jueves, 11 de febrero de 2010

Pequeñas Semillitas 0991

PEQUEÑAS SEMILLITAS


Número 0991 ~ Jueves 11 de Febrero de 2010
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)


Hola !!!
Hoy es un día especial... Como hijos de Mamá María, estamos muy felices de celebrar la Festividad de Nuestra Señora de Lourdes, una de las más importantes y hermosas advocaciones que Ella tiene en el calendario litúrgico, tan seguida en todo el mundo por millones de personas, en especial por aquellos portadores de alguna enfermedad, ya que precisamente la Virgen de Lourdes es la patrona e intercesora de los enfermos.
En lo personal profeso una devoción infinita por Nuestra Señora de Lourdes, que es patrona también de "Pequeñas Semillitas" y me resulta particularmente grato iniciar el boletín de hoy con una oración para Ella:

Santísima Virgen de Lourdes, Reina de los Cielos y Señora del mundo, que a ninguno desamparas ni desechas, míranos con ojos de piedad y concédenos de tu Hijo el perdón de todos nuestros pecados, para que con devoto afecto celebremos tu Santa e Inmaculada Concepción en tu milagrosa imagen de Lourdes, y alcancemos después el galardón de la bienaventuranza del mismo de quien eres Madre, Jesucristo Nuestro Señor, que con el Padre y el Espíritu Santo vive y reina por los siglos de los siglos.
Amén


La Palabra de Dios:
Evangelio del día


En aquel tiempo, Jesús partiendo de allí, se fue a la región de Tiro, y entrando en una casa quería que nadie lo supiese, pero no logró pasar inadvertido, sino que, en seguida, habiendo oído hablar de Él una mujer, cuya hija estaba poseída de un espíritu inmundo, vino y se postró a sus pies. Esta mujer era pagana, sirofenicia de nacimiento, y le rogaba que expulsara de su hija al demonio. Él le decía: «Espera que primero se sacien los hijos, pues no está bien tomar el pan de los hijos y echárselo a los perritos». Pero ella le respondió: «Sí, Señor; que también los perritos comen bajo la mesa migajas de los niños». Él, entonces, le dijo: «Por lo que has dicho, vete; el demonio ha salido de tu hija». Volvió a su casa y encontró que la niña estaba echada en la cama y que el demonio se había ido.
(Marcos 7, 24-30)

Comentario
Hoy se nos muestra la fe de una mujer que no pertenecía al pueblo elegido, pero que tenía la confianza en que Jesús podía curar a su hija. En efecto, aquella madre «era pagana, sirofenicia de nacimiento, y le rogaba que expulsara de su hija al demonio» (Mc 7,26). El dolor y el amor le llevan a pedir con insistencia, sin tener en cuenta ni desprecios, ni retrasos, ni indignidad. Y consigue lo que pide, pues «volvió a su casa y encontró que la niña estaba echada en la cama y que el demonio se había ido» (Mc 7,30).
San Agustín decía que muchos no consiguen lo que piden pues son «aut mali, aut male, aut mala». O son malos y lo primero que tendrían que pedir es ser buenos; o piden malamente, sin insistencia, en lugar de hacerlo con paciencia, con humildad, con fe y por amor; o piden malas cosas que si se recibiesen harían daño al alma o al cuerpo o a los demás. Hay que esforzarse, pues, por pedir bien. La mujer sirofenicia es buena madre, pide algo bueno («que expulsara de su hija al demonio») y pide bien («vino y se postró a sus pies»).
El Señor nos mueve a usar perseverantemente la oración de petición. Ciertamente, existen otros tipos de plegaria —la adoración, la expiación, la oración de agradecimiento—, pero Jesús insiste en que nosotros frecuentemos mucho la oración de petición.
¿Por qué? Muchos podrían ser los motivos: porque necesitamos la ayuda de Dios para alcanzar nuestro fin; porque expresa esperanza y amor; porque es un clamor de fe. Pero existe uno que quizá sea poco tenido en cuenta: Dios quiere que las cosas sean un poco como nosotros queremos. De este modo, nuestra petición —que es un acto libre— unida a la libertad omnipotente de Dios, hace que el mundo sea como Dios quiere y algo como nosotros queremos. ¡Es maravilloso el poder de la oración!
Rev. D. Enric CASES i Martín (Barcelona, España)


Ausencia temporaria


Informo a los lectores de "Pequeñas Semillitas" que a partir de mañana viernes 12 de febrero, tomaré un breve período de descanso de aproximadamente doce días, por lo que este boletín no se publicará en ese lapso.
Agradezco sinceramente los muchos mensajes que están llegando desde diversas ciudades y países donde hay lectores de la página, augurándome un buen descanso, a la vez que les informo que si desean leer el Evangelio de cada día con su respectivo comentario pueden hacerlo en la página:
http://evangeli.net/evangelio
Hasta dentro de unos días, si Dios así lo quiere...


Santoral Católico
Nuestra Señora de Lourdes



El 11 de febrero de 1858, tres niñas, Bernadette Soubirous, de 14 años, su hermana Marie Toinete, de 11 y su amiga Jeanne Abadie, de 12 salieron de su casa en Lourdes para recoger leña. Camino al río Gave, pasaron por una gruta natural donde Bernadette escuchó un murmullo y divisó la figura de una joven vestida de túnica blanca, muy hermosa, ceñida por una banda azul y con un rosario colgado del brazo. Se acercó y comenzaron a rezar juntas, para luego desaparecer.

Por un período de cinco meses, la Virgen se le apareció a la niña, en medio de multitudes que se acercaban para rezar y poder observar a la hermosa señora, pero la Virgen sólo se le aparecía a la niña. En reiteradas ocasiones, Bernadette fue víctima de desprecios y burlas por parte de las autoridades eclesiales y civiles de pueblo, pero la niña se mantuvo firme en su fe mariana sobre todo en el especial pedido que la Virgen le había encargado: la construcción de una capilla sobre la gruta y la realización de una procesión.

Luego de la última aparición ocurrida el 16 de julio, fiesta de Nuestra Señora del Carmen, Bernadette ingresó a la orden religiosa de las hermanas enfermeras, a la edad de 22 años, y permaneció allí hasta su muerte a los 34 años de edad.


Más información en:
http://es.catholic.net/santoral/articulo.php?id=589
http://www.ewtn.com/spanish/Maria/lourdes.htm
http://www.corazones.org/maria/lourdes_bernardita.htm#LAS%20APARICIONES


Palabras de Juan Pablo II


"Nos has dado a tu Madre como nuestra para que nos enseñe a medidtar y adorar en el corazón. Ella, recibiendo la Palabra y poniéndola en práctica, se hizo la más perfecta Madre. Que la Virgen, co-participante íntima en el designio de salvación, nos acompañe en el camino de la pasión y de la cruz hasta el sepulcro vacío para encontrar a su Hijo divino resucitado"


Tema del día:
Jornada Mundial del Enfermo


Coincidiendo con la festividad de la Virgen de Lourdes, se celebra la 18 Jornada Mundial del Enfermo, instituida por S.S. Juan Pablo II en el año 1992.

La enfermedad no es un obstáculo para practicar la fe, sino un estímulo para sentirnos queridos por Dios. Gran parte de su ministerio aquí en la tierra lo dedicó a curar a los enfermos y consolar a los afligidos. “Era sensible a todo sufrimiento humano, tanto del cuerpo como del alma” (Juan Pablo II).

Por eso, los cristianos tenemos que ser testigos de la ternura de Dios y demostrarlo de manera muy especial con los enfermos, que son los más pobres entre los pobres. Es tarea urgente imprimir un rostro más humano en la asistencia y cuidado de los enfermos. Dedicación generosa, encuentro caluroso, delicadeza tierna, presencia humilde y gratuita.

Las mejores páginas de la historia de la Iglesia las han escrito y las siguen escribiendo aquellos hombres y mujeres, que movidos por el amor de Dios, han dedicado toda su vida y energías a servir con cariño y delicadeza a los más necesitados.

Es cierto, que nuestra sociedad está pasando por unos momentos graves de crisis económica, pero también hay que reconocer que no sabemos cuales serán mayores, si los económicos o los valores, principios y virtudes, morales y humanos.

Cometemos una gran torpeza cuando limitamos la atención a los enfermos a sus carencias materiales o psicológicas, olvidando que una enfermedad puede constituir un momento privilegiado de encuentro con Dios.

Elena Baeza


Pensamiento


"Yo soy la Inmaculada Concepción"
María de Lourdes


Oración para pedir por la salud de los enfermos


¡Oh amabilísima Virgen de Lourdes, Madre de Dios y Madre nuestra! Llenos de aflicción y con lágrimas fluyendo de los ojos, acudimos en las horas amargas de la enfermedad a vuestro maternal corazón, para pediros que derraméis a manos llenas el tesoro de vuestras misericordias sobre nosotros.
Indignos somos por nuestros pecados de que nos escuchéis: pero acordaos, os diré como vuestro siervo San Bernardo, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a Vos haya sido abandonado de Vos. ¡Madre tierna! ¡Madre bondadosa! ¡Madre dulcísima! Ya que Dios obra por vuestra mano curaciones innumerables en la Gruta prodigiosa de Lourdes, sanando tantas víctimas del dolor, guardad también una mirada de bendición para nuestro pobre enfermo… (dígase el nombre del enfermo/a). Alcanzadle de vuestro Divino Hijo Jesucristo la deseada salud, si ha de ser para mayor gloria de Dios. Pero mucho más, alcanzadnos a todos el perdón de nuestros pecados, paciencia y resignación en los sufrimientos y sobre todo un amor grande y eterno a nuestro Dios, prisionero por nosotros en los Sagrarios. Amén.


Pedidos de oración


En el día en que conmemoramos a la Santísima Virgen de Lourdes, pedimos oración por Fati, una niñita de Córdoba, Argentina, de seis años de edad, que desde hace unos meses viene peleando duro contra la leucemia que la afecta. Que nuestra Madre de Lourdes derrame sobre Fati y su familia todas las bendiciones y toda su intercesión para llegar a la gracia de la sanación.


Pedimos oración por Verito, de Argentina, que tiene cáncer de páncreas y está muy mal. Que Dios Misericordioso con su infinita sabiduría y amor, provea lo mejor para esta hermana.


Pedimos oración por el niño Sebastián, que vive en Guatemala, y tiene cáncer, por lo que en este día tan especial lo encomendamos a la Virgen de Lourdes para que interceda por él ante su Hijo Jesús para conseguir su curación.


Pedimos oración por Marilyn Eugenia, que vive en Quetzaltenango, Guatemala C.A., para que Jesús y María le concedan la gracia de la maternidad.


Nuestra lectora María del Carmen S. A. nos pide oraciones por su hija y por su sobrina, ambas se llaman Laura y viven en Ciudad de México, y han sido madres hace poco tiempo. Los bebitas nacidas recientemente tienen algunos problemitas de salud, a una la operan mañana, y por ellas pedimos la Virgen para que superen sus dificultades y crezcan fuertes y sanas.


Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades, para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia; escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos, y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad, la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu Hijo ha llamado dichosos, y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo. Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor. Amén.


Nunca nos olvidemos de agradecer


Alguna vez leí que en el cielo hay dos oficinas diferentes para tratar lo relativo a las oraciones de las personas en la tierra:
Una es para receptar pedidos de diversas gracias, y allí los muchos ángeles que atienden trabajan intensamente y sin descanso por la cantidad de peticiones que llegan en todo momento.
La otra oficina es para recibir los agradecimientos por las gracias concedidas y en ella hay un par de ángeles aburridos porque prácticamente no les llega ningún mensaje de los hombres desde la tierra para dar gracias...
Desde esta sección de "Pequeñas Semillitas" pretendemos juntar una vez por semana los mensajes para la segunda oficina: agradecimientos por favores y gracias concedidas como respuesta a nuestros pedidos de oración.
Habitualmente esta sección se publica los día domingos, pero como estaré ausente varios días la publico hoy para que estos agradecimientos no queden sin darse a conocer.



Nuestra lectora Aurora P. agradece las múltiples oraciones que se hicieron por las víctimas de la tragedia del Río Paraná en la competencia de natación cruzando desde Encarnación (Paraguay) a Posadas (Argentina) ocurrida hace unos días. Ocho deportistas perecieron y ahora descansan con Jesús.


Liliana Z. nos agradece las oraciones hechas por Antonieta L. S., de Chile, que habiendo tenido cáncer debía hacerse controles cada tres meses. Gracias a Dios y a la Virgen María de Lourdes, no solo que la enfermedad no ha regresado sino que ahora los controles se harán cada seis meses.


La misma Liliana Z., de Buenos Aires, pidió oraciones hace unos días por su ahijada Micaela Soledad C. que tenía que realizarse estudios ecográficos por la presunción de alguna patología. Al realizarlos, las imágenes anteriores han desaparecido hasta tal punto que la doctora que la trata no lo podía creer... Demos gracias a Dios y a María de Lourdes por su intercesión.


Familiares del joven Carlos Eduardo F. agradecen a Dios y a las personas que oraron en el momento de su operación, la cual por la voluntad divina ha salido bien y la recuperación ya sido exitosa.


Hace dos días pedíamos oración por la niña Valeria María R. M., de Tegucigalpa, Honduras, afectada de hidrocefalia y que debía realizarse una tomografía de control. Ahora su familia agradece las oraciones e informa que la tomografía salió bien, limpia de lesiones, por lo que expresan su agradecimiento especial a la Virgen de Lourdes.


Ven Espíritu Santo...!


Dios que diste a los Apóstoles el Espíritu Santo, concede a tu pueblo alcanzar lo que pide y a los que diste la fe, concédeles también la paz. Por Cristo nuestro Señor.
Así sea
P. Florentín Brusa cmf


Felipe de Urca
-Jardinero de Dios-


.

2 comentarios:

  1. hola mi nombre es ana cristina arcila quisiera escribir sobre mi fe haca el PAPA JUAN PABLO II donde podria escribir mi fe por que es un milagro de el

    ResponderEliminar
  2. Hola k3 tal esta...
    espero ke bien, keria felicitarlo por su colaboracion espiritual ke envia, y kiero ke sepa ke io siempre lo rebiso, es un mensaje perfecto...
    gracias por los envios...

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.