miércoles, 4 de mayo de 2016

Pequeñas Semillitas 2997

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 11 - Número 2997 ~ Miércoles 4 de Mayo de 2016
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Hoy elijo para la apertura de “Pequeñas Semillitas” este delicado fragmento de una revelación de la Virgen María, a Agustín del Divino Corazón.
“La serenidad es suave oleaje y brisa refrescante para los corazones agresivos e iracundos. La serenidad es dulce refrigerio para los corazones melancólicos, tristes. La serenidad es viento suave para los corazones inquietos, turbados. La serenidad es un manantial de paz para los corazones heridos y malogrados.
Hijitos míos, guardé serenidad en la Anunciación y Encarnación del Hijo de Dios. Me abandoné en sus brazos y proseguí mi camino. Guardé serenidad en la búsqueda de posada en Belén, no me desesperé, confié en Dios, me puse en sus venerables manos. Guardé serenidad en la profecía del anciano Simeón, conservé sus palabras en mi corazón y emprendí marcha. Guardé serenidad en la pérdida y hallazgo del Niño Jesús en el templo; cuando lo encontramos no protesté ante sus palabras, meditaba en ellas día y noche. Guardé serenidad en la crucifixión y muerte de Jesús, a pesar de mi dolor y llanto, mi espíritu no se ofuscó, permaneció apacible.
Hijos míos, no se perturben ante las vicisitudes de su vida; reconozcan que un corazón siempre intranquilo es un corazón que aún no ha recibido a Jesús, no le ha abierto sus puertas, no le ha permitido entrar. La serenidad es presencia de Dios, es joya diamantina para quien la posee”.

¡Buenos días!

El mensaje de la naturaleza
La naturaleza es un buen trampolín para subir hasta el Señor del universo. La contemplación del mar, la montaña, los dilatados horizontes, los bosques y los momentos clásicos de la alborada o el atardecer da paz al espíritu, nos hace encontrar con lo mejor de nosotros mismos. La oración que te ofrezco hoy puede orientarte en esta meditación.

Padre, tú has creado este universo para que me ayude a conocerte mejor y a amarte mejor. Cada rayo de luz, cada flor, cada nuevo paisaje a la vuelta del camino es un mensajero oportuno que me invita, por senderos fáciles, a subir hasta ti. El rocío de la noche y el gallo que canta por la mañana, el viento que murmura al pasar y el pan sobre la mesa, todo me habla de tu bondad. Pero me falta la atención del corazón para encontrarte en todas las cosas. Ayúdame a descubrir bajo los colores y los sonidos tu pensamiento divino, como el lector encuentra, bajo las letras del libro, el pensamiento del autor.

Pide al Espíritu de Dios, que según el Génesis “aleteaba sobre las aguas primordiales” de la creación, te conceda la atención del corazón, para hacer de las bellezas naturales peldaños de una escalera que te sube al Creador. “Nunca se cansen de mirar tus ojos, el perpetuo milagro de la vida”. Hasta mañana.
* Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Texto del Evangelio:
En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Mucho tengo todavía que deciros, pero ahora no podéis con ello. Cuando venga Él, el Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa; pues no hablará por su cuenta, sino que hablará lo que oiga, y os anunciará lo que ha de venir. Él me dará gloria, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros. Todo lo que tiene el Padre es mío. Por eso he dicho: Recibirá de lo mío y os lo anunciará a vosotros». (Jn 16,12-15)

Comentario:
Hoy, Señor, una vez más, nos quieres abrir los ojos para que nos demos cuenta de que con demasiada frecuencia hacemos las cosas al revés. «El Espíritu de la verdad, os guiará hasta la verdad completa» (Jn 16,13), aquello que el Padre ha dado a conocer al Hijo.
¡Es curioso!: más que dejarnos guiar por el Espíritu (¡qué gran desconocido en nuestras vidas!), lo que hacemos es, bien pasar de Él, bien “imponerle” las cosas una vez ya hemos tomado nuestras decisiones. Y lo que hoy se nos dice es más bien lo contrario: dejar que Él nos guíe.
Pienso, Señor, en voz alta... Vuelvo a leer el Evangelio de hoy y me vienen a la cabeza los chicos y chicas que recibirán la Confirmación este año. Veo los que me rodean y estoy tentado a pensar: —¡Qué verdes están! ¡A éstos, tu Espíritu no les va ni por delante ni por detrás; y más bien se dejan guiar por todo y por nada!
A quienes se nos considera adultos en la fe, haznos instrumentos eficaces de tu Espíritu para llegar a ser “contagiadores” de tu verdad; para intentar “guiar-acompañar”, ayudar a abrir los corazones y los oídos de quienes nos rodean.
«Mucho tengo todavía que deciros» (Jn 16,12). —¡No te retengas, Señor, en dirigirnos tu voz para revelarnos nuestras propias identidades! Que tu Espíritu de Verdad nos lleve a reconocer todo aquello de falso que pueda haber en nuestras vidas y nos haga valientes para enmendarlo. Que ponga luz en nuestros corazones para que reconozcamos, también, aquello que de auténtico hay dentro de nosotros y que ya participa de tu Verdad. Que reconociéndolo sepamos agradecerlo y vivirlo con alegría.
Espíritu de Verdad, abre nuestros corazones y nuestras vidas al Evangelio de Cristo: que sea ésta la luz que ilumine nuestra vida cotidiana. Espíritu Defensor, haznos fuertes para vivir la verdad de Cristo, dando testimonio a todos.
* Rev. D. Santi COLLELL i Aguirre (La Garriga, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Florián
Mártir
San Florián nació cerca del año 250 en la ciudad de Aelium Cetiumin, hoy conocida como Saint Pölten - Austria. Según la tradición era comandante del ejército romano en Baviera, siendo responsable de la brigada de bomberos.

Durante la persecución de Diocleciano, se presentó en la ciudad de Lorch el cónsul Aquilino para hacer valer el edicto de persecución contra los cristianos. Allí cumplió Florián su deber de militar perfectamente, hasta que se dio cuenta de que cuarenta de sus compañeros fueron encarcelados a causa de ser seguidores de Cristo. Entonces, se sintió impulsado a compartir la suerte de sus hermanos de fe y también se negó a perseguir a sus correligionarios.

Por ello fue conducido ante Aquilino quien le exigió que adorara a los dioses romanos a lo cual se opuso tajantemente. Fue desnudado, azotado cruelmente con garfios y, posteriormente, se le arrojó al río Enns atado por el cuello a una pesada roca; su cuerpo fue arrastrado por la corriente y fue a parar a una orilla. Entonces, sigue diciéndonos la tradición, descendió un águila para proteger sus restos, hasta que fue sepultado por una mujer llamada Valeria.

San Florián tiene el patronazgo sobre el cuerpo de bomberos, los deshollinadores de chimeneas, se invoca su protección sobre los que están en peligro de ahogarse y por este motivo, comparte con San Juan Nepomuceno dicha protección.
© Aciprensa    

La frase de hoy

“No soy una persona perfecta… cometo errores.
Por eso aprecio a las personas que se quedan conmigo
aún después de saber cómo soy”

Tema del día:
El placer de servir

1)  Para saber
El Papa Francisco puso al amor como el núcleo de su reciente documento “Amoris Laetitia”, pues también ha de ser el centro en toda familia. Así lo escribe en el capítulo cuatro. Para su reflexión se valió del Himno de la Caridad que San Pablo expone en su primera Carta a los Corintios.
Después de haber contemplado la primera característica, la paciencia, como se vio la vez anterior, San Pablo señala la segunda: “La caridad es servicial”.
El Papa Francisco señala que el término “servicial” está relacionado con la paciencia y la complementa. Pues mientras que la paciencia denota una actitud pasiva de resistencia, en cambio, “servicial” implica “una actividad, una reacción dinámica y creativa ante los demás. Indica que el amor beneficia y promueve a los demás”.

2) Para pensar
En 1888 Mahatma Gandhi fue a Inglaterra a estudiar Derecho. Una vez, siendo estudiante, iba caminando por Londres y fue sorprendido por una gran lluvia. Gandhi corrió para no mojarse y logró refugiarse debajo del alero de un lujoso hotel, ahí se quedó parado mientras pasaba el vendaval. A los pocos minutos apareció una lujosa limosina y de ella salió un magnate inglés, le bajaron las maletas y el carro fue conducido hasta el estacionamiento.
El británico le gritó “¡Oye tú!, ¡Agarra las maletas!”. Gandhi pensó que le gritaba a otro. Pero insistió con más fuerza: “¡Eh tú, hindú, te digo que tomes las maletas!”
Gandhi se dio cuenta de que era con él y entonces, sin sentirse humillado, se acercó a cargarlas. El inglés le ordenó que las subiera al cuarto piso; él magnate subió por el ascensor y el hindú por las escaleras porque en esa época los hindúes eran discriminados.
Una vez que Gandhi dejó las maletas en el sitio indicado, se dispuso a retirarse. El potentado le gritó: “¿Cuánto te debo?”
Gandhi le contestó cortésmente: “Señor, usted no me debe nada”. El hombre insistió: “¿Pero no vas cobrar por subirme las maletas? ¿Acaso no trabajas aquí?”
“No señor, yo no trabajo aquí; yo estaba en la puerta esperando que dejara de llover” dijo Gandhi. Sorprendido le dijo: “Pero, si no trabajas aquí, ¿por qué subiste las maletas?”
“Porque usted me pidió que lo hiciera... y lo hice”.
El inglés preguntó confundido: “Pero, si no pensabas cobrarme nada, ¿por qué las subiste?”
“Señor expresó el futuro Mahatma yo subí las maletas a usted por el inmenso placer que me causa el colaborar con los demás, por eso lo hice, porque para mí servir es un placer. Sí, servir es un placer: ¡Que inmenso placer!”
El inglés se quedó desconcertado y muy pensativo.
Por eso dejo dicho Gandhi: "Todos los placeres y satisfacciones palidecen y se convierten en nada ante el servicio abnegado que se presta con alegría". Nuestro Señor Jesucristo revaloró el servicio al ponerse de ejemplo: “No he venido a ser servido, sino a servir” (Mc 10, 45).

3) Para vivir
Señala el Papa que el amor no es solo un sentimiento, sino que se dirige en hacer el bien y en una familia y eso es indispensable.
Solo “así puede mostrar toda su fecundidad, y nos permite experimentar la felicidad de dar, la nobleza y la grandeza de donarse sobreabundantemente, sin medir, sin reclamar pagos, por el solo gusto de dar y de servir”.
* Pbro. José Martínez Colín

Mes de María
Flor del 4 de mayo: Madre de Cristo
- Meditación: “De Ella nació Jesús, llamado el Cristo” (Mateo 1,16). Jesús significa Salvador, y es el Cristo, es decir el Ungido, el Mesías enviado por Dios para la Salvación de Su pueblo. Y Su Madre, Madre de Cristo, del Ungido, ha sido asociada a Su Empresa Redentora. Ella es Corredentora con su amor y su dolor. También Cristo nos llama a cada uno a participar en Su grandiosa Empresa de salvar a todos los hombres.
- Oración: ¡Oh Madre de Dios, oh Madre del dolor! Como Corredentora que sos, imprime en nuestro corazón las Llagas del Señor, para participar de la Fiesta de la Salvación. Amén.
- Decena del Santo Rosario (Padrenuestro, diez Avemarías y Gloria).
- Florecilla para este día: Examinar y renovar mi consagración a Cristo y a Su Sagrado Corazón.

Mensaje de María Reina de la Paz 

Mensaje de María Reina de la Paz del 2 de Mayo de 2016

“Hijos míos, mi Corazón materno desea vuestra sincera conversión y fe firme para que podáis transmitir el amor y la paz a todos aquellos que os rodean. Pero, hijos míos, no lo olvidéis: cada uno de vosotros es un mundo único ante el Padre Celestial; por eso, permitid que la obra incesante del Espíritu Santo actúe en vosotros. Sed, hijos míos, espiritualmente puros. En la espiritualidad está la belleza: todo lo que es espiritual está vivo y es muy hermoso. No olvidéis que en la Eucaristía, que es el corazón de la fe, mi Hijo está siempre con vosotros, viene a vosotros y parte el pan con vosotros porque, hijos míos, Él ha muerto por vosotros, ha resucitado y viene nuevamente. Estas palabras mías vosotros las conocéis porque son la verdad y la verdad no cambia; solo que muchos hijos míos la han olvidado. Hijos míos, mis palabras no son ni antiguas ni nuevas, son eternas. Por eso os invito, hijos míos, a mirar bien los signos de los tiempos, a recoger las cruces despedazadas y a ser apóstoles de la Revelación. ¡Os doy las gracias!”

Los cinco minutos de Dios
Mayo 4
No se puede negar que, pese al ateísmo moderno, el hombre de nuestro tiempo está buscando desesperadamente a Dios; tiene hambre de Dios, y esa hambre no se puede calmar sino con Dios.
Si tú buscas a Dios, lo encontrarás ciertamente.
Pero ten cuidado, no equivoques el camino,  porque en ése caso la culpa de no encontrar a Dios ya no sería de Él sino tuya. Y es equivocar el camino pretender llegar a Dios con los pasos del entendimiento; se va a Él más bien por el amor.
Te extraña que en Dios haya misterios que tú no alcanzas, pero no habría misterios en Dios si Él no fuera infinitamente grande y bueno; o si nosotros no fuésemos tan pequeños comparados con Él; pero, desde el momento en que Él es infinito en su poder y en su bondad y nosotros tan pequeños, es lógico no sólo suponer, sino reconocer misterios en Dios que nosotros no podemos captar. ¿O es que preferirías un Dios pequeño en poder y en bondad, como tú?
Porque entonces sí que lo podrías comprender, pero entonces no sería Dios, como tampoco tú lo eres.
“Hay en el cielo un Dios que revela los misterios” (Dn 2,28). El Misterio de Dios es Cristo, el “Misterio escondido desde toda la eternidad y que ahora Dios quiso manifestar a sus santos. A ellos les ha revelado cuánta riqueza y gloria contiene para los paganos este Misterio, que es Cristo entre ustedes” (Col 1,26-27). Agradece al Señor que te haya hecho conocer el misterio del amor de Cristo.
* P. Alfonso Milagro

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

1 comentario:

  1. Gracias por todo lo que nos brindas! Eres realmente un muy buen jardinero de Dios

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.