lunes, 28 de noviembre de 2011

Pequeñas Semillitas 1545

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 6 - Número 1545 ~ Lunes 28 de Noviembre de 2011
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
   

Hola !!!
Nuestra vida es un regalo y una tarea. ¿Espero a Jesús cada día? Nos invita a esperar con las puertas abiertas, con manos trabajadoras, ojos limpios y abiertos, oídos atentos y corazón expectante y lleno de ternura. El miedo, la angustia, el agobio, la desconfianza, no son actitudes evangélicas ni adecuadas para la espera. Todos somos porteros con el encargo de esperar, acoger, cuidar, estar atentos, velar...


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


En aquel tiempo, habiendo entrado Jesús en Cafarnaún, se le acercó un centurión y le rogó diciendo: «Señor, mi criado yace en casa paralítico con terribles sufrimientos». Dícele Jesús: «Yo iré a curarle». Replicó el centurión: «Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; basta que lo digas de palabra y mi criado quedará sano. Porque también yo, que soy un subalterno, tengo soldados a mis órdenes, y digo a éste: ‘Vete’, y va; y a otro: ‘Ven’, y viene; y a mi siervo: ‘Haz esto’, y lo hace».
Al oír esto Jesús quedó admirado y dijo a los que le seguían: «Os aseguro que en Israel no he encontrado en nadie una fe tan grande. Y os digo que vendrán muchos de oriente y occidente y se pondrán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los Cielos».
(Mateo 8, 5-11)

Comentario
Hoy, Cafarnaún es nuestra ciudad y nuestro pueblo, donde hay personas enfermas, conocidas unas, anónimas otras, frecuentemente olvidadas a causa del ritmo frenético que caracteriza a la vida actual: cargados de trabajo, vamos corriendo sin parar y sin pensar en aquellos que, por razón de su enfermedad o de otra circunstancia, quedan al margen y no pueden seguir este ritmo. Sin embargo, Jesús nos dirá un día: «Cuanto hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí me lo hicisteis» (Mt 25,40). El gran pensador Blaise Pascal recoge esta idea cuando afirma que «Jesucristo, en sus fieles, se encuentra en la agonía de Getsemaní hasta el final de los tiempos».
El centurión de Cafarnaún no se olvida de su criado postrado en el lecho, porque lo ama. A pesar de ser más poderoso y de tener más autoridad que su siervo, el centurión agradece todos sus años de servicio y le tiene un gran aprecio. Por esto, movido por el amor, se dirige a Jesús, y en la presencia del Salvador hace una extraordinaria confesión de fe, recogida por la liturgia Eucarística: «Señor, yo no soy digno de que entres en mi casa: di una sola palabra y mi criado quedará curado» (cf. Mt 8,8). Esta confesión se fundamenta en la esperanza; brota de la confianza puesta en Jesucristo, y a la vez también de su sentimiento de indignidad personal, que le ayuda a reconocer su propia pobreza.
Sólo nos podemos acercar a Jesucristo con una actitud humilde, como la del centurión. Así podremos vivir la esperanza del Adviento: esperanza de salvación y de vida, de reconciliación y de paz. Solamente puede esperar aquel que reconoce su pobreza y es capaz de darse cuenta de que el sentido de su vida no está en él mismo, sino en Dios, poniéndose en las manos del Señor. Acerquémonos con confianza a Cristo y, a la vez, hagamos nuestra la oración del centurión.
Rev. D. Joaquim MESEGUER García (Sant Quirze del Vallès, Barcelona, España)


Santoral y Efemérides


• En el SANTORAL CATÓLICO, hoy conmemoramos a:


   Predicador Franciscano

Fuente: Catholic.net

• Con relación a las EFEMÉRIDES, en un día como hoy…

1680 - Muere Giovanni Lorenzo Bernini, artista italiano.
1757 - Nace William Blake, escritor y pintor británico.
1820 - Nace Friedrich Engels, filósofo alemán.
1821 - La Junta General de Corporaciones y Funcionarios decreta la independencia del Istmo de Panamá.
1822 - Muere Bartolomé Hidalgo, poeta uruguayo.
1829 - Nace Anton Rubinstein, compositor ruso.
1859 - Muere Washington Irving, escritor estadounidense.
1870 - El Partido Liberal Reformista de Puerto Rico pide en un manifiesto la asimilación de la isla a las provincias españolas.
1907 - Nace Alberto Moravia, novelista italiano.
1908 - Nace Claude Levi-Strauss, filósofo y etnólogo francés.
1912 - La Asamblea Nacional proclama la independencia de Albania.
1941 - Nace Laura Antonelli, actriz italiana.
1943 - Conferencia de Teherán entre Churchill, Roosevelt y Stalin, para la organización futura del mundo.
1954 - Muere Enrico Fermi, físico italiano, Premio Nobel 1938.
1966 - Se promulga una nueva Constitución de la República Dominicana.
1978 - Muere Antonio Vespucio Liberti, varias veces presidente del club argentino River Plate.
1992 - Un incendio destruye parte del palacio imperial vienés de Hofburg.
1994 - El escritor peruano Mario Vargas Llosa obtiene el Premio Cervantes.
Fuente: Periodismo.com


Pensamiento del día

"Nunca será tarde para buscar un mundo mejor y nuevo,
si en el empeño ponemos coraje y esperanza"

Alfred Tennyson


Tema del día:
Dime qué esperas y te diré quién eres


La Iglesia ha entrado en el tiempo litúrgico de Adviento. Los cristianos proclaman que el Mesías ha venido realmente y que el reino de Dios está a nuestro alcance. El Adviento no cambia a Dios. El Adviento profundiza en nuestro deseo y en nuestra espera de que Dios realice lo que los profetas anunciaron. Rezamos para que Dios ceda a nuestra necesidad de ver y sentir la promesa de salvación aquí y ahora.

Durante este tiempo de deseo y de espera del Señor, se nos invita a rezar y a profundizar en la Palabra de Dios, pero estamos llamados ante todo a convertirnos en reflejo de la luz de Cristo, que en realidad es el mismo Cristo. De todas formas, todos sabemos lo difícil que es reflejar la luz de Cristo, especialmente cuando hemos perdido nuestras ilusiones, cuando nos hemos acostumbrado a una vida sin luz y ya no esperamos más que la mediocridad y el vacío. Adviento nos recuerda que tenemos que estar listos para encontrar al Señor en todo momento de nuestra vida. Como un despertador despierta a su propietario, Adviento despierta a los cristianos que corren el riesgo de dormirse en la vida diaria.

¿Qué esperamos de la vida o a quién esperamos? ¿Por qué regalos o virtudes rezamos en este año? ¿Deseamos reconciliarnos en nuestras relaciones rotas? En medio de nuestras oscuridades, de nuestras tristezas y secretos, ¿qué sentido deseamos encontrar? ¿Cómo queremos vivir las promesas de nuestro Bautismo? ¿Qué cualidades de Jesús buscaremos para nuestras propias vidas en este Adviento? Con frecuencia, las cosas, las cualidades, los regalos o las personas que buscamos y deseamos dicen mucho sobre quiénes somos realmente. ¡Dime qué esperas y te diré quién eres!

Adviento es un período para abrir los ojos, volver a centrarse, prestar atención, tomar conciencia de la presencia de Dios en el mundo y en nuestras vidas.

Nuestro Bautismo nos hace participar en la misión real y mesiánica de Jesús. Cada persona que participa en esta misión participa también en las responsabilidades regias, en particular, en el cuidado de los afligidos y de los heridos. Adviento ofrece la maravillosa oportunidad de realizar las promesas y el compromiso de nuestro Bautismo.

Benedicto XVI ha escrito que "el objetivo del año litúrgico consiste en recordar sin cesar la memoria de su gran historia, despertar la memoria del corazón para poder discernir la estrella de la esperanza. Esta es la hermosa tarea del Adviento: despertar en nosotros los recuerdos de la bondad, abriendo de este modo las puertas de la esperanza".

En este tiempo de Adviento, permítanme presentarles algunas sugerencias. Acaben con una riña. Hagan la paz. Busquen a un amigo olvidado. Despejen la sospecha y sustitúyanla por la confianza. Escriban una carta de amor.

Compartan un tesoro. Respondan con dulzura, aunque les gustara una respuesta brutal. Alienten a un joven a tener confianza en él mismo. Mantengan una promesa. Encuentren tiempo, tómense tiempo. No guarden rencor. Perdonen al enemigo. Celebren el sacramento de la reconciliación. Escuchen más a los otros. Pidan perdón si se han equivocado. ¡Sean gentiles aunque no se hayan equivocado! Traten de comprender. No sean envidiosos. Piensen antes en el otro.

Rían un poco. Ríanse un poco más. Gánense la confianza. Opónganse a la maldad. Sean agradecidos. Vayan a la iglesia. Quédense en la iglesia más tiempo de lo acostumbrado. Alegren el corazón de un niño. Contemplen la belleza y la maravilla de la tierra. Expresen su amor. Vuélvanlo a expresar. Exprésenlo más fuerte. Exprésenlo serenamente.

¡Alégrense porque el Señor está cerca!

Adviento 20011 Tiempo para preparar el corazón.

Autor: Fr. Thomas Rosica, C.S.B.
Fuente: Zenit


Meditación breve


A partir de hoy la verdad es un valor: a partir de ahora la vida es un valor.
A partir de hoy trabajaré para que el hombre nunca tenga necesidad de dudar del hombre, para que tenga confianza en el hombre.
A partir de hoy ya no usaré más la coraza del silencio ni la armadura de las palabras.
A partir de hoy recordaré que el sufrimiento mayor será no poder amar con la suficiente entrega a quien amo.
A partir de hoy no olvidaré que el hombre fue creado para amar y que esto es tan hermoso como las estrellas de la mañana.
A partir de hoy buscaré no hacer el bien por obligación, ni evitaré al mal sólo porque está prohibido, sino porque estoy plenamente convencido de que eso es lo mejor para mí y para los demás.
A partir de hoy ejerceré mi libertad iluminada por el Evangelio y respetando la de mi prójimo.
Por último:  A partir de hoy trataré de no olvidar nunca que no debo amar sin amor.
¡Cuántas cosas habría que corregir y cambiar si tomáramos en serio el evangelio!  ¡Qué distinto es el modo de pensar del mundo del modo de pensar el Señor en su evangelio!
¡Cuántas cosas resultarían superfluas en la vida personal y social si tuviéramos al evangelio como verdadero punto de referencia, si lo viviéramos en espíritu y en verdad!.
Alfonso Milagro


Novedades en “Pequeñas Semillitas”


Se informa a los lectores, que en este blog de internet de “Pequeñas Semillitas”, en la columna lateral de la derecha, hemos incluido nuevos apartados que permiten acceder a páginas dedicadas a la Santísima Virgen en su advocación de María Reina de la Paz y Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, y también accesos para conocer en detalle la vida y obra de grandes santos y beatos de la Iglesia Católica, como son: San Ignacio de Loyola, San Juan Bosco, San Pío de Pietrelcina, Santa Teresa de Jesús, Santa Teresita del Niño Jesús, Beata Teresa de Calcuta y otros que iremos agregando en los próximos días (se aceptan sugerencias).

Asimismo y muy pronto, “Pequeñas Semillitas” tendrá presencia en todas las redes sociales, como Facebook, Twitter, etc.


Pedidos de oración


Pedimos oración por la Paz del Mundo; por la Santa Iglesia Católica; por el Papa, los sacerdotes y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por el hambre y la pobreza; por la unión de las familias y la fidelidad de los matrimonios; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por Elsa, de Buenos Aires, Argentina, que ha recaído en sus dolencias físicas y psíquicas, acompañadas de serios problemas económicos que agravan su situación. Pedimos la intercesión de la Virgen de la Medalla Milagrosa para que Jesús esté con ella y atienda sus necesidades.

Pedimos oración por Edgar Moisés, que vive en Quetzaltenango, Guatemala, C.A para que en este tiempo de Adviento pueda encontrar la luz y el camino para su vida con Jesús, por Jesús y en Jesús.

Pedimos oración por Ignacio (“Nachito”) que tiene 19 años, vive en Buenos Aires, Argentina, y padece de osteosarcoma (tumor maligno en huesos) por lo que va a iniciar quimioterapia y luego probablemente será operado. Lo vamos a poner bajo la intercesión del Beato Juan Pablo II y de la Inmaculada Concepción para que por su intercesión, Jesús que es Amor, le conceda la gracia inmensa de curarlo.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén


"Camino"


"Lee despacio estos consejos. Medita pausadamente estas consideraciones.
Son cosas que te digo al oído, en confidencia de amigo, de hermano, de padre.
Y estas confidencias las escucha Dios. No te contaré nada nuevo.
Voy a remover en tus recuerdos,
para que se alce algún pensamiento que te hiera:
y así mejores tu vida y te metas por caminos de oración y de Amor.
Y acabes por ser alma de criterio"

San Josemaría Escrivá de Balaguer

Capítulo 42.

898
Si tienes "vida de infancia", por ser niño, has de ser espiritualmente goloso. —Acuérdate, como los de tu edad, de las cosas buenas que guarda tu Madre.
Y esto muchas veces al día. —Es cuestión de segundos... María... Jesús... el Sagrario... la Comunión... el Amor... el sufrimiento... las ánimas benditas del purgatorio... los que pelean: el Papa, los sacerdotes... los fieles... tu alma... las almas de los tuyos... los Angeles Custodios... los pecadores...

899
¡Cuánto te cuesta esa pequeña mortificación! —Luchas. —Parece como si te dijeran: ¿por qué has de ser tan fiel al plan de vida, al reloj? —Mira: ¿has visto con qué facilidad se engaña a los chiquitines? —No quieren tomar la medicina amarga, pero... ¡anda! —les dicen—, esta cucharadita, por papá; esta otra por tu abuelita... Y así, hasta que han ingerido toda la dosis.
Lo mismo tú: un cuarto de hora más de cilicio por las ánimas del purgatorio; cinco minutos más por tus padres; otros cinco por tus hermanos de apostolado... Hasta que cumplas el tiempo que te señala tu horario.
Hecha de este modo tu mortificación, ¡cuánto vale!

-Continúa mañana-
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-
.

1 comentario:

  1. Hola, Estamos en un mes especial, que nos llega para enseñarnos una vez más que hay que estar vigilantes siempre, alegres esperando la llegada del Señor, tratando de ser amables, humildes y sinceros con nuestros semejantes, aunque a veces nos cueste reconocer que también somos pecadores.

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.