viernes, 4 de septiembre de 2009

Pequeñas Semillitas 0831

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0831 ~ Viernes 4 de Setiembre de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)



Hola !!!
Empieza este día con tu corazón rebosante de amor, alegría y agradecimiento... gozoso de estar vivo.
Haciendo lo que estás haciendo, estando donde estás y viendo emerger la perfección de este día.
Benditos sean aquellos que pueden ver la belleza, la alegría y la armonía que está a su alrededor y apreciarla plenamente y aquellos seres que reconocen en todo y en todos y dan gracias por todo.


La Palabra de Dios :
Evangelio del día


En aquel tiempo, los fariseos y los maestros de la Ley dijeron a Jesús: «Los discípulos de Juan ayunan frecuentemente y recitan oraciones, igual que los de los fariseos, pero los tuyos comen y beben». Jesús les dijo: «¿Podéis acaso hacer ayunar a los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán en aquellos días».
Les dijo también una parábola: «Nadie rompe un vestido nuevo para echar un remiendo a uno viejo; de otro modo, desgarraría el nuevo, y al viejo no le iría el remiendo del nuevo. Nadie echa tampoco vino nuevo en pellejos viejos; de otro modo, el vino nuevo reventaría los pellejos, el vino se derramaría, y los pellejos se echarían a perder; sino que el vino nuevo debe echarse en pellejos nuevos. Nadie, después de beber el vino añejo, quiere del nuevo porque dice: ‘El añejo es el bueno’».
(Lucas 5, 33-39)

Comentario
Hoy, en nuestra reflexión sobre el Evangelio, vemos la trampa que hacen los fariseos y los maestros de la Ley, cuando tergiversan una cuestión importante: sencillamente, ellos contraponen el ayunar y rezar de los discípulos de Juan y de los fariseos al comer y beber de los discípulos de Jesús.
Jesucristo nos dice que en la vida hay un tiempo para ayunar y rezar, y que hay un tiempo de comer y beber. Eso es: la misma persona que reza y ayuna es la que come y bebe. Lo vemos en la vida cotidiana: contemplamos la alegría sencilla de una familia, quizá de nuestra propia familia. Y vemos que, en otro momento, la tribulación visita aquella familia. Los sujetos son los mismos, pero cada cosa a su tiempo: «¿Podéis acaso hacer ayunar a los invitados a la boda mientras el novio está con ellos? Días vendrán...» (Lc 5,34).
Todo tiene su momento; bajo el cielo hay un tiempo para cada cosa: «Un tiempo de rasgar y un tiempo de coser» (Qo 3,7). Estas palabras dichas por un sabio del Antiguo Testamento, no precisamente de los más optimistas, casi coinciden con la sencilla parábola del vestido remendado. Y seguramente coinciden de alguna manera con nuestra propia experiencia. La equivocación es que en el tiempo de coser, rasguemos; y que durante el tiempo de rasgar, cosamos. Es entonces cuando nada sale bien.
Nosotros sabemos que como Jesucristo, por la pasión y muerte, llegaremos a la gloria de la Resurrección, y todo otro camino no es el camino de Dios. Precisamente, Simón Pedro es amonestado cuando quiere alejar al Señor del único camino: «¡Tus pensamientos no son los de Dios, sino los de los hombres!» (Mt 16,23). Si podemos gozar de unos momentos de paz y de alegría, aprovechémoslos. Seguramente ya nos vendrán momentos de duro ayuno. La única diferencia es que, afortunadamente, siempre tendremos al novio con nosotros. Y es esto lo que no sabían los fariseos y, quizá por eso, en el Evangelio casi siempre se nos presentan como personas malhumoradas. Admirando la suave ironía del Señor que se trasluce en el Evangelio de hoy, sobre todo, procuremos no ser personas malhumoradas.
Josep PAUSAS i Mas (Terrassa, Barcelona, España)


Santoral Católico

San Marcelo

La matanza de los mártires de Lyon, con el obispo San Potino a la cabeza, sucedió durante la persecución de Marco Aurelio, en el año 177. Por revelación divina, el P. Marcelo consiguió escapar de la muerte y refugiarse en Chalonsur-Saône; pero cierto día, emprendió un viaje hacia el norte y en el camino se encontró con la comitiva del gobernador Prisco, quien lo invitó a un banquete en su casa. El religioso aceptó pero pronto se dio cuenta que Prisco y sus invitados se disponían realizar algunos ritos religiosos paganos, disculpándose de no tomar parte en la celebración, pues él era cristiano. El gobernador ordenó a Marcelo adorar la estatua de Saturno y como el sacerdote se negó rotundamente, Prisco ordenó matarlo. El santo fue llevado a las orillas del río Saòne, y enterrado hasta el pecho en la tierra apretada siendo abandonado a su suerte, y falleciendo a los tres días de hambre y sed.

Santa Rosalía

"Guirnalda de rosas", en latín; quizá derivado del germánico Rosalinda: "Escudo del honor"
Vivió en el siglo XII y murió hacia 1160. Aunque se desconocen datos sobre su patria y vida, una leyenda asegura que a los 14 años se retiró a una cueva del monte Coscina y luego a otra del monte Pellegrino, cercano a Palermo. En la Edad Media se le dedicaron varias iglesias y se le consideró Protectora y Patrona de Palermo. Sus restos fueron descubiertos un 15 de julio y el Papa Urbano VIII la incluyó como santa en el Martirologio. Se le invoca como abogada contra la peste y los terremotos. La iconografía la presenta como ermitaña o bien revestida con hábito agustino. Sus principales atributos son: una corona de rosas, en alusión a su nombre; y un crucifico y una calavera, por su ascesis.


Pensamiento


"Aprende a relacionarte con tu silencio interior y recuerda que todo en esta vida tiene un propósito; que no hay errores ni coincidencias: todos los acontecimientos son bendiciones que nos son dadas para que aprendamos algo de ellas"
Elisabeth Kubler-Ross


Tema del día :
Amor y sexualidad


Por Marisa U. De González


Sin duda, afirmaciones como las siguientes tienen una pequeña parte de verdad y otro tanto de ingenuidad por parte de quien las dice: "Quedé flechado con solo verte", "fue amor a primera vista", "cuando te vi por primera vez, supe que pasaríamos juntos el resto de nuestras vidas"... La lista puede ser interminable pero, la pregunta es si realmente es posible enamorarse de alguien en un primer encuentro.

Habría que decir que el verdadero amor difícilmente podría surgir en un único instante ya que es el fruto del trato y del conocimiento mutuo que se va dando entre dos personas que han dispuesto sus vidas por común acuerdo para compartir lo que podríamos llamar un "proceso de enamoramiento" y, como su nombre lo dice, no se da en el aquí y el ahora, sino a través del tiempo y del trato entre dos seres humanos que consideran que pueden llegar a tener algo en común y poseen ambos la disponibilidad para conocerse más profundamente, y quizá entonces y solo entonces, llegar a quererse.

El sentirse atraído físicamente hacia alguien del sexo opuesto, no es sino el primer paso que se ha de vivir para llegar a conocer el verdadero amor, pero fincar una relación en este hecho, es como querer construir una casa sobre arenas movedizas. A este primer momento o motor que mueve a la pareja a querer seguir juntos, los estudiosos le han dado un sin fin de nombres: "La mirada de las miradas", "el encantamiento", etc.

El desenvolvimiento de la relación a partir de esta etapa inicial, nos la explica Mercedes Arzú de Wilson (1) "El amor entre dos persona emerge de la atracción física en un principio. Del plano físico va transitando al psicológico y de éste, al espiritual. El anzuelo del principio suele ser casi siempre físico... Las relaciones entre amor y sexualidad no es que sean estrechas, sino que la una entronca directamente con la otra. Y a su vez, en su seno vibran con fuerza todos y cada uno de los ingredientes que nutren lo mejor del ser humano: lo físico, lo psicológico, lo espiritual y lo cultural. Aquí, en el encuentro sexual lo que se destaca y toma el mando es la emoción placentera del goce del acto sexual, quedando algo relegadas las otras tres dimensiones, pero envolviéndolo todo. Por eso hay que volver a subrayar que la relación sexual es un acto íntimo de persona a persona, nunca de cuerpo a cuerpo. ¿Qué quiere decir esto? Sencillamente que cuando al otro se le trata sólo como ser físico, portador de un cuerpo, se ha escamoteado la grandeza del amor y su profundidad. Esto es lo que pasa hoy en algunas ocasiones."

Y continúa diciendo: "El cuerpo es algo personal, particular, propio. Este debe ser integrado en el conjunto de la personalidad... Amor personal comprometido, estable, que vincula a lo corporal, a lo psicológico y a lo espiritual. Dicho en términos más rotundos: El acto sexual auténtico, verdadero, es simultáneamente físico, psicológico y espiritual. Los tres participan simultáneamente en esta sinfonía íntima, misteriosa, delicada y que culmina con la pasión de los seres que se funden en un abrazo... La sexualidad no es algo puramente humano, un placer ligado al cuerpo, sino que mira a lo más íntimo de la persona...

La sexualidad es una pieza integradora de los planos físico, espiritual, psicológico y cultural. Visión del hombre completo. Si la vocación principal del hombre es el amor, toda la vida sexual debe vertebrarse en torno a él... Por eso, ese amor que se esfuerza por mejorarse a sí mismo, perfecciona y conduce a superarse a sí mismo dando salida a valores típicamente humanos: generosidad, donación, confidencia, capacidad para hacer la vida agradable al otro evitando el egoísmo y el pensar demasiado en uno mismo."

Así, podemos concluir que amor y sexualidad han de formar un binomio inseparable que requiere nutrirse y complementarse mutuamente. La sexualidad de la persona, no debe de reducirse a una simple genitalidad. Cuando una persona se entrega físicamente al ser amado, no pone en juego únicamente su cuerpo, es más bien una donación que involucra la totalidad de lo que es, independientemente del cuerpo que tenga, el cual, es a su vez el medio óptimo para exteriorizar y poder comunicar todo aquello que llevamos dentro a través de las palabras que encarnan nuestros pensamientos y del lenguaje corporal no verbal que muchas veces logra decir más que mil palabras.

De esta forma, la fusión de dos cuerpos unidos por motivos de amor y compromiso en el matrimonio, se convierte en dialogo de intimidades que en exclusiva se dan a conocer mutuamente en una entrega de personalidades, corazones e inteligencias que por un momento se funden en "una sola carne" sin por ello llegar a confundirse uno con el otro ya que cada uno sigue conservando la propia originalidad, solo que ahora enriquecida por la donación que cada uno ha hecho de sí y de la aceptación mutua del otro como un regalo.

(1) Mercedes Orzú de Wilson, Amor y familia: Guía practica de educación y sexualidad, Ed. Palabra, Madrid, 1998, págs. 32-36.


Meditación breve


La Palabra de Dios debe desinstalarnos, inquietarnos. En nuestra boca, en un primer momento, debe atraernos por su belleza y, a medida que en ella nos sumergimos, vamos sintiendo la necesidad de un cambio más radical de vida.
Amargar las entrañas es el símbolo de la inquietud que produce la confrontación con las Sagradas Escrituras. El Señor no deja espacio para el pecado, el vicio o el error cuando nos resolvemos a andar por sus caminos.
Todo nuestro ser es transformado, hasta la profundidad de nuestras entrañas.
¿Tenemos reservado tiempo para la lectura y meditación de la Sagrada Biblia?
Sergio J. De Souza


Pedidos de oración


Pedimos oración por Nicolás Ignacio, que tiene 29 años y tiene un cáncer terminal con metástasis, y por Carmen R. que fue operada de cáncer de vejiga hace dos años y actualmente está con problemas renales y reaparición del tumor. Ambas personas son de Buenos Aires, Argentina, y los encomendamos en oración a la Santísima Virgen, a San José y a Jesús nuestro Señor.


Pedimos oración por la salud de Gustavo Adolfo G. que vive en Honduras. Que el Buen Jesús esté junto a él y le cuide siempre.


Pedimos oración por la niña Fernanda Rocío Q. que es originaria de Catriel, Río Negro, Argentina y se hospitalizará en Buenos Aires por una grave afección hepática que tal vez deba ser motivo de un trasplante. Que el Niño Jesús, con su infinito amor, la cubra y la proteja para que se dé una solución feliz a su problema de salud.


Pedimos oración por Sonia María Ch. R. que vive en Miami Garden, Florida, USA, que está próxima a su parto, para que Dios y la Virgen María la ayuden en compañía de su familia que debe llegar desde Cuba, haciendo de este nacimiento un hecho feliz en el ámbito familiar, unidos y con la bendición de Dios.


Pedimos oración por Lilia, de Mendoza, Argentina, que tiene una grave enfermedad y muy avanzada. Y por Pedro, de Misiones, Argentina, atrapado en el vicio del alcohol. Que Jesús Misericordioso esté con ellos y con sus familias, y les dé la gracia de la curación de sus problemas.


Pedimos oración por don Miguel Ángel M. R. de 80 años de edad, radicado en México, que padece cáncer de próstata avanzado y con complicaciones en otros órganos, y para peor está distanciado de sus hijos. Que el Señor, que todo lo puede, obre sobre él su gracia de sanidad y le conceda también el regalo de la reconciliación familiar.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Reflexión Mariana


María nos ama tanto porque su Hijo Jesús la dio como Madre a todos los hombres. Sí, en el momento cumbre de la agonía del Señor, en el último momento de su vida terrena, Jesús confió a María como Madre de la humanidad. Por eso la Virgen nos ama tanto, porque recuerda que la última voluntad de su amado Hijo fue el darla como Madre de nosotros los hombres. Jesús fue guardando los mejores dones para dárnoslo al final de su vida. La última cena instituyó el sacramento de la Eucaristía, Don admirable y grandioso; y más tarde, en su último momento de vida terrena, nos dio el don de los dones: a su Madre. Porque Él sabe que quien se confía a María no perece, nadie lo puede arrebatar de las manos de Dios, y está asegurada su salvación eterna. Por eso nos quiso dar a María como guardiana nuestra, como Madre, con todo lo que significa este nombre. Bendigamos a Jesús que nos amó tanto al darnos a la Virgen Santísima.


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

2 comentarios:

  1. HOLA ME SIENTO MUY ORGULLOSA DE SER MIEMBRO DE PEQUENAS SEMILLITAS, YA QUE ES MI DESAYUNO EN LAS MANANAS ANTES DE IRME A TRABAJAR, ME LLENA MI ESPIRITU Y MI ALMA , GRACIAS FELIPE POR TTENER ESTE DON DE LLENAR A MILES DE PERSONAS DE FELICIDAD, BUENO QUIERO PEDIRLES QUE POR FAVOR PONGAN EN ORACION A MI PAPA QUE FALLECIOEL MIERCOLES 2 DE SPTIEMBRE, MUCHISIMAS GRACIAS Y QUE DIOS LOS BENDIGA. DE LA GARZA MARIA

    ResponderEliminar
  2. MI PAPA SE LLAMA RIGOBERTO AREVALO, DE ELSALVADOR. GRACIAS DE LA GARZA MARIA

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.