miércoles, 19 de agosto de 2009

Pequeñas Semillitas 0815

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0815 ~ Miércoles 19 de Agosto de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)



Hola !!!
En los pequeños detalles se encuentran muchas veces el alma de las cosas, en los pequeños gestos, descubrirás los sentimientos de los que te rodean. No hagas que tu falta de tiempo o dedicación obliguen a los demás a evidenciar sus problemas, emociones o sus deseos para que los entiendas y compartas. Presta atención a los que te rodean.



La Palabra de Dios :
Evangelio del día



En aquel tiempo, Jesús dijo a los discípulos esta parábola: «El Reino de los Cielos es semejante a un propietario que salió a primera hora de la mañana a contratar obreros para su viña. Habiéndose ajustado con los obreros en un denario al día, los envió a su viña. Salió luego hacia la hora tercia y al ver a otros que estaban en la plaza parados, les dijo: ‘Id también vosotros a mi viña, y os daré lo que sea justo’. Y ellos fueron. Volvió a salir a la hora sexta y a la nona e hizo lo mismo. Todavía salió a eso de la hora undécima y, al encontrar a otros que estaban allí, les dice: ‘¿Por qué estáis aquí todo el día parados?’. Dícenle: ‘Es que nadie nos ha contratado’. Díceles: ‘Id también vosotros a la viña’.
»Al atardecer, dice el dueño de la viña a su administrador: ‘Llama a los obreros y págales el jornal, empezando por los últimos hasta los primeros’. Vinieron, pues, los de la hora undécima y cobraron un denario cada uno. Al venir los primeros pensaron que cobrarían más, pero ellos también cobraron un denario cada uno. Y al cobrarlo, murmuraban contra el propietario, diciendo: ‘Estos últimos no han trabajado más que una hora, y les pagas como a nosotros, que hemos aguantado el peso del día y el calor’. Pero él contestó a uno de ellos: ‘Amigo, no te hago ninguna injusticia. ¿No te ajustaste conmigo en un denario? Pues toma lo tuyo y vete. Por mi parte, quiero dar a este último lo mismo que a ti. ¿Es que no puedo hacer con lo mío lo que quiero? ¿O va a ser tu ojo malo porque yo soy bueno?’. Así, los últimos serán primeros y los primeros, últimos».
(Mateo 20, 1-16)

Comentario
Hoy, la Palabra de Dios nos invita a ver que la "lógica" divina va mucho más allá de la lógica meramente humana. Mientras que los hombres calculamos («Pensaron que cobrarían más»: Mt 20,10), Dios -que es Padre entrañable-, simplemente, ama («¿Va a ser tu ojo malo porque yo soy bueno?»: Mt 20,15). Y la medida del Amor es no tener medida: «Amo porque amo, amo para amar» (San Bernardo).
Pero esto no hace inútil la justicia: «Os daré lo que sea justo» (Mt 20,4). Dios no es arbitrario y nos quiere tratar como hijos inteligentes: por esto es lógico que haga "tratos" con nosotros. De hecho, en otros momentos, las enseñanzas de Jesús dejan claro que a quien ha recibido más también se le exigirá más (recordemos la parábola de los talentos). En fin, Dios es justo, pero la caridad no se desentiende de la justicia; más bien la supera (cf. 1Cor 13,5).
Un dicho popular afirma que «la justicia por la justicia es la peor de las injusticias». Afortunadamente para nosotros, la justicia de Dios -repitámoslo, desbordada por su Amor- supera nuestros esquemas. Si de mera y estricta justicia se tratara, nosotros todavía estaríamos pendientes de redención. Es más, no tendríamos ninguna esperanza de redención. En justicia estricta no merecíamos ninguna redención: simplemente, quedaríamos desposeídos de aquello que se nos había regalado en el momento de la creación y que rechazamos en el momento del pecado original. Examinémonos, por tanto, de cómo andamos de juicios, comparaciones y cálculos cuando tratamos con los demás.
Además, si de santidad hablamos, hemos de partir de la base de que todo es gracia. La muestra más clara es el caso de Dimas, el buen ladrón. Incluso, la posibilidad de merecer ante Dios es también una gracia (algo que se nos concede gratuitamente). Dios es el amo, nuestro «propietario que salió a primera hora de la mañana a contratar obreros para su viña» (Mt 20,1). La viña (es decir, la vida, el cielo...) es de Él; a nosotros se nos invita, y no de cualquier manera: es un honor poder trabajar ahí y podernos "ganar" el cielo.
Rev. D. Antoni CAROL i Hostench (Sant Cugat del Vallès, Barcelona, España)



Santoral Católico

San Ezequiel Moreno



Nació el 9 de abril de 1848 en Alfaro, Rioja España. En el seno de una humilde familia y con gran devoción católica, sus padres fueron Félix Moreno y Josefa Díaz. Desde muy niño descubrió su vocación a la vida religiosa y el 21 de septiembre de 1884 ingresó como religioso en el convento español de los agustinos recoletos en Monteagudo, Navarra. Al año siguiente hizo su profesión religiosa en el teologado de Marcilla. En 1870 viajó a Manila, Filipinas, donde se desempeñó como misionero. Al año siguiente fue ordenado sacerdote y destinado a Mindoro donde continuó sus actividades misioneras.

Poco tiempo después se enfermó de paludismo y regresó a Manila. Más tarde fue nombrado superior del convento de Monteagudo y vuelve a España para dedicarse a la formación de los futuros religiosos misioneros.

En 1888 viajó a Colombia al mando de un grupo de misioneros agustinos recoletos. En este país empezó a reactivar las misiones y en 1893 fue nombrado obispo titular de Pinara y vicario apostólico de Casanare, en 1895 fue nombrado Obispo de Pasto. San Ezequiel desempeñó su nueva misión con la eficacia y generosidad que lo caracterizaban pero tuvo que superar numerosos obstáculos.

En 1905 se le diagnosticó cáncer y ante las reiteradas súplicas de los fieles y de los religiosos de su Orden, al año siguiente volvió a España para operarse. La operación no tuvo éxito y San Ezequiel, firme en su fe, se retiró al convento de Monteagudo, España, donde murió el 19 de agosto de 1906.

Su fama de santidad creció rápidamente, sobre todo en Colombia. Fue beatificado por el Papa Pablo VI en 1975 y el 11 de octubre de 1992 fue canonizado por el Papa Juan Pablo II. San Ezequiel Moreno es considerado como el especial intercesor ante Dios por los enfermos del cáncer y uno de los más grandes apóstoles de la Evangelización de América.



Pensamiento



"Haz un alto en tus labores para orar…
Es el mejor modo de oír la voz de Dios
en un mundo lleno de ruidos ensordecedores"



Tema del día :
Testimonio de una lectora



Le escribo autorizando dar mi testimonio, sucede que soy muy devota de Jesús Sacramentado, es una devoción que me heredada de mi abuela (q.e.p.d.), cada jueves asisto a la Misa, pero el Jueves 30 de Julio , cuando estábamos en la Consagración tuve una visión: mi párroco estaba con la sagrada Hostia y en la mesa eucarística está Jesús como cuando es bajado de la Cruz y fue algo que llegué a mi casa cerraba los ojos y lo veía, despertaba y lo veía… esa imagen no salía de mi mente, luego con mis labores el Domingo la olvide y en la Misa Dominical sucedió lo mismo y la imagen siempre estuvo en mi mente. Por la tarde hablé con el párroco y le dije: Padre tuve esta visión y me dijo: esa es tu fe, porque realmente Jesús está presente a la hora de la Consagración.

Antes de eso él está construyendo una capilla a Jesús Sacramentado para que nosotros podamos tener un lugar de adoración permanente. Nunca lo apoyé, siempre dije que nuestra iglesia era suficientemente grande y hermosa para que él con su capilla le quitara el estilo antiguo y que iba a espantar el proyecto turístico que tenemos. Y después que conversé me fui dije es normal, esto es normal.

El siguiente jueves abrí mi correo había unas diapositivas (pps) de “La Santa Misa” y cual es mi emoción, cuando veo las imágenes iguales a las que vi (claro que están en varias dimensiones o poses, pero hay una que es igual es la tercera, está igual), me sentí tan dichosa, tan amada, tan favorecida, que fui donde mis compañeras le enseñé la diapositiva y mi cuerpo se erizó, me sentí feliz.


Pero mi testimonio no termina allí fui donde mi párroco y me puse a la orden… quiero ayudarle a recoger fondos para la capilla, quiero mandar correos en Internet a mis amigos, le dije ¿me autoriza? Sí, me dijo, ya no tengo más recursos para continuar, toma fotos si podes, en ese momento me paso las de Saulo, se abrió mi mente y le dije, Padre esta capilla va a ser un lugar intimo, el que quiera puede hacer oración antes de ir a trabajar, pueden haber Misas sin necesidad de abrir la iglesia y el cuidado es menor, menos luz, menos limpieza y estoy trabajando con él, me gustaría que también nos ayudaran.

Doy Gracias a Dios, a Ustedes que día a día ocupan su corazón, su tiempo y se lo ofrecen al Señor, se que Él ilumino al hombre para crear los medios computarizados para expresarnos su amor y unirnos en la Fe, les agradezco su interés.

Infinitamente sea alabado mi Jesús Sacramentado.

Un abrazo.

Eugenia Isabel Villagra Sequeira

isabelvillagra@yahoo.es

Licenciada en Administración de Empresas
Directora de Finanzas en la Municipalidad de Belén-Rivas,
Nicaragua, C.A.
Parroquia Niño Dios de Belén.
Mi Párroco es el Padre Luis Vallejo Ortiz, Diócesis de Granada Nicaragua



Meditación breve



El pecado que más hiere al Señor es la desconfianza de las almas. No confían en Dios, que es Bondad Infinita.
Nosotros no seamos desconfiados, sino todo lo contrario, confiemos ciegamente en Él y en su misericordia. Pero tampoco le dejemos todo al Señor, abandonándonos en un quietismo pecaminoso. ¡No! Sigamos el consejo que nos dejó el Padre Pío de Pietralcina: "Reza, ten fe y no te preocupes". Es decir que tenemos que rezar, y rezar mucho, pues para mantenernos en pie en las pruebas de la vida es necesario orar incesantemente. El ejemplo bien claro lo tenemos en Jesús y en María. Ellos confiaron ilimitadamente, pero también rezaron constantemente, y no dejaron todo el trabajo a Dios sino que pusieron todo de sí mismos. Hagamos lo mismo ya que ellos son nuestros Modelos a seguir.
Y para confiar en Dios, tenemos que hacernos como niños, porque el niño confía en sus padres y se entrega a ellos. Así también debemos ser nosotros con Dios: niñitos pequeños y confiados en sus manos.



Pedidos de oración



Pedimos oración por integrantes de una familia de San Luis, Argentina, que a principios de este mes tuvieron un gravísimo accidente de carretera en Neuquén, Argentina, por el cual fallecieron Ricardo T. y Horacio T. mientras quedaron con muy severas heridas Leandro T. y Walter T. que ya están fuera de peligro aunque deberán someterse a nuevas operaciones. Le pedimos a Dios Nuestro Señor que los ayude a recuperar sus condiciones de salud y que fortalezca anímicamente a toda la familia ante tan grave tragedia que han tenido que vivir.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.



Reflexión Mariana



Decir Madre protectora es como una redundancia, porque el ser madre implica el ser protectora. Pero María es especialmente Madre protectora porque no sólo nos defiende y protege de las calamidades de este mundo, sino que nos defiende y protege de las calamidades espirituales, que son las verdaderas calamidades. A nosotros los cristianos se nos pide la infancia espiritual, pues Jesús nos dice en el Evangelio que si no nos hacemos como niños, no entraremos en el Reino de los Cielos. Entonces, como niños que somos, necesitamos una Madre que nos proteja, y esta Madre es María. Cuando estemos atemorizados, asustados, angustiados, corramos a sus brazos y cobijémonos bajo su manto, que allí encontraremos refugio seguro. María nos defiende de todos los demonios y de nuestros enemigos, porque es todopoderosa, no por naturaleza sino por gracia de Dios.



Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Estimado Director.
    Soy Fabiola Ayala, tengo 18 años, trabajo en la Arquidiócesis de Asunción-Paraguay.
    Hace algunos meses me recomendaron la página, y desde aquel día en que entre por primera vez, ya no volví a despegarme de “PEQUEÑAS SEMILLITAS”.
    Todas las mañanas lo primero que hago al iniciar la maquina es entrar a la pagina. Me hace tanto bien el leer todos los días el evangelio a través del internet.
    Quiero felicitarlos porque imagino que detrás de este gran servicio se encuentra un grupo humano valiosísimo.
    A pesar de no conocerlos personalmente, los tengo presente en mis oraciones para que sigan adelante con esta gran obra de amor.
    Que tengan un excelente día.
    Bendiciones.!!!

    Fabiola Ayala
    monicafabiola91@gmail.com

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.