jueves, 1 de julio de 2010

Pequeñas Semillitas 1118

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 1118 ~ Jueves 1º de Julio de 2010
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Estamos iniciando el mes de Julio, y con él la segunda mitad del año. Y renovamos nuestra fe y nuestro empeño cotidiano de difundir la Palabra de Jesús a través de estos sencillos boletines.
La Palabra es poderosa y eficaz ante los poderes que oprimen a los seres humanos. Tenemos la seguridad de que en Jesús, con nuestra disponibilidad y colaboración, Dios ha decidido acabar con el mal.
La fuente de nuestra alegría no está en las obras realizadas ni en el triunfo personal, sino en la seguridad de sabernos y sentirnos hijos queridos, acogidos y protegidos por el Padre.
Todo lo demás... es secundario.


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


En aquel tiempo, subiendo a la barca, Jesús pasó a la otra orilla y vino a su ciudad. En esto le trajeron un paralítico postrado en una camilla. Viendo Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: «¡Ánimo!, hijo, tus pecados te son perdonados». Pero he aquí que algunos escribas dijeron para sí: «Éste está blasfemando». Jesús, conociendo sus pensamientos, dijo: «¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir: ‘Tus pecados te son perdonados’, o decir: ‘Levántate y anda’? Pues para que sepáis que el Hijo del hombre tiene en la tierra poder de perdonar pecados —dice entonces al paralítico—: ‘Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa’». Él se levantó y se fue a su casa. Y al ver esto, la gente temió y glorificó a Dios, que había dado tal poder a los hombres.
(Mateo 9, 1-8)

Comentario
Hoy encontramos una de las muchas manifestaciones evangélicas de la bondad misericordiosa del Señor. Todas ellas nos muestran aspectos ricos en detalles. La compasión de Jesús misericordiosamente ejercida va desde la resurrección de un muerto o la curación de la lepra, hasta perdonar a una mujer pecadora pública, pasando por muchas otras curaciones de enfermedades y la aceptación de pecadores arrepentidos. Esto último lo expresa también en parábolas, como la de la oveja descarriada, la didracma perdida y el hijo pródigo.
El Evangelio de hoy es una muestra de la misericordia del Salvador en dos aspectos al mismo tiempo: ante la enfermedad del cuerpo y ante la del alma. Y, puesto que el alma es más importante, Jesús comienza por ella. Sabe que el enfermo está arrepentido de sus culpas, ve su fe y la de quienes le llevan, y dice: «¡Ánimo!, hijo, tus pecados te son perdonados» (Mt 9,2).
¿Por qué comienza por ahí sin que se lo pidan? Está claro que lee sus pensamientos y sabe que es precisamente esto lo que más agradecerá aquel paralítico, que, probablemente, al verse ante la santidad de Jesucristo, experimentaría confusión y vergüenza por las propias culpas, con un cierto temor a que fueran impedimento para la concesión de la salud. El Señor quiere tranquilizarlo. No le importa que los maestros de la Ley murmuren en sus corazones. Más aun, forma parte de su mensaje mostrar que ha venido a ejercer la misericordia con los pecadores, y ahora lo quiere proclamar.
Y es que quienes, cegados por el orgullo se tienen por justos, no aceptan la llamada de Jesús; en cambio, le acogen los que sinceramente se consideran pecadores. Ante ellos Dios se abaja perdonándolos. Como dice san Agustín, «es una gran miseria el hombre orgulloso, pero más grande es la misericordia de Dios humilde». Y, en este caso, la misericordia divina todavía va más allá: como complemento del perdón le devuelve la salud: «Levántate, toma tu camilla y vete a tu casa» (Mt 9,6). Jesús quiere que el gozo del pecador convertido sea completo.
Nuestra confianza en Él se ha de afianzar. Pero sintámonos pecadores a fin de no cerrarnos a la gracia.
Rev. D. Francesc NICOLAU i Pous (Barcelona, España)


Santoral Católico
San Simeón el Loco (Salos)


Para detalles de su vida ingresar en este enlace:
http://es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=318


Pensamiento


"Lanza un pájaro a volar, y de pronto te encuentras que él solito hace nido en miles de corazones"
José Luis Martín Descalzo


Tema del día:
Un supuesto día malo


Ese día por la mañana derrame el café sobre el mejor mantel del hogar; y al estar limpiando me manché la ropa recién planchada y lavada que ya traía puesta.

Después ya estando en camino hacia la oficina, el tráfico era tan denso que llegue tarde a mi trabajo; lo que provocó que mi jefe me llamara la atención. Toda la mañana estuve de mal humor y con muchas ocupaciones, por lo que a la hora de comer salí precipitadamente. Al llegar al estacionamiento me percate que el auto tenía una llanta baja. Me dispuse a cambiarla rápidamente, pero estaba tan apretado que el tiempo se me vino encima y me quede sin comer.

Por la tarde salí retrasado de la oficina y llegue tarde a la facultad. Un maestro me preguntó la lección que había quedado pendiente, misma que no tuve oportunidad de estudiar; por lo que me llamó fuertemente la atención. Me sentí terriblemente avergonzado delante de mis compañeros. Al terminar las clases fui al auto y me percaté que le habían roto el parabrisas y me habían robado el estéreo.

Ya era muy noche y no vi por ninguna parte taxis o camión que me llevara al hogar. Camine varias cuadras y en un callejón tres tipos armados me quitaron mi dinero, un hermoso reloj de oro, mi chamarra y hasta el cinturón de piel que tanto me gustaba. Después de quitarme cuanto traía encima me dejaron seguir mi camino riéndose estruendosamente de mi cara malhumorada e impotente. Caminé dos calles y poco a poco me llego la idea de cobrarle al mundo tantos insultos a mi integridad y a mi persona.

Me desquitaría con el primero que se cruzara en mi camino, no tendría compasión de él, me burlaría hasta sentirme desahogado y le daría algunos golpes para así recuperar un poco mi tranquilidad.

Esperé un poco y vi que se acercaba un hombre semidesnudo; de inmediato resolví que el sería el blanco de mis ataques. Me aproximé para burlarme de él. Intenté reírme de sus pies descalzos pero los vi sangrantes y con la huella de haber sido traspasados con clavos. Después me fije en sus rodillas y las vi golpeadas a causa de múltiples caídas. Sentí coraje de no encontrar un motivo que inspirase mi risa burlona. Me reiría de su enmarañado cabello, pero lo vi mojado con la sangre que manaba de su frente herida por una corona de espinas. Me mofaría de su delgado y débil cuerpo, pero una herida en su costado derecho producida por una lanza me hizo estremecer. Intenté reírme de sus manos que colgaban de sus brazos como si fueran un trapo viejo; pero al verlas más cerca las vi tan cansadas y heridas que contuve mi reír. Había decidido que ese hombre sería el blanco de mi ira y no estaba dispuesto a dejarlo marchar sin producirle daño. Mi acalorada mente buscaba la forma de desquitar mi rabia. ¡Decidí golpearlo! Camine detrás de él y vi su espalda flagelada inmisericordiosamente.

Corrí hasta colocarme delante de él; ¡lo golpearía en la cara! Extendí la mano para sujetarlo del hombro y golpearlo fuertemente, cuando me miró a los ojos... Era su mirada tan profunda que pude sentir como llegaba hasta lo mas recóndito de mi alma. Posteriormente, con una inmensamente dulce voz me miro y dijo..... GRACIAS POR VENIR EN MI AYUDA.

"No te dejes vencer por el mal; antes bien vence el mal con el bien" Romanos 12,21

Anónimo


Meditación breve


Dicen que el rostro es el espejo del alma; en él, se manifiestan los distintos estados anímicos, las distintas disposiciones internas.
Si no quieres que tu rostro refleje la ira o el mal humor, no lo fomentes en tu interior; no ofrezcas a tus familiares, a tus dependientes, a quienes tratan contigo, o se mueven a tu alrededor, la triste escena de un rostro amargado, aplastado, repelente.
Ofrece más bien un aspecto alegre, optimista, emprendedor... la sonrisa es siempre más atractiva que el ceño adusto o el gesto amargante; y no sólo más atractiva, sino también más constructiva.
Serás más, conseguirás más, serás más útil, si en tu interior fomentas el orden, la tranquilidad y una serena paz. Serás más aceptado, porque en tu exterior, en tu rostro, aparecerá tu interior.


Pedidos de oración


Pedimos oración por Luis Abdón S., de Bogotá, Colombia, quien pertenece al grupo de liturgia de la Parroquia San José de Calasanz y que está internado en terapia intensiva aquejado de pancreatitis. Que el Señor Dios Todopoderoso lo alivie de sus males, lo bendiga junto a su familia y le permita gozar nuevamente de su salud.


Pedimos oración por el señor José María M., que está internado en la ciudad de Córdoba, Argentina, afectado por una enfermedad oncológica reagudizada y en diálisis por insuficiencia renal. Que la Santísima Virgen interceda por él para que el Señor le conceda lo mejor de acuerdo a su Santa Voluntad.


Pedimos oración por Santiago Nicolás C. que tiene 23 años de edad, es de la provincia de Buenos Aires, Argentina, y se encuentra internado por un tumor de mediastino. Pedimos al Altísimo por su recuperación y por la fortaleza necesaria para su familia.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Ven Espíritu Santo...!


Espíritu Santo, Tú que enviaste al Arcángel San Gabriel para anunciar a María que ella concebiría al Hijo de Dios en la Tierra, de un modo virginal, porque la cubrirías con tu sombra, formando así la Sagrada Familia. Que todos nuestros matrimonios puedan imitar este modelo que pusiste ante nuestros ojos, para que todos puedan llamarse familias sagradas.
P. Florentín Brusa cmf


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Invitación para las mujeres y las jovenes.
    Blog Princesas de Deus (Princesas de Dios)
    Puedes leer en tu idioma haciendo clic en la bandera de España, arriba a la derecha.
    Únete!

    http://princesas-de-deus.blogspot.com/

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.