sábado, 26 de julio de 2014

Pequeñas Semillitas 2413

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2413 ~ Sábado 26 de Julio de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Hoy, celebración de San Joaquín y Santa Ana, abuelos de Jesús, se celebra a todos los abuelos. Y una lectora de “Pequeñas Semillitas” llamada María Luisa, me ha enviado desde España esta Oración de los Abuelos:
“Gracias por habernos concedido la bendición bíblica y poder conocer a los hijos de nuestros hijos. Por revivir de nuevo la alegría de cuidarles, por disfrutar de su cariño, de su inocencia.
Gracias por verles crecer sanos y fuertes. Ayuda a sus padres para que no caigan en el desánimo, para que cada día se levanten renovados, con fuerzas para afrontar el reto de la vida,
Señor guíales mientras sean niños para que de mayores alcancen el camino que conduce a Ti, y cuando sean hombres y mujeres sepan que eres el Camino, la Verdad y la Vida y sigan sembrando en sus hijos  el bien, como lo hicieron sus padres y sus abuelos con ellos.
A nosotros los abuelos, enséñanos  a asumir nuestro papel. Danos  tu luz y tu apoyo para que se lo transmitamos a nuestros nietos. Danos la fuerza y la salud necesaria para ayudarles siempre que nos necesiten, y cuando Tú  nos llames, dejemos nuestro grato recuerdo. Amén”.

¡Buenos días!

La unión genera fuerza
Santo Tomás de Aquino enseña que mientras más unido es algo, más poderoso es. Un grupo de personas que tiran en distintas direcciones no logran nada y sufren inútilmente; pero puestos de acuerdo y tirando hacia un mismo objetivo, logran maravillas. Los arroyos separados tienen poca fuerza; pero unidos en un río, pueden cambiarlo todo a su paso.

Un labrador anciano tenía varios hijos jóvenes que se llevaban mal entre sí, peleaban constantemente. Un día los congregó a todos y mandó traer unas cuántas varas, las colocó todas juntas e hizo un haz con ellas, les preguntó cuál de ellos se atrevía a romperlo. Uno tras otro todos se esforzaron para lograrlo, pero ninguno pudo conseguirlo. Entonces el padre desató el haz y tomando las varas una a una les mostró cuán fácilmente se partían, y enseguida les dijo:
—De esta manera, hijos míos, si ustedes están todos unidos nadie podrá vencerlos; pero si están enemistados el primero que quiera hacerles mal los perderá.

El amor que pide Jesús debe llevarnos a evitar en la convivencia cotidiana las faltas de aceptación y las incomprensiones. El Señor nos quiere ver fraternos y pacíficos. No es fácil, pero lo puedes, si cada día lo pides: “Señor, ayúdame a ser hoy comprensivo, compasivo y paciente con todos”. Que pases un día feliz de buena convivencia.
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús propuso a las gentes otra parábola, diciendo: «El Reino de los Cielos es semejante a un hombre que sembró buena semilla en su campo. Pero, mientras su gente dormía, vino su enemigo, sembró encima cizaña entre el trigo, y se fue. Cuando brotó la hierba y produjo fruto, apareció entonces también la cizaña. Los siervos del amo se acercaron a decirle: ‘Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?’. Él les contestó: ‘Algún enemigo ha hecho esto’. Dícenle los siervos: ‘¿Quieres, pues, que vayamos a recogerla?’. Díceles: ‘No, no sea que, al recoger la cizaña, arranquéis a la vez el trigo. Dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega. Y al tiempo de la siega, diré a los segadores: Recoged primero la cizaña y atadla en gavillas para quemarla, y el trigo recogedlo en mi granero’». (Mt 13,24-30)

Comentario
Hoy consideramos una parábola que es ocasión para referirse a la vida de la comunidad en la que se mezclan, continuamente, el bien y el mal, el Evangelio y el pecado. La actitud lógica sería acabar con esta situación, tal como lo pretenden los criados: «¿Quieres que vayamos a recogerla?» (Mt 13,28). Pero la paciencia de Dios es infinita, espera hasta el último momento —como un padre bueno— la posibilidad del cambio: «Dejad que ambos crezcan juntos hasta la siega» (Mt 13,30).
Una realidad ambigua y mediocre, pero en ella crece el Reino. Se trata de sentirnos llamados a descubrir las señales del Reino de Dios para potenciarlo. Y, por otro lado, no favorecer nada que ayude a contentarnos en la mediocridad. No obstante, el hecho de vivir en una mezcla de bien y mal no debe impedir el avanzar en nuestra vida espiritual; lo contrario sería convertir nuestro trigo en cizaña. «Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? ¿Cómo es que tiene cizaña?» (Mt 13,27). Es imposible crecer de otro modo, ni podemos buscar el Reino en ningún otro lugar que en esta sociedad en la que estamos. Nuestra tarea será hacer que nazca el Reino de Dios.
El Evangelio nos llama a no dar crédito a los “puros”, a superar los aspectos de puritanismo y de intolerancia que puedan haber en la comunidad cristiana. Fácilmente se dan actitudes de este tipo en todos los colectivos, por sanos que intenten ser. Encarados a un ideal, todos tenemos la tentación de pensar que unos ya lo hemos alcanzado, y que otros están lejos. Jesús constata que todos estamos en camino, absolutamente todos.
Vigilemos para no dejar que el maligno se cuele en nuestras vidas, cosa que ocurre cuando nos acomodamos al mundo. Decía santa Ángela de la Cruz que «no hay que dar oído a las voces del mundo, de que en todas partes se hace esto o aquello; nosotras siempre lo mismo, sin inventar variaciones, y siguiendo la manera de hacer las cosas, que son un tesoro escondido; son las que nos abrirán las puertas del cielo». Que la Santísima Virgen María nos conceda acomodarnos sólo al amor.
Rev. D. Manuel SÁNCHEZ Sánchez (Sevilla, España)

Santoral Católico:
Santos Joaquín y Ana
Abuelos de Jesús
Memoria de san Joaquín y santa Ana, padres de la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, cuyos nombres se conservaron gracias a tradición de los cristianos. Información amplia haciendo clic acá.
Fuente: Catholic.net    

Palabras del Papa Francisco

"La actividad misionera es el paradigma de toda obra de la Iglesia. Una Iglesia misionera no se obsesiona por la transmisión desarticulada de multitud de doctrinas que intenta imponer a fuerza de insistencia… Es necesaria una reforma de estructuras eclesiales para que todas ellas se vuelvan más misioneras… Es necesaria una conversión pastoral y misionera, que no puede dejar las cosas como están".
Papa Francisco

Tema del día:
Hoy seré feliz
Hoy seré feliz. Expulsaré de mi espíritu todo pensamiento triste. Me sentiré más alegre que nunca. No me lamentaré de nada.

Hoy agradeceré a Dios la alegría y felicidad que me regala. Hoy trataré de ajustarme a la vida. Aceptaré el mundo como es y procuraré encajar en él. Si sucede algo que me desagrada, no me mortificaré, ni lamentaré: agradeceré que haya sucedido. Porque así se puso a prueba mi voluntad de ser feliz.

Hoy seré dueño de mis sentimientos, de mis nervios, de mis impulsos. Para triunfar tengo que tener dominio de mí mismo. Hoy trabajaré alegremente, con entusiasmo y pasión. Haré de mi trabajo una diversión. Comprobaré que soy capaz de trabajar con alegría. Comprobaré mis pequeños triunfos, no pensaré en los fracasos.

Hoy seré amigable. No criticaré a nadie. Si comienzo a criticar una persona, cambiaré la crítica por elogios; toda persona tiene sus defectos y sus virtudes. Olvidaré los defectos y concentraré mi atención en las virtudes. Hoy evitaré discusiones desagradables.

Hoy voy a eliminar dos plagas: la prisa y la indecisión. Hoy viviré con calma, con paciencia, porque la prisa es la enemiga de una vida feliz y triunfante. No permitiré que la prisa me acose ni que la impaciencia me abrume. Hoy tendré confianza en mí mismo.

Hoy no envidiaré a los que tienen más dinero, más belleza o más salud que yo. Contaré mis bienes y no mis males. Compararé mi vida con otros que sufren más.

Hoy no tendré miedo. Actuaré valientemente. El futuro me pertenece.   

Hoy no pensaré en el pasado. No guardaré rencor a nadie. Practicaré la ley del perdón. Asumiré mis responsabilidades y no echaré la culpa a otras personas.

Hoy comprobaré que Dios me ama y me premia con su amor. Hoy haré un bien a alguien. Seré cortés y generoso.

Trataré de pagar un mal con un bien. Al llegar la noche comprobaré que Dios me premió con un bien. Al llegar la noche comprobaré que Dios me premió con un día de plena felicidad. Y mañana haré otro día como hoy.
Violeta Chávez Obregón  

Mensaje de María Reina de la Paz
Mensaje de María Reina de la Paz del 25 de julio de 2014.
"¡Queridos hijos! Ustedes no son conscientes de las gracias que viven en este tiempo, en que el Altísimo les da señales para que se abran y se conviertan. Regresen a Dios y a la oración, y que en sus corazones, familias y comunidades reine la oración, para que el Espíritu Santo los guíe y los anime a estar cada día más abiertos a la voluntad de Dios y a Su plan para cada uno de ustedes. Yo estoy con ustedes, y con los santos y los ángeles intercedo por ustedes. Gracias por haber respondido a mi llamado".

"Pequeñas Semillitas" por e-mail
Si lo deseas puedes recibir todos los días "Pequeñas Semillitas" por correo, más el agregado de un powerpoint. Las suscripciones son gratis y solo tienes que solicitarlas escribiendo a Rocío (moderadora de los grupos) a: peque.semillitas.3@gmail.com  con el título: “Suscripción a Pequeñas Semillitas”.

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por la Paz en el mundo, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo, por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio. 

Pedimos oración por Gustavo, 47 años, residente en Miami, USA, que desde hace 11 años comenzó a perder la visión hasta perderla casi totalmente en la actualidad. Que el Espíritu Santo lo ilumine y el Señor Jesús abra nuevamente sus ojos a la luz. 

Pedimos oración para Norbey, de Colombia, a fin de que el Señor le conceda sanación espiritual y todas las fuerzas necesarias para sostener la estabilidad familiar.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Un estímulo todos los días
Julio 26
Las palabras siempre nos engañan. No existe una palabra que pueda expresar plenamente una realidad. Cualquier palabra se queda corta. Además, algunas palabras están cargadas de malos sentimientos, por las experiencias desagradables que hemos tenido en la vida. Con más razón si pretendemos hablar de Dios. Por eso, tenemos que recordar siempre que cualquier palabra que usemos para hablar de Dios siempre será insuficiente, limitada, pobre, confusa.
Por ejemplo, si decimos que él es infinito podemos sentir que es lejano, podemos olvidar que él está en cada cosa, penetrándolo todo. Pero si decimos que está en lo más íntimo de cada cosa podemos sentir que nos quita la libertad, o que nos controla demasiado. Si decimos que es Padre eso puede hacernos revivir malas experiencias en nuestra relación con el padre biológico, pero si decimos que es amigo podemos pensar que es uno más y que tenemos derecho a tratarlo como nos parezca.
Cualquier cosa que digamos de Dios siempre será muy imperfecta, expresará algo pero también nos engañará. Podrá iluminar, pero también oscurecerá la verdad. Por eso muchas personas sabias han dicho que para expresar a Dios no hay nada mejor que el silencio. Él siempre es más grande, siempre es más bello, siempre es mejor que lo que nosotros podamos decir.
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

2 comentarios:

  1. Felipe.... Amigo nuestro. Cuan bellas han estado ahora Pequeñas Semillitas, me han llenado el corazón en cada tema. La lección de *unidad* en la vida del labrador a los hijos: maravillosamente comprensible. La historia de santa Ana y san Joaquín. La parábola de la cizaña Y el optimismo final para nuestro día, igualmente óptimo. Gracias por tu gran entrega y calidad de trabajo en esta tu bella Pagina. Dios te bendiga siempre. Arte. Rosa Maria Saldivar Martinez, modigliani698 @hotmail.com.

    ResponderEliminar
  2. Gracias María Madre Reina de La Paz. Ayúdame Señor Jesús a ser compasiva y paciente con todas los que me rodean y acercan a mí. Te pido por Cristo Nuestro Señor. Amen.-
    Irma Luryana - CABA - Argentina.-

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.