viernes, 19 de marzo de 2010

Pequeñas Semillitas 1018

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 1018 ~ Viernes 19 de Marzo de 2010
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Hoy celebramos jubilosos la festividad de san José, esposo de la Santísima Virgen y padre adoptivo de Jesús.
¿Por qué podemos decir que san José es el santo más excelso después de la Santísima Virgen María?
Por su santidad basada en la unión e intimidad con Jesucristo, ya que ningún hombre estuvo más cerca de Jesucristo que san José, que fue, la imagen de Dios-Padre así como el hombre más cercano a Jesús niño y joven.
Hoy san José sigue estando junto a Jesús en el cielo y, como decía santa Teresa, no puede haber cosa que desee y que le niegue Jesús. Por eso debemos invocarle con mucha fe para nosotros mismos, para la unión en las familias, para el bien de la Iglesia y para que todos podamos tener, como él, una santa muerte en los brazos de Jesús y de María. Pongamos nuestros trabajos en las manos de Dios, como san José, y un día podremos gozar para siempre de su compañía.


La Palabra de Dios:
Evangelio del día



Jacob engendró a José, el esposo de María, de la que nació Jesús, llamado Cristo. La generación de Jesucristo fue de esta manera: Su madre, María, estaba desposada con José y, antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo. Su marido José, como era justo y no quería ponerla en evidencia, resolvió repudiarla en secreto.
Así lo tenía planeado, cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños y le dijo: «José, hijo de David, no temas tomar contigo a María tu mujer porque lo engendrado en ella es del Espíritu Santo. Dará a luz un hijo, y tú le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados». Despertado José del sueño, hizo como el Ángel del Señor le había mandado.
(Mateo 1,16.18-21.24a)

Comentario
Hoy, celebra la Iglesia la solemnidad de San José, el esposo de María. Es como un paréntesis alegre dentro de la austeridad de la Cuaresma. Pero la alegría de esta fiesta no es un obstáculo para continuar avanzando en el camino de conversión, propio del tiempo cuaresmal.
Bueno es aquel que, elevando su mirada, hace esfuerzos para que la propia vida se acomode al plan de Dios. Y es bueno aquel que, mirando a los otros, procura interpretar siempre en buen sentido todas las acciones que realizan y salvar la buena fama. En los dos aspectos de bondad, se nos presenta a San José en el Evangelio de hoy.
Dios tiene sobre cada uno de nosotros un plan de amor, ya que «Dios es amor» (1Jn 4,8). Pero la dureza de la vida hace que algunas veces no lo sepamos descubrir. Lógicamente, nos quejamos y nos resistimos a aceptar las cruces.
No le debió ser fácil a Sant José ver que María «antes de empezar a estar juntos ellos, se encontró encinta por obra del Espíritu Santo» (Mt 1,18). Se había propuesto deshacer el acuerdo matrimonial, pero «en secreto» (Mt 1,19). Y a la vez, «cuando el Ángel del Señor se le apareció en sueños» (Mt 1,20), revelándole que él tenía que ser el padre legal del Niño, lo aceptó inmediatamente «y tomó consigo a su mujer» (Mt 1,24).
La Cuaresma es una buena ocasión para descubrir qué espera Dios de nosotros, y reforzar nuestro deseo de llevarlo a la práctica. Pidamos al buen Dios «por intercesión del Esposo de María», como diremos en la colecta de la misa, que avancemos en nuestro camino de conversión imitando a San José en la aceptación de la voluntad de Dios y en el ejercicio de la caridad con el prójimo. A la vez, tengamos presente que «toda la Iglesia santa está endeudada con la Virgen Madre, ya que por Ella recibió a Cristo, así también, después de Ella, San José es el más digno de nuestro agradecimiento y reverencia» (San Bernardino de Siena).
Mons. Ramon MALLA i Call Obispo Emérito de Lleida (Lleida, España)



Santoral Católico
San José, esposo de la Santísima Virgen


Material abundante sobre San José:
http://www.aciprensa.com/santoral/19mars.htm


Pensamiento



"Te acostumbraste al silencio, oh San José, estando con Jesús y María. La casa de Nazaret era un templo y ¡en el templo, sobre todo, se reza! Enséñame, oh San José, a dominar mi locuacidad y a cultivar el espíritu de recogimiento"



Tema del día :
José, "un hombre sin importancia"



En nuestra vida tratemos de no perder de vista a San José, “un hombre sin importancia”

En nuestra vida de cristianos, de religiosos, de sacerdotes, de laicos, lanzados todos al ritmo del trabajo diario, llenos de preocupaciones, de esquemas y planificaciones, de apuros y sofocones… francamente no tenemos casi tiempo de ocuparnos de los hombres sin importancia, de los rutinarios y vulgares acontecimientos… Casi tendríamos que bajar de nuestra montaña de problemas, para dar tiempo a quien no pareciera tener importancia…

Decididamente nos preguntamos ¿quién era el prototipo del "sin importancia"? Lo mejor será preguntárselo a San José de Nazaret.
Vamos a preguntarle a José, cómo se puede tener una vida llena pletórica, generosa, fecunda, eficaz y feliz sin ser persona conocida, publicitada y sin estar de turno…

Se lo vamos a preguntar a José que no fue nada de eso tan importante, de eso que nosotros somos o aspiramos a ser…
Se lo vamos a preguntar a José del que apenas se sabía nada fuera de que era un hombre bueno… Del que se supo bastante menos que de Juan, Santiago, Judas Tadeo, Marcos, María, Timoteo, Priscila y Apolo, pero también sin gran nombradía.
Se lo vamos a preguntar a José de quien lo único que sabemos es que estuvo 30 años con Él, es decir, con Jesús. Con Él, pero siempre detrás, sin dejarnos un discurso, ni una carta, ni un himno, ni una frase…

Ya estamos adivinando las respuestas: El hombre no importante, José: es decir, el no-protagonista más grande de la historia. ¡Cómo se puede ser grande!
El que comienza por no ser tantas cosas interesantes, ni halagadoras, ni infladotas, ni suficientes.
No fue corredentor… ni apóstol, ni mártir…
Ni obispo, ni diácono… ni asesor, ni profesor…
Ni seglar carismático. De todo esto no hay noticias…
Ese José número dos, tres, cuatro, que nos deja en ridículo a los que pretendemos ser "número uno"

Vamos a entrevistar a José en su taller. A José que está allí entre sus tablas, que ni dictamina, ni pregona, ni se siente problematizado, que ni protesta, ni profetiza.
Vamos a reportear a José que cuidadosamente "guarda todas las cosas en su corazón" y sigue trabajando y sirviendo, amando, callando, aceptando y obedeciendo.

Si es así, digámosle a José: ¡Enséñanos José! Instrúyenos José para saber:

- Cómo se es no protagonista…
- Cómo se trabaja sin exhibirse y sin apariencias…
- Cómo se avanza sin pisotear al prójimo, sin relegar a nadie, al hermano o a la esposa, al vecino…
- Cómo se colabora sin mandonear…
- Cómo se da y nos damos sin bombo ni platillos…
- Cómo se ama sin reclamar…
- Cómo se vive siendo número dos, tres, cuatro... o cinco…
- Cómo se hacen las cosas grandes desde un segundo lugar…

Enséñanos José, cómo la inmensa mayoría de nosotros debemos ocupar esos segundos lugares en los que se esconde nuestra verdadera y oculta grandeza.
Enséñanos José a vivir con elegancia siendo no-importantes.
Te pedimos José, que nos convenzas de que se puede ser útil, fiel, efectivo y héroe sin ser importante.
Enséñanos José a luchar como tú, campeón de la aceptación de la voluntad de Dios, sin aplausos; cómo se avanza sin publicidad y… esto es importante: cómo se persevera en la sin esperanza de que le hagan un homenaje.

José de Nazaret, que no fuiste miembro de ningún directorio, ni de ninguna comisión organizadora, haznos comprender cómo desarrollarse al máximo las posibilidades de tu silenciosa y humilde persona, como "te realizaste", allí en tu casa de Nazaret, en tu pobre taller, sin angustias deprimentes, sin los vicios de tu YO…

José de Nazaret, los iniciadores de tiempos nuevos, de soluciones sensacionales, de profetismos alucinantes, los que hoy "nacen" con vocación de primeras figuras, nos desconciertan bastante, pues dan la impresión de que todos quieren tomar las riendas y notamos que "nadie quiere tirar del carro". Notamos que todos quieren sentirse "llamados" y no vemos que quieran servir y colaborar desde el anonimato…

¡Admirable José! Nunca colgó las herramientas, nunca salió a la plaza diciendo que sabía muy bien donde estaba la salvación…
Sabiendo lo que sabía, no se puso a la cabeza de ningún comité Nazarenato, Galileo o Samaritano… El silencio de su trabajo lo tiene en su puesto.

Lo que nos extraña es la actitud de José, es decir, ¿Cómo se las componía José para ser útil, positivo, trabajador, humilde, sin necesidad de ser importante, de ser protagonista, de ser imprescindible? ¿Cómo lograba José darlo todo, sintiendo dentro de su casa, de su taller y de su corazón una paz y felicidad tan profunda?

Pero San José, en lugar de sentir el halago de ser reporteado, nos sonríe y sigue entre sus tablas hasta muy tarde. María y José ya descansan… José apaga las lámparas después de ordenar su taller para volver a empezar mañana…

Es el que mejor sabe aquello de que el ruido no hace bien y que el bien no hace ruido…

Ah… nos olvidábamos de los datos personales de José:

- Nació en Nazaret
- Novió y se casó con María
- Era carpintero de oficio
- El Espíritu Santo lo llama "varón justo"
- Tenía un sobrenombre: "sombra de Dios"
- Misión que cumplir:
* velar por el honor de María y su prestigio
* proteger el nacimiento y crecimiento de Jesús con delicadeza, dedicación y trabajo del mejor padre que vivió en la tierra.
- Murió en los brazos de Jesús y María ¡Qué dicha!
- Es patrono de la Iglesia Universal (Pío XI)
- En el cielo todo lo consigue (palabras de Santa Teresa)

San José... ¡Dame tu temple y tu fe!

A San José se le podrían aplicar las palabras de Is.30.15: "En el sosiego y la confianza está nuestra victoria. En el silencio y la esperanza está nuestra fortaleza"

Escrito por un sacerdote anónimo
Enviado por Viviana Fretes



Cuaresma día por día



Día 31º. Viernes Cuarto - 19 de Marzo.

Pureza.

"Por defender su pureza, San Francisco de Asís se revolcó en la nieve, San Benito se arrojó a un zarzal, San Bernardo se zambulló en un estanque helado... Tú, ¿Qué has hecho?", escribía el beato José María.

Así huyeron de las ocasiones, y cortaron las tentaciones los santos. Tú, como ellos, tienes tentaciones. Madre mía, que como ellos sea fuerte para no ponerme en ocasión de pecado y para cortar desde el principio las tentaciones. Cuando las tenga, rezaré un bendita sea tu pureza, y, así contigo, seré más fuerte.

Coméntale a Dios con tus palabras algo de lo que has leído. Después termina con la oración final.

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org



Pedidos de oración



Pedimos oración por por María G. que vive en Miami (USA) y tiene entrevista en la Corte la semana próxima para definir su situación legal en ese país. Que Jesús la ayude y le conceda lo mejor.


Pedimos oración por Mario S. que vive en Santa Fe, Argentina, el cual fue operado y se encuentra en grave estado. Que la Virgen de Guadalupe interceda por él para conseguir su recuperación.


Pedimos oración por Hernán Alberto G., un hombre joven de Medellín, Colombia, al que se le ha detectado un cáncer, para que el Buen Jesús tenga misericordia de él y le ayude a superar la enfermedad.


Pedimos oración por la jovencita Nicolle S. M., de Guatemala, quien se encuentra muy delicada de salud en un hospital de Estados Unidos, luego de haber sido herida de bala cuando iba en un bus escolar. Que Dios, todo amor y toda misericordia, atienda este pedido y le restablezca su salud.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.



Ven Espíritu Santo...!



Espíritu de fe, otórganos no vacilar en nuestra fe y vivir siempre de acuerdo con las enseñanzas de Cristo, e iluminados por tus santas inspiraciones.
P. Florentín Brusa cmf



Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. hola me da gusto que todavia exista esta pagina ya que tenia mucho tiempo de no entrar,me estoy preparando para ser servidor en la capilla san agustin de cd juarez chihuahua mexico y esta pagina me va a ayudar mucho para mi preparacion y sabiduria,me gustaria que hubiera dibujos para colorear sobre la vida de jesus para poder darselos a los niños de la comunidad porque a veces cuando los cuidamos les gusta mucho pintar y no allamos dibujos biblicos para darles,bueno me despido y muchas gracias.

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.