martes, 12 de enero de 2010

Pequeñas Semillitas 0961

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0961 ~ Martes 12 de Enero de 2010
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Dios nos habla por medio de las personas que nos ha puesto cerca, nos mira sobre todo con la mirada de las personas que viven junto a nosotros. Dios nos bendice poniéndonos junto a personas de luz, personas buenas, y a veces nos bendice poniéndonos junto a personas que tienen necesidad de nosotros.
Por ello es importante que vivamos atentos a las personas que tenemos cerca. De algunas podremos recibir y aprender cosas hermosas... y a otras seremos nosotros quienes tendremos que darles generosamente lo que tenemos.


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


Llegó Jesús a Cafarnaum y el sábado entró en la sinagoga y se puso a enseñar. Y quedaban asombrados de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas. Había precisamente en su sinagoga un hombre poseído por un espíritu inmundo, que se puso a gritar: «¿Qué tenemos nosotros contigo, Jesús de Nazaret? ¿Has venido a destruirnos? Sé quién eres tú: el Santo de Dios». Jesús, entonces, le conminó diciendo: «Cállate y sal de él». Y agitándole violentamente el espíritu inmundo, dio un fuerte grito y salió de él.
Todos quedaron pasmados de tal manera que se preguntaban unos a otros: «¿Qué es esto? ¡Una doctrina nueva, expuesta con autoridad! Manda hasta a los espíritus inmundos y le obedecen». Bien pronto su fama se extendió por todas partes, en toda la región de Galilea.
(Marcos 1, 21-28)

Comentario
Hoy, primer martes del tiempo ordinario, san Marcos nos presenta a Jesús enseñando en la sinagoga y, acto seguido, comenta: «Quedaban asombrados de su doctrina, porque les enseñaba como quien tiene autoridad, y no como los escribas» (Mc 1,21). Esta observación inicial es impresionante. En efecto, la razón de la admiración de los oyentes, por un lado, no es la doctrina, sino el maestro; no aquello que se explica, sino Aquél que lo explica; y, por otro lado, no ya el predicador visto globalmente, sino remarcado específicamente: Jesús enseñaba «con autoridad», es decir, con poder legítimo e irrecusable. Esta particularidad queda ulteriormente confirmada por medio de una nítida contraposición: «No lo hacía como los escribas».
Pero, en un segundo momento, la escena de la curación del hombre poseído por un espíritu maligno incorpora a la motivación admirativa personal el dato doctrinal: «¿Qué es esto? ¡Una doctrina nueva, expuesta con autoridad!» (Mc 1,27). Sin embargo, notemos que el calificativo no es tanto de contenido como de singularidad: la doctrina es «nueva». He aquí otra razón de contraste: Jesús comunica algo inaudito (nunca como aquí este calificativo tiene sentido).
Añadimos una tercera advertencia. La autoridad proviene, además, del hecho que a Jesús «hasta a los espíritus inmundos le obedecen». Nos encontramos ante una contraposición tan intensa como las dos anteriores. A la autoridad del maestro y a la novedad de la doctrina hay que sumar la fuerza contra los espíritus del mal.
¡Hermanos! Por la fe sabemos que esta liturgia de la palabra nos hace contemporáneos de lo que acabamos de escuchar y que estamos comentando. Preguntémonos con humilde agradecimiento: ¿Tengo conciencia de que ningún otro hombre ha hablado jamás como Jesús, la Palabra de Dios Padre? ¿Me siento rico de un mensaje que tampoco tiene parangón? ¿Me doy cuenta de la fuerza liberadora que Jesús y su enseñanza tienen en la vida humana y, más concretamente, en mi vida? Movidos por el Espíritu Santo, digamos a nuestro Redentor: Jesús-vida, Jesús-doctrina, Jesús-victoria, haz que, como le complacía decir al gran Ramon Llull, ¡vivamos en la continua “maravilla” de Ti!
Rev. D. Antoni ORIOL i Tataret (Vic, Barcelona, España)


Santoral Católico
San Arcadio, Mártir


Se desconoce la fecha exacta de su martirio, pero parece que tuvo lugar en alguna ciudad de Mauritania, probablemente en Cesarea, la capital. Las persecuciones estaban en todo su furor y miles de cristianos eran torturados por los soldados romanos sin esperar la sentencia del juez.

En tan terribles circunstancias, San Arcadio se retiró a la soledad. Sin embargo, el gobernador de la ciudad al saber que no se había presentado a los sacrificios públicos, capturó a un pariente y lo mantuvo como rehén hasta que el prófugo se presentara. Al saberlo, el mártir volvió a la ciudad y se entregó al juez quien lo obligó a que se sacrificase a los dioses. Ante su negativa, el juez lo condenó a muerte, cortando cada uno de sus miembros de manera lenta.

Al encontrarse totalmente mutilado, el mártir se dirigió a la comunidad pagana, exhortándolos a abandonar a sus dioses falsos y a adorar al único Dios verdadero, el Señor Jesús. Los paganos se quedaron maravillados de tanto valor y los cristianos recogieron su cadáver y empezaron a honrarlo como a un gran santo.

Más información en: http://www.ewtn.com/spanish/Saints/Arcadio.htm


Pensamiento


"Los miedos se estancan en nosotros porque los permitimos.
Si nos enfrentamos a los miedos ellos desaparecen.
Uno con Dios es mayoría"


Tema del día:
Superar traumas


Antiguamente a veces se predicaron cosas espeluznantes para hacer “aborrecer el pecado”. Algunas quedaron así como traumatizados en lo religioso. Reaccionaron apartándose de la Iglesia y no volvieron a tocar el tema. No han querido avanzar con la Iglesia, con la teología, con la espiritualidad, y prefieren guardar el resquemor de aquellos tiempos.

Otros no guardan ese resentimiento y hoy no se sienten frustrados. Quizás tuvieron posibilidades de formación religiosa mejores que otros, y su fe y su experiencia religiosa evolucionaron correctamente. Aprovecharon oportunidades para ponerse al día.

Aquello que se vivió fue el fruto de una época, que estaba acabando henchida de un jansenismo rigorista, que no tenía nada que ver con el espíritu y los valores evangélicos, y con el Dios, Padre bueno, de nuestro Señor Jesucristo.

Piensa por un instante que un día tienes que presentarte delante de Él, de ese Padre bueno, y de Jesús, amigo fiel. Y te das cuenta de que te han buscado toda la vida… que siempre te han amado… Piensa, pues, por un instante, que ellos no te han fallado nunca, que no han hecho más que darte Amor.

Quizás han fallado los hombres, débiles e imperfectos como tú, pero ellos no. Y tú delante, sin saber qué decir. Tú, que te has pasado toda la vida ignorándolos, despreciándolos… Quizás ha sido tu venganza particular contra “los curas”.

Confiesa que la cosa es seria. Aunque bañada en la misericordia, que es lo bueno. Has estado toda una vida “castigando” al Padre bueno. Y castigándote a ti. Te cerraste y te has hecho mucho daño, mucho más del que crees que te hicieron de niño con aquellas predicaciones “terribles”.

¡Alégrate! Año Nuevo, vida nueva. En ese encuentro van a quedar saldadas todas las cuentas. Desde el amor y la verdad. Desde la misericordia. Con gran alegría. Piensa en ese tu Encuentro. Con paz. Con consuelo. Con cierta impaciencia, incluso. Como cuando siendo pequeño llegabas en tren a un pueblecito de la costa y sentías el olor del salitre y no pensabas más que en zambullirte en el mar.


Meditación breve


Deja que todo lo que ha ocurrido hasta aquí sirva de guía, pero no dejes que se convierta en una restricción.
Cada instante es una oportunidad de estar más plenamente vivo, más lleno de sentido que nunca antes.
Cada día constituye un nuevo comienzo con el cual puedes construir a partir de lo que ha sucedido hasta entonces.
Cada día puedes avanzar, haciendo que la vida resulte aún mejor. Hoy es un día nuevo. Y en él yace un camino, algo que ahora puedes hacer para moverte hacia tu más preciado sueño.
Tus deficiencias del pasado han quedado atrás. Este día es tu oportunidad para hacerlo bien, para hacer que funcione.
Tu mayor desilusión puede empezar a ser transformada, hoy, en tu más asombroso logro.
En este nuevo día, los que alguna vez fueran obstáculos interponiéndose en tu camino pueden convertirse en escalones que te lleven a tus sueños.
Tienes ahora frente a ti un día nuevo. Haz de él lo mejor que puedas llegar a imaginar.


Pedidos de oración


Nuestro lector y amigo Exequiel, de San Lorenzo, Santa Fe, Argentina, nos pide oraciones por las siguientes intenciones: por la plena recuperación de la niña Zayra, de Buenos Aires, Argentina, que había tenido un gravísimo accidente por caída de un árbol en una plaza; por el eterno descanso del alma de Guido N. fallecido en España aproximadamente con 44 años de edad y también por el eterno descanso del alma de Héctor Mario B. de 64 años de edad, fallecido en Brasil.


Pedimos oración por el eterno descanso del alma de Inés V. que dejó este mundo para encontrarse con Jesús, a los cien años de edad, en Lima, Perú.


Pedimos oración por Francisco T. -"Pancho"- que vive en la ciudad de Leticia, departamento Amazonas, Colombia, y que está seriamente enfermo de sus pulmones por lo que ha tenido ya varias hospitalizaciones. Que Nuestro Señor, Médico por excelencia, por la intercesión de María Santísima, le den fuerzas y calidad de vida según sea Su voluntad, al mismo tiempo que a su familia les llegue la luz de la conversión y la unidad.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Ven Espíritu Santo...!


Dador de luz espléndido
a cuya luz serena
pasada ya la noche
el día se despliega.

Mensajero de luz
que de luz centellea,
no es del alba el lucero;
eres Tú luz de veras,
más brillante que el sol,
todo luz y pureza,
enciende nuestro pecho
alumbra el alma nuestra.

Ven, autor de la vida,
prez de la luz paterna,
sin cuya gracia el cuerpo
se sobresalta y tiembla.

A Cristo, rey piadoso,
y al Padre gloria eterna,
y por todos los siglos
al Espíritu sea.
Así sea.

P. Florentín Brusa cmf


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. GRACIAS A DIOS Y A USTED DON FELIPE POR SU MUY ACERTADA PUBLICACION DE LA VIDA DEL PARA JUAN PABLO 11...SE QUE NUESTRO SEÑOR LE ILUMINARA PARA SEGUIR SU PROPOSITO...PAZ Y BIEN

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.