domingo, 10 de enero de 2010

Pequeñas Semillitas 0959

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0959 ~ Domingo 10 de Enero de 2010
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Para su Bautismo Jesús se pone entre toda la gente que acude a Juan, como muestra de la solidaridad y cercanía que durante toda su vida iba a mostrar con las personas más débiles y más necesitadas. En el momento de su bautismo, Jesús experimentó y aceptó una misión y un destino.
Este es el sentido radical y fuerte que tiene el bautismo cristiano. Es el sacramento del compromiso responsable y la conversión personal al Evangelio.
Revivamos hoy nuestro bautismo: como vocación, como decisión, como elección, como compromiso, como don.


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


En aquel tiempo, como el pueblo estaba a la espera, andaban todos pensando en sus corazones acerca de Juan, si no sería él el Cristo; respondió Juan a todos, diciendo: «Yo os bautizo con agua; pero viene el que es más fuerte que yo, y no soy digno de desatarle la correa de sus sandalias. Él os bautizará en Espíritu Santo y fuego».
Sucedió que cuando todo el pueblo estaba bautizándose, bautizado también Jesús y puesto en oración, se abrió el cielo, y bajó sobre Él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: «Tú eres mi hijo; yo hoy te he engendrado».
(Lucas 3,15-16.21-22)

Comentario
Hoy contemplamos a Jesús ya adulto. El niño del Pesebre se hace un hombre completo, maduro y respetable, y llega el momento en el que ha de trabajar en la obra que el Padre le ha confiado. Así es como le encontramos en el Jordán en el momento de empezar esta labor: uno más en la fila de aquellos contemporáneos suyos que iban a escuchar a Juan y a pedirle el baño del bautismo, como signo de purificación y renovación interior.
Allí, Jesús es descubierto y señalado por Dios: «Puesto en oración, se abrió el cielo, y bajó sobre Él el Espíritu Santo en forma corporal, como una paloma; y vino una voz del cielo: ‘Tú eres mi hijo; yo hoy te he engendrado’» (Lc 3,21-22). Es la etapa preparatoria del gran camino que está dispuesto a emprender y que le conducirá hasta la Cruz. Es el primer acto de su vida pública, su investidura como Mesías.
Es también el proemio de su modo de actuar: no obrará con violencia, ni con gritos y asperezas, sino con silencio y suavidad. No cortará la caña quebrada, sino que la ayudará a mantenerse firme. Abrirá los ojos a los ciegos y librará a los cautivos. Las señales mesiánicas que describía Isaías, se cumplirán en Él. Nosotros somos los beneficiarios de todas estas cosas porque, como leemos hoy en la carta de san Pablo: «Él nos salvó, no por nuestras buenas obras, sino en virtud de su misericordia, por medio del bautismo regenerador y la renovación del Espíritu Santo que derramó abundantemente sobre nosotros (...). De este modo, salvados por su gracia, Dios nos hace herederos conforme a la esperanza que tenemos de alcanzar la vida eterna» (Tit 3,5-7).
La fiesta del Bautismo de Jesús debe ayudarnos a recordar nuestro propio Bautismo y los compromisos que por nosotros tomaron nuestros padres y padrinos al presentarnos en la Iglesia para hacernos discípulos de Jesús: «El Bautismo nos ha liberado de todos los males, que son los pecados, pero con la gracia de Dios debemos cumplir todo lo bueno» (San Cesáreo de Arlés).
Rev. D. Joan BUSQUETS i Masana (Sabadell, Barcelona, España)


Santoral Católico
-
Beata Laura Vicuña


Beata Ana de los Ángeles Monteagudo


Palabras de Juan Pablo II


"He aquí, pues, la gran verdad:
el Bautismo, al hacernos partícipes
de la Muerte y Resurrección del Salvador,
nos llena de una vida nueva"


Tema del día:
El Bautismo de Jesús


Todos los años, después de la fiesta de los reyes magos, viene la fiesta del Bautismo de Jesús. Para algunos litúrgicamente forman una unidad por lo que indica de epifanía o manifestación del Señor. Hoy el Padre, en unidad con el Espíritu, manifiesta la misión mesiánica del Hijo para comenzar su predicación.

Para algunos se hace confuso aún el hablar del bautismo que recibió Jesús, como si fuese algo parecido a lo que recibimos nosotros. Hasta afirman que no hay que recibir el bautismo sino siendo mayores, como Jesús lo recibió a los treinta años.

En este ciclo C se lee el bautismo de Jesús según el evangelio de Lucas. Comienza haciendo claramente la distinción, pues eran tiempos de gran expectación mesiánica y algunos creían que Juan Bautista era el Mesías. El les dijo que bautizaba; pero sólo en agua, mientras que el Mesías, que ya llegaba, iba a bautizar en el Espíritu Santo.

Bautizar en agua era sólo un símbolo de lo que pasaba en el interior de la persona, si se arrepentía. Significaba la purificación que se suponía tenía el penitente. Pero nuestro bautismo, el que nos dio Jesucristo, es mucho más, porque además de la purificación que simboliza el agua, se nos da la gracia, que es una participación de la vida divina, y las tres divinas personas habitan de una manera más vital en el alma, de modo que el Espíritu Santo comienza a realizar la obra de santificación, si esa persona colabora dejando que el Espíritu desarrolle en ella sus dones, frutos y carismas.

El bautismo que Jesús recibió de Juan también era diferente del que recibían las otras personas. Los demás debían arrepentirse de sus pecados, pero Jesús no podía arrepentirse. ¿Entonces qué hizo? Nos dice el evangelista que Jesús se bautizó cuando mucha gente estaba bautizándose. Con esto expresó la solidaridad de Jesús con el pueblo pecador. Ya desde su encarnación se hizo igual que nosotros menos en el pecado; pero asumió el pecado hasta redimirlo en la cruz. Ahora en el Jordán tiene este gesto de unión porque va a comenzar su actividad mesiánica.

Lo importante de ese día es lo que nos narra el evangelista que sucedió al terminar el bautismo. Lo recibió en un ambiente de oración, en la que pediría por nosotros pecadores. Pero siguió en una oración tan profunda, que sintió que se manifestaba su Padre Dios con todo amor y el Espíritu Santo que le llenaba todo su ser.

Es muy difícil describir una manifestación tan profunda y al mismo tiempo tan eficaz. Por eso el evangelista recurre a los símbolos. Lo mismo que cuando llueve decían que se abrían los cielos, igualmente ahora en que su Padre se manifiesta. La venida radiante y veloz del Espíritu Santo al alma era bonito semejarla a la bajada de una paloma.

Jesús, que había ido creciendo en “gracia y sabiduría” toma ahora una definitiva conciencia de su misión mesiánica. Es como la ratificación por parte de su Padre Dios de su filiación y de la misión que debe cumplir. Es como la graduación o la investidura. De tal manera le impactó a Jesús esta manifestación, que se retiró por cuarenta días a orar y prepararse para su misión de predicar, sobre todo, que Dios es nuestro Padre.

Para nosotros en este día debe ser la renovación de nuestra dignidad como hijos de Dios, que recibimos el día de nuestro bautismo. Es una dignidad, pero es de una manera especial un compromiso que nos debe hacer pensar en lo que somos, ya que el bautismo es para siempre.

Por el bautismo tenemos un compromiso de amor con Dios, que vive en lo profundo del alma para poder ser fuente de intimidad en el amor. Pero es un compromiso también con todas las demás personas, pues nos debe hacer ser solidarios. El bautismo nos dice que hemos sido llamados a dar testimonio del Reino de Dios en el mundo.

No fue solamente una llamada pasada. La fuerza del bautismo continúa, porque el Espíritu Santo quiere estar muy activo en nosotros. Lo peor es que muchas veces no le dejamos actuar. En este día nos entreguemos más a su amor con nuestras obras de vida cristiana.

Enviado por Salvador Batres


Meditación breve


La vida es corta:
Rompe las reglas.
Perdona rápido.
Besa lentamente.
Ama verdaderamente.
Ríe incontrolablemente.
Y nunca te arrepientas de nada que te haya hecho sonreír.
Enseñarás a volar, pero no volarán tu vuelo.
Enseñará s a soñar, pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir, pero no vivirán tu vida.
Sin embargo…en cada vuelo, en cada vida, en cada sueño,
perdurará siempre la huella del camino enseñado.
«La vida puede no ser la fiesta que esperamos,
pero mientras estemos aquí... deberíamos bailar»

Enviado por Mariana


Nunca nos olvidemos de agradecer


Alguna vez leí que en el cielo hay dos oficinas diferentes para tratar lo relativo a las oraciones de las personas en la tierra:
Una es para receptar pedidos de diversas gracias, y allí los muchos ángeles que atienden trabajan intensamente y sin descanso por la cantidad de peticiones que llegan en todo momento.
La otra oficina es para recibir los agradecimientos por las gracias concedidas y en ella hay un par de ángeles aburridos porque prácticamente no les llega ningún mensaje de los hombres desde la tierra para dar gracias...
Desde esta sección de "Pequeñas Semillitas" pretendemos juntar una vez por semana los mensajes para la segunda oficina: agradecimientos por favores y gracias concedidas como respuesta a nuestros pedidos de oración.


Nuestra lectora Viviana Elizabeth S. agradece al Dios y a los lectores que rezaron por la bebé Catalina, nacida prematura en Buenos Aires, Argentina, el 25 de agosto de 2009, y que luego de pasar por numerosas dificultades que pusieron su vida en peligro, fue finalmente dada de alta el día 24 de diciembre pasado... una fecha nada casual... ¡Jesús estuvo con ella!


Diana P. bendice a Dios porque ya está de regreso en su patria Ecuador, luego de un viaje complicado por Australia, y manifiesta su agradecimiento porque el Señor jamás abandona a ninguno de sus hijos, y en su caso particular ha observado Su mano en cada uno de sus pasos.


Desde Rosario, Argentina, agradecen al Señor y a las personas que oraron por Ana Clara que tiene 14 años y está en tratamiento por anorexia. La recuperación es lenta, pero gracias a Dios ya ha conseguido subir cuatro hermosos kilos.


María Lucía, nos escribe desde Austin, Texas, USA, dando gracias a Dios y a la intercesión de la Virgen, porque hace un mes pidió oraciones por su hijo Diego José y gracias a Dios se ha recuperado favorablemente.


Nuestro lector Claudio O. expresa su agradecimiento a Dios por la bendición de un comienzo de año con salud y bienestar en la familia, por la salud de su hijo Germán y su hermano Gustavo quienes superaron problemas serios de salud del final de año. Damos gracias a Dios.


"Pequeñas Semillitas" por e-mail


Si quieres recibir todos los días "Pequeñas Semillitas" por correo, más el agregado de un powerpoint diario, debes suscribirte gratis enviando un mail en blanco a la dirección peque_semillitas_2-subscribe@gruposyahoo.com.ar
Las inscripciones son moderadas y pueden demorar un par de días, siendo importante que no te suscribas desde una computadora de tu oficina o lugar laboral, y que sólo te inscribas si de verdad estás dispuesto/a a leer todos los días nuestros mensajes e incluso compartirlos con tus amigos y conocidos reenviándoselos por correo electrónico.
Felipe de Urca
pequesemillitas@gmail.com


Ven Espíritu Santo...!


Ven Espíritu divino,
manda tu luz desde el cielo.

Padre amoroso del pobre;
don en tus dones espléndidos;
luz que penetra las almas;
fuente del mayor consuelo.

Ven dulce huésped del alma,
descanso de nuestro esfuerzo,
tregua en el duro trabajo,
brisa en las horas de fuego,
gozo que enjuga las lágrimas
y reconforta en los duelos.

Entra hasta el fondo del alma,
divina luz y enriquécenos.

Mira el vació del hombre,
si Tú le faltas por dentro;
mira el poder del pecado,
cuando no envías tu aliento.

Riega la tierra en sequía,
sana el corazón enfermo,
lava las manchas
infunde calor de vida en el hielo,
colma el espíritu indómito,
guía al que tuerce el sendero.

Reparte tus siete dones
según la fe de tus siervos;
por tu Bondad y tu Gracia
dale al esfuerzo su mérito;
salva al que busca salvarse
y danos tu gozo eterno.
Así sea

P. Florentín Brusa cmf


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Esun blog.,maravilloso, siempre lo visito para alimentarme espiritualmente, tus post. curan mi alma, y espero que sanen mi cuerpo, estoy como seguidora, espero visites mi blog,
    Con cariño y gracias por darme tanta paz.
    María del Carmen desde Perú

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.