miércoles, 13 de mayo de 2009

Pequeñas Semillitas 0723

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0723 ~ Miércoles 13 de Mayo de 2009
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Hoy, 13 de mayo, es la celabración de la Virgen de Fátima, una de las fiestas más queridas por los fieles católicos de todo el mundo.
La historia de sus apariciones ante los pastorcitos Lucía, Francisco y Jacinta en Portugal; los prodigios; las revelaciones, los llamados "secretos" de Fátima en torno a los cuales tanto se ha dicho y con mucha dosis de fabulación en especial sobre el tercero; la milagrosa protección de la Virgen a Juan Pablo II en el atentado que sufrió justamente un 13 de mayo de 1981 en la Plaza del Vaticano... son sólo algunas de las razones que convierten a este solemne celebración en un hecho de enorme significación para todos quienes tenemos una fuerte devoción mariana.
Para disponer de una amplia información sobre la historia de las aparciones, oraciones, novena y texto de los secretos, invito a visitar el sitio especial preparado por el Web Católico de Javier en: http://webcatolicodejavier.org/VirgenDeFatima.html


La Palabra de Dios : Evangelio del día


En aquel tiempo, Jesús habló así a sus discípulos: «Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el viñador. Todo sarmiento que en mí no da fruto, lo corta, y todo el que da fruto, lo limpia, para que dé más fruto. Vosotros estáis ya limpios gracias a la Palabra que os he anunciado. Permaneced en mí, como yo en vosotros. Lo mismo que el sarmiento no puede dar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid; así tampoco vosotros si no permanecéis en mí. Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada. Si alguno no permanece en mí, es arrojado fuera, como el sarmiento, y se seca; luego los recogen, los echan al fuego y arden. Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid lo que queráis y lo conseguiréis. La gloria de mi Padre está en que deis mucho fruto, y seáis mis discípulos».
(Juan 15, 1-8)

Comentario
Hoy contemplamos de nuevo a Jesús rodeado por los Apóstoles, en un clima de especial intimidad. Él les confía lo que podríamos considerar como las últimas recomendaciones: aquello que se dice en el último momento, justo en la despedida, y que tiene una fuerza especial, como de si de un postrer testamento se tratara.
Nos los imaginamos en el cenáculo. Allí, Jesús les ha lavado los pies, les ha vuelto a anunciar que se tiene que marchar, les ha transmitido el mandamiento del amor fraterno y los ha consolado con el don de la Eucaristía y la promesa del Espíritu Santo (cf. Jn 14). Metidos ya en el capítulo decimoquinto de este Evangelio, encontramos ahora la exhortación a la unidad en la caridad.
El Señor no esconde a los discípulos los peligros y dificultades que deberán afrontar en el futuro: «Si me han perseguido a mí, también a vosotros os perseguirán» (Jn 15,20). Pero ellos no se han de acobardar ni agobiarse ante el odio del mundo: Jesús renueva la promesa del envío del Defensor, les garantiza la asistencia en todo aquello que ellos le pidan y, en fin, el Señor ruega al Padre por ellos —por todos nosotros— durante su oración sacerdotal (cf. Jn 17).
Nuestro peligro no viene de fuera: la peor amenaza puede surgir de nosotros mismos al faltar al amor fraterno entre los miembros del Cuerpo Místico de Cristo y al faltar a la unidad con la Cabeza de este Cuerpo. La recomendación es clara: «Yo soy la vid; vosotros los sarmientos. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto; porque separados de mí no podéis hacer nada» (Jn 15,5).
Las primeras generaciones de cristianos conservaron una conciencia muy viva de la necesidad de permanecer unidos por la caridad: He aquí el testimonio de un Padre de la Iglesia, san Ignacio de Antioquía: «Corred todos a una como a un solo templo de Dios, como a un solo altar, a un solo Jesucristo que procede de un solo Padre». He aquí también la indicación de Santa María, Madre de los cristianos: «Haced lo que Él os diga» (Jn 2,5).
Rev. D. Antoni Carol i Hostench (Sant Cugat del Vallès-Barcelona, España)


Santoral Católico

Nuestra Señora de Fátima


En el año 1916, cuando la guerra se había extendido sobre Europa y Portugal, en una de las colinas que rodean Fátima, tres pequeños campesinos portugueses: Lucía de 9 años, Francisco de 8 y Jacinta de 6, se encontraron con una resplandeciente figura que les dijo: "Soy el Ángel de la Paz". Durante aquel año vieron dos veces la misma aparición. Los exhortó a ofrecer constantes "plegarias y sacrificios" y a aceptar con sumisión los sufrimientos que el Señor les envíe como un acto de reparación por los pecados con los que Él es ofendido.

El 13 de mayo de 1917, se les apareció una "Señora toda de blanco, más brillante que el sol", a quien Lucía preguntó de dónde venía; ella respondió: "Vengo del cielo". Les pidió que regresaran al mismo lugar durante seis meses seguidos, los días trece.

El hambre, la sed, las burlas de los que no creían en las apariciones (incluyendo a la familia de Lucía), los ofrecían como la Señora lo había pedido, por la conversión de los pecadores.

El 13 de junio de ese año, mientras se celebraba a San Antonio, patrono de Fátima, Nuestra Señora se apareció nuevamente a los tres niños. Alrededor de 50 personas se encontraban con ellos en Cova. La Señora dijo que Jacinta y Francisco irían pronto al cielo, que Lucía permanecería para ayudar a establecer el culto al "Sagrado Corazón de María".

El 13 de julio de 1917, se trató de impedir que Lucía asistiera a este encuentro que fue uno de los más extensos y en el cual los niños tuvieron una visión del infierno que les despertó un anhelo de oración y penitencia incontenibles. Además les fue prometido que en octubre se realizaría un milagro para demostrar la verdad de las apariciones. En agosto de ese mismo año, el anticlerical administrador de Ourem, con engaños alejó a los tres pastores de Fátima y logró impedir que asistieran a la cita del día trece.

El 13 de octubre de 1917 alrededor de 70,000 personas habían llegado al lugar para presenciar el milagro de Fátima. Ese día, el sol se podía mirar sin cerrar los ojos y como un prisma gigantesco, cubría el cielo con franjas de colores. Luego giró 3 veces y se precipitó en "zig zag" hacia la multitud. La gente quedó conmovida y convencida de la veracidad de las apariciones.

Antes de que pasaran tres años, Jacinta y Francisco habían muerto ya. Lucía fue religiosa con las hermanas de Santa Dorotea desde 1925.


Pensamiento


"¿Sufres mucho? No te desanimes, que yo no te abandonaré. Mi corazón inmaculado será tu refugio y yo seré el camino que te conduzca a Dios"
Virgen de Fátima


Tema del día :
Juan Pablo II y la Virgen de Fátima


El 13 de mayo de 1981, festividad de la Virgen de Fátima, a las 5:19 pm el Papa Juan Pablo II sufrió un atentado en Roma.

Juan Pablo II, el Grande por muchos motivos, subido en el papamóvil, recorría la plaza de San Pedro, saludando y bendiciendo a una multitud de veinte mil personas que le aclamaban. De pronto, sonaron los disparos del arma de fuego que impactaron en el cuerpo del pontífice, que fue rápidamente llevado al Policlínico Gemelli, donde llegó en estado gravísimo. El homicida, el turco Alí Agca, fue detenido con las manos en la masa.

El 14 de mayo, tras una intervención quirúrgica de cinco horas y veinte minutos en el Gemelli, su secretario y amigo Stanislaw Dziwisz velaba a la cabecera de su cama. Un día antes, le había dado al Papa la Unción de los Enfermos. Sabía que la vida de Juan Pablo II pendía de un hilo.

Cuando recobró el conocimiento, don Stanislaw le hizo el relato de los acontecimientos de la víspera, y subrayó el hecho de que la fecha coincidiera con la primera aparición de la Virgen en Fátima, Portugal, el 13 de mayo de 1917, o sea 64 años exactos antes. Inmediatamente, el Papa pidió que le trajeran al hospital toda la documentación referente a las apariciones de la Virgen de Fátima.

Desde entonces la imagen de la Virgen de Fátima tiene en su corona la bala que fue extraída del vientre de Juan Pablo II. El 13 de junio de 1994 el Papa, reunido en Roma con los Cardenales de todo el mundo, dijo: «A mí se me ha dado comprender, de modo especial, el mensaje de la Virgen de Fátima la primera vez el 13 de mayo de 1981 en el momento del atentado a mi vida, y después de nuevo hacia final de la década de los ochenta con ocasión del hundimiento del comunismo en los países del bloque soviético. Pienso que se trata de una experiencia bastante transparente para todos».


Meditación breve


Te doy gracias por las noches y los días con los que das con tu sola presencia vida a mi vida, por el alimento seguro que nunca me ha faltado, por haber llegado al final de cada día a reparar mis fuerzas en mi lecho, en mi hogar... Y te doy gracias por sobre todo, Señor, por haberme regalado un día, la vida.
¡Bendice Señor a cada uno de mis amigos!
Tú sabes Señor cuánto amo a este ser que en este instante está orando junto conmigo gracias a este e-mail, y te pido para él la victoria en todas sus adversidades; y por aquellas situaciones que por estar a veces alejados de Ti se hacen tan largas y parecen no tener fin.
Bendice también sus proyectos, sus sueños y que la esperanza en tu Infinita Misericordia le recuerde que pase lo que pase, Tú nunca nos abandonas.


Pedidos de oración


Pedimos oración por la señora María Josefa B. que vive en la ciudad de La Plata, Argentina, y a quien realizaron una biopsia de colon por presencia de pólipos, debiendo aguardar ahora unos días el resultado de la misma. Que Jesús, el Buen Pastor, cuide de esta hija suya y no permita que nada malo le suceda, a la vez que acompañe a su familia.



Pedimos oración por Carlos, Adriana Irene y Mirtha Susana, los tres viven en Buenos Aires y están luchando contra el cáncer que destruye sus cuerpos. Rogemos para que la Virgen de la Salud presente nuestros ruegos a su Hijo Jesús y Él los cure o al menos los libere del sufrimiento.



Pedimos oración por Liliana Z. que vive en Buenos Aires, Argentina, que hoy será operada de la vista. Que la Santísima Virgen de Fátima, cuya festividad conmemoramos hoy, la acompañe para que tenga una feliz y completa recuperación.



Pedimos oración por el señor José Luis S. que vive en Rosario, Argentina y que pasa por una situación de incertidumbre laboral ante el posible cierre de una empresa donde trabaja junto con otras quinientas personas. Elevamos nuestra oración por todos ellos y por las personas que están viviendo similares momentos de pérdidas de fuentes de trabajo.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Mayo mes de María


Día 13

En la primera ocasión en que se apareció a los tres pastorcitos, Lucía preguntó a la Virgen: - ¿Yo iré al cielo? - Sí, irás. - ¿Y Jacinta? - Irá también. - ¿Y Francisco? - También irá, pero tiene que rezar antes muchos Rosarios.

Lucía se acordó de dos amigas que habían muerto hacía poco: - ¿Está María de las Nieves en el cielo? - Sí, está (tenía cerca de dieciséis años).

- ¿Y Amelia? - Pues estará en el purgatorio hasta el fin del mundo (tenía entre 18 y 20 años).

Les dice la Virgen entonces: - ¿Queréis ofreceros a Dios para soportar todos los sufrimientos que Él quisiera enviaros como reparación de los pecados con que Él es ofendido y de súplica por la conversión de los pecadores? - Sí, queremos.

-Tendréis mucho que sufrir, pero la gracia de Dios os fortalecerá.

En la segunda aparición, después de rezar el Rosario -nos cuenta Lucía- con otras personas que estaban presentes (unas cincuenta) vimos de nuevo el reflejo de la luz que se aproximaba, y que llamábamos relámpago, y enseguida a Nuestra Señora sobre la encina, todo como en mayo.

- ¿Qué es lo que quiere? pregunté a María.

- Quiero que vengáis aquí el día 13 del mes que viene, que recéis el Rosario todos los días y que aprendáis a leer. Después diré lo que quiero además.

Le pedí la curación de una enferma. Nuestra Señora respondió:

- Si se convierte se curará durante el año.

- Quisiera pedirle que nos llevase al cielo.

- Sí, a Jacinta y a Francisco los llevaré en breve, pero tú te quedas aquí algún tiempo más. Jesús quiere servirse de ti para darme a conocer y amar. Quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón. A quien lo abrazare, le prometo la salvación; y sus almas serán queridas por Dios como flores puestas por Mí a adornar su Trono.

- ¿Me quedo aquí solita? - pregunté con pena.

- No, hija. ¿Y tú sufres mucho por eso? ¡No te desanimes! Nunca te dejaré. Mi Inmaculado Corazón será tu refugio y el camino que te conducirá a Dios.

Puedes pedir ahora a nuestra Señora que también te lleve a ti al cielo y a los que tú quieres, como le pidió Lucía. Y también: María, que me dé cuenta que el tiempo de vida que tengo, me lo da Dios para que yo le ame y le dé a conocer. Y que Tú no me dejas nunca; que todo lo mío te interesa. Que viva todo contigo.

Ahora puedes seguir hablando a María con tus palabras, comentándole algo de lo que has leído. Después termina con una oración final.

Texto escrito por José Pedro Manglano Castellary (Sacerdote)
Tomado del Web Católico de Javier
http://webcatolicodejavier.org/



Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

1 comentario:

  1. Hasta hoy, 15 de mayo 2009, descubri que existia esta obra de Dios en donde este jardinero "siembra" para Dios. Maravillosa obra !! Eso es seguir a Jesus y muy de cerca. Como quisiera que algunos cambiaramos para ser sembradores. Cuando joven se me enseno que ser Catolico era ser de accion. Lastima que el concepto va desapareciendo pero me agrada ver esta obra de Pequenas Semillitas como muestra vibrante de ello. Dios quiera que este "faro de luz" continue encendido. Gracias. Cirilo Cranshaw, Rivas, Nicaragua.

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.