martes, 17 de noviembre de 2009

Pequeñas Semillitas 0905

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0905 ~ Martes 17 de Noviembre de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)



Hola !!!
Hoy el Evangelio narra la historia de Zaqueo, el personaje de Jericó, que por su baja estatura debió subirse a un árbol porque quería ver a Jesús, y la posterior actitud del Maestro que le dice que irá a su casa... Es uno de los pasajes de los Evangelios que más me gustan y más me llega al corazón. ¡Qué lindo sería tener la misma predisposición del pequeño Zaqueo para buscar a Jesús por encima de nuestras miserias y pequeñeces! y por cierto ¡qué hermoso que el Señor venga a hospedarse a mi casa!
¿Sabías que tenemos la posibilidad permanente de buscar a Jesús y recibirlo en nuestra casa cada vez que lo queremos? Es que Él nos ha dejado dos bellos instrumentos para éso que son el sacramento de la Reconciliación (subir al árbol para buscar al Señor) y el sacramento de la Eucaristía (recibirlo en nuestra casa).
¡Utilicemos esos regalos que Jesús nos ha dejado para el alimento de nuesta alma!


La Palabra de Dios :
Evangelio del día


En aquel tiempo, habiendo entrado Jesús en Jericó, atravesaba la ciudad. Había un hombre llamado Zaqueo, que era jefe de publicanos, y rico. Trataba de ver quién era Jesús, pero no podía a causa de la gente, porque era de pequeña estatura. Se adelantó corriendo y se subió a un sicómoro para verle, pues iba a pasar por allí. Y cuando Jesús llegó a aquel sitio, alzando la vista, le dijo: «Zaqueo, baja pronto; porque conviene que hoy me quede yo en tu casa». Se apresuró a bajar y le recibió con alegría.
Al verlo, todos murmuraban diciendo: «Ha ido a hospedarse a casa de un hombre pecador». Zaqueo, puesto en pie, dijo al Señor: «Daré, Señor, la mitad de mis bienes a los pobres; y si en algo defraudé a alguien, le devolveré el cuádruplo». Jesús le dijo: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque también éste es hijo de Abraham, pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido».
(Lucas 19, 1-10)

Comentario
Hoy, Zaqueo soy yo. Este personaje era rico y jefe de publicanos; yo tengo más de lo que necesito y quizás muchas veces actúo como un publicano y me olvido de Cristo. Jesús, entre la multitud, busca a Zaqueo; hoy, en medio de este mundo, me busca a mí precisamente: «Baja pronto; porque conviene que hoy me quede yo en tu casa» (Lc 19,5).
Zaqueo desea ver a Jesús; no lo conseguirá si no se esfuerza y sube al árbol. ¡Quisiera yo ver tantas veces la acción de Dios!, pero no sé si verdaderamente estoy dispuesto a hacer el ridículo obrando como Zaqueo. La disposición del jefe de publicanos de Jericó es necesaria para que Jesús pueda actuar; y, si no se apremia, quizás pierda la única oportunidad de ser tocado por Dios y, así, ser salvado. Quizás yo he tenido muchas ocasiones de encontrarme con Jesús y quizás ya va siendo hora de ser valiente, de salir de casa, de encontrarme con Él y de invitarle a entrar en mi interior, para que Él pueda decir también de mí: «Hoy ha llegado la salvación a esta casa, porque también éste es hijo de Abraham, pues el Hijo del hombre ha venido a buscar y salvar lo que estaba perdido» (Lc 19,9-10).
Zaqueo deja entrar a Jesús en su casa y en su corazón, aunque no se sienta muy digno de tal visita. En él, la conversión es total: empieza con la renuncia a la ambición de riquezas, continúa con el propósito de compartir sus bienes y acaba con la resolución de hacer justicia, corrigiendo los pecados que ha cometido. Quizás Jesús me está pidiendo algo similar desde hace tiempo, pero yo no quiero escucharle y hago oídos sordos; necesito convertirme.
Decía san Máximo: «Nada hay más querido y agradable a Dios como que los hombres se conviertan a Él con un arrepentimiento sincero». Que Él me ayude hoy a hacerlo realidad.
Rev. D. Enric RIBAS i Baciana (Barcelona, España)


Santoral Católico

Santa Isabel de Hungría, Viuda

Su padre era rey de Hungría y fue hermano de Santa Eduvigis. Nacida en 1207, vivió en la tierra solamente 24 años, y fue canonizada apenas cuatro años después de su muerte. La Iglesia Católica ha visto en ella un modelo admirable de donación completa de sus bienes y de su vida entera a favor de los pobres y de los enfermos.

Cuando ella sólo tenía veinte años y su hijo menor estaba recién nacido, el esposo murió luchando en las Cruzadas. La Santa estuvo a punto de sucumbir a la desesperanza, pero luego aceptó la voluntad de Dios. Renunció a propuestas que le hacían para nuevos matrimonios y decidió que el resto de su vida sería para vivir totalmente pobre y dedicarse a los más pobres. Daba de comer cada día a 900 pobres en el castillo

Un día, después de las ceremonias, cuando ya habían quitado los manteles a los altares, la santa se arrodilló ante un altar y delante de varios religiosos hizo voto de renunciar a todos sus bienes y de vivir totalmente pobre, como San Francisco de Asís hasta el final de su vida y de dedicarse por completo a ayudar a los más pobres. Cambió sus vestidos de princesa por un simple hábito de hermana franciscana. Cuando apenas iba a cumplir sus 24 años, el 17 de noviembre del año 1231, pasó de esta vida a la eternidad.

Los milagros que sucedieron en su sepulcro movieron al Sumo Pontífice a declararla santa, cuando apenas habían pasado cuatro años de su muerte, y además, Santa Isabel de Hungría fue declarada patrona de la Arquidiócesis de Bogotá.


Pensamiento


"Lo que una vez disfrutamos, nunca lo perdemos.
Todo lo que amamos profundamente
se convierte en parte de nosotros mismos"

Helen Keller


Tema del día :
Beatificación de Juan Pablo II


El papa Juan Pablo II, fallecido el 2 de abril de 2005 en Ciudad del Vaticano, será beatificado entre abril y mayo de 2010 en Roma o en Cracovia (Polonia), según publicó el diario La Repubblica.

Según el diario, existen un grupo de partidarios en Roma y otro en Cracovia, para que Karol Wojtyla sea proclamado beato en una u otra ciudad.

El grupo de Roma es mucho más institucional, más ligado a la Curia vaticana y ya está organizando el acto con la alcaldía de la capital para celebrar la beatificación en la plaza de San Pedro.

Esa plaza fue también escenario de la beatificación de la Madre Teresa de Calcuta, del Padre Pío, del español José María Escrivá de Balaguer y de Juan XXIII durante el pontificado de Wojtyla.

Mientras tanto, el alcalde de Roma, Gianni Alemanno ha empezado a pensar en la maquinaria organizativa en vista de los millones de devotos que llegarán a la ciudad, si finalmente se decide por esta opción.

La opción que encabeza el grupo radicado en Cracovia, diócesis dirigida por Wojtila antes de ser elegido Papa, que pretende también recibir el privilegio de acoger su beatificación, se está barajando en el Vaticano tanto en el terreno diplomático como en el eclesiástico.

Según el diario, lo que está claro es que la beatificación del papa Juan Pablo II se llevará cabo entre abril y mayo de 2010.

Detalles más precisos, dice "la Repubblica" se darán el miércoles próximo en la iglesia de los polacos de San Estanislao, en Roma, durante la presentación del libro "El Papa que no muere" escrito por el biógrafo de Woytila, el vaticanista Gianfranco Svidercoschi.

En 2008 el Papa Benedicto XVI ya autorizó que la causa de beatificación comenzase sin tener que esperar a los cinco años de la muerte de Juan Pablo II, como establece el Código de Derecho Canónico, y señaló que no habrá más excepciones al procedimiento.

El no tener que esperar a los cinco años sólo se ha producido en otros dos casos, cuando Juan Pablo II lo autorizó con la Madre Teresa de Calcuta, y recientemente con Sor Lucía, la vidente de Fátima, por expreso deseo de Benedicto XVI.

Fuente: EFE - Roma - Nov 2009


Oración por la pronta beatificación de Juan Pablo II


¡Oh Trinidad Santa! Te damos gracias por haber concedido a la Iglesia al Papa Juan Pablo II y porque en él has reflejado la ternura de tu paternidad, la gloria de la cruz de Cristo y el esplendor del Espíritu de tu amor. Él, confiando totalmente en tu infinita misericordia y en la maternal intercesión de María, nos ha mostrado una imagen viva de Jesús Buen Pastor, indicándonos la santidad, alto grado de la vida cristiana ordinaria, como camino para alcanzar la comunión eterna Contigo. Concédenos, por su intercesión, si es tu voluntad, el favor que imploramos, con la esperanza de que sea pronto incluido en el número de tus santos. Amén.


Historias : Un sabio


Cuentan que a un pueblo lejano, un día llegó un hombre ya bien anciano. Dicen que era sabio. Unos jóvenes universitarios decidieron probarlo. Fueron hasta él le preguntaron: "Si eres un sabio, entonces dinos quién es la mejor persona de este pueblo".

Al día siguiente, se ubicó en una calle donde se dice que todos los ciudadanos pasaban continuamente. Colocó un cartel que decía: “Necesito algo de usted, por favor, dóneme alguna cosa".

La gran mayoría le dio dinero. Pero, cada vez que le daban dinero, él lo arrojaba a otro mendigo que se encontraba a su lado. La gente se sorprendió con su actitud.

Al día siguiente, de nuevo estaba él con el mismo cartel. Esta vez, muy pocos le dieron dinero -que fue debidamente arrojado al otro mendigo- pero le trajeron comida, de la mejor y de la peor. Nuevamente, el sabio dio toda la comida recibida a otros mendigos cercanos y, al llegar la hora del almuerzo, comió de su propia comida. Nadie entendió que quería realmente el sabio.

Llegó el tercer día, estaba él con el mismo cartel pero esta vez le regalaron menos dinero que el día anterior y muy pocos le dieron comida y la que recibió la distribuyó con los otros mendigos del lugar, pero, un hombre se acercó al sabio, le preguntó cómo estaba, le sonrió, conversó un rato con él y después se retiró. Cuando el hombre se fue, el sabio abandonó el lugar.

Dos días después, los jóvenes preguntaron sobre lo que había sucedido. "Mis jóvenes, la realidad es que tanto el dinero como la comida que me dieron no tenían nada de especial. Simplemente cumplían con su deber, por tener algo, dando a los que no tienen. Sin embargo, la persona que se acercó, me sonrió y conversó conmigo es la mejor de todas, porque me dio la riqueza de la vida y la comida del alma".

Siempre que busquen a alguien nuevo, verifiquen que, junto con cualquier cosa material que pueda dar, esa persona de algo de sí misma, de lo bueno que cada uno de nosotros llevamos dentro.

Desconozco su autor


Meditación breve


No sabemos cuando acontecerá el fin del mundo, y los que lo predican, señalando una fecha cierta, mienten contra el mismo Evangelio. El propio Jesús dijo que solamente el Padre conoce el día y la hora exactos de aquel acontecimiento.
Una cosa es cierta, debemos vivir en constante estado de preparación, como si cada día fuese el último de nuestra existencia.
No debe hacerse esto por miedo o con tristeza, perdiendo la alegría y la espontaneidad. Se debe vivir con un corazón puro, una mente recta que defienda los valores de la justicia y el perdón.
Solamente así, al final de nuestra existencia, seremos recogidos por el buen Dios como trigo maduro que somos, pronto para la cosecha.
Sergio J. De Souza


Pedidos de oración


Pedimos oración por la salud de Mónica, originaria de la ciudad de Santa Rosa de La Pampa, Argentina, y que se encuentra radicada en Alemania realizando un tratamiento médico, para que el Señor de los Milagros de Mailin la bendiga y la ayude a sanar su penosa enfermedad.


Pedimos oración por el médico George P., de la clínica de la Universidad Católica de Chile, que tiene 45 años de edad y será operado hoy por un tumor de tiroides. Que el Señor Misericordioso esté junto a él que es un buen hombre, un buen padre de familia y un buen cristiano, para ayudarlo a superar con bien esta difícil prueba.


Pedimos oración por María P. que hoy será operada en Santiago, República Dominicana, de vesícula y fibromas uterinos, para que Dios sea guía de los cirujanos y ella se recupere pronto y bien.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Espíritu Santo


Espíritu Divino, te amo con todo mi corazón y te pido que transformes mi alma de miedosa en valerosa, de dudosa en decidida, porque Tú transformaste a los Apóstoles en el Cenáculo y a partir de que te recibieron en sus corazones, ellos fueron valientes testigos del Evangelio y llegaron hasta derramar su sangre por la Fe. Yo también quiero ser de su número y estar dispuesto a hacer todo por amor a Jesús y a María, por eso te pido que me infundas tus Siete Sagrados Dones para guiarme en la vida y dar testimonio de la Verdad. Cuando quiero hacer todo por mi cuenta, no consigo grandes avances; entonces quiero abandonarme en Ti, que Tú me transformes y trabajes en mi alma para hacerla santa, pues sé que la santidad no está tanto en hacer por propia cuenta, sino más bien en dejarte hacer a Ti, Espíritu Santo, en mi alma. Yo, por mi parte, pongo mi sincera voluntad de llegar a ser santo, y lo demás, todo lo demás lo dejo en tus manos. ¡Te amo, Espíritu de Amor, y te pido que me ilumines y guíes en mi vida!


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Hola Sr. Orca:

    Buenas noches, Sabe?, hace varios meses atras, yo encontre su pagina, la revise, y en aquella ocasión, me gusto mucho, pero sobre todo, me hizo mucho bien.
    Hoy, vuelvo a comprobar que en esta pagina web, podre encontrar muchas de las respuestas que busco, en esa ocasión busque la ayuda de un sacerdote,en tres ocasiones, y nunca tuve su respuesta, a pesar que le escribi"URGENTES", bueno, DIOS ME AYUDO Y ENCONTRE UNA REVISTA CATOLICA, QUE ME ENVIARON, la leí y desde entonces, ella a sido, mi mensaje de DIOS, me invita a leér la BIBLIA cada dia.
    Por favor, escribame para saber, como puedo trabajar para DIOS.
    LE BUSCARE MAÑANA.
    Maria A. Cruz

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.