martes, 23 de febrero de 2010

Pequeñas Semillitas 0994

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0994 ~ Martes 23 de Febrero de 2010
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Si en esta Cuaresma deseas cambiar tu vida, la disciplina es una llave importante para eso.
Todos quieren cambiar, pero pocos se dedican a eso. La razón es que a veces les falta disciplina y sin disciplina, ese cambio es imposible. No es sufrir o privarse de algo, sino concentrarse en una meta específica. Cuando la concentración es poderosa, la disciplina es natural y el éxito es el resultado final.


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Al orar, no charléis mucho, como los gentiles, que se figuran que por su palabrería van a ser escuchados. No seáis como ellos, porque vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo.
»Vosotros, pues, orad así: ‘Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu Nombre; venga tu Reino; hágase tu Voluntad así en la tierra como en el cielo. Nuestro pan cotidiano dánosle hoy; y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores; y no nos dejes caer en tentación, mas líbranos del mal’. Que si vosotros perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; pero si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre perdonará vuestras ofensas».
(Mateo 6, 7-15)

Comentario
Hoy, Jesús —que es el Hijo de Dios— me enseña a comportarme como un hijo de Dios. Un primer aspecto es el de la confianza cuando hablo con Él. Pero el Señor nos advierte: «No charléis mucho» (Mt 6,7). Y es que los hijos, cuando hablan con sus padres, no lo hacen con razonamientos complicados, ni diciendo muchas palabras, sino que con sencillez piden todo aquello que necesitan. Siempre tengo la confianza de ser escuchado porque Dios —que es Padre— me ama y me escucha. De hecho, orar no es informar a Dios, sino pedirle todo lo que necesito, ya que «vuestro Padre sabe lo que necesitáis antes de pedírselo» (Mt 6,8). No seré buen cristiano si no hago oración, como no puede ser buen hijo quien no habla habitualmente con sus padres.
El Padrenuestro es la oración que Jesús mismo nos ha enseñado, y es un resumen de la vida cristiana. Cada vez que rezo al Padre nuestro me dejo llevar de su mano y le pido aquello que necesito cada día para llegar a ser mejor hijo de Dios. Necesito no solamente el pan material, sino —sobre todo— el Pan del Cielo. «Pidamos que nunca nos falte el Pan de la Eucaristía». También aprender a perdonar y ser perdonados: «Para poder recibir el perdón que Dios nos ofrece, dirijámonos al Padre que nos ama», dicen las fórmulas introductorias al Padrenuestro de la Misa.
Durante la Cuaresma, la Iglesia me pide profundizar en la oración. «La oración, el coloquio con Dios, es el bien más alto, porque constituye (...) una unión con Él» (San Juan Crisóstomo). Señor, necesito aprender a rezar y a sacar consecuencias concretas para mi vida. Sobre todo, para vivir la virtud de la caridad: la oración me da fuerzas para vivirla cada día mejor. Por esto, pido diariamente que me ayude a disculpar tanto las pequeñas molestias de los otros, como perdonar las palabras y actitudes ofensivas y, sobre todo, a no tener rencores, y así podré decirle sinceramente que perdono de todo corazón a mis deudores. Lo podré conseguir porque me ayudará en todo momento la Madre de Dios.
Rev. D. Joaquim FAINÉ i Miralpech (Tarragona, España)


Santoral Católico
San Policarpo, Obispo y Mártir


San Policarpo, obispo de Esmirna, conoció de cerca al apóstol Juan y a los otros que habían visto al Señor, y fue instruido por testigos oculares de la vida del Verbo. Por eso él se presenta a nosotros como el testigo de la vida apostólica y como el hombre de la tradición viva siempre de acuerdo con las Escrituras.

Policarpo era sobre todo un hombre de gobierno. No tenía la cualidad de escritor y pensador como San Ignacio, ni deseaba como él ser “triturado” por las fieras del circo para “llegar a Dios”. Al contrario, se mantuvo escondido “a causa de la humilde desconfianza en sí mismo”. Era anciano y sabía que no se podía confiar mucho en sus fuerzas. Pero cuando fue descubierto en un granero y reconducido a la ciudad, demostró la serena valentía de su fe.

Conocemos la conmovedora conclusión de su vida gracias a un documento fechado un año después del martirio de San Policarpo, que tuvo lugar el 23 de febrero del año 155. Al procónsul Stazio Quadrato, que lo exhorta a renegar de Jesús, contesta moviendo la cabeza: “Desde hace 86 años lo sirvo y nunca me ha hecho ningún mal: ¿cómo podría blasfemar de mi Rey que me ha redimido?”. “Te puedo hacer quemar vivo”, insiste el procónsul. Y Policarpo: “El fuego con que me amenazas quema por un momento, después pasa; yo en cambio temo el fuego eterno de la condenación”.

Mientras en el anfiteatro de Esmirna se está quemando vivo, no como una carne que se asa, sino como un pan que se cocina, el mártir eleva al Señor una estupenda oración, breve pero intensa: “Bendito seas siempre, oh Señor; que tu nombre adorable sea glorificado por todos los siglos, por Jesucristo pontífice eterno y omnipotente, y que se te rinda todo el honor con él y con el Espíritu Santo, por los siglos de los siglos”. De improviso ese cuerpo quemado quedó reducido a cenizas.


Pensamiento


"Sólo es capaz de realizar los sueños el que,
cuando llega la hora, sabe estar despierto"
León Daudí


Tema del día:
Cómo embellecer tu alma


* El limpiador de tu alma es el perdón.
Deberás usarlo todo el tiempo, apenas veas una impureza, aplicarlo. No te acuestes nunca sin haber pedido perdón y sin haber perdonado. El resultado será que en paz te acostarás y asimismo dormirás y tu sueño te sustentará.

* La hidratante de tu alma es la oración.
Si no hidratas la piel de tu rostro, se marchita. Así, si no oras, tu alma se reseca. Pero a medida que confías en Dios, el afán y la ansiedad desaparecen y aprendes a reposar y esperar en el Señor.

* El tonificante de tu alma es la alabanza.
Cuando alabas a Dios y vuelves a Él tus pensamientos, cuando te olvidas de ti mismo, sin egoísmo en tu corazón, quedas libre para que Dios ponga en ti su gozo.

* La nutritiva de tu alma es la Palabra.
Así como en lo físico no puedes vivir sin alimentos, tu alma necesita el alimento de la Palabra de Dios. Cuando te alimentas con la Palabra, la debilidad y la confusión desaparecen. Serás como árbol plantado junto a corrientes de agua.

* El protector de tu alma es la coraza de la Fe.
Con la Fe te protegerás de las inclemencias de la vida, mirarás por encima de las circunstancias y pasarás victorioso en medio de las pruebas. A través de ti, Dios moverá montañas y alcanzarás a otros para gloria de Dios.

Si usas a diario estos productos de belleza, tu alma se mantendrá limpia y tu corazón será puro. Te saciarás de bien, de modo que te rejuvenecerás como el águila.

Que el Señor te colme de bendiciones y permita en ti hacer siempre estos ejercicios para embellecer tu alma.


Cuaresma día por día


Día 7º. Martes Primero - 23 de Febrero.

Pecado.

Siempre que hablo del pecado, sobre todo del pecado mortal, viene a mi mente el triste recuerdo de una tragedia que presencié un día. Un niño de unos tres años corría por el césped del jardín de su casa, perseguido por su madre: "¡Ven aquí, Jimmy!", gritaba ésta. "¡No atravieses el seto!". Pero Jimmy no le hizo ningún caso. Traspasó el seto y sorteó hábilmente los automóviles estacionados en la calzada, hasta que un coche que pasaba le lanzó por los aires. Su cuerpecillo roto fue a caer casi en brazos de su madre.

Dejando aparte el hecho de que Jimmy era demasiado joven para responder de sus actos, la escena recuerda mucho la actitud de Dios con los pecadores. "¡Ven aquí, ven aquí!", grita ansiosamente, con su gracia, cuando un alma corre hacia el pecado. Pero el pecador, ajeno a todo lo que no sea su deseo, hace oídos sordos a la voz de Dios y sale voluntariamente al encuentro de la muerte. La estupidez es un elemento siempre presente en el pecado.

Señor, no quiero ofenderte, pero a veces me olvido de Ti y, cuando llega el momento me vence la estupidez. Perdona, Señor, desde ahora con tu gracia odiaré el pecado, también los pequeños, y te pediré perdón por ellos en la confesión.

Coméntale a Dios con tus palabras algo de lo que has leído. Después termina con una oración final.

P. José Pedro Manglano Castellary
http://webcatolicodejavier.org


Pedidos de oración


Pedimos oración por Cecy de México y por su hija Betty que están viviendo una tormentosa relación familiar devenida de la separación matrimonial y las disputas por la tenencia de la niña. Que Dios Misericordioso ilumine con la Luz del Espíritu Santo a los adultos para que encuentren la manera de tener una convivencia normal y no genere sufrimientos para nadie.


Nuestra lectora María Victoria Caro Diaz nos pide oraciones por el Club Rotario de Sabaneta, Antioquía, Colombia, que está cumpliendo 30 años de fundado y necesita mucho apoyo para continuar con sus obras sociales. Oramos por ellos.


Pedimos oración por la salud de María A. que es de Honduras pero está actualmente en USA en forma transitoria. Presenta dolor e inflamación en la columna vertebral que hasta le impide caminar. Pedimos a la Virgen de Lourdes que interceda ante Jesús para la pronta recuperación de esta hermana nuestra.


Pedimos oración por Dorita, una querida amiga que tenemos en Tucumán, Argentina, que ha sido operada de un tumor mamario y mañana tiene que empezar el tratamiento de quimioterapia. Que la Virgen de la Merced la fortalezca y la acompañe en todo momento para que este tratamiento sea bien tolerado y tenga exito ante su enfermedad.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Ven Espíritu Santo...!


Oremos a Dios Padre todopoderoso, unidos en la misma fe, en la misma esperanza y en la misma caridad, que proceden del Espíritu Santo, para que arraigados y edificados en el amor, demos verdadero testimonio de Cristo. Así sea.
P. Florentín Brusa cmf


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

2 comentarios:

  1. muchas gracias por tan precioso cuidado, querido jardinero. Dios lo bendiga.

    ResponderEliminar
  2. Hola me gusta mucho esta pag. Gracias por todas sus presentaciones

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.