miércoles, 10 de septiembre de 2014

Pequeñas Semillitas 2459

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2459 ~ Miércoles 10 de Setiembre de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Cuando perdono a alguien, puede que mi cuerpo responda de varias maneras. Tal vez mi pecho se sienta apretado debido a una resistencia interna. O quizás sienta una paz profunda que confirma que estoy listo para dejar ir el resentimiento.
Hoy elijo liberarme por medio del perdón. Al hacerlo, suelto el estrés. Hago espacio para recibir la paz y el amor de Dios.
Bendiciones mayores me aguardan a medida que hago a un lado los pensamientos y actitudes que juzgan y condenan. Soy inspirado, edificado y mi carga se disipa. Me perdono y perdono a los demás, y amo incondicionalmente a las personas en mi vida. Recibo con gozo nuevas maneras de pensar y vivir. Gracias al perdón ¡soy libre!

¡Buenos días!

Anuncio urgente
Minuto a minuto, con la mano abierta, en el surco de la vida, ¡siembra! Deja caer el  grano, entrega al mundo tu ofrenda, como el Sembrador Divino… ¡Siembra! Nada se pierde de lo que se entrega; el Señor cosecha, tú… ¡Siembra!  No importa que nunca veas el fruto en sazón; tú sólo eres instrumento: ¡Siembra!

Se necesita: un ejército pacífico y unido que crea en el valor de las pequeñas cosas; gente que construya la historia y no se deje arrastrar por los acontecimientos; más corazones desarmados, en un mundo lleno de rivalidades; almas magnánimas en una sociedad interesada; espíritus fuertes para un tiempo de mediocridades; más trabajadores y menos personas que critiquen. Necesitamos con urgencia, sin falta, una asociación de manos bienhechoras encendiendo una luz para iluminar el pesimismo de la multitud con un fósforo en las manos, pequeño, insignificante, pero que ilumine disipando la oscuridad que trata de envolvernos.

Que este mensaje genere en tu corazón el propósito de aprovechar mejor cada día “en todo lo que es verdadero y noble, en todo lo que es justo y puro, amable y digno de honra, en todo lo que haya de virtuoso y merecedor de alabanza” (Fil. 4, 8).
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús alzando los ojos hacia sus discípulos, decía: «Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios. Bienaventurados los que tenéis hambre ahora, porque seréis saciados. Bienaventurados los que lloráis ahora, porque reiréis. Bienaventurados seréis cuando los hombres os odien, cuando os expulsen, os injurien y proscriban vuestro nombre como malo, por causa del Hijo del hombre. Alegraos ese día y saltad de gozo, que vuestra recompensa será grande en el cielo. Pues de ese modo trataban sus padres a los profetas.
»Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo. ¡Ay de vosotros, los que ahora estáis hartos!, porque tendréis hambre. ¡Ay de los que reís ahora!, porque tendréis aflicción y llanto. ¡Ay cuando todos los hombres hablen bien de vosotros!, pues de ese modo trataban sus padres a los falsos profetas». (Lc 6,20-26)

Comentario
Hoy, Jesús señala dónde está la verdadera felicidad. En la versión de Lucas, las bienaventuranzas vienen acompañadas por unos lamentos que se duelen por aquellos que no aceptan el mensaje de salvación, sino que se encierran en una vida autosuficiente y egoísta. Con las bienaventuranzas y los lamentos, Jesús hace una aplicación de la doctrina de los dos caminos: el camino de la vida y el camino de la muerte. No hay una tercera posibilidad neutra: quién no va hacia la vida se encamina hacia la muerte; quién no sigue la luz, vive en las tinieblas.
«Bienaventurados los pobres, porque vuestro es el Reino de Dios» (Lc 6,20). Esta bienaventuranza es la base de todas las demás, pues quien es pobre será capaz de recibir el Reino de Dios como un don. Quien es pobre se dará cuenta de qué cosas ha de tener hambre y sed: no de bienes materiales, sino de la Palabra de Dios; no de poder, sino de justicia y amor. Quien es pobre podrá llorar ante el sufrimiento del mundo. Quien es pobre sabrá que toda su riqueza es Dios y que, por eso, será incomprendido y perseguido por el mundo.
«Pero ¡ay de vosotros, los ricos!, porque habéis recibido vuestro consuelo» (Lc 6,24). Esta lamentación es también el fundamento de todas las que siguen, pues quien es rico y autosuficiente, quien no sabe poner sus riquezas al servicio de los demás, se encierra en su egoísmo y obra él mismo su desgracia. Que Dios nos libre del afán de riquezas, de ir detrás de las promesas del mundo y de poner nuestro corazón en los bienes materiales; que Dios no permita que nos veamos satisfechos ante las alabanzas y adulaciones humanas, ya que eso significaría haber puesto el corazón en la gloria del mundo y no en la de Jesucristo. Nos será provechoso recordar lo que nos dice san Basilio: «Quien ama al prójimo como a sí mismo no acumula cosas innecesarias que puedan ser indispensables para otros».
Rev. D. Joaquim MESEGUER García (Sant Quirze del Vallès, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Nicolás de Tolentino
Presbítero
En Tolentino, del Piceno, en Italia, san Nicolás, presbítero, religioso de la Orden de Ermitaños de San Agustín, que, fraile de rigurosa penitencia y oración asidua, severo consigo y comprensivo con los demás, se autoimponía muchas veces la penitencia de los otros (1305). Información amplia haciendo clic acá.
Fuente: Catholic.net    

La frase de hoy

“Un buen arrepentimiento
es la mejor medicina que tienen
las enfermedades del alma”
-M. C. Saavedra-

Biblioteca de archivos
Recuerda que en la página (blog) de "Pequeñas Semillitas" y también en "Juan Pablo II inolvidable", en la columna lateral derecha, se ha insertado un enlace con la misma imagen que ves arriba de este escrito, desde donde se ingresa a la Biblioteca de archivos. Allí iré agregando día a día algunos de los powerpoint que se comparten con los suscriptores de "Pequeñas Semillitas" y también archivos de texto en formato PDF; todo lo cual puede ser visto online o bien puede descargarse a la computadora del usuario.

Tema Médicos:
Riesgo de Alzheimer
Cada 4 segundos se diagnostica un caso de Alzheimer en el mundo y se estima que la cifra actual de 36 millones de afectados aumentará a 106 millones en 2050. Un nuevo estudio, publicado en la revista The Lancet Neurology, encontró los siete factores de riesgo que aumentan la probabilidad de sufrir esta enfermedad degenerativa. Tres de ellos tienen que ver con el estilo de vida y cuatro con afecciones provocadas por estos hábitos. Estas son las siete amenazas.

1. La inactividad física
Un tercio de la población mundial es sedentaria y esta es la principal causa para padecer del mal de Alzheimer. Según el mencionado estudio, quienes no hacen ningún tipo de actividad física son 82 por ciento más propensos a desarrollarla. Lo ideal es hacer ejercicio desde la juventud, de esa forma las personas estarán “protegidas contra la hipertensión y la diabetes, y retrasarán el comienzo del alzhéimer”, dijo a ‘Semana’ Sam Norton, coautor de la investigación y miembro del King’s College de Londres.

2. La depresión
Quienes tienen Alzheimer empiezan a perder la memoria y a sufrir cambios en su conducta: se vuelven apáticos y depresivos. Aunque la demencia senil y la depresión son enfermedades distintas, tienen muchos puntos en común. De hecho, la depresión es considerada un signo precoz de este mal y se calcula que los que la padecen tienen 65 por ciento mayor riesgo de sufrir de Alzheimer. Por eso si alguno de estos síntomas aparece a cualquier edad, es importante que el paciente consulte a un especialista.

3. La hipertensión
El aumento de la presión arterial multiplica el riesgo cardiovascular y otros trastornos que pueden hacer perder la memoria. La prevalencia de esta condición en personas entre los 35 y 64 años aumenta 61 por ciento la probabilidad de padecer el mal de Alzheimer. Por esa razón es fundamental hacer ejercicio, tener una dieta balanceada, mantener un peso acorde a la talla y no fumar, todo lo cual ayuda a tener controlada la presión.

4. La obesidad
El exceso de peso, un problema que afecta cada vez más a la población mundial, ya no solo se asocia con problemas circulatorios sino también con el desarrollo del mal de Alzheimer. La característica de esta enfermedad es la formación de placas beta-amiloides y se ha establecido que la obesidad provoca mayor concentración de dicha sustancia. Por esto, las personas obesas tienen 60 por ciento mayor riesgo de tenerlo.

5. El cigarrillo
El consumo de tabaco afecta los sistemas respiratorio y circulatorio. Por esta razón las neuronas de un fumador se privan del oxígeno necesario para su óptimo funcionamiento. De ahí que la gente adicta a dicha sustancia tenga una probabilidad 59 por ciento más alta de desarrollar Alzheimer. Una razón más para dejar este vicio.

6. El bajo nivel educativo
Quienes no terminan la educación básica tienen 59 por ciento mayor probabilidad de sufrir Alzheimer. Por eso en América Latina, donde el nivel educativo es tan bajo, “los casos podrían cuadruplicarse en 2040”, explica Norton. Los médicos recomiendan leer o practicar juegos de ingenio como crucigramas. El cerebro también debe ejercitarse para no deteriorarse.

7. La diabetes
Las personas con niveles muy altos de azúcar en la sangre tienen 46 por ciento mayor riesgo de padecer de alzhéimer, pues “la resistencia a la insulina, sustancia que ayuda a metabolizar la glucosa de los alimentos, es un mecanismo causante de la disfunción cognitiva”, explicó a ‘Semana’ el geriatra Robinson Cuadros.
Material de Internet
Envió Rodrigo Bermúdez

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones; por el triunfo del Sagrado Corazón de Jesús y del Inmaculado Corazón de María;  por la conversión de todos los pueblos; por la Paz en el mundo; por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el abandono, la carencia de afecto, la falta de trabajo, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo; por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas; y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por Cristóbal, de Mar del Plata, Argentina. Por su entera sanación; para que el Señor Jesús le ayude a volver a encontrar los caminos de su vida en lo personal, en lo familiar, en lo laboral y en lo espiritual. Junto a su familia, nosotros también rezamos por él…

Pedimos oración para Leo, 32 años, de Chile, que está "atrapado" por una secta, rogando a Jesús lo libere del mal.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Un estímulo todos los días
Setiembre 10
“Dios mío, aquí estoy ante ti para caminar contigo. Pero hay cosas que despiertan temor y preocupación dentro de mí, y también hay desafíos que tengo miedo de enfrentar. Hay cosas que comienzan a angustiarme sólo con recordarlas o imaginarlas.
Por eso quiero entregarte esas preocupaciones, Señor, y rogarte que seas tú el único dueño y Señor de todo lo que me atemoriza.
Guía mis pasos, Señor, protégeme de todo mal en este día, no permitas que nada ni nadie me haga daño. Cuida mi salud, mi cuerpo, mi hogar, protege todo lo que amo y todo eso que me está preocupando.
Concédeme que todo lo que tenga que enfrentar termine bien. Yo decido vivir este día sabiendo que tú llevarás cada cosa a un buen final, porque todo lo que me inquieta queda ahora en tus buenas y poderosas manos. Tú me dijiste que todo lo que te pidiera con fe me lo concederías.
Sin ti nada puedo. Necesito de ti, Señor. Por eso me quedo en tus brazos, dejo toda mi vida en tu presencia, lleno de confianza. Amén.”
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

1 comentario:

  1. Gracias Monseñor Victor Manuel Fernández. Qué bella oración. Todo los días me encomiendo a mi Señor y les doy las gracias. Irma luryana de ciudad de Buenos Aires.-

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.