miércoles, 16 de septiembre de 2009

Pequeñas Semillitas 0843

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0843 ~ Miércoles 16 de Setiembre de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)



Hola !!!
En algunas ocasiones cuando hablamos, no somos capaces de comunicarnos con los demás. ¡Qué triste es ver dos personas que se hablan sin escucharse! No caigas en ese error; escucha a los demás sin olvidar hacer oír tu voz. Es cierto que es un difícil equilibrio, pero ordenar, imponer, obligar, a la larga no conducen a nada. Sólo a que tu compañía no sea apreciada ni tu voz, escuchada. Igual que tú necesitas conocer las razones de los otros, ellos desean saber la tuya.


La Palabra de Dios :
Evangelio del día


En aquel tiempo, el Señor dijo: «¿Con quién, pues, compararé a los hombres de esta generación? Y ¿a quién se parecen? Se parecen a los chiquillos que están sentados en la plaza y se gritan unos a otros diciendo: ‘Os hemos tocado la flauta, y no habéis bailado, os hemos entonando endechas, y no habéis llorado’. Porque ha venido Juan el Bautista, que no comía pan ni bebía vino, y decís: ‘Demonio tiene’. Ha venido el Hijo del hombre, que come y bebe, y decís: ‘Ahí tenéis un comilón y un borracho, amigo de publicanos y pecadores’. Y la Sabiduría se ha acreditado por todos sus hijos».
(Lucas 7, 31-35)

Comentario
Hoy, Jesús constata la dureza de corazón de la gente de su tiempo, al menos de los fariseos, que están tan seguros de sí mismos que no hay quien les convierta. No se inmutan ni delante de Juan el Bautista, «que no comía pan ni bebía vino» (Lc 7,33), y le acusaban de tener un demonio; ni tampoco se inmutan ante el Hijo del hombre, «que come y bebe», y le acusan de «comilón» y «borracho», es más, de ser «amigo de publicanos y pecadores» (Lc 7,34). Detrás de estas acusaciones se esconden su orgullo y soberbia: nadie les ha de dar lecciones; no aceptan a Dios, sino que se hacen su Dios, un Dios que no les mueva de sus comodidades, privilegios e intereses.
Nosotros también tenemos este peligro. ¡Cuántas veces lo criticamos todo!: si la Iglesia dice eso, porque dice aquello, si dice lo contrario...; y lo mismo podríamos criticar refiriéndonos a Dios o a los demás. En el fondo, quizá inconscientemente, queremos justificar nuestra pereza y falta de deseo de una verdadera conversión, justificar nuestra comodidad y falta de docilidad. Dice san Bernardo: «¿Qué más lógico que no ver las propias llagas, especialmente si uno las ha tapado con el fin de no poderlas ver? De esto se sigue que, ulteriormente, aunque se las descubra otro, defienda con tozudez que no son llagas, dejando que su corazón se abandone a palabras engañosas».
Hemos de dejar que la Palabra de Dios llegue a nuestro corazón y nos convierta, dejar cambiarnos, transformarnos con su fuerza. Pero para eso hemos de pedir el don de la humildad. Solamente el humilde puede aceptar a Dios, y, por tanto, dejar que se acerque a nosotros, que como ?publicanos? y ?pecadores? necesitamos que nos cure. ¡Ay de aquél que crea que no necesita al médico! Lo peor para un enfermo es creerse que está bueno, porque entonces el mal avanzará y nunca pondrá remedio. Todos estamos enfermos de muerte, y solamente Cristo nos puede salvar, tanto si somos conscientes de ello como si no. ¡Demos gracias al Salvador, acogiéndolo como tal!
Rev. D. Xavier SERRA i Permanyer (Sabadell, Barcelona, España)


Santoral Católico

San Cornelio, Papa y Mártir
San Cipriano, Obispo y Mártir

Debido a la violencia de la persecución de Decio, la sede pontifical de Roma estuvo vacante por más de doce meses después del martirio del Papa San Fabián, hasta que el sacerdote Cornelio fue elegido Papa. Sin embargo, los primeros problemas del nuevo Papa surgieron no tanto del poder secular como de las disensiones internas, a pesar de que éstas se derivaban de la misma persecución.

La persecución contra los cristianos se intensificó de nuevo, y el Papa fue desterrado a Centumcellae. San Cipriano, Obispo de Cartago y que tenía una profunda amistad con el Papa, le escribió una carta congratulatoria por haber podido gozar de la felicidad de sufrir por Cristo y por la gloria de su Iglesia, ya que ni uno sólo de sus cristianos había renegado de su fe. El santo Papa sufrió muchas penurias, fatigas y sufrimientos en su destierro para luego ser decapitado. La amistad de San Cipriano fue el gran apoyo del Papa San Cornelio como Supremo Pontífice y como defensor de la Iglesia contra el rigorismo de Novaciano, y la estrecha asociación entre ambos se ha reconocido, desde entonces, como muy valiosa.

San Cipriano por su parte, desempeñó un papel importante en la historia de la Iglesia y en el desarrollo del pensamiento cristiano en África. Convertido al cristianismo en edad adulta, el santo dedicó todos sus esfuerzos a mantener viva la fe de la Iglesia tras ser decretada la violenta persecución en aquella ciudad.

Fue desterrado a Curubis por varios años, hasta que el pre-cónsul Máximo ordenó su regreso para compadecer ante él y obligarlo a desistir de su fe. El Obispo se mantuvo firme por lo que fue decapitado.


Pensamiento


"Si amásemos lo suficiente, sabríamos dos cosas: que todo amor es, a la corta ó a la larga, invencible ... y que, en todo caso, el que ama de veras no se pregunta nunca por el fruto que va a conseguir amando. El verdadero amante, ama porque ama, no porque espere algo cambio"
José Luis Martín Descalzo


Tema del día :
Las manos de Dios


Cuando observo el campo sin arar, cuando los aperos de labranza están olvidados, cuando la tierra esta quebrada y abandonada me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

Cuando observo la injusticia, la corrupción, el que explota al débil. Cuando veo al prepotente y pedante, enriquecerse del ignorante y del pobre, del obrero y del campesino carente de recursos para defender sus derechos, me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

Cuando contemplo a esa anciana olvidada, cuando su mirada es nostálgica y balbucea aún palabras de amor por el hijo que la abandonó, me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

Cuando miro a ese joven, antes fuerte y decidido, ahora embrutecido por la droga y el alcohol. Cuando veo titubeante lo que antes era una inteligencia brillante y ahora con harapos, sin rumbo, sin destino; me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

Cuando esa chiquilla que debería soñar en fantasías, la veo arrastrar la existencia y en su rostro se refleja ya el hastío de vivir, y buscando sobrevivir se pinta la boca y se ciñe el vestido y sale a vender su cuerpo; me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

Cuando aquél pequeño a las tres de la madrugada me ofrece su periódico o su miserable cajita de dulces sin vender. Cuando lo veo dormir en la puerta de un zaguán o debajo de algún puente titiritando de frío, con unos cuantos periódicos que cubren su frágil cuerpecito. Cuando su mirada me reclama una caricia, cuando lo veo sin esperanza vagar con la única compañía de un perro callejero, me pregunto: - ¿Dónde están las manos de Dios?

Y me enfrento a Él y le pregunto: - ¿Dónde están tus manos Señor?, para luchar por la justicia, para dar una caricia, un consuelo al abandonado, rescatar a la juventud de las drogas, dar amor y ternura a los olvidados.

Después de un largo silencio, escuché Su voz que me reclamó:

- ¿No te has dado cuenta que tú eres mis manos? ¡Atrévete a usarlas para lo que fueron hechas, para dar amor y alcanzar las estrellas!

Y entonces comprendí que las manos de Dios somos tú y yo. Nosotros somos los que tenemos la voluntad, el conocimiento y el coraje para luchar por un mundo más humano y más justo, aquellos cuyos ideales sean más altos que no puedan acudir a la llamada del destino, aquellos que desafiando el dolor, la crítica, la blasfemia, se reten a sí mismos para ser las manos de Dios.

Señor, ahora me doy cuenta que mis manos están sin llenar, que no han dado lo que deberían dar. Te pido perdón por el amor que me diste y que no he sabido compartir. Sé que las debo usar para amar y conquistar la grandeza de la creación. El mundo necesita esas manos llenas de ideales y estrellas, cuya obra magna sea contribuir día a día a forjar una civilización.

Unas manos que busquen valores superiores, que compartan generosamente lo que Dios nos ha dado y puedan al final llegar vacías al cielo porque entregaron todo el amor para el que fueron creadas.

Y entonces Dios seguramente dirá: - Estas, ¡son mis manos!

Micro-Reflexión : "Debemos obrar como hombres de pensamiento; debemos pensar como hombres de acción".


Historias :
Identificador de llamadas


Hace unas cuantas semanas atrás, un sábado en la noche, se encontraba un Ministro (Reverendo) de una iglesia trabajando hasta tarde cuando decidió llamar a su casa para avisar a su esposa que estaría en la Oficina y luego partiría rumbo a su hogar. Eran como las 10:00 de la noche, y a pesar de su insistencia, la esposa no contestó el teléfono. Aún así el Reverendo dejó que sonara varias veces.

Le pareció extraño que ella no contestara, pero decidió recoger algunas cosas más de su escritorio y esperar algunos minutos. Cuando lo intentó de nuevo, ella contestó enseguida. El le preguntó por qué no había contestado anteriormente y ella le dijo que era porque el teléfono no había sonado. Así que quedaron en encontrarse y se despidieron.

El lunes siguiente, el Reverendo recibió una llamada a su oficina en la iglesia donde él había estado el sábado en la noche y se trataba de un hombre que quería saber por qué lo habían llamado a su casa un sábado en la noche, pero el reverendo no podía entender de qué le estaban hablando.

El hombre luego le dijo: "es que mi teléfono sonó y sonó, pero no lo contesté". Fue entonces cuando el reverendo recordó y le pidió disculpas a aquella persona por haber marcado el número equivocado y haberlo molestado pues la intención era llamar a su esposa. El hombre le dijo: "No se preocupe. Permítame contarle mi historia...

El sábado en la noche yo estaba planificando suicidarme, pero antes de hacerlo hice una oración diciendo: 'Señor, si estás aquí y no quieres que haga esto, dame una señal ahora'... Y fue en ese momento en que mi teléfono comenzó a sonar. Me fijé en el identificador de llamadas que leía: 'Dios Todopoderoso' y me dio miedo contestar...".

La razón por la cual el Identificador de llamadas decía 'Dios Todopoderoso', es porque la Iglesia que preside el Reverendo se llama: "El Tabernáculo de Dios Todopoderoso" (Almighty God Tabernacle).

Es una historia verdadera.


Meditación breve


En el corazón de toda la humanidad existe el gran anhelo de conocer y sentir la presencia de Dios.
En verdad, nadie puede ser separado de Dios, pero aun así algunos piensan que es preciso establecer un vínculo; ansían una reunión. A menudo la gente hace grandes esfuerzos por satisfacer exteriormente este anhelo.
La solución consiste en volverse hacia Dios con una oración: “Dios querido, Tu amor me llena el corazón y ahora respondo a ese amor. Mi corazón canta de gozo; siento la calidez de Tu Presencia que me rodea suave, tiernamente. Tú conoces mis esperanzas, mis sueños y necesidades. Los entrego a Ti y escucho, para saber cuál es Tu maravillosa voluntad con respecto a mí. Día a día, al rezar, tomo más conciencia de mi unidad contigo. ¡Qué estupenda es la sensación! Gracias, Dios".
Saber que soy una con Dios, satisface las ansias de mi corazón.
Gra Baq


Pedidos de oración


Pedimos oración por la señora Olga Marina H. de M. que vive en Ciudad de Guatemala, y a la que le han detectado una masa en el abdomen que podría corresponder a un tumor, todo lo cual está siendo ahora estudiado por los médicos. Ella tiene 79 años y desde hace ocho años en que falleció su esposo está muy caída anímicamente. Invocamos a nuestra Madre la Santísima Virgen María para que la proteja, le de salud y fuerzas anímicas para el diario vivir.


Pedimos oración por Andrés Agustín B. que es un niño internado en terapia intensiva del Hospital Pediátrico de Resistencia (Chaco) Argentina, con una infección en los pulmones y en los riñones. Y también, en la misma ciudad, necesita nuestras oraciones César, que está en la etapa terminal de un cáncer, y necesita fuerza y ayuda espiritual. Rogamos por ambos a Dios Nuestro Señor.


Pedimos oración por Valentín G., que vive en Miami, USA, que se encuentra en estado crítico por ruptura de la aorta. Que el Señor Misericordioso esté junto a él y lo proteja.


Por falta de trabajo o dificultades laborales, pedimos oración por Víctor Hugo y por Raúl, de Bahía Blanca, Argentina.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Reflexión Mariana


María desea nuestra salvación más que nosotros, pues Ella conoce bien lo que es el Cielo y lo que es el Infierno y quiere salvarnos a toda costa, respetando, por supuesto nuestra libertad. Pero es como que nos quiere forzar dulcemente a que aceptemos su amor con el que María nos pueda salvar. Recordemos aquí unas palabras que dijo la Santísima Virgen en uno de sus mensajes: “Si los hombres supieran cómo es el Cielo, harían cualquier cosa para salvarse”. Y como la Virgen conoce bien lo que es el Cielo, hace cualquier cosa para salvarnos, incluso Ella misma vuelve a ofrecerse al Padre junto con su Hijo por la salvación nuestra. ¡Qué felicidad tener semejante Madre que nos ama y cuida tanto! No tengamos miedo si somos devotos de la Virgen, pues no nos perderemos aunque todo el Infierno se ponga en nuestra contra, aunque Dios, en su Justicia, nos quiera castigar, si tenemos a María con nosotros, no hay nada que temer. Amemos a la Virgen y entreguémonos completamente a Ella, y seremos felices ya en este mundo.


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. MUCHAS GRACIAS POR ESTOS MENSAJES QUE SON TAN IMPORTANTES PARA NUESTRA VIDA, YA QUE ASI CONOCEMOS ADIARIO EL EVANGELIO QUE DIOS TE DE LARGA VIDA FELIPE PARA QUE NOS SIGAS SEMBRANDO ESTA SEMILLITA EN EL CORAZON

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.