjes e incluso con el apoyo del emperador.

En 381, Cirilo y San Gregorio estuvieron presentes en el gran Concilio de Constantinopla (segundo Concilio Ecuménico). De acuerdo a algunos historiadores, San Cirilo fue fiel defensor de la verdad ortodoxa contra los arrianos, en este Concilio, en el cual se llegó a promulgar el Símbolo de Nicea.

Se cree que el santo falleció a la edad de 70 años, en el 386, habiendo sido Obispo durante 35 años.



Pensamiento



"Si supiera que esta fuera la última vez que te vea salir por la puerta, te daría un abrazo, un beso, y te llamaría de nuevo para darte más"
Gabriel García Márquez


Tema del día : Sin ganas de orar



Frecuentemente, querido amigo, no tengo ganas de orar. Si he de ser sincero, debo confesar que estas veces son más numerosas que las otras. Me ha ocurrido también el sentirme extraño, nervioso, disipado, fastidiado hasta de encontrarme con las personas, en cumplir un favor prometido, y por si fuera poco, encontrar un amigo que me va y me cuenta las consecuencias de su úlcera... ¿Orar? No quiero ni pensarlo. ¿Quién tiene ganas de orar?

Después de vagabundear un poco, he entrado en una iglesia sin demasiada convicción, con el propósito de salir cuanto antes de allí; no tenía ganas de orar. He realizado un esfuerzo inmenso para permanecer arrodillado en el banco durante cinco minutos; experimentaba un malestar indecible.

Al fin, para despedirme, en un clima de sinceridad, dije con toda franqueza: "Señor, no tengo ganas de orar, es inútil insistir, excúsame, me voy... dejémoslo para una ocasión más propicia..." Lo repetí una vez más y luego otra y otra, al final perdí la cuenta... pues bien, salí de la iglesia al cabo de una hora. Estaba distensionado, sereno, contento como en raras ocasiones. Reconciliado conmigo mismo y con todos los inoportunos de este mundo.

Por eso te digo, querido amigo: si esperas para orar hasta que tengas ganas, estás perdido. Debes tener el coraje para orar incluso cuando no tengas ganas. Sobre todo en ese momento, "todo es gracia"... introdúcete por el corredor oscuro de la desgana, sigue adelante aunque tengas la impresión de que no llegarás nunca a la luz. Sigue adelante aunque te sientas frío, árido, seco y vacío. A fuerza de insistir, el túnel oscuro desembocará en un espectáculo de luz resplandeciente.

Di al Señor, cuando te encuentres delante de Él, todo lo que sientas, todo lo que lleves dentro, lo que te preocupa y lo que te alegra. Y si estás fastidiado, díselo también, que Él comprende todo, entiende mejor que tú el estado de ánimo que llevas. Más todavía, Él te dará lo que necesitas para comunicarte mejor, Él te enviará su Espíritu sin el cual no podemos decir "¡Padre!". Déjate amar por Él. Quédate un momento en silencio. No te desconcierte ni desaliente que a veces el Señor parece también guardar silencio.

Es preciso creer que Dios está presente en las largas noches, en los días negros, para tomarte de la mano y guiar tus pasos por sus sendas. Cuando digas "no tengo ganas de orar" es precisamente el momento oportuno... es cuando Dios actúa, por lo que es preciso, es urgente, que no esperes más; es el "tiempo favorable" para iniciar un encuentro con quien siempre te espera, con el Padre que contínuamente piensa en ti y se hace el encontradizo para demostrarte su amor.

¿No has visto nunca en la montaña ciertas flores que nacen en las oscuras hendiduras de las rocas?
La oración más espontánea puede despuntar después de una larga preparación de aridez, después de momentos de desolación.

En cada uno de nosotros hay un niño que lloriquea: "no tengo ganas..." Pero hay, asimismo, un adulto que suplica: "No te preocupes. Ora como si las tuvieras".

¡Cuando las ganas decrecen, es el momento en el que debes tener el coraje de orar!

Web Católico de Javier
http://webcatolicodejavier.org



Poesía



El ruego



Señor, Señor, hace ya tiempo, un día
soñé un amor como jamás pudiera
soñarlo nadie, algún amor que fuera
la vida toda, toda la poesía.

Y pasaba el invierno y no venía,
y pasaba también la primavera,
y el verano de nuevo persistía
y el otoño me hallaba con mi espera.

Señor, Señor, mi espalda está desnuda.
¡Haz restallar en mí con mano ruda
el látigo que sangra a los perversos!

Que está la tarde ya sobre mi vida,
y esta pasión ardiente y desmedida
la he perdido, Señor, ¡haciendo versos!


Alfonsina Storni
(1892-1938)




Meditación breve



Yo, Jesús, he enviado a mi ángel para darles testimonio de lo referente a las Iglesias. Yo soy el Retoño y el descendiente de David, lucero radiante del alba". (Apoc. 22, 16)
Los ángeles de Dios dan testimonio de su gloria y providencia a nuestro alrededor.
Muchos santos y santas pudieron experimentar la eficacia de la confianza en los ángeles de Dios. Siempre fueron escuchados, como fruto de su fe y vida santa. Sin embargo, comprendamos que estos seres celestiales no son nada más que mensajeros del Dios Altísimo, están a su servicio.
¡Por sí solos los ángeles nada pueden hacer!
La devoción a los mismos es apenas un camino para que nos acerquemos más a Jesús, la estrella brillante en el amanecer de nuestra vida. El Hijo de Dios se encargará de presentarnos al Padre, en la fuerza y alegría del Espíritu Santo.
¡Qué así sea!
Sergio J. De Souza


Pedidos de oración



Pedimos oración por la salud de Teresa P., que vive en el interior de la provincia de Santa Fe, Argentina, y está gravemente enferma de cáncer en los huesos, con muchos dolores y también ha quedado ciega. Que Nuestro Señor Jesucristo la ayude a cargar con esta cruz tan terrible y le de fortaleza y confianza en el Dios que no defrauda.



Pedimos oración por Eduardo, que vive en Reconquista, Argentina, y que debe realizarse un estudio en el corazón y posteriormente una intervención quirúrgica. Que la Santísma Virgen lo acompañe, lo proteja y le permita superar con toda normalidad estas instancias.



Nuestra lectora Gina, que vive en Milagro, Ecuador, nos escribe para agradecer por las Semillitas que cada día difundimos, y a la vez nos pide oraciones por sus hijos, para que estos sean tocados por la bondad de Dios. Oramos por ellos.



Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


El rincón de los lectores


Este es un espacio destinado a los lectores de Pequeñas Semillitas.
Aquí podrán reflejar sus comentarios y opiniones, tanto acerca de los temas tratados en esta página como también sobre cualquier asunto de interés general.
Para que tu mensaje se publique debes dirigirlo por mail a pequesemillitas@gmail.com con el título "El rincón de los lectores" y deberá ser muy breve y no contener conceptos agraviantes para nada ni para nadie.
Los mensajes serán moderados por el propietario de esta página y se publicarán a medida que el tiempo y el espacio en la misma lo permitan, y no se admitirán réplicas o respuestas públicas a mensajes anteriores de otros lectores.


# Maricarmen - 17-Marzo-2009 - Durango, México
maricarmen_4363@yahoo.com.mx

Quiero dar las gracias a Dios primeramente, y enseguida a Felipe, por haberme permitido descubrir esta página maravillosa.
Muy en especial, le agradezco el envío del correo llamado "A cierta edad" es en verdad maravilloso, y es un exacto reflejo de mi vida presente, después de pasar por un diagnóstico de cáncer y con la ayuda de mi Padre salir adelante, para posteriormente enfrentarme a la despedida de mi pareja con 22 años de matrimonio, por que él deseaba hacer cosas diferentes en su vida, y en las cuales no entraba yo, y que por supuesto, yo le mando mis bendiciones y deseo lo mejor y más maravilloso para él.
Agradezco a mi Padre por que por medio de esas duras pruebas lo encontré a Él y ahora soy una mujer nueva, sana y feliz y todo lo debo a la divina presencia de mi Padre y a que día a día Él está conmigo, en cada momento de mi vida Él está presente.
Que Dios y la Virgen los protejan y los bendigan cada día de sus vidas y que la divina providencia cubra todas sus necesidades. Amén.
Con cariño
Maricarmen


Reflexión Mariana


Jesús, con su Vida, Pasión, Muerte y Resurrección, conquistó para los hombres infinitas gracias y dones, que aplica a aquellos que se lo piden. Pero los aplica a través de María, y es Ella la que da la mejor parte, la mejor porción a sus devotos hijos y fieles.
Debemos acudir, pues, a María, para pedir toda clase de favores celestiales, porque es Ella la que los distribuye y así nunca estaremos hambrientos sino colmados de toda gracia.
Dios juntó todas las aguas y las llamó “mar”, juntó todas las gracias y las llamó “María”. ¡Con qué confianza tenemos que ir a los pies de esta Reina y pedirle todo lo que nos hace falta!
Pero si nuestra confianza en María es muy grande, entonces recibiremos tantas y tales gracias que ni siquiera nos podemos imaginar. Hagamos la prueba y veremos los resultados.


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Pasamos por aquí y dejamos nuestros saludos afectuosos. Que tengas una vida feliz. Siempre leemos y vemos los Power Points que realizas, muy buenos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.