lunes, 29 de junio de 2009

Pequeñas Semillitas 0770

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0770 ~ Lunes 29 de Junio de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Cuando usted hable algo, cumpla lo que dijo. Hablamos por hablar. Los padres prometen a los hijos, los gobernantes a los gobernados y simplemente nos olvidamos el camino para cumplir esta promesa.
Sin embargo, cuando una palabra sale de su boca, es parte del honor del individuo convertirla en realidad. Aprende esta técnica sencilla de reflexionar antes de hablar, y transformar cada palabra en una acción.


La Palabra de Dios : Evangelio del día


En aquel tiempo, llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta pregunta a sus discípulos: «¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?». Ellos dijeron: «Unos, que Juan el Bautista; otros, que Elías, otros, que Jeremías o uno de los profetas». Díceles Él: «Y vosotros ¿quién decís que soy yo?». Simón Pedro contestó: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo». Replicando Jesús le dijo: «Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella. A ti te daré las llaves del Reino de los Cielos; y lo que ates en la tierra quedará atado en los cielos, y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos».
(Mateo 16, 13-19)

Comentario
Hoy es un día consagrado por el martirio de los apóstoles san Pedro y san Pablo. «Pedro, primer predicador de la fe; Pablo, maestro esclarecido de la verdad» (Prefacio). Hoy es un día para agradecer la fe apostólica, que es también la nuestra, proclamada por estas dos columnas con su predicación. Es la fe que vence al mundo, porque cree y anuncia que Jesús es el Hijo de Dios: «Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo» (Mt 16,16). Las otras fiestas de los apóstoles san Pedro y san Pablo miran a otros aspectos, pero hoy contemplamos aquello que permite nombrarlos como «primeros predicadores del Evangelio» (Colecta): con su martirio confirmaron su testimonio.
Su fe, y la fuerza para el martirio, no les vino de su capacidad humana. No fue ningún hombre de carne y sangre quien enseñó a Pedro quién era Jesús, sino la revelación del Padre de los cielos (cf. Mt 16,17). Igualmente, el reconocimiento “de aquel que él perseguía” como Jesús el Señor fue claramente, para Saulo, obra de la gracia de Dios. En ambos casos, la libertad humana que pide el acto de fe se apoya en la acción del Espíritu.
La fe de los apóstoles es la fe de la Iglesia, una, santa, católica y apostólica. Desde la confesión de Pedro en Cesarea de Filipo, «cada día, en la Iglesia, Pedro continúa diciendo: ‘Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios vivo!’» (San León Magno). Desde entonces hasta nuestros días, una multitud de cristianos de todas las épocas, edades, culturas, y de cualquier otra cosa que pueda establecer diferencias entre los hombres, ha proclamado unánimemente la misma fe victoriosa.
Por el bautismo y la confirmación estamos puestos en el camino del testimonio, esto es, del martirio. Es necesario que estemos atentos al “laboratorio de la fe” que el Espíritu realiza en nosotros (Juan Pablo II), y que pidamos con humildad poder experimentar la alegría de la fe de la Iglesia.
Mons. Pere Tena i Garriga, Obispo Auxiliar de Barcelona (España)


Santoral Católico

San Pedro y San Pablo, apóstoles

San Pedro es llamado también "Príncipe de los Apóstoles". "Príncipe", del latín princeps, que significa cabeza principal o jefe supremo. Sabemos por los Evangelios que Pedro era Galileo, que vivía en Betsaida, que estaba casado, era pescador y hermano del Apóstol San Andrés. Portaba el nombre de Simón, pero el Señor, en el primer encuentro que tuvo con él, le dijo que se llamaría Cefas, que en arameo significa "piedra" y que, en su forma española, derivó hasta convertirse en el apelativo Pedro.

Fue él quien actuó como portavoz de los demás apóstoles al proclamar la sublime profesión de fe: "¡Tú eres el Cristo, el hijo de Dios vivo!" A él personalmente le dirigió el Señor estas palabras con gran solemnidad: "¡Bendito seas, Simón, hijo de Jonás, porque no han sido la carne ni la sangre las que te revelaron estas cosas, sino mi Padre que está en los Cielos! Y Yo te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella; a ti te daré las llaves del Reino de los Cielos: y todo lo que tú atares en la tierra, atado quedará en el cielo; y lo que desatares en la tierra, quedará desatado en el cielo".

La "pasión" de San Pedro tuvo lugar en Roma, durante el reinado de Nerón. De acuerdo con una antigua tradición, se encerró a Pedro en la cárcel Mamertina, donde ahora se encuentra la Iglesia de San Pietro in Carcere. Tertuliano, quien murió cerca del año 225, dice que el Apóstol fue crucificado; por su parte, Eusebio agrega que, por expreso deseo del anciano Pedro, la cruz fue colocada cabeza abajo.

San Pablo, es el "Apóstol de los Gentiles" y el Protector de la familia Paulina. No sólo poseemos un registro exterior de sus hechos, proporcionado por su discípulo San Lucas en los Hechos de los Apóstoles, sino que contamos con las revelaciones íntimas de sus cartas, que si bien tenían el propósito de beneficiar a los destinatarios, reflejan también su alma.

En su tercer viaje, entre los años 52 y 56, luego de atravesar Galacia, retrocedió camino hacia Macedonia donde se embarcó para hacer una quinta visita a Jerusalén. En Efeso, ocurrió el disturbio creado por Demetrio, el platero y el tallador, cuando las prédicas de Pablo arruinaron los lucrativos negocios de los mercaderes en la compra y venta de las imágenes de la diosa Diana. En Jerusalén se le recibió de manera indigna y se produjo una gran conmoción popular, cuando el Apóstol hizo una visita al Templo. Ahí fue detenido, maltratado y cargado de cadenas. Su cautiverio en Cesarea duró dos años. En vista de que no encontraban pruebas en su contra y que Pablo exigió sus derechos de ciudadano romano, su causa fue vista por el propio emperador, Nerón. Parece que luego del juicio fue puesto en libertad. Hay pruebas de que realizó un cuarto viaje.

La Tradición dice que a Pablo lo condenaron cortándole la cabeza, en un punto de la Vía Ostiense llamado Aquae Salviae (la actual tre Fontane) cerca del sitio donde hoy se levanta la basílica de San Pablo Extramuros y donde se venera la tumba del Apóstol. Es creencia común que San Pablo fue ejecutado el mismo día y año que San Pedro.

Lea una biografìa completa de San Pedro Apòstol en la Enciclopedia Catòlica

Pensamiento


"Si nos atrevemos a creer en la vida eterna, a vivir para la vida eterna, veremos cómo la vida se torna más rica, más grande, libre y dilatada"
Benedicto XVI


Tema del día :
Se cierra el Año Paulino


Todo aquello que comienza, un día termina. Así estamos llegando al final del Año Paulino (29 de Junio de 2009). Deseamos que la dinámica propuesta continúe, más allá de este tiempo especial dedicado a la persona y vida del apóstol Pablo. Que ahora Pablo vuelva a un segundo plano, sería lamentable.

Para que esta dinámica del Año Paulino no decaiga les invitamos a rogar para que el Señor llame, en nuestra comunidad eclesial, a quienes puedan actualizar las diversas facetas del apóstol Pablo. Que Dios siga encontrando a nuevos “Saulos” dispuestos a ser “Pablos hoy” siendo…

- Personas de fe dispuestas a permitir que Dios les cambie la vida y los modele en aquel camino que los encuentre.

- Laicos que sientan el deseo de ser el sabor de Dios en el mundo:

- Niños que reciban, desde el vamos, la Ley de Dios en sus corazones, y desde allí puedan gestar un mundo nuevo desde el ejemplo de Jesús.

- Jóvenes dispuestos a escribir una nueva historia desde Jesucristo Maestro en todos los órdenes de vida.

- Esposos que logren mantenerse fieles en el amor asumido, una vez para siempre, y que consigan inculcarlo en sus hijos.

- Matrimonios que reciban a sus vecinos en sus casas y compartan con ellos la Palabra de Dios, como auténtica iglesia doméstica, viviendo en comunión con las demás comunidades de la parroquia y de la diócesis.

- Profesionales y trabajadores que prioricen el servicio a su ganancia personal, en los trabajos realizados.

- Políticos que asuman el bien público como su principal ocupación, y que sean continuadores de proyectos válidos y duraderos.

- Pastores capaces de hacer comprensible el Evangelio sea a niños y como a los jóvenes, los adultos y a los ancianos, a los ricos y a los desprotegidos, a los que creen y a los no creyentes.

- Consagrados que sean testigos vivos de las bienaventuranzas del Reino de Dios con sus palabras, sus carismas y sus obras de apostolado específico.

- Párrocos que mantengan en estado de misión a sus parroquianos, saliendo a buscar especialmente a los que no conocen a Dios y a los que, tal vez por algún desengaño, se fueron de la Iglesia.

- Obispos que favorezcan la unidad de su clero y de todo el rebaño encomendado. Que motiven a sus curas a permanecer alegres en el servicio del Pueblo de Dios, y que a su vez convoquen a toda la comunidad eclesial a anunciar el Evangelio a todos, en primer lugar.

- Comunidades eclesiales (laicos, consagrados y ministros ordenados) que capten y respondan a las nuevas y desafiantes necesidades de nuestros tiempos.

Con estos deseos, hechos oración, nos despedimos del Año Paulino. Esperamos seguir encontrándonos en otros espacios que el Señor señalará en el futuro. Concluimos con la exhortación de primera carta a Timoteo (4,13): Mientras llego, dedícate a la lectura, a la predicación y a la enseñanza. Y con el infaltable deseo de Pablo en sus cartas: ¡Gracia y Paz a todos ustedes!

Martín Dolzani
Responsable Pastoral Vocacional Sociedad de San Pablo


Historias :
La mujer del vestido de algodón barato


Se cuenta que un día se presentó tímidamente, sin haber hecho cita, un matrimonio en la oficina de la secretaria del Presidente de la Universidad de Harvard. La mujer iba en un desteñido vestido de algodón barato y su esposo, vestido con un raído traje. Habían hecho un viaje largo en tren que los llevó a Boston y de la estación habían caminado hasta la universidad.

La secretaria adivinó en un momento que habrían venido de los bosques, que serían campesinos sin tener nada que hacer en Harvard y ni merecían estar en Cambridge.

“Desearíamos ver al presidente” dijo suavemente el hombre.
“El estará ocupado todo el día” les dijo secamente la secretaria.
“Esperaremos” replicó la mujer.

Por horas la secretaria los ignoró, esperando que la pareja se desanimara y se fuera. Ellos no lo hicieron. La secretaria vio aumentar su frustración y finalmente decidió interrumpir al presidente: “Tal vez si usted conversa con ellos por unos minutos, se irán” le dijo.

Él hizo una mueca de desagrado y asintió. Alguien de su importancia obviamente no tenía el tiempo para ellos, y él detestaba los vestidos de algodón barato y los trajes raídos en la oficina. El presidente, con el ceño hosco y con dignidad, se dirigió con paso arrogante hacia la pareja.

La mujer le explicó su visita: “Tuvimos un hijo que asistió a Harvard por solo un año. El amaba a Harvard. Era feliz aquí. Pero hace un año, murió en un accidente. Mi esposo y yo deseamos levantar un memorial para él, en alguna parte del campus”.

El presidente no se interesó: “Señora”, dijo ásperamente, “no podemos poner una estatua para cada persona que asista a Harvard y fallezca. Si lo hiciéramos, este lugar parecería un cementerio.”

“Oh no”, explicó la mujer rápidamente. “No deseamos erigir una estatua. Pensamos que nos gustaría donar un edificio a Harvard”.

El presidente entornó sus ojos. Echó una mirada al vestido de algodón barato y al traje raído, y entonces exclamó: “¡Un edificio! ¿Tienen alguna remota idea de cuanto cuesta un edificio? Hemos gastado más de siete millones y medio de dólares en los edificios aquí en Harvard”

Por un momento la mujer quedó en silencio. El presidente estaba feliz. Tal vez se podría deshacer de ellos ahora. La mujer se volvió a su esposo y dijo suavemente: “¿Eso es todo lo que cuesta iniciar una universidad? ¿Por qué no iniciamos la nuestra?” Su esposo asintió. El rostro del presidente se oscureció en confusión y desconcierto.

El Sr. Leland Stanford y su esposa se pararon y se fueron, viajando a Palo Alto, California, donde establecieron la universidad que ahora lleva su nombre, la Universidad Stanford, en memoria de un hijo del que Harvard no se interesó. La universidad “Leland Stanford Junior” fue inaugurada en 1891, en Palo Alto. Es “Junior” porque era en honor al fallecido hijo del rico terrateniente.

Ése fue su memorial. Hoy en día la Universidad de Stanford es la número uno del mundo, por arriba de Harvard.

Es fácil caer en prejuicios y dejarnos guiar sólo por impresiones superficiales, olvidándonos de la dignidad que tiene cualquier persona, independientemente del bien que pueda hacernos. La calidad de una persona se manifiesta con claridad en el modo en que tratan a quienes piensan que no pueden hacer nada para ellos.

Pbro. José Martínez Colín


Meditación breve


La constante energía creadora de Dios se mueve en mí y a través de mí. Estoy sana de mente, cuerpo y espíritu.
Mi mente está alerta y sensible. En toda situación me concentro en lo que debo hacer, pues mis pensamientos son claros y positivos.
Mi cuerpo está lleno de salud y vitalidad. Durante el día puedo realizar todas las tareas que tenga ante mí. Ingiero los alimentos adecuados y hago lo necesario para mantener saludable mi cuerpo.
Dedico todo mi ser a Dios. La fe me asegura que mi amante Creador se ocupa de mis necesidades, tanto las espirituales como las físicas, y me cuida constantemente.
Mi mente, cuerpo y espíritu se unen para irradiar amor y agradecimiento hacia Dios. ¡Me siento colmada de alegría y seguridad!
Estoy sana, bien y libre gracias a la amorosa presencia de Dios dentro de mí.
Gra Baq


Pedidos de oración


Pedimos oración por Stella Maris T., que vive en Río Negro, Argentina, que debe hacerse estudios médicos por varios problemas de salud que está afrontando, para que María Santísima la acompañe e interceda por la recuperación plena de su salud.


Desde Vic, Barcelona, España, nos piden oraciones por Ángeles y Antonio, que ya disfrutan de la compañía de Dios.


Pedimos oración por María Elena C. V., que vive en San José de Costa Rica, y padece hipoplasia medular, con graves daños neurológicos, para que el Señor Misericordioso la toque con su amor y alivie sus males.


Pedimos oración por Natalia Jimena M. de 21 años de edad, para que el Buen Jesús la ayude en el trabajo, en los estudios y en su salud.


Nuestra lectora mexicana María del Carmen S. A. nos pide oraciones por las necesidades físicas, materiales y espirituales de toda su familia. Oramos por ellos.


Pedimos oración por el joven Federico T., de la provincia de Buenos Aires, Argentina, para que el Señor lo aleje de las malas juntas, y la luz del Espíritu Santo lo oriente para seguir por los mejores caminos que su familia le inculcó desde niño.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Junio mes del Sagrado Corazón de Jesús


29. - El Santísimo Sacramento

Una dulce palabra sale del sagrario: "Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, que yo os aliviaré". ¿Quién habla así? El Corazón de Dios. ¿A quien habla? A la pobre criatura débil enferma. ¿Para qué te llama? Para ser tu fuerza, tu consuelo. Jesús se ha hecho víctima en la Misa. Desea que tú lo recibas en la comunión. Quiere también ser visitado por ti, quiere hablar sólo con tu corazón.
¿Cómo practicas este deseo del Sagrado Corazón? ¿Vas cuando puedes a la iglesia a adorarlo, a ofrecerte a Él, a tomar fuerza, a hacer la comunión espiritual? ¿Le pides perdón por tus culpas pasadas, por los pecados de tu familia, de tus parientes? ¿Lo reparas por tantas almas ingratas, por tantos pecadores moribundos?

Web Católico de Javier


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Hemos querido acoger el servicio de la consolación, como recuerda San Pablo a las primeras comunidades en sus viajes apostólicos. De hecho su misión se identifica con la consolación de Dios a su pueblo, sintiéndose portador de un consuelo profundo que él proyecta en su ministerio. A imitación de María cada uno de nosotros debe mostrarse como el lugar de la consolación de Dios.

    Los saludo de todo corazón y los invito a que visiten este sitio en la web: "Sed Consolación Jóvenes Misioneros", url: http://sedconsolacion.blogspot.com, para que juntos llevemos la consolación de Dios a todos los pueblos.

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.