lunes, 26 de julio de 2010

Pequeñas Semillitas 1136

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 1136 ~ Lunes 26 de Julio de 2010
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


.
Hola !!!
Recuerda: no te define el tener, sino el ser. Muchas veces, las cosas no nos aportan felicidad sino que nos hacen dependientes o nos generan preocupaciones. Procura no acumular más de lo que necesitas. ¿Por qué tener dos abrigos cuando sólo tienes un cuerpo? ¿O por qué tener repetido el mismo libro cuando sólo leerás un ejemplar?


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


En aquel tiempo, Jesús propuso todavía otra parábola a la gente: «El Reino de los Cielos es semejante a un grano de mostaza que tomó un hombre y lo sembró en su campo. Es ciertamente más pequeña que cualquier semilla, pero cuando crece es mayor que las hortalizas, y se hace árbol, hasta el punto de que las aves del cielo vienen y anidan en sus ramas».
Les dijo otra parábola: «El Reino de los Cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina, hasta que fermentó todo». Todo esto dijo Jesús en parábolas a la gente, y nada les hablaba sin parábolas, para que se cumpliese el oráculo del profeta: ‘Abriré en parábolas mi boca, publicaré lo que estaba oculto desde la creación del mundo’.
(Mateo 12, 31-35)

Comentario
Hoy, el Evangelio nos presenta a Jesús predicando a sus discípulos. Y lo hace, tal como en Él es habitual, en parábolas, es decir, empleando imágenes sencillas y corrientes para explicar los grandes misterios escondidos del Reino. Así podía entender todo el mundo, desde la gente más formada hasta la que tenía menos luces.
«El Reino de los Cielos es semejante a un grano de mostaza...» (Mt 13,31). Los granitos de mostaza casi no se ven, son muy pequeños, pero si tenemos de ellos buen cuidado y se riegan... acaban formando un gran árbol. «El Reino de los Cielos es semejante a la levadura que tomó una mujer y la metió en tres medidas de harina...» (Mt 13,33). La levadura no se ve, pero si no estuviera ahí, la pasta no subiría. Así también es la vida cristiana, la vida de la gracia: no se ve exteriormente, no hace ruido, pero... si uno deja que se introduzca en su corazón, la gracia divina va haciendo fructificar la semilla y convierte a las personas de pecadoras en santas.
Esta gracia divina se nos da por la fe, por la oración, por los sacramentos, por la caridad. Pero esta vida de la gracia es sobre todo un don que hay que esperar y desear con humildad. Un don que los sabios y entendidos de este mundo no saben apreciar, pero que Dios Nuestro Señor quiere hacer llegar a los humildes y sencillos.
Ojalá que cuando nos busque a nosotros, nos encuentre no en el grupo de los orgullosos, sino en el de los humildes, que se reconocen débiles y pecadores, pero muy agradecidos y confiados en la bondad del Señor. Así, el grano de mostaza llegará a ser un árbol grande; así la levadura de la Palabra de Dios obrará en nosotros frutos de vida eterna. Porque, «cuanto más se abaja el corazón por la humildad, más se levanta hacia la perfección» (San Agustín).
Rev. D. Josep Mª MANRESA Lamarca (Les Fonts del Vallès, Barcelona, España)


Santoral Católico:
Santos Joaquín y Ana,
Padres de la Santísima Virgen


El protoevangelio de Santiago cuenta que los vecinos de Joaquín se burlaban de él porque no tenía hijos. Entonces, el santo se retiró cuarenta días al desierto a orar y ayunar, en tanto que Ana (cuyo nombre significa Gracia) "se quejaba en dos quejas y se lamentaba en dos lamentaciones". Un ángel se le apareció y le dijo: "Ana, el Señor ha escuchado tu oración: concebirás y darás a luz. Del fruto de tu vientre se hablará en todo el mundo". A su debido tiempo nació María, quien sería la Madre de Dios.

Esta narración se parece mucho a la de la concepción y el nacimiento de Samuel, cuya madre se llamaba también Ana (I Reyes, I). Los primeros Padres de la Iglesia oriental veían en ello un paralelismo. En realidad, se puede hablar de paralelismo entre la narración de la concepción de Samuel y la de Juan Bautista, pero en el caso presente la semejanza es tal, que se trata claramente de una imitación.

La mejor prueba de la antigüedad al culto a Santa Ana en Constantinopla es que, a mediados del siglo VI, el emperador Justiniano le dedicó un santuario. En Santa María la Antigua hay dos frescos que representan a Santa Ana y datan del siglo VIII. En 1382, Urbano VI publicó el primer decreto pontificio referente a Santa Ana; por él concedía la celebración de la fiesta de la santa a los obispos de Inglaterra exclusivamente. La fiesta fue extendida a toda la Iglesia de occidente en 1584.


Pensamiento
.

"Combatir la pobreza es construir la paz"
Benedicto XVI


Tema del día:
Caminata con Dios


En un momento u otro, todo el mundo se ha preguntado: ¿Cómo encuentro a Dios? ¿Quién y qué es Dios? Aunque quizás no podamos comprender plenamente a Dios, tenemos disponible una fuente para discernir un poco de la naturaleza de Dios. La Biblia nos dice que somos hechos a la imagen y semejanza de Dios y que “Dios es Espíritu” (Jn. 4:24). Esto significa que nosotros también somos espíritu; somos espirituales y divinos. Si deseamos encontrar a Dios, sólo tenemos que mirar dentro de nosotros para descubrir nuestra divinidad.

Cuando a Jesús le preguntaron: “Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley?” (Mt. 22:36), Su respuesta fue: “ ‘Amarás al Señor tu Dios…' Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: ‘Amarás a tu prójimo como a ti mismo'”. (Mt. 22:37-39).

Pero, ¿nos amamos a nosotros mismos? Si hacemos esta pregunta con honestidad, haciendo a un lado cualquier falsa modestia, nuestra respuesta debería ser que sí. Lo que amamos en nosotros es realmente nuestra bondad inherente, nuestra divinidad. El conocimiento de esta verdad sencilla puede hacernos libres.

Nuestras buenas características con un índice de nuestra divinidad y de nuestros seres verdaderos. Cuando expresamos amor, somos muy parecidos a Dios, porque Dios es amor. Toda nuestra amabilidad es Dios obrando por medio de nosotros. ¿Nos consideramos sinceros, tolerantes, pacíficos, generosos, nobles, gozosos y colaboradores? Esto es Dios expresándose por medio de nuestra humanidad. Estas cualidades son los regalos que el Espíritu nos da para que los utilicemos todo el tiempo.

Siempre hemos sabido que necesitamos a Dios, pero quizás no nos hayamos dado cuenta de que Dios nos necesita. Sin esta creación —lo que llamamos vida, naturaleza, hombre, mujer, niños, todas las cosas vivientes— no veríamos a Dios. Toda la creación es la identidad de Dios expresada.

Cuando comenzamos a reconocer a Dios en esta manera, tomamos conciencia de los rasgos positivos que demostramos cada día. Por ejemplo, cuando nos encontramos con un amigo, ¿qué cualidades divinas expresamos?

“Buenos días” podríamos decir expresando amistad y alegría.
“¿No está lindo el día?” Nuestra actitud es positiva y alentadora.
“Estás agobiado con tantos paquetes”. Somos observadores y comprensivos.
“Permíteme ayudarte”. Deseamos ayudar y somos generosos y considerados.
“Me alegro de verte”. Expresamos gozo, calidez humana y gratitud.

En un intercambio de sólo unos minutos, podemos expresar muchas buenas cualidades. Al practicar la conciencia de la presencia de Dios de esta manera sencilla, encontramos que cada día es una experiencia resplandeciente e iluminadora. Cada día se convierte en una aventura de autodescubrimiento y de descubrir a Dios.

Nuestra aventura es mejorada a medida que aprendemos a buscar las cualidades divinas en cada persona con quien nos encontramos. Cada una es nuestro “vecino”: la persona que está detrás de nosotros en la fila, la que está sentada a nuestro lado en el autobús, esperando junto con nosotros en el mostrador. Cada ser humano es una creación de Dios y tiene buenas cualidades para ser descubiertas y reconocidas por nosotros.

Las personas son como la música. En nuestro sistema musical, hay relativamente pocos tonos distintos pero ellos pueden ser arreglados una y otra vez en una multitud de maneras y cada arreglo suena diferente. Podemos encontrar personas a nuestro alrededor quienes se expresen de la misma manera que nosotros y es fácil que estemos de acuerdo con ellas y que nos agraden. Otras personas tienen rasgos de su personalidad que nos parecen extraños; como las notas de una composición musical, tienen tempo, acento y dominio diferente al nuestro. Pero si reconocemos que nosotros también poseemos estas cualidades —quizás en un grado diferente— podemos bendecir a quienes nos hacen conscientes de ellos. Al aprender a utilizar estos atributos de la manera correcta, nos expresamos más nuestra divinidad. Y al volvernos más sensibles a las palabras y acciones de los demás, aprendemos a reconocer y amar a la expresión única de Dios que es cada persona.

Qué maravilloso es saber que no importa donde caminemos, no importa con quién caminemos, ¡en realidad caminamos con Dios!

Mary Jane Henderson


Mensaje de María Reina de la Paz
.

Mensaje de María Reina de la Paz del 25 de julio de 2010

¡Queridos hijos! Los invito nuevamente a seguirme con alegría. Deseo guiarlos a todos a mi Hijo y vuestro Salvador. No están conscientes de que sin Él no tienen alegría, ni paz, ni futuro, ni vida eterna. Por eso, hijitos, aprovechen este tiempo de oración y abandono gozosos. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!


Meditación breve


La prosperidad verdadera no se encuentra en el mundo externo, no es determinada por la cantidad de dinero que poseo. Dicha prosperidad se manifiesta al reconocer que Dios me bendice todo el tiempo y en todo sentido. No es algo qué buscar. Sólo espera ser descubierta, y la descubro al tener fe en que Dios es mi fuente.
La prosperidad ha de ser cultivada internamente. Cuando comprendo el poder de Dios en mí, siento como que si hubiera heredado millones. Disfruto de abundancia duradera en todas las áreas de mi vida —buena salud, provisión y relaciones personales. Las posesiones no pueden reemplazar el gozo que siento en la presencia de Dios. Tengo todo el tiempo, energía y dinero para hacer lo que tengo que hacer.


Pedidos de oración


Pedimos oración por el eterno descanso del alma de la Sra. Sofía Andrade de Fernández, quíen falleció en la ciudad de Piura en el Perú. Que Dios ya la tenga gozando de la gloria del cielo, y le de consuelo a sus familiares.


Pedimos oración por dos mujeres de España: Marcela, que está cursando el posoperatorio de un cáncer, y la cantante Luz Casal, que está luchando ante su segundo cáncer de mamas. Que el Señor les conceda a ambas la total recuperación.


Pedimos oración por estas personas residentes en Nueva York (USA): Estrella T. que se encuentra internada aún sin diagnóstico, Saúl R. que tiene cálculos en los riñones, y Vilma R. que está aguardando el resultado de una biopsia que le hicieron. Que el Buen Jesús los ampare a todos y les conceda la gracia de la buena salud.


Pedimos oración por la niña Julieta M. de la ciudad de Córdoba, Argentina, que se encuentra internada por una complicación en su tratamiento de leucemia. Que el Niño Jesús la acompañe y María la proteja y dé fuerzas a sus familiares y amigos mientras aguardan la curación.


Pedimos oración por la jovencita Francia Carolina, de 18 años de edad, que vive en Honduras, es huéfana de madre y tiene ideas de suicidio rondando por su mente y ya dos intentos por lograrlo. Pedimos también oración por sus primos Wil, Nahum y Fernando, por su tía Wendy y por su abuela, para que la Divina Misericordia de Jesús se derrame sobre todos ellos, llevando paz a sus corazones y claridad a sus vidas.


Pedimos oración por Máximo, un bebé de 9 meses de Buenos Aires, Argentina, internado hace tres días por problemas gastrointestinales, para que la Santísima Virgen de Fátima lo proteja e interceda ante Jesús por su curación. Pedimos también por la unión y la armonía de toda su familia.


Pedimos oración para que el Espíritu Santo ilumine a Ricardo Eugenio, de Mendoza, Argentina, que en los primeros días de agosto debe rendir exámenes importantes para su carrera. Nos unimos a las plegarias por el exito de sus estudios y por el bienestar de toda su familia.


Pedimos oración por Valentino, que es un bebé de un mes de vida, de Buenos Aires, Argentina, que nació con problemas cerebrales, fue operado, permanece internado desde su nacimiento y hoy los médicos dicen que tal vez no podrá hablar ni caminar. Que Dios Misericordioso lo toque con su mano sanadora y la Santísima Virgen acompañe y fortalezca a sus padres y hermanito que se encuentran destrozados por esta situación.


Pedimos oración por la señora Alicia B. que vive en Brickman, provincia de Córdoba, Argentina, que está bajo tratamiento oncológico y le cuesta recuperarse, para que la fuerza de nuestras plegarias llegue a ella y le transmita las fuerzas necesarias, siempre bajo la bendición de Jesús que es el médico universal.


Pedimos oración por Bryan, que es un niño mexicano que hace dos años lucha contra un tumor canceroso, y ahora está internado recibiendo quimioterapia. Pedimos a la Virgen de Guadalupe que lo cubra con su manto, interceda por él ante Jesús, y consuele a su mamá Benita y a todos sus familiares.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Ven Espíritu Santo...!


Espíritu Santo, Tú nos trajiste a la existencia porque nos amabas; ayúdanos a entender cada vez más profundamente aquellas palabras que nos dijiste por medio del profeta Isaías: “Aunque tu propia madre se olvidara de ti, yo no te olvidaré jamás… mira, te llevo tatuado en la palma de mis manos”. Infunde en mi corazón un amor inquebrantable hacia Ti, e imperturbable hasta la muerte. Así sea.
P. Florentín Brusa cmf


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

2 comentarios:

  1. Buenas Tardes:
    Tus palabras salen poruqe Dios se las pone en a boca y en la mente.
    Me gusta mucho las cosas que dice y que escribe, se que soy joven todavía (tengo 16 años) pero gracias a mi familia que me inculcó la fe desde muy pequeña he aprendido a creer y crecer en mi fe.
    Mi madre recibe todos los días emails escritos por usted y la verdad es que sus palabras son como si estuvieramos hablando con DIOS o simplemente escuchándole...
    Me gustaría recibir a mi también sus correos, me encantaría y poder así crecer aún más y dar ejemplo a los demás, no le escribo mi correo porque se que al escribir un comentario usted lo recibe!
    GRACIAS!
    Que Dios nos acompañe y nos guie con su luz

    ResponderEliminar
  2. Querida Pat: No tengo tu correo electrónico para poder suscribirte. Por favor envíalo a pequesemillitas@gmail.com
    Gracias.
    Felipe

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.