viernes, 22 de agosto de 2014

Pequeñas Semillitas 2440

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2440 ~ Viernes 22 de Agosto de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Hoy, 22 de agosto, celebramos a Santa María, Reina del Universo, fiesta instituida por Pío XII, que se celebra ahora en la octava de la Asunción para manifestar la conexión entre la realeza de María y su asunción a los cielos. 
El Concilio Vaticano II, en su constitución Lumen Gentium, n° 59, ha establecido que "La Virgen Inmaculada asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial fue ensalzada por el Señor como Reina universal, con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo, Señor de señores y vencedor del pecado y de la muerte".
Oremos: Dios todopoderoso, que nos has dado como Madre y como Reina a la Madre de tu Unigénito, concédenos que, protegidos por su intercesión, alcancemos la gloria de tus hijos en el reino de los cielos. Por nuestro Señor Jesucristo. Amén.
¡Salve, Reina caelorum; Reina caeli, laetare!

¡Buenos días!

Tesoro bajo tierra
No hay duda de que tu vida es el resultado de tus pensamientos habituales. Sí, si tienes pensamientos felices, serás feliz. Si tienes pensamientos desdichados, serás desdichado. Si tienes pensamientos temerosos, tendrás miedo. Si piensas en el fracaso, seguramente fracasarás. Según un hombre piensa en su corazón, así es él. Elige bien.

Un labrador oyó un ruido bajo la rueda del rastrillo de su arado. Miró con curiosidad, y descubrió desenterrado un cofre lleno de monedas de oro. ¡Qué suerte! - dijo -. Pero después de imaginar todo lo que podría comprar, decidió volver a enterrarlo. Lo reservaría como seguridad en caso de tiempos duros. Esta precaución cambió totalmente su carácter: se volvió sereno, cordial, tolerante, agradable. Sus últimas horas llegaron y antes de morir, reveló a sus hijos el secreto. Al día siguiente de su muerte, sus hijos encontraron el cofre, pero estaba vacío. Alguien se había llevado las monedas de oro…

El tesoro que el labrador escondió prudentemente en la tierra cambió sus pensamientos de tal modo que pudo desempeñarse en la vida con una nueva personalidad: segura y confiada. Esta actitud mental le atrajo prosperidad, buenas relaciones, excelentes negocios. Los tiempos duros que tanto temía, no llegaron. Cultiva la sana confianza.
Enviado por el P. Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
En aquel tiempo, cuando los fariseos se enteraron de que Jesús había tapado la boca a los saduceos, se reunieron en grupo, y uno de ellos le preguntó con ánimo de ponerle a prueba: «Maestro, ¿cuál es el mandamiento mayor de la Ley?». Él le dijo: «Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. Éste es el mayor y el primer mandamiento. El segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas». (Mt 22,34-40)

Comentario
Hoy, el maestro de la Ley le pregunta a Jesús: «¿Cuál es el mandamiento mayor de la Ley?» (Mt 22,36), el más importante, el primero. La respuesta, en cambio, habla de un primer mandamiento y de un segundo, que le «es semejante» (Mt 22,39). Dos anillas inseparables que son una sola cosa. Inseparables, pero una primera y una segunda, una de oro y la otra de plata. El Señor nos lleva hasta la profundidad de la catequesis cristiana, porque «de estos dos mandamientos penden toda la Ley y los Profetas» (Mt 22,40).
He aquí la razón de ser del comentario clásico de los dos palos de la Cruz del Señor: el que está cavado en tierra es la verticalidad, que mira hacia el cielo a Dios. El travesero representa la horizontalidad, el trato con nuestros iguales. También en esta imagen hay un primero y un segundo. La horizontalidad estaría a nivel de tierra si antes no poseyésemos un palo derecho, y cuanto más queramos elevar el nivel de nuestro servicio a los otros —la horizontalidad— más elevado deberá ser nuestro amor a Dios. Si no, fácilmente viene el desánimo, la inconstancia, la exigencia de compensaciones del orden que sea. Dice san Juan de la Cruz: «Cuanto más ama un alma, tanto más perfecta es en aquello que ama; de aquí que esta alma, que ya es perfecta, toda ella es amor y todas sus acciones son amor».
Efectivamente, en los santos que conocemos vemos cómo el amor a Dios, que saben manifestarle de muchas maneras, les otorga una gran iniciativa a la hora de ayudar al prójimo. Pidámosle hoy a la Virgen Santísima que nos llene del deseo de sorprender a Nuestro Señor con obras y palabras de afecto. Así, nuestro corazón será capaz de descubrir cómo sorprender con algún detalle simpático a los que viven y trabajan a nuestro lado, y no solamente en los días señalados, que eso lo sabe hacer cualquiera. ¡Sorprender!: forma práctica de pensar menos en nosotros mismos.
Rev. D. Pere CALMELL i Turet (Barcelona, España)

Santoral Católico:
Santa María Reina del Universo
El 22 de agosto celebramos a la Santísima Virgen María como Reina. María es Reina por ser Madre de Jesús, Rey del Universo. La fiesta de hoy fue instituida por el Papa Pío XII, en 1955 para venerar a María como Reina igual que se hace con su Hijo, Cristo Rey, al final del año litúrgico. A Ella le corresponde no sólo por naturaleza sino por mérito el título de Reina Madre.

María fue elegida para ser Madre de Dios y ella, sin dudar un momento, aceptó con alegría. Por esta razón, alcanza tales alturas de gloria. Nadie se le puede comparar ni en virtud ni en méritos. A Ella le pertenece la corona del Cielo y de la Tierra.

María está sentada en el Cielo, coronada por toda la eternidad, en un trono junto a su Hijo. Tiene, entre todos los santos, el mayor poder de intercesión ante su Hijo por ser la que más cerca está de Él.

La Iglesia la proclama Señora y Reina de los ángeles y de los santos, de los patriarcas y de los profetas, de los apóstoles y de los mártires, de los confesores y de las vírgenes. Es Reina del Cielo y de la Tierra, gloriosa y digna Reina del Universo, a quien podemos invocar día y noche, no sólo con el dulce nombre de Madre, sino también con el de Reina, como la saludan en el cielo con alegría y amor los ángeles y todos los santos.

La realeza de María no es un dogma de fe, pero es una verdad del cristianismo. Esta fiesta se celebra, no para introducir novedad alguna, sino para que brille a los ojos del mundo una verdad capaz de traer remedio a sus males.
Fuente: Catholic.net    

Palabras del Papa Francisco
"María, Mujer de la escucha, haz que se abran nuestros oídos; que sepamos escuchar la Palabra de tu Hijo Jesús entre las miles de palabras de este mundo; haz que sepamos escuchar la realidad en la que vivimos, a cada persona que encontramos, especialmente a quien es pobre, necesitado, tiene dificultades.
María, Mujer de la decisión, ilumina nuestra mente y nuestro corazón, para que sepamos obedecer a la Palabra de tu Hijo Jesús sin vacilaciones; danos la valentía de la decisión, de no dejarnos arrastrar para que otros orienten nuestra vida.
María, Mujer de la acción, haz que nuestras manos y nuestros pies se muevan «deprisa» hacia los demás, para llevar la caridad y el amor de tu Hijo Jesús, para llevar, como Tú, la luz del Evangelio al mundo. Amén"

Biblioteca de archivos
Recuerda que en la página (blog) de "Pequeñas Semillitas" y también en "Juan Pablo II inolvidable", en la columna lateral derecha, se ha insertado un enlace con la misma imagen que ves arriba de este escrito, desde donde se ingresa a la Biblioteca de archivos. Allí iré agregando día a día algunos de los powerpoint que se comparten con los suscriptores de "Pequeñas Semillitas" y también archivos de texto en formato PDF; todo lo cual puede ser visto online o bien puede descargarse a la computadora del usuario.

Temas Médicos:
Propiedades de la calabaza
Hace algunos años, un antiguo profesor me mostró un análisis de sangre, y lo que vi me impresionó: los cinco parámetros fundamentales de sangre, es decir, urea, colesterol, glucosa en sangre, lípidos y triglicéridos presentaron valores que excedían los niveles permitidos.

Con una sonrisa me presentó otro resultado de análisis diciendo: ¡Ahora mira esto, compara los valores de los parámetros y ve las fechas!

Así lo hice. Los valores de los parámetros estaban claramente dentro de los niveles recomendados, la sangre era perfecta, sin defectos, pero la sorpresa aumentó cuando miré las fechas, la diferencia era de sólo un mes entre los dos análisis de la misma persona. Le pregunté:

- "¿Cómo pudo ocurrir esto? Literalmente es un milagro".

Aproximadamente una vez al año, hago un análisis de mi sangre, y si en cualquiera de estos casos la tendencia es a la ruptura, de inmediato repito este proceso. Le sugiero que lo intente.

Aquí está el secreto: Comprar pedazos de calabaza (o auyama). No debe ser la calabaza muy grande y además algo tierna. Diariamente, descascara 100 gramos de calabaza, coloca las piezas en una licuadora (en bruto), agregue agua (sólo agua) y licúe bien, para hacer una mezcla homogénea y tomarla diariamente 15-20 minutos antes del desayuno durante 4 semanas. Y repítelo cada vez que haya que corregir la sangre.

Se puede controlar el resultado, realizando análisis antes y después del tratamiento. Según el médico, no hay ninguna contraindicación, ya que es sólo un vegetal natural y agua (no usar azúcar).

El maestro, un ingeniero químico excelente, estudió la calabaza para saber cuáles son los ingredientes activos que contiene y llegó a la conclusión, por lo menos parcialmente, que está presente un disolvente del colesterol de bajo peso molecular (LDL): el colesterol más dañino y peligroso.

Durante la primera semana, la orina tiene una gran cantidad de LDL (Low Density Lipoproteins), lo que se traduce en la limpieza de las arterias, incluyendo el cerebro, aumentando de este modo la memoria de la persona.

¡La calabaza! No conviertas esto en un secreto... ¡Difúndelo!
NOTA: 
Esto es material de internet sin rigor científico. Consulta a tu médico antes de ponerlo en práctica.

Un estímulo todos los días
Agosto 22
“De todo un poco”. Éste es un sabio consejo. Los especialistas en alimentación recomiendan que, más que tomar suplementos vitamínicos, es buena una alimentación bien variada, donde haya de todo un poco y nada en exceso.
En realidad esto vale para todas las cosas de la vida. Cuando tenemos algo de esparcimiento y de descanso eso es bueno, pero cuando comenzamos a buscar cada vez más el esparcimiento y perdemos el gusto de trabajar, nuestra vida se enferma.
Pasarse el día leyendo sin tomar contacto con los demás tampoco es sano. Tampoco es bueno pasarse el día conversando y nunca disfrutar del silencio.
Dar órdenes permanentemente sin detenerse a consultar ni dejarse orientar por otros no es saludable. Pero vivir obedeciendo órdenes sin tener algún espacio para la creatividad tampoco es algo deseable. Hablar mucho y escuchar poco es tan malo como escuchar mucho sin ser capaces de dar nuestra propia opinión.
¿Has logrado en tu vida una síntesis adecuada donde haya de todo un poco? ¿O hay un aspecto de tu vida que se ha desarrollado demasiado a costa de la riqueza y la variedad que podrías tener?
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

1 comentario:

  1. Gracias Madre-cita hermosa. Eres mi Reina, mi compañera. mi escucha. a ti te cuento mi vida. Siempre he contado contigo por que eres mi absoluta confianza, muchas veces te olvidé, pero cada vez que volvía tu siempre estabas ahí . Te quiero porque sé que no me abandonas y como Madre que eres siempre estas en cada una de mis cosas. En Tu día Reina, Mil gracias infinitas y gracias de todo corazón. Irma Luryana de Ciudad de Buenos Aires.-

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.