jueves, 9 de julio de 2009

Pequeñas Semillitas 0780

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0780 ~ Jueves 9 de Julio de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Hoy en la Argentina conmemoramos el Día de la Independencia.
¡Qué lejos estamos de aquellos hombres de 1816...! De su amor a la Patria, de su visión de futuro, de su interés por crear una Nación progresista, justa y abierta a todo y a todos...
Hoy vivimos en una Argentina sumida en una grave crisis política, social, económica, sanitaria... pero sobre todo una profunda crisis de valores, de moral, de espiritualidad.
Roguemos a Dios, fuente de toda razón y justicia, que permita que nuestro amado país pueda superar todas sus dificultades, y levantarse de sus propias miserias hacia el futuro de grandeza al que todos aspiramos.


La Palabra de Dios : Evangelio del día


En aquel tiempo, Jesús dijo a sus Apóstoles: «Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca. Curad enfermos, resucitad muertos, purificad leprosos, expulsad demonios. Gratis lo recibisteis; dadlo gratis. No os procuréis oro, ni plata, ni calderilla en vuestras fajas; ni alforja para el camino, ni dos túnicas, ni sandalias, ni bastón; porque el obrero merece su sustento. En la ciudad o pueblo en que entréis, informaos de quién hay en él digno, y quedaos allí hasta que salgáis. Al entrar en la casa, saludadla. Si la casa es digna, llegue a ella vuestra paz; mas si no es digna, vuestra paz se vuelva a vosotros. Y si no se os recibe ni se escuchan vuestras palabras, salid de la casa o de la ciudad aquella sacudiendo el polvo de vuestros pies. Yo os aseguro: el día del Juicio habrá menos rigor para la tierra de Sodoma y Gomorra que para aquella ciudad».
(Mateo 10, 7-15)

Comentario
Hoy, hasta lo imprevisto queremos tenerlo previsto. Hoy triunfan los servicios a domicilio. Y si hoy hablamos tanto de paz, quizá es porque estamos muy necesitados de ella. El Hoy del Evangelio toca de lleno estos distintos "hoy". Vayamos por partes.
Queremos prever hasta lo imprevisible: pronto haremos un seguro por si el seguro nos falla. O cuando uno compra unos pantalones, ¡el dependiente nos ofrece el modelo con manchas o descoloridos incluidos! El Evangelio de hoy, con la invitación a ir desprovistos de equipaje («No os procuréis oro ni plata...»), nos invita a la confianza, a la disponibilidad. Pero alerta, ¡esto no es dejadez! Tampoco improvisación. Vivir esta realidad sólo es posible cuando nuestra vida está enraizada en lo fundamental: en la persona de Cristo. Como decía el Papa Juan Pablo II, «es necesario respetar un principio esencial de la visión cristiana de la vida: la primacía de la gracia (...). No se ha de olvidar que, sin Cristo, no podemos hacer nada».
También es cierto que proliferan los servicios a domicilio: nada de catering; ahora te hacen la tortilla de patatas en casa. Sirve de icono de una sociedad donde las personas tendemos fácilmente a ir a la nuestra, a organizarnos la vida prescindiendo de los demás. Hoy Jesús nos dice «id»; salid. Esto es, tened en cuenta aquellos que tenéis a vuestro lado. Tengámoslos, pues, realmente en cuenta, abiertos a sus necesidades.
¡Vacaciones, un paisaje tranquilo..., ¿son sinónimos de paz? Parece que tenemos motivos serios para dudar de ello. Quizá muchas veces son un letargo de las zozobras interiores; éstas, más adelante, volverán a despertar. Los cristianos sabemos que somos portadores de paz, es más, que esta paz impregna todo nuestro ser -también cuando a nuestro alrededor encontramos un ambiente hostil- en la medida que seguimos de cerca de Jesús.
¡Dejémonos tocar, pues, por la fuerza del Hoy de Cristo! Y..., «quien ha encontrado verdaderamente a Cristo no puede tenerlo sólo para sí, debe anunciarlo» (Juan Pablo II).
Rev. D. David Compte i Verdaguer (Manlleu-Barcelona, España)


Santoral Católico

Nuestra Señora de Chiquinquirá
patrona de Colombia.

Nuestra Señora de Itatí
patrona de las provincias de Corrientes y Misiones, Argentina.


Pensamiento


"Ninguna fuerza de la tierra podrá torcer este designio y este rumbo. Por algo hay cielo en la Bandera y un gesto noble y fraternal en el escudo. ¡Gracias, Señor, por esta tierra de bendición y porque somos hijos suyos!"
Francisco Luis Bernárdez


Tema del día :
Yo no entiendo a la gente grande


Yo no entiendo a la gente grande… porque tapan la luz del sol, quitan las flores a las plantas para dejarlas marchitar en un jarrón y enjaulan a los pajaritos, porque han pintado todas las cosas de gris y han llenado el cielo de antenas y chimeneas.

Yo no entiendo a la gente grande... porque se creen importantes por el solo hecho de ser grandes, porque no me dejan caminar descalzo ni chapotear en la lluvia, porque me compran juguetes y no quieren que los use para que no se rompan.

Yo no entiendo a la gente grande... porque le han puesto un nombre difícil a todas las cosas sencillas, porque se pegan entre ellos o se pasan la vida discutiendo, porque quieren tomar empleos importantes y viven sentados.

Yo no entiendo a la gente grande... porque hacen decir versitos que no entiendo, porque me obligan a besar a la gente que no conozco, porque están siempre apurados y nunca tienen tiempo de contestar una pregunta o de contar un cuento.

Yo no entiendo a la gente grande... porque no les gusta sentarse en el cordón de la vereda, porque no sienten el placer de perder el tiempo mirando alrededor y son incapaces de dar vueltas en un carrusel, porque cuando me porto mal me amenazan con ponerme una inyección y cuando me enfermo me dicen que una inyección me va a hacer bien.

Yo no entiendo a la gente grande... porque siempre se hacen los lindos o los serios, porque dicen mentiras y ellos mismos se las creen, porque cada vez que me mienten me doy cuenta y sufro mucho.

Yo no entiendo a la gente grande... porque me dicen miedoso y ellos me hablaron de cucos y fantasmas, porque me piden que sea buenito y me regalan para jugar revólveres, dardos, flechas y escopetas de aire comprimido, porque han llenado la casa de cristales, porcelanas y cosas que se rompen y ahora resulta que no puedo tocar todo lo que veo.

Yo no entiendo a la gente grande... porque perdieron las ganas de correr y saltar, porque olvidaron esas cosas que tanto les gustan a los chicos, porque antes de reírse siempre le piden permiso al reloj.

Yo no entiendo a la gente grande... porque cuando hago algo malo me dicen: “no te quiero más” y yo tengo mucho miedo de que me dejen de querer de verdad...

Extraído del libro “Mensajes Selectos que Perduran I”


Poesía


Tú en mi corazón


Solo Tú en mi corazón Señor Jesús
Solo quiero que estés Tú
que inundes cada rincón de mi ser
como el suave viento entre las hojas
Dame tu aliento en la mañana
y acaríciame con tu misericordia en la noche
cuando sé que he caído
cuando sé que he fallado.

Solo Tú en mi corazón Señor Jesús
Solo quiero que estés Tú
que le susurres a mi espíritu
con tus palabras de luz
Esculpe con tu amor las horas que han de venir
y así al final yo pueda decir
como tú dijiste en la cruz:
Todo está cumplido.

Solo Tú en mi corazón Señor Jesús
Solo quiero que estés Tú
que alegres mi vida con Tu presencia
como la luz del sol salpicando la quebrada
sigue transformándome Jesús mío
y sálvame de mí mismo
y del baile seductor de este mundo
que esclaviza y entristece.

Solo Tu en mi corazón Señor Jesús
Solo Tú...

Arturo Weisler


Meditación breve


Después de la Segunda Guerra Mundial, un joven piloto inglés probaba un frágil avión monomotor en una peligrosa aventura alrededor del mundo. Poco después de despegar de uno de los pequeños e improvisados aeródromos de la India, oyó un ruido extraño que venía de detrás de su asiento y se dio cuenta que había una rata a bordo y que, si roía la cobertura de lona, podía destruir su frágil avión.
Podía volver al aeropuerto para librarse de su incómodo, peligroso e inesperado pasajero. De repente recordó que las ratas no resisten las grandes alturas... Volando cada vez más alto, poco a poco cesaron los ruidos que ponían en peligro su viaje.
Si amenazan destruirte por envidia, calumnia o maledicencia... ¡Vuela más alto!
Si te critican... ¡Vuela más alto!
Si te hacen alguna injusticia... ¡Vuela aún más alto!
Acuérdate siempre que las ratas no resisten las grandes alturas.
Deseo que hoy y siempre tengas el coraje de levantar vuelo y volar siempre alto, muy alto, con la cabeza en las nubes y los pies bien fijos en el suelo.


Pedidos de oración


Pedimos oración nuevamente por María Victoria, que es una niñita de once meses de edad, nacida en Corrientes, Argentina, y actualmente internada en el Hospital Garraham de Pediatría de la Ciudad de Buenos Aires, con una grave enfermedad irreversible en sus ojitos (retinoblastoma bilateral - tumor maligno), por lo que ha perdido totalmente la visión de uno de ellos y ya casi está perdiendo también el otro. El primer pedido lo hemos publicado en "Pequeñas Semillitas" número 0767 del 26 de Junio pasado.
Vicky ha sido operada el 29 de Junio extirpándose el ojito derecho, que no tenía nada de visión, y colocándose en su lugar una prótesis estética (obvio que sin visión). Se sigue con esperanza de salvar el ojito izquierdo (visión mínima) y ha comenzado con quimioterapia que deberá durar seis meses, por lo que renovamos el pedido a María Reina de la Paz para que interceda por la curación de esta muñequita.
Hay un blog http://fuerzavicky.blogspot.com/ en el que se puede seguir la evolución de Vicky y alentar a sus familiares.


Nuestra lectora María Cristina G. nos escribe desde USA para pedir oración por su esposo Gustavo, que ha sido operado del corazón, para que el Señor lo proteja y le dé salud y recuperación de su enfermedad.


Pedimos oración por la salud del señor Walter Rubén L. que vive en González Chávez, Argentina, y continúa internado en la ciudad de Bahía Blanca, con severos compromisos cardíacos, pulmonares y en las arterias de los miembros inferiores. Que Jesús Misericordioso le conceda la gracia de la recuperación.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Reflexión Mariana


En estos tiempos tenemos muchos motivos para estar afligidos. Entonces llamemos a María en nuestro socorro, porque Ella es la alegría del alma, es la alegría de Dios, pues Dios encontró en Ella todo lo que buscaba de una criatura y por eso María es la delicia de Dios y de todo el Paraíso. ¡Que también sea nuestra delicia! Acudamos a Ella que es nuestra Madre, y una madre siempre sabe consolar y hacer sonreír a su niñito, y si éste llora, lo sabe consolar y arrullar para que se tranquilice y tenga paz. Vayamos a María si tenemos alguna pena en el corazón, y cantemos cantos a la Virgen ya que esto alegrará nuestra alma y María volcará innumerables gracias y dones sobre nosotros.


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Me siento muy honrado de tener acceso a ésta hermosas como reconfortantes lecturas, les felicito y le doy gracias a DIOS por éste privilegio.

    Aprovecho para preguntarles las bases biblicas que sustentan para alabar a SANTA MARIA Madre de Nuestro Señor Jesucristo, me he encontrado con los que profesan la religión Evangelica y no he podido convencerles.

    DARIO CANAHUI
    GUATEMALA

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.