martes, 1 de agosto de 2017

Pequeñas Semillitas 3406

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 12 - Número 3406 ~ Martes 1 de Agosto de 2017
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
La República de Venezuela atraviesa una profunda crisis socio-política, pero especialmente humanitaria. Debido a la grave escasez de medicamentos e insumos de medicina, para muchos venezolanos es sumamente difícil obtener atención médica esencial. Y la escasez severa de alimentos y otros artículos son un obstáculo para que muchas personas tengan una nutrición adecuada y atiendan las necesidades básicas de sus familias.
Hasta el momento, la respuesta del gobierno dictatorial venezolano ha sido absolutamente inadecuada. Las autoridades niegan la existencia de una crisis y no han articulado ni implementado políticas efectivas para mitigar la situación. Por el contrario, han respondido sólo con represión violenta y desmedida de grupos para policiales chavistas armados que atacan y matan a los ciudadanos que reclaman en la calle por sus derechos que siguen siendo vulnerados gravemente.
Llama la atención y preocupa la indiferencia de la comunidad internacional de países y de los organismos internacionales de Derechos Humanos que ya deberían haberse manifestado de manera concluyente para de alguna manera poner fin a esta situación indignante por parte del comunismo de Maduro y sus secuaces.
Vaya nuestra expresión de solidaridad para los hermanos venezolanos y nuestras renovadas oraciones para que el Señor manifieste su misericordia con ellos y su justicia implacable con los tiranos delincuentes que han ocasionado esta crisis impresionante. Y que la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela, proteja a su pueblo con su amor maternal.

¡Buenos días!

Obras de misericordia
Un día se presentó una miserable leprosa. La reina Isabel de Hungría, movida a compasión, la introdujo en su palacio, y siendo necesario recostarla para curarla, la hizo colocar en el mismo lecho real. Llega entonces su esposo y, sin poder contenerse de indignación, quiere arrojarla; se acerca y encuentra a Jesucristo recostado sobre la cruz.

En otra ocasión, un día de invierno, la reina llevaba en su manto panes para sus pobres. El príncipe Luis, su esposo, junto con una gran comitiva la encuentra: “¿Qué es lo que llevas, amiga mía?”, le pregunta, y desplegado el manto aparece una cantidad de perfumadas rosas. Quedan todos estupefactos. “No temas; sigue tu camino”, dice Luis a su esposa; y luego añadió: “Debería levantarse aquí una columna en recuerdo del milagro que acabamos de  ver”.

Ayudar y servir son dos expresiones concretas de un amor que se brinda con generosidad a los demás. De este olvido de ti mismo, surgirá como por magia, tu propia felicidad, tu auténtica realización. “Dormí y soñé que la vida era alegría. Desperté y vi  que la vida era servicio. Y, en el servicio,  encontré la alegría” (Tagore). A servir, pues, como S. Isabel de Hungría.
* Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Texto del Evangelio:
En aquel tiempo, Jesús despidió a la multitud y se fue a casa. Y se le acercaron sus discípulos diciendo: «Explícanos la parábola de la cizaña del campo». Él respondió: «El que siembra la buena semilla es el Hijo del hombre; el campo es el mundo; la buena semilla son los hijos del Reino; la cizaña son los hijos del Maligno; el enemigo que la sembró es el Diablo; la siega es el fin del mundo, y los segadores son los ángeles.
»De la misma manera, pues, que se recoge la cizaña y se la quema en el fuego, así será al fin del mundo. El Hijo del hombre enviará a sus ángeles, que recogerán de su Reino todos los escándalos y a los obradores de iniquidad, y los arrojarán en el horno de fuego; allí será el llanto y el rechinar de dientes. Entonces los justos brillarán como el sol en el Reino de su Padre. El que tenga oídos, que oiga». (Mt 13,36-43)

Comentario:
Hoy, mediante la parábola de la cizaña y el trigo, la Iglesia nos invita a meditar acerca de la convivencia del bien y del mal. El bien y el mal dentro de nuestro corazón; el bien y el mal que vemos en los otros, el que vemos que hay en el mundo.
«Explícanos la parábola» (Mt 13,36), le piden a Jesús sus discípulos. Y nosotros, hoy, podemos hacer el propósito de tener más cuidado de nuestra oración personal, nuestro trato cotidiano con Dios. —Señor, le podemos decir, explícame por qué no avanzo suficientemente en mi vida interior. Explícame cómo puedo serte más fiel, cómo puedo buscarte en mi trabajo, o a través de esta circunstancia que no entiendo, o no quiero. Cómo puedo ser un apóstol cualificado. La oración es esto, pedirle “explicaciones” a Dios. ¿Cómo es mi oración? ¿Es sincera?, ¿es constante?, ¿es confiada?
Jesucristo nos invita a tener los ojos fijos en el Cielo, nuestra casa para siempre. Frecuentemente vivimos enloquecidos por la prisa, y casi nunca nos detenemos a pensar que un día —lejano o no, no lo sabemos— deberemos dar cuenta a Dios de nuestra vida, de cómo hemos hecho fructificar las cualidades que nos ha dado. Y nos dice el Señor que al final de los tiempos habrá una tría. El Cielo nos lo hemos de ganar en la tierra, en el día a día, sin esperar situaciones que quizá nunca llegarán. Hemos de vivir heroicamente lo que es ordinario, lo que aparentemente no tiene ninguna trascendencia. ¡Vivir pensando en la eternidad y ayudar a los otros a pensar en ello!: paradójicamente, «se esfuerza para no morir el hombre que ha de morir; y no se esfuerza para no pecar el hombre que ha de vivir eternamente» (San Julián de Toledo).
Recogeremos lo que hayamos sembrado. Hay que luchar por dar hoy el 100%. Y que cuando Dios nos llame a su presencia le podamos presentar las manos llenas: de actos de fe, de esperanza, de amor. Que se concretan en cosas muy pequeñas y en pequeños vencimientos que, vividos diariamente, nos hacen más cristianos, más santos, más humanos.
Rev. D. Iñaki BALLBÉ i Turu (Terrassa, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Alfonso María de Ligorio
Obispo y Doctor de la Iglesia
Nació en Marianella junto a Nápoles el año 1696. Después de obtener el grado de doctor en ambos derechos y de ejercer la abogacía con gran delicadeza de conciencia, cursó la carrera eclesiástica, se ordenó sacerdote en 1726 y se dedicó a las misiones populares y al confesonario. Entre grandes dificultades fundó en 1732 la Congregación del Santísimo Redentor (Redentoristas), con el fin de dar nuevo aliento a la vida cristiana de los campesinos e iletrados. Además escribió libros de espiritualidad y de teología moral, materia en la que es considerado un verdadero maestro. Entre sus obras hay que destacar la Teología Moral y Las Glorias de María que tanto ha influido en la devoción a la Virgen. En torno al año 1760 fue consagrado obispo de Sant'Agata dei Goti, donde se prodigó a lo largo de trece años en un apostolado fecundo. Después renunció a su obispado y se fue con sus religiosos. Murió en Pagani, cerca de Nápoles, el 1 de agosto de 1787.
Oración: Oh Dios, que suscitas continuamente en tu Iglesia nuevos ejemplos de santidad, concédenos la gracia de imitar en el celo apostólico a tu obispo san Alfonso María de Ligorio, para que podamos compartir en el cielo su misma recompensa. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.
© Directorio Franciscano   

Pensamiento del día 
San Alfonso María de Ligorio

“Yo, Alfonso María, humildísimo siervo de la siempre Virgen María Madre de Dios..., creo firmemente y abrazo de corazón y proclamo con los labios que Vos, Madre de Dios, siempre Virgen por singular privilegio de Dios Omnipotente, fuisteis preservada enteramente inmune de toda mancha de pecado original en el primer instante de vuestra concepción, o sea, en la unión de vuestro cuerpo y alma. Pública y privadamente, hasta el último aliento de mi vida, esto enseñaré, y con la ayuda de Dios, y en cuanto yo pueda, procuraré que los demás enseñen y defiendan. Así lo testifico, así lo prometo, así lo juro, y que así Dios me ayude y sus santos evangelios”.

Tema del día:
Pedido por Venezuela
CARACAS, 30 Jul. 17 / 02:01 pm (ACI).- A través de su cuenta en Twitter, la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) pidió a la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de Coromoto, que libre el país “de las garras del comunismo”.

“Virgen Santísima, Madre de Coromoto, celestial Patrona de Venezuela libra a nuestra Patria de las garras del comunismo y socialismo”, escribió la CEV este 30 de julio, con una imagen de la Santa María y una bandera venezolana.

El 30 de julio también se realizó en Venezuela la elección para los miembros de la Asamblea Constituyente, convocada por el Presidente, Nicolás Maduro, en un intento más de concentrar el poder y eliminar a la Asamblea Nacional, órgano legislativo venezolano que cuenta con mayoría opositora.

La convocatoria a la Asamblea Constituyente ha sido duramente criticada por los obispos venezolanos, que en un comunicado difundido el 27 de julio la calificaron de “inconstitucional”, así como de “innecesaria, inconveniente y dañina para el pueblo venezolano”.

Meditaciones
La oración nos protege de todos los males y nos obtiene de Dios innumerables gracias y bendiciones, por eso nunca debemos dejar de rezar. Aunque no podamos rezar mucho, por lo menos tenemos que rezar todos los días las Tres Avemarías que son prenda de salvación eterna.
Con la oración se vencen las tentaciones del Maligno y se pasa al contraataque. Con la oración dominamos nuestras pasiones y obtenemos paz en la mente y el alma, paz para nuestra familia y para el mundo entero. La oración tiene en el bien un poder inmenso.
Ya dice San Alfonso María de Ligorio que el que reza se salva, y el que no reza se condena. Y esto es la pura verdad. Si queremos salvarnos del Infierno eterno, es necesario que oremos mucho, todos los días. Debemos ser perseverantes en la oración, aunque haya días en que no sintamos ninguna devoción ni ningún atractivo por la oración, igual tenemos que rezar. Es más, es justo en esos momentos en que necesitamos rezar más, tomando el ejemplo de Jesús, que en los momentos de mayor tentación oraba con más intensidad.
Dios ve el futuro de todas sus criaturas, ve nuestro futuro y ha preparado gracias para socorrernos en todos los acontecimientos que nos sucedan en esta vida. Pero ha condicionado el darnos estas gracias, a que nosotros se las pidamos a través de la oración. Por eso si no rezamos, perderemos muchísimos auxilios divinos y arriesgaremos nuestra salvación eterna. Pensemos en Jesús y en María, que pasaban muchas horas en oración, ¡y ellos eran los que menos las necesitaban, pues Uno era Dios, y la Otra, la Madre de Dios! Sin embargo pidieron incesantemente todo a Dios a través de la oración. ¿Y nosotros queremos ser superiores a ellos? No nos dejemos engañar por Satanás y recemos mucho todos los días.
Sitio Santísima Virgen

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por los cristianos perseguidos y martirizados en Medio Oriente, África, y en otros lugares; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los niños con cáncer y otras enfermedades graves; por el drama de los refugiados del Mediterráneo; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por las víctimas de catástrofes naturales; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio. 

Pedimos oración para Mercedes D., de 84 años, de Colombia, quien será intervenida hoy de la cadera a raíz de una caída. Rogamos al Señor guíe las manos de los galenos que se harán cargo de esa intervención y que pose las Suyas sobre ella, seguros que con la intercesión de nuestra Señora de Lourdes, todo saldrá bien. 

Pedimos oración para Luciano José F.M., de Argentina, que mañana será operado de tumor cerebral, rogando al Señor que con su misericordia sin límites le conceda la gracia de superar con bien esta enfermedad.

Continuamos unidos en oración por medio del rezo del Santo Rosario poniendo en Manos de Nuestra Madre Bendita todas nuestras preocupaciones, alegrías y necesidades, poniendo al mundo entero en Manos de nuestra Madre y pidiéndole a Ella paz para el mundo, al rezar por la paz; rezamos por todo, por la paz en el mundo, en los corazones, porque la violencia sea desterrada, por la paz para los niños que están en peligro de ser abortados.  Paz para los jóvenes que no encuentran el camino, paz para los deprimidos. Paz para los que no han tenido la dicha de conocer al Amor. En fin rezamos por la paz, y sigamos haciéndolo.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Los cinco minutos de María
Agosto 1
La Virgen fue enriquecida desde el primer instante de su concepción con una santidad especial; Dios quiso que María, predestinada para ser la Madre de Jesús, fuera totalmente santa, sin sombra de pecado. Así es saludada por el ángel de la anunciación: “¡Alégrate! Llena de gracia, el Señor está contigo” (Lc 1,28).
La devoción a la purísima Madre de Jesús es el mejor impulso para vencer el pecado y purificar nuestro corazón.
Santa María, ilumina nuestra inteligencia para comprender y vivir las palabras del Evangelio: “Felices los que tienen el corazón puro, porque ellos verán a Dios” (Mt 5,8)
* P. Alfonso Milagro

Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

1 comentario:

  1. Quisiera que ,,NUESTRO ,,,PAPA FRANCISCO BENDIGA ,,,,a nuestros hermanos,,,VENEZOLANOS,,,AMEN,,,,

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.