lunes, 5 de diciembre de 2011

Pequeñas Semillitas 1552

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 6 - Número 1552 ~ Lunes 5 de Diciembre de 2011
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
   

Hola !!!
El Mensaje necesita mensajeros. Todos estamos llamados a ser precursores de Jesús, a abrir caminos nuevos. Una voz nos grita a todos: Donde hay montes de soberbia, egoísmo e injusticia, poned humildad, solidaridad y justicia. Donde hay colinas de vanidad, ambición y envidia, poned bondad, austeridad y compasión.
Quitad los obstáculos que impiden la llegada de Dios a vuestra vida y a la vida de los demás.
¿Qué queda por “allanar”, “rellenar”, “rebajar”, “enderezar”, “nivelar”... a nivel personal y para que desaparezcan las escandalosas desigualdades que existen en el mundo? ¿Soy voz que anuncia la Buena Noticia en mi ambiente?


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


Un día que Jesús estaba enseñando, había sentados algunos fariseos y doctores de la ley que habían venido de todos los pueblos de Galilea y Judea, y de Jerusalén. El poder del Señor le hacía obrar curaciones. En esto, unos hombres trajeron en una camilla a un paralítico y trataban de introducirle, para ponerle delante de Él. Pero no encontrando por dónde meterle, a causa de la multitud, subieron al terrado, le bajaron con la camilla a través de las tejas, y le pusieron en medio, delante de Jesús. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo: «Hombre, tus pecados te quedan perdonados».
Los escribas y fariseos empezaron a pensar: «¿Quién es éste, que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?». Conociendo Jesús sus pensamientos, les dijo: «¿Qué estáis pensando en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: ‘Tus pecados te quedan perdonados’, o decir: ‘Levántate y anda’? Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados -dijo al paralítico- ‘A ti te digo, levántate, toma tu camilla y vete a tu casa’». Y al instante, levantándose delante de ellos, tomó la camilla en que yacía y se fue a su casa, glorificando a Dios. El asombro se apoderó de todos, y glorificaban a Dios. Y llenos de temor, decían: «Hoy hemos visto cosas increíbles».
(Lc 5,17-26)

Comentario
Hoy, el Señor enseña y cura a la vez. Hoy vemos al Señor que enseñaba a los que se consideraban muy sabios en aquellos tiempos: los fariseos y los maestros de la ley. A veces, nosotros podemos pensar que por el siglo en que vivimos o por los estudios que hemos hecho, poco nos queda para aprender. Esta lógica no sobrenatural nos lleva frecuentemente a querer hacer que los caminos de Dios sean los nuestros y no al revés.
En la actitud de quienes quieren la curación de su amigo vemos los esfuerzos humanos para conseguir lo que realmente desean. Lo que querían era algo muy bueno: que el enfermo pudiera andar. Pero no es suficiente con esto. Nuestro Señor quiere hacer con nosotros una sanación completa. Y por eso comienza con lo que Él ha venido a realizar en este mundo, lo que su santo nombre significa: Salvar al hombre de sus pecados.
—La fuente más profunda de mis males son siempre mis pecados: «Hombre, tus pecados te quedan perdonados» (Lc 5,20). Muy frecuentemente, nuestra oración o nuestro interés es puramente material, pero el Señor sabe lo que nos conviene más. Como en aquellos tiempos, los consultorios de los médicos están llenos de enfermos. Pero, como aquellos hombres, tenemos el riesgo de no ir con tanta diligencia al lugar donde realmente nos restablecemos plenamente: al encuentro con el Señor en el sacramento de la Penitencia.
Punto fundamental en todo tiempo para el creyente es el encuentro sincero con Jesucristo misericordioso. Él, rico en misericordia, nos recuerda especialmente hoy que en este Adviento no podemos descuidar el necesario perdón que Él da a manos llenas. Y, si es preciso, echemos los impedimentos —el tejado— que nos impiden verle. —Yo también necesito retirar las tejas de mis prejuicios, de mis comodidades, de mis ocupaciones, de las desconfianzas, que son un obstáculo para “mirar de tejas arriba”.
Rev. D. Joan Carles MONTSERRAT i Pulido (Sabadell, Barcelona, España)


Santoral y Efemérides


• En el SANTORAL CATÓLICO, hoy conmemoramos a:



Fuente: Catholic.net

• Con relación a las EFEMÉRIDES, en un día como hoy…

1492 - Colón descubre La Hispaniola, hoy República Dominicana.
1791 - Muere en Viena, Austria, Wolfgang Amadeus Mozart.
1870 - Muere el escritor Alexandre Dumas (padre).
1901 - Nace Walter Elias Disney, dibujante y empresario estadounidense.
1925 - Nace Anastasio Somoza Debayle, dictador nicaragüense.
1926 - Muere el pintor Claude Oscar Monet.
1933 - Abolición en EE.UU. de la llamada "Ley Seca".
1946 - Nace José Carreras, tenor español.
1946 - La ONU se instala definitivamente en Nueva York.
1953 - Muere Jorge Negrete, mítico actor y cantante mexicano.
1962 - EE.UU. y la U.R.S.S. llegan a un acuerdo sobre la utilización pacífica del espacio.
1968 - El poeta y profesor Damaso Alonso es elegido director de la Real Academia Española de la Lengua.
1991 - Finaliza la reunión de presidentes iberoamericanos en la "multicumbre" de Cartagena.
2002 - El Parlamento de Paraguay aprueba el desafuero del presidente Luiz González Macchi por corrupción.

Fuente: Periodismo.com


Pensamiento del día

"Cuando necesites alguien
que te valore y acompañe,
te escuche y comprenda,
te anime y te apoye,
te respete y te quiera…
Cuando necesites compartir
lo bueno y lo malo de la vida…
Ya sabes:
cuenta siempre conmigo”

A.M.


Tema del día:
La misión de Juan Bautista


Marcos, el Evangelista que este año nos tomará de la mano para ir conociendo y viviendo el Evangelio, la Buena Nueva de salvación, comienza su mensaje, poniéndonos al frente de una manera directa y precisa, a Jesús, el Cristo, el Hijo de Dios como la Buena noticia de liberación. La Buena nueva consiste precisamente en que Jesús de Nazaret, engendrado en el tiempo en un oscuro pueblecito en las inmediaciones de la gran Jerusalén es precisamente el Cristo, el Mesías, el ungido, el que traería consigo la salvación y la paz para todos los hombres: “Aquí llega el Señor, lleno de poder, el que con su brazo lo domina todo, como pastor apacentará su rebaño: llevará en sus brazos a los corderitos recién nacidos y atenderá solícito a sus madres”.

Pero si eso fuera todo, eso no sería noticia, pues Cristo murió en la cruz, víctima de un juicio injusto y lleno de maldad. Lo bueno viene cuando se asegura que Cristo es el Hijo de Dios y que por lo tanto y por su entrega, por su amor y su sacrificio por todos los hombres, el Padre lo resucita y lo hace sentar a su derecha. Es el Señor de todos los tiempos, de todos los continentes y de toda la historia. El profeta Isaías instaba entonces a preparar el camino al Señor que llega: “Sube a lo alto del monte, mensajero de buenas nuevas para Sión, alza con fuerza la voz, tú que anuncias noticias alegres a Jerusalén. Alza la voz y no temas; anuncia a los ciudadanos de Judá: “Aquí está su Dios”.

Éste es entonces el personaje que anunciaba San Juan el Bautista, aquél ante quien se sentía pequeño pues él era sólo un enviado, un precursor, que tenía que anunciar precisamente la llegada del verdadero Enviado, el Mesías, el Salvador. Él consiguió entonces el primer milagro de la Salvación que el Señor traería a la tierra: alejar a los hombres de su vida rutinaria, en medio de una sociedad que no funcionaba como tal, un mundo de pecado y de maldad, en la capital Jerusalén y sus alrededores.

El Papa Benedicto XVI lo decía la semana pasada al describir el panorama de las ciudades postmodernas: “Las ciudades donde la vida se hace anónima y horizontal, donde Dios parece ausente y el hombre el único amo, como si fuera él el artífice y el director de todo: construcciones, trabajo, economía, transportes, ciencias, técnica, todo parece depender sólo del hombre. Y a veces, en este mundo que parece casi perfecto, suceden cosas chocantes, o en la naturaleza, o en la sociedad, por las que pensamos que Dios pareciera haberse retirado, que nos hubiera, por así decir, abandonado a nosotros mismos”.

Pero la verdad es que Dios no abandona a su pueblo, sino que envía precisamente a su Hijo pero no para visitarnos, sino para quedarse con nosotros, haciéndose uno más entre nosotros, formando parte de nuestra vida y de nuestro entorno.

El Bautista hizo el milagro de convertir a los hombres, de bautizarlos con un bautismo de penitencia, de agua, en el Jordán, presagiando el bautismo en fuego, en el Espíritu Santo de Dios. Y pudo hacerlo porque el Bautista encarnaba en su propia vida lo que pedía a gritos a los demás. Les hablaba a los hombres con crudeza, con mucho realismo y cuando no conseguía mover a los hombres, no se detenía en la amenaza de castigos terribles para los morosos ante la salvación.

Cristo, aunque se dejó bautizar por el Bautista, teniendo que hacer cola para acercarse a él, cambió la técnica usada por el Bautista para convertir a los hombres a la salvación de Dios. Cristo simplemente amaba y quería la salvación para todos. Y si la salvación ya está aquí, si Cristo ya ha llegado, ¿por qué no salir a su encuentro en cada uno de los que él vino a salvar, a los desprotegidos, los pobres y los que son tratados injustamente?

Autor: P. Alberto Ramírez Mozqueda
Fuente: Catholic.net


“Pequeñas Semillitas”
en Facebook


Clic en el logo para ingresar


Meditación breve


El adviento significa despertar a todos los sueños diarios, despertar a la realidad.  La palabra "vigilar" alude a "estar fresco, atento", y quien está atento, quien vive con conciencia cada momento está completamente presente, vivo y sobrio.  Aquel que no se embriaga con el ajetreo está despierto.
No tenemos que dedicarnos a responder todas las cartas que hemos dejado de lado durante el año, no tenemos que dejarnos arrastrar por el estado de exaltación propio del consumismo, y tampoco tenemos que darnos a la tarea de cumplir con nuestros deseos.  La atención y el estar despierto nos enseñan lo que realmente importa en la navidad. 
Vigilar no es solamente la actitud fundamental del adviento.  La historia de navidad habla de los pastores que estaban de guardia por la noche y precisamente porque vigilaban, les es anunciado el alegre mensaje del nacimiento del Mesías. 
Quién está despierto, está abierto y es receptivo al secreto que quiere capturar nuestra atención.


Pedidos de oración


Pedimos oración por la Paz del Mundo; por la Santa Iglesia Católica; por el Papa, los sacerdotes y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por el hambre y la pobreza; por la unión de las familias y la fidelidad de los matrimonios; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por José Ignacio, un bebé de un año y cuatro meses, de Rosario, Argentina, que está padeciendo problemas intestinales por los que hace unos días ha sido operado, y ahora que todavía no está plenamente recuperado, debe someterse a una nueva cirugía. Que Jesús Niño, al que esperamos con esperanzas en este Adviento, lo acompañe, lo asista y le permita superar definitivamente sus dolencias.

Pedimos oración por la salud de Dora, de 67 años, que está internada en cuidados intensivos en Santiago de Chile como consecuencia de un severo infarto cerebral que pone su vida en peligro. La encomendamos a María, madre del Salvador, para que interceda por la recuperación de este hermana nuestra y acompañe en estos días a su familia.

Nuestra lectora Elena nos pide oraciones por las siguientes personas: Violeta (de Miami, USA) que tiene que hacerse una nueva mamografía por algún problemita todavía no bien diagnosticado; por Hilda, de 84 años (Lima, Perú) que ha tenido hace tres días un accidente cerebro vascular y está muy grave; por Elba, de Lima (Perú) con problemas cardíacos; por Alejandro, con problemas de migración; por el niño Eduardo, víctima de violencia familiar; por Lucha y Silvio que cumplen sus bodas de oro matrimoniales; y finalmente por Elena y toda su familia. Que el Señor reciba y atienda todos estos pedidos y les conceda lo mejor para sus cuerpos y para sus almas.

Desde Buenos Aires, Elsa nos pide oraciones por la salud de su esposo Salvador Jesús, a quien están realizando estudios cardiológicos, rogando que la mano de Dios esté posada en él para que los resultados sean satisfactorios.

Desde Nicaragua nos piden oración por el matrimonio de Carlos y Macarena, para que Jesús les abra las puertas del trabajo a ambos; por el matrimonio de Enrique y su esposa, que esperan trillizos, rogando a María Madre que los acompañe, los proteja y permita un nacimiento con salud y felicidad; y por Roger para que Jesús renueve su corazón y le señale el camino, la luz y la verdad.

Seguimos rezando por Leandro, de la provincia de Buenos Aires, Argentina, que tiene 10 años y está con un problema neurológico grave, actualmente internado en el Hospital de Olavarría.

Pedimos oración por Carlos Luciano, de 35 años de edad, originario de Buenos Aires, que ha quedado sin trabajo, para que el Señor le conceda pronto la gracia de conseguir un nuevo empleo.

Pedidos dejados en nuestra página de Facebook: por la salud de Benjamín, un bebé de tres meses que tiene tumores en el hígado; por María Teresa (Argentina) a quien deben extirpar un ojo; por Sarita Juliana (Argentina) que tiene 5 años y padece de Leucemia. 


Se ruega enviar los pedidos de oración únicamente por correo a pequesemillitas@gmail.com 

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén


"Camino"


"Lee despacio estos consejos. Medita pausadamente estas consideraciones.
Son cosas que te digo al oído, en confidencia de amigo, de hermano, de padre.
Y estas confidencias las escucha Dios. No te contaré nada nuevo.
Voy a remover en tus recuerdos,
para que se alce algún pensamiento que te hiera:
y así mejores tu vida y te metas por caminos de oración y de Amor.
Y acabes por ser alma de criterio"

San Josemaría Escrivá de Balaguer

Capítulo 43.

917
"Nonne cor nostrum ardens erat in nobis, dum loqueretur in via?" —¿Acaso nuestro corazón no ardía en nosotros cuando nos hablaba en el camino?
Estas palabras de los discípulos de Emaús debían salir espontáneas, si eres apóstol, de labios de tus compañeros de profesión, después de encontrarte a ti en el camino de su vida.

918
Ve al apostolado a darlo todo, y no a buscar nada terreno.

919
Al quererte apóstol, te ha recordado el Señor, para que nunca lo olvides, que eres "hijo de Dios".

-Continúa mañana-
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.