sábado, 23 de agosto de 2014

Pequeñas Semillitas 2441

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2441 ~ Sábado 23 de Agosto de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina) 
Alabado sea Jesucristo…
No detengas tu paso. Piensa que cada día es el más importante y entrégale tu fuerza y tus deseos. Lo que hoy no conseguiste, con ánimo y cariño lo podrás lograr mañana. No bajes la mirada, y habrá siempre una estrella, un sueño que seguir, una esperanza.
Si alguna vez tu sueño se derrumba busca un poco de luz en tu ventana, prométete a ti mismo un arco iris y vuelve a comenzar.
No te detengas, construye nuevos sueños. Piensa siempre que en tu camino nada es imposible.

¡Buenos días!

Esfuérzate
La constancia es fundamental porque da un toque de perfección a todos los talentos del hombre. Sin ella nada vale ser un genio en el arte, en la ciencia, en la literatura o en los negocios. No se llega a ninguna meta. Queda uno vencido por el camino. En la base de los verdaderos triunfos está siempre una voluntad indomable. Puedes desarrollarla.

Nadie alcanza la meta con un solo intento, ni perfecciona la vida con una sola rectificación, ni alcanza altura con un solo vuelo. Nadie camina la vida sin haber pisado en falso muchas veces... nadie recoge la cosecha sin probar muchos sinsabores, enterrar muchas semillas y abonar mucha tierra. Nadie mira la vida sin acobardarse en muchas ocasiones, ni se mete en el barco sin temerle a la tempestad, ni llega a puerto sin remar muchas veces.

Séneca, pensador romano, escribió: “Los caracteres de recio temple hallan un gozo especial en las adversidades, lo mismo que el soldado intrépido en los más duros combates”. Que el Señor te ayude a desarrollar un temple de acero para ver en los obstáculos un punto de apoyo para lanzarte con más ímpetu hacia tus metas.
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, Jesús dijo a la gente y a los discípulos: «En la cátedra de Moisés se han sentado los escribas y los fariseos. Haced, pues, y observad todo lo que os digan; pero no imitéis su conducta, porque dicen y no hacen. Atan cargas pesadas y las echan a las espaldas de la gente, pero ellos ni con el dedo quieren moverlas. Todas sus obras las hacen para ser vistos por los hombres; se hacen bien anchas las filacterias y bien largas las orlas del manto; quieren el primer puesto en los banquetes y los primeros asientos en las sinagogas, que se les salude en las plazas y que la gente les llame “Rabbí”.
»Vosotros, en cambio, no os dejéis llamar “Rabbí”, porque uno solo es vuestro Maestro; y vosotros sois todos hermanos. Ni llaméis a nadie “Padre” vuestro en la tierra, porque uno solo es vuestro Padre: el del cielo. Ni tampoco os dejéis llamar “Guías”, porque uno solo es vuestro Guía: el Cristo. El mayor entre vosotros será vuestro servidor. Pues el que se ensalce, será humillado; y el que se humille, será ensalzado». (Mt 23,1-12)

Comentario
Hoy, Jesucristo nos dirige nuevamente una llamada a la humildad, una invitación a situarnos en el verdadero lugar que nos corresponde: «No os dejéis llamar “Rabbí” (...); ni llaméis a nadie “Padre” (...); ni tampoco os dejéis llamar “Guías”» (Mt 23,8-10). Antes de apropiarnos de todos estos títulos, procuremos dar gracias a Dios por todo lo que tenemos y que de Él hemos recibido.
Como dice san Pablo, «¿qué tienes que no lo hayas recibido? Y si lo has recibido, ¿a qué gloriarte cual si no lo hubieras recibido?» (1Cor 4,7). De manera que, cuando tengamos conciencia de haber actuado correctamente, haremos bien en repetir: «Somos siervos inútiles; hemos hecho lo que debíamos hacer» (Lc 17,10).
El hombre moderno padece una lamentable amnesia: vivimos y actuamos como si nosotros mismos hubiésemos sido los autores de la vida y los creadores del mundo. Por contraste, causa admiración Aristóteles, el cual —en su teología natural— desconocía el concepto de la “creación” (noción conocida en aquellos tiempos sólo por Revelación divina), pero, por lo menos, tenía claro que este mundo dependía de la Divinidad (la “Causa incausada”). Juan Pablo II nos llama a conservar la memoria de la deuda que tenemos contraída con nuestro Dios: «Es preciso que el hombre dé honor al Creador ofreciendo, en una acción de gracias y de alabanza, todo lo que de Él ha recibido. El hombre no puede perder el sentido de esta deuda, que solamente él, entre todas las otras realidades terrestres, puede reconocer».
Además, pensando en la vida sobrenatural, nuestra colaboración —¡Él no hará nada sin nuestro permiso, sin nuestro esfuerzo!— consiste en no estorbar la labor del Espíritu Santo: ¡dejar hacer a Dios!; que la santidad no la “fabricamos” nosotros, sino que la otorga Él, que es Maestro, Padre y Guía. En todo caso, si creemos que somos y tenemos algo, esmerémonos en ponerlo al servicio de los demás: «El mayor entre vosotros será vuestro servidor» (Mt 23,11).
Rev. D. Antoni CAROL i Hostench (Sant Cugat del Vallès, Barcelona, España)

Santoral Católico:
San Felipe Benizi
Sacerdote
En Todi, de la Umbría, san Felipe Benizi, presbítero de Florencia, varón de gran humildad y propagador de la Orden de los Siervos de María, que consideraba a Cristo crucificado su único libro (1285). Información amplia haciendo clic acá.
Fuente: Catholic.net    

La frase de hoy

“Preocúpense especialmente de los enfermos,
de los niños, de los ancianos y de los pobres,
y ganarán la bendición de Dios y la benevolencia de los hombres”
-Don Bosco-

Humor:
Diario de una mujer haciendo dieta
Querido Diario:
Hoy comencé a hacer dieta.
Preciso perder 8 kg.
El médico me aconsejó escribir un diario donde debo colocar mi alimentación y hablar de mi estado de ánimo.
Me siento de vuelta en la adolescencia pero estoy muy entusiasmada con todo.
Por más que la dieta sea dolorosa, cuando consiga entrar en ese vestidito negro maravilloso, va a estar todo perfecto.

-Primer día de dieta._
Un pedazo de queso blanco.
Un tazón de cereales diet.
Mi humor está maravilloso.
Me siento más liviana.
Un leve dolor de cabeza tal vez...

-Segundo día de dieta.
Una ensaladita rápida.
Algunas tostadas y un vaso de yoghurt.
Aún me siento maravillosa.
La cabeza me duele un poquito más fuerte pero no es nada, que una aspirina no pueda solucionar.

-Tercer día de dieta.
Me desperté en el medio de la madrugada con un ruido extraño...
Creí que era un ladrón, pero después de un tiempo me di cuenta que era mi estómago...
Tomé un litro de té...
Estuve orinando el resto de la noche.
Anotación: Suprimir té de manzanilla.

-Cuarto día de dieta.
Estoy comenzando a odiar la ensalada.
Me siento una vaca mascando pasto.
Estoy un poco irritada, pero creo que es el tiempo...
Mi cabeza parece un tambor...
Mi compañera de trabajo comió una torta alemana hoy en el almuerzo.
Pero yo, resistí.
Anotación: Odio a mi compañera de trabajo.

-Quinto día de dieta
¡Juro por Dios que si yo veo un pedazo más de queso blanco en mi frente, vomito!
Mi almuerzo: una ensalada, parecía reírse en mi cara...
Preciso calmarme y volverme a concentrar.
Compré una revista con una modelo en la tapa. Mi meta. No puedo perder el foco.

-Sexto día de dieta.
Estoy muerta. No dormí nada y, lo poco que conseguí, soñé con un flan de vainilla.
Mato por un pedazo de alfajor...

-Séptimo día de dieta.
Fui al médico...
Adelgacé 250 gramos.
¡Es una idiotez!
Toda la semana comiendo pasto.
¡Sólo me faltó mugir y perdí 250 gramos!
Él explicó que es normal. La mujer demora más en adelgazar, más a mi edad...
¡El maldito me llamó gorda y vieja!
Anotación: Buscar otro médico.

-Octavo día de dieta.
Fui despertada hoy por un pollo asado.
¡Lo juro!
Él estaba en la punta de la cama, bailando can-can.
Aclaración: Mis compañeros de trabajo me empezaron a mirar raro...

-Noveno día de dieta
Hoy no fui a trabajar.
El pollo me volvió a despertar, esta vez con la danza del vientre.
Pasé el día viendo tele.
Existe un complot.
Todos los canales son de cocina. Enseñaban a hacer tarta de frutillas, lasaña y selva negra...
Anotación: Comprar un nuevo control remoto, el otro lo tiré por la ventana.

-Décimo día de dieta.
¡Las flacas son unas huecas!

-Décimo primer día de dieta.
La balanza no se mueve. ¡Ella no se mueve! ¡No perdí un mísero gramo!
Comencé a reírme a carcajadas. Asustado, el médico, sugirió un psicólogo.
Creo que llegó a decir psiquiatra.
¿Será porque yo lo amenacé con un bisturí?
Anotación: No vuelvo más al médico, el pollo me dijo que cree que es un chanta, farsante.

Décimo segundo día.
No estoy más a dieta.
Enojadísima con el pollo, me lo almorcé!!!

"Pequeñas Semillitas" por e-mail
Si lo deseas puedes recibir todos los días "Pequeñas Semillitas" por correo, más el agregado de un powerpoint. Las suscripciones son gratis y solo tienes que solicitarlas escribiendo a Rocío (moderadora de los grupos) a: peque.semillitas.3@gmail.com  con el título: “Suscripción a Pequeñas Semillitas”.

Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por la Paz en el mundo, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo, por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Hoy pido una oración por el alma de mi mamá, Nené, a tres años de su encuentro con Jesús en el cielo.

Un estímulo todos los días
Agosto 23
Dios te invita a dar pequeños pasos, pero con un auténtico sentido comunitario. Es decir, dar pequeños pasos caminando juntos. A veces uno puede ayudar a los demás a ir más rápido, pero otras veces tendrá que detenerse un poco para esperarlos. No se trata de avanzar solos, porque sólo lograremos cosas importantes en la sociedad si caminamos juntos. Los grandes héroes que produjeron cambios en la historia siempre han vivido en comunidad, han caminado con otros.
Esos pequeños pasos comunitarios ciertamente comienzan a cambiar el mundo. Misteriosamente, más allá de los resultados inmediatos, infunden en las entrañas de la sociedad un nuevo dinamismo de bien y de belleza. Es el dinamismo del amor activo, la única fuerza que puede sanar las heridas y las enfermedades de esta tierra amada.
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

1 comentario:

  1. Alabado sea Jesucristo. Maestro y Señor de mi vida vengo a tí a pedirte me dé voluntad indomable para comenzar y tener continuidad en mi preparatoria, tengo que ponerme a estudiar para unos exámenes laborales a fin de año y no puedo comenzar. No puedo sentarme a comenzar. te pido mi Rey del Cielo, ayúdame a entregar mis fuerzas a mis deseos y lograr continuidad para que mis esfuerzos no decaigan y pueda llegar a mis metas. Quiero Señor que mi voluntad permanezca firme en este deseo y en otras que estoy llevando con agrado y satisfacción, tú me lo diste yo te estoy infinitamente agradecida, cada vez que pienso en ellas , TÚ Señor esta presente en mi voz, Te agradezco Dios mío. Irma Luryana de Ciudad de Buenos Aires.-

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.