viernes, 15 de octubre de 2010

Pequeñas Semillitas 1184

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 1184 ~ Viernes 15 de Octubre de 2010
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Iniciamos esta edición con un pensamiento del escritor uruguayo Eduardo Galeano acerca de la realidad mundial de nuestros días, que bien vale la pena meditar:
"Las potencias dueñas del planeta razonan bombardeando. Ellas son el poder, un poder genéticamente modificado, un gigantesco Frankenpower que humilla a la naturaleza: ejerce la libertad de convertir el aire en mugre y el derecho de dejar a la humanidad sin casa; llama errores a sus horrores, aplasta a quien se pone en su camino, es sordo a las alarmas y rompe lo que toca."


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


En aquel tiempo, habiéndose reunido miles y miles de personas, hasta pisarse unos a otros, Jesús se puso a decir primeramente a sus discípulos: «Guardaos de la levadura de los fariseos, que es la hipocresía. Nada hay encubierto que no haya de ser descubierto ni oculto que no haya de saberse. Porque cuanto dijisteis en la oscuridad, será oído a la luz, y lo que hablasteis al oído en las habitaciones privadas, será proclamado desde los terrados. Os digo a vosotros, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más. Os mostraré a quién debéis temer: temed a aquel que, después de matar, tiene poder para arrojar a la gehenna; sí, os repito: temed a ése. ¿No se venden cinco pajarillos por dos ases? Pues bien, ni uno de ellos está olvidado ante Dios. Hasta los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis; valéis más que muchos pajarillos».
(Lucas 12, 1-17)

Comentario
Hoy, el Señor nos invita a reflexionar sobre un tipo de mala levadura que no fermenta el pan, sino solamente lo engrandece en apariencia, dejándolo crudo e incapaz de nutrir: «Guardaos de la levadura de los fariseos» (Lc 12,1). Se llama hipocresía y es solamente apariencia de bien, máscara hecha con trapos multicolores y llamativos, pero que esconden vicios y deformidades morales, infecciones del espíritu y microbios que ensucian el pensamiento y, en consecuencia, la propia existencia.
Por eso, Jesús advierte de tener cuidado con esos usurpadores que, al predicar con los malos ejemplos y con el brillo de palabras mentirosas, intentan sembrar alrededor la infección. Recuerdo que un periodista —brillante por su estilo y profesor de filosofía— quiso afrontar el tema de la postura de la Iglesia católica frente a la cuestión del pretendido “matrimonio” entre homosexuales. Y con paso alegre y una sarta de sofismas grandes como elefantes, intentó contradecir las sanas razones que el Magisterio expuso en uno de sus recientes documentos. He aquí un fariseo de nuestros días que, después de haberse declarado bautizado y creyente, se aleja con desenvoltura del pensamiento de la Iglesia y del espíritu del Cristo, pretendiendo pasar por maestro, acompañante y guía de los fieles.
Pasando a otro tema, el Maestro recomienda distinguir entre temor y temor: «No temáis a los que matan el cuerpo, y después de esto no pueden hacer más» (Lc 12,4), que serían los perseguidores de la idea cristiana, que matan a decenas a los fieles en tiempo de “caza al hombre” o de vez en cuando a testigos singulares de Jesucristo.
Miedo absolutamente diverso y motivado es el de poder perder el cuerpo y el alma, y esto está en las manos del Juez divino; no que el alma muera (sería una suerte para el pecador), sino que guste una amargura que se la puede llamar “mortal” en el sentido de absoluta e interminable. «Si eliges vivir bien aquí, no serás enviado a las penas eternas. Dado que aquí no puedes elegir el no morir, mientras vives elige el no morir eternamente» (San Agustín).
P. Raimondo M. SORGIA Mannai OP (San Domenico di Fiesole, Florencia, Italia)


Santoral Católico:
Santa Teresa de Ávila
Virgen Fundadora de las Carmelitas Descalzas


Los escritos de Santa Teresa subrayan sobre todo el espíritu de oración, la manera de practicarlo y los frutos que produce. Como la santa escribió precisamente en la época en que estaba consagrada a la difícil tarea de fundar conventos de carmelitas reformadas, sus obras, prescindiendo de su contenido y naturaleza, dan testimonio de su vigor, laboriosidad y capacidad de recogimiento. Escribió el "Camino de Perfección" para dirigir a sus religiosas, y el libro de las "Fundaciones" para alentarlas y edificarlas. En cuanto al "Castillo Interior", se puede considerar que lo escribió para la instrucción de todos los cristianos. En esta obra se muestra como verdadera Doctora de la Iglesia.

Los carmelitas, como la mayoría de las religiosas, habían decaído mucho del primer fervor, a principios del siglo XVI. Las religiosas podían salir de la clausura con el menor pretexto, de suerte que el convento se convirtió en el sitio ideal para quien deseaba una vida fácil y sin problemas. Las comunidades eran sumamente numerosas, lo cual era causa y efecto de la relajación. Por ejemplo en el convento de Avila había 140 religiosas. Santa Teresa que llevaba ya 25 años de vida religiosa en el convento de la Encarnación de Avila, emprendió el reto de llevar a cabo la iluminada idea de fundar una comunidad más reducida y reformada. La santa estableció la más estricta clausura y el silencio casi perpetuo. El convento carecía de rentas y reinaba en él la mayor pobreza; las religiosas vestían toscos hábitos, usaban sandalias en vez de zapatos (por ello se les llamó descalzas) y estaban obligadas a la perpetua abstinencia de carne. Santa Teresa no admitió al principio más que 13 religiosas, pero luego aceptó que hubiese 21. En 1567, el superior general de los carmelitas, Juan Bautista Rubio (Rossi), visitó el convento de Avila y quedó muy satisfecho con el trabajo realizado allí por la santa, así que le concedió a ésta plenos poderes para fundar otros conventos del mismo tipo y aun la autorizó a fundar dos conventos de frailes reformados (carmelitas contemplativos).

Santa Teresa murió en los brazos de la Beata Ana el 4 de octubre de 1582. Su canonización se realizó en 1622.


Para acceder a más información sobre esta gran santa de la Iglesia, invito a acceder al apartado especial dedicado a ella en el Web Católico de Javier, entrando en: http://webcatolicodejavier.org/nadateturbe.html


Pensamiento


“Nada te turbe, nada te espante
Todo se pasa. Dios no se muda
La paciencia todo lo alcanza
Quien a Dios tiene, nada la falta
Sólo Dios basta”

Santa Teresa de Jesús de Ávila


Tema del día:
El parto de la tierra


La tierra está pariendo
Si, como lo oyen,
está pariendo la tierra
nunca pensé vivir esta experiencia,
maravillosa, única conmovedora
Cada media hora
llega una vida
una vida llamada Minero.
La emoción es tan grande
tan difícil de describir con palabras.
Si mi corazón hablara
quizás, si me salieran más palabras.
podría explicar lo que siento.
Siento lo que sentí cuando
nacieron mis hijos.
Miro a cada Minero como
a un hijo que viene naciendo
quisiera poder estar ahí
para darle todo mi cariño,
muchos abrazos
muchos besos,
acunarlos como a niños.
Estoy muy lejos,
pero muy cerca de ellos.
Doy gracias a Dios
por haber tenido este privilegio,
privilegio, porque el alumbramiento
es un privilegio
el nacimiento de cada niño
es un milagro.
Milagro también es
el que ellos, los Mineros
estén de vuelta con nosotros,
con sus seres queridos,
con Chile entero
que los esperaba con el corazón
palpitando con el de ellos.
La emoción no me deja seguir
solo me queda decir
Gracias Señor
Amén!!!!

Sylvia Stanke
Lectora chilena de esta página


Meditación breve

.
La reina Victoria (1819-1901) pasó por grandes pruebas: a los 42 años de edad perdió a su madre y a su marido, 16 años más tarde murió su querida hija, la princesa Alicia, y finalmente, en 1884, murió su hijo, el duque de Albany. Cierto día se enteró de que una mujer había perdido a su niño y estaba desconsolada. Quiso expresarle su simpatía y fue a visitarla. Después de un buen rato, cuando ella se hubo despedido, los vecinos preguntaron a la madre qué le había dicho la reina: –Nada, dijo ella secándose las lágrimas. Sencillamente puso mis manos entre las suyas y lloramos juntas.
Admiramos ese conmovedor y humilde gesto de esa gran reina. Quizás a través de las pruebas ella había experimentado que las palabras humanas no traen gran consuelo. Sólo Dios consuela verdaderamente: Os consolaré yo a vosotros . Él dijo también: Te sostendré por la mano; te guardaré (Isaías 66:13; 42:6).
Amigo que estás herido por el sufrimiento, deja que Dios se acerque a ti. Cuéntale tus penas y dile cuán desalentado estás, quizás debido a una injusticia. Escúchale al leer la Escritura y presta atención también a quienes te muestran su afecto, a pesar de sus torpezas. Pero ante todo, mira con confianza a Jesucristo, a quien el apóstol Pedro decía: Tú tienes palabras de vida eterna (Juan 6:68).
El Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo… nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar (2 Corintios 1:3-4).
Dios te Bendiga


Pedidos de oración


Pedimos oración por la niña Julieta M. de la ciudad de Córdoba, Argentina, que tiena un año y nueve meses y padece de leucemia, a la que van a realizar una punción medular de mucha importancia para evaluar su estado y tal vez determinar la finalización del tratamiento. Invocamos a Jesús, en su infinito amor, para que los resultados sean los esperados y la niña quede curada.


Pedimos oración por Diana, que hoy viernes será operada en La Habana, Cuba, para extirpar un fibroma. Que María Santísima, Madre de Jesús y Madre de todos nosotros, la acompañe e interceda por ella para su rápida recuperación.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén


Sincero agradecimiento


A través de estas líneas quiero expresar mi sincero agradecimiento a las muchas personas lectoras de “Pequeñas Semillitas” que me han enviado mensajes de solidaridad y apoyo con motivo de la carta recibida y publicada en la edición número 1181 del pasado día 12 de octubre.
Me es imposible responder cada mensaje recibido, por lo que utilizo este medio para agradecer a todos y para decirles que damos por definitivamente finalizado este episodio sin ninguna clase de rencor sino por el contrario pidiéndole a Jesús y a la Santísima Virgen que sigan siendo factores de unión y de paz entre todas las personas y que iluminen a los que por alguna circunstancia tienen ideas equivocadas o no comprenden la sencillez y la pureza del mensaje cristiano.
Nada cambiará en “Pequeñas Semillitas”. Las piedras del camino puedan causar algún dolor, pero en el fondo fortalecen la decisión de seguir sembrando la Buena Nueva de Cristo sin que nada ni nadie lo pueda impedir. Se necesitan muchos sembradores de la Palabra y ninguna dificultad puede hacernos desistir de la tarea. Porque… «La mies es mucha, y los obreros pocos. Rogad, pues, al dueño de la mies que envíe obreros a su mies» Lucas 10,2


Ven Espíritu Santo...!


Espíritu Santo que de la sangre de los mártires haces semillas de nuevos cristianos, concédenos en tu bondad que el campo de la Iglesia, regado con la sangre de los 51 Mártires Claretianos de Barbastro, produzca siempre para ti abundantes cosechas de auténticos cristianos de operarios laboriosos para tu mies. Así sea.
P. Florentín Brusa cmf


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Llevaba varios días sin entrar en su blog y veo hoy la carta de su página 1181, que me parece la cosecuencia de una persona que no está equilibrada. No haga caso de semejante acusación. Siempre he visto, como sacerdote que soy, su blog al que admiro por todo lo que pone de comentarios a los Evangelios y otros artículos interesantes. Gracias a usted tengo yo mi blog, porque en él he ido aprendiendo desde el principio. Esa señora que escribe no sabe, que es muy fácil hoy escribir el nombre de una firma en el Google, u otro servidor, para encontrartse con la procedencia de cualquier artículo, A veces incluso poniendo solo las primeras palabras del documento o artículo.
    No se preocupe, porque las críticas, que nos suceden a todos. Yo he puesto en el encabezamiento de uno de nuestros blogs, lo del Quijote: ¿Ladran Sancho? ¡Es que cabalgamos!!!
    Siga adelante, sin importarle los ladridos de los que no hacen nada para levantar ni un pelo de aquello, que dicen que hacen.
    Le encomiendo al Señor y a Santa María. Javier Olivares, desde Baiona-España.
    Y que Dios le bendiga por su trabajo edificante, consecuencia de su alma de apóstol.

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.