martes, 1 de abril de 2014

Pequeñas Semillitas 2324

PEQUEÑAS SEMILLITAS

Año 9 - Número 2324 ~ Martes 1 de Abril de 2014
Desde la ciudad de Córdoba (Argentina)
Alabado sea Jesucristo…
Mi pasado y mi futuro pueden dar significado a mi experiencia en el mundo, mas es sólo en el momento presente cuando puedo co-crear mi vida con Dios.
Dejo atrás “las cosas que no puedo cambiar”, las acepto y aprendo de ellas. Ante mí hay posibilidades e ideas infinitas esperando ser captadas y usadas por mí por medio de la oración, la afirmación y la acción.
En este preciso momento, experimento la plenitud de Dios. Afirmo solamente lo mejor, consciente de que todo el bien que deseo está disponible para mí. Doy gracias a Dios por este momento y por la salud y la paz que disfruto aquí y ahora.

¡Buenos días!

Todavía…

El paso fugaz del tiempo es percibido por todos. El tiempo es un bien muy valioso. Pero, la verdad es que tendemos a desperdiciarlo, en vez de aprovecharlo con prudencia. Es evidente que no debes emplear demasiado tiempo en tareas pequeñas y, por el contrario, poco tiempo en los asuntos importantes. Pide a Dios  le enseñe a valorar este regalo de un día más.

Todavía estás a tiempo de soñar. Todavía estás a tiempo de cambiar. Todavía estás a tiempo de crear, de crecer y de buscar. Todavía estás a tiempo de seguir un ideal. Todavía estás a tiempo de emprender un nuevo camino, de sembrar y cosechar. Todavía estás a tiempo de dar. Todavía estás a tiempo de madurar. Todavía estás a tiempo de perdonar, de probar y de amar. Todavía estás a tiempo de hacer realidad alguno de tus más apreciados sueños. Toda la fuerza para que esto suceda está en tu interior.

Responsabilidad, valor de las pequeñas tareas cotidianas, manifestaciones de bondad, superación del egoísmo, son líneas maestras de un serio programa espiritual que ayuda a crecer y madurar cada día. “Ser maduro es un aprendizaje constante y culmina cuando nos retiramos de esta fiesta que es la vida”. El Señor te acompañe con su bondad.
Padre Natalio

La Palabra de Dios:
Evangelio de hoy
Era el día de fiesta de los judíos, y Jesús subió a Jerusalén. Hay en Jerusalén, junto a la Probática, una piscina que se llama en hebreo Betsaida, que tiene cinco pórticos. En ellos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos, paralíticos, esperando la agitación del agua. Había allí un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo. Jesús, viéndole tendido y sabiendo que llevaba ya mucho tiempo, le dice: «¿Quieres curarte?». Le respondió el enfermo: «Señor, no tengo a nadie que me meta en la piscina cuando se agita el agua; y mientras yo voy, otro baja antes que yo». Jesús le dice: «Levántate, toma tu camilla y anda». Y al instante el hombre quedó curado, tomó su camilla y se puso a andar.
Pero era sábado aquel día. Por eso los judíos decían al que había sido curado: «Es sábado y no te está permitido llevar la camilla». Él le respondió: «El que me ha curado me ha dicho: ‘Toma tu camilla y anda’». Ellos le preguntaron: «¿Quién es el hombre que te ha dicho: ‘Tómala y anda?’». Pero el curado no sabía quién era, pues Jesús había desaparecido porque había mucha gente en aquel lugar. Más tarde Jesús le encuentra en el Templo y le dice: «Mira, estás curado; no peques más, para que no te suceda algo peor». El hombre se fue a decir a los judíos que era Jesús el que lo había curado. Por eso los judíos perseguían a Jesús, porque hacía estas cosas en sábado.  (Jn 5,1-3.5-16)

Comentario
Hoy, san Juan nos habla de la escena de la piscina de Betsaida. Parecía, más bien, una sala de espera de un hospital de trauma: «Yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos, paralíticos» (Jn 5,3). Jesús se dejó caer por allí.
¡Es curioso!: Jesús siempre está en medio de los problemas. Allí donde haya algo para “liberar”, para hacer feliz a la gente, allí está Él. Los fariseos, en cambio, sólo pensaban en si era sábado. Su mala fe mataba el espíritu. La mala baba del pecado goteaba de sus ojos. No hay peor sordo que el que no quiere entender.
El protagonista del milagro llevaba treinta y ocho años de invalidez. «¿Quieres curarte?» (Jn 5,6), le dice Jesús. Hacía tiempo que luchaba en el vacío porque no había encontrado a Jesús. Por fin, había encontrado al Hombre. Los cinco pórticos de la piscina de Betsaida retumbaron cuando se oyó la voz del Maestro: «Levántate, toma tu camilla y anda» (Jn 5,8). Fue cuestión de un instante.
La voz de Cristo es la voz de Dios. Todo era nuevo en aquel viejo paralítico, gastado por el desánimo. Más tarde, san Juan Crisóstomo dirá que en la piscina de Betsaida se curaban los enfermos del cuerpo, y en el Bautismo se restablecían los del alma; allá, era de cuando en cuando y para un solo enfermo. En el Bautismo es siempre y para todos. En ambos casos se manifiesta el poder de Dios por medio del agua.
El paralítico impotente a la orilla del agua, ¿no te hace pensar en la experiencia de la propia impotencia para hacer el bien? ¿Cómo pretendemos resolver, solos, aquello que tiene un alcance sobrenatural? ¿No ves cada día, a tu alrededor, una constelación de paralíticos que se “mueven” mucho, pero que son incapaces de apartarse de su falta de libertad? El pecado paraliza, envejece, mata. Hay que poner los ojos en Jesús. Es necesario que Él —su gracia— nos sumerja en las aguas de la oración, de la confesión, de la apertura de espíritu. Tú y yo podemos ser paralíticos sempiternos, o portadores e instrumentos de luz.
Rev. D. Àngel CALDAS i Bosch (Salt, Girona, España)

Santoral Católico:
San Hugo
Obispo
En Grenoble, en Burgundia, san Hugo, obispo, que se esforzó en la reforma de las costumbres del clero y del pueblo, y siendo amante de la soledad, durante su episcopado ofreció a san Bruno, maestro suyo en otro tiempo, y a sus compañeros, el lugar de la Cartuja, que presidió cual primer abad, rigiendo durante cuarenta años esta Iglesia con esmerado ejemplo de caridad (1132).

Información amplia haciendo clic acá.
Fuente: Catholic.net    

Palabras del Papa Francisco

“La Cuaresma es un tiempo hermoso para pensar si estoy en camino o si estoy demasiado quieto: conviértete. O si me he equivocado de camino: pero ve a confesarte y retoma el camino. O si soy un turista teologal, uno de estos que hacen el giro de la vida pero jamás dan un paso hacia adelante… pido al Señor la gracia de retomar el camino, de ponerme en camino, pero hacia las promesas”
Papa Francisco

Cuaresma:
Reflexión para cada día
Martes de la cuarta semana de Cuaresma

“Este agua lo sanara” (Ez 47,1ss)
“Levántate toma tu camilla y marcha” (Jn 5,1)
   
El agua sigue su curso por muchos obstáculos y presas que pongamos a su paso. A una con ella, si nos dejamos arrastrar, llegaríamos hasta  los inicios del abierto mar.

JESUS, en este camino hacia la Pascua, nos enseña ese otro “mar” inmenso del amor del Padre. “No hay peor ciego que aquel que no quiere ver” dice el viejo proverbio. Les costaba entonces a unos, y hoy también a nosotros, intuir la presencia de DIOS en Jesús de Nazaret.

El drama de nuestro mundo es... no ir al fondo de las cosas
La cruz de nuestra tierra es... estar clavada en la ceguedad que esclaviza
La mentira de nuestro tiempo viene dada por... convertir en profetas y tener por modelos de referencia a los que pregonan tierra prometida en arenas movedizas.

Estamos en la  semana de la “luz”. Es cuestión de dar al interruptor de la FE. Y cuando uno se aventura a ello, aun a riesgo de sentir una pequeña descarga interpelante para su vida, comprueba que su entorno –e incluso uno mismo- cambia de color, de contenido y de sentido.
           
Dar al “interruptor de la FE” que es el Dios con nosotros en Jesucristo, es:
- Pasar de la falta de horizontes a la libertad que nos da el ser Hijos de Dios.
- Es creer, aún sin haber visto, por la Palabra que se proclama con la misma fuerza y veracidad que lo hicieron los labios de Jesús.
- Es extender por encima de nuestra existencia toda una bóveda de paz y de transparencia con nosotros mismos y hacia los demás.

Dar con el “interruptor de la FE” que es el Dios con nosotros en Jesucristo es:

- La posibilidad de renacer a un nuevo estilo de vida (en palabras y obras).
- Es relativizar y discernir los signos de una sociedad que se muestra tan permisiva como vacía de ideales.
- Es no conformarnos con mirar aquella dirección que algunos nos exigen.
- Es cerciorarnos que las “lentes” que se empeña en vendernos la óptica dominante son o no son las que más nos convienen para ver con claridad y caridad  a las personas y a los acontecimientos que nos rodean.
- Es pasar del túnel de la mediocridad al valle de la VIDA con mayúsculas.

Dar en “el interruptor de la FE” que es el Dios por Jesucristo es:
- Confiar por encima de todo en un nuevo orden para nuestra vida y en otro para el mundo mismo.
- Es descubrir, aunque parezca que no existan, los rasgos de la presencia de Dios en tantos signos positivos de nuestra tierra.
- Es acudir al “oculista de la FE” –Jesús sanador- para que con su Palabra nos abra los ojos a las realidades divinas y nos opere de las cataratas de la ceguedad sin o con cuento.
- Es no dejarnos arrastrar por las evidencias que machacan y nos arrebatan los misterios: “dejad a la humanidad sin misterios y el hombre ya no se preguntará por nada” (Mazzini)

Que tengamos buena vista para las cosas de Dios.
P. Javier Leoz


Nuevo artículo

Hay nuevo material publicado en el blog
"Juan Pablo II inolvidable"
Puedes acceder en la dirección:


Pedidos de oración
Pedimos oración por la Santa Iglesia Católica; por el Papa Francisco, por el Papa Emérito Benedicto, por los obispos, sacerdotes, diáconos, seminaristas, catequistas y todos los que componemos el cuerpo místico de Cristo; por la unión de los cristianos para que seamos uno, así como Dios Padre y nuestro Señor Jesucristo son Uno junto con el Espíritu Santo; por las misiones, por la Paz en el mundo, por nuestros hermanos sufrientes por diversos motivos especialmente por las enfermedades, el hambre y la pobreza; por los presos políticos y la falta de libertad en muchos países del mundo, por la unión de las familias, la fidelidad de los matrimonios y por más inclinación de los jóvenes hacia este sacramento; por el aumento de las vocaciones sacerdotales y religiosas, y por las Benditas Almas del Purgatorio.

Pedimos oración por dos almas muy queridas: Karina, una mujer joven de Argentina, que por un cáncer diseminado ha partido a la casa del Señor; y la hermana claretiana Alicia Soro, que también goza ya de la presencia del Padre celestial.

Pedimos oración por la recuperación del joven Jesús Esteban N., de Bogotá, Colombia, 27 años, terminando estudios de Licenciado en Educación Física, y que ha sufrido un accidente con lesiones graves en una pierna (operado dos veces). Que la Virgen de Lourdes interceda para su completa recuperación.

Pedimos oración por Nicanor, de Tabasco, México, a quien han diagnosticado cáncer de páncreas. Que María de Lourdes lo proteja e interceda por su salud.

Pedimos oración por la salud del sacerdote Padre Alfonso, de la provincia de Río Negro, Argentina, que fue atacado y recibió cinco puñaladas. Que por la intercesión del Beato Ceferino Namuncurá y con las oraciones de todos, pueda recuperarse pronto.

Tú quisiste, Señor, que tu Hijo unigénito soportara nuestras debilidades,
para poner de manifiesto el valor de la enfermedad y la paciencia;
escucha ahora las plegarias que te dirigimos por nuestros hermanos enfermos
y concede a cuantos se hallan sometidos al dolor, la aflicción o la enfermedad,
la gracia de sentirse elegidos entre aquellos que tu hijo ha llamado dichosos,
y de saberse unidos a la pasión de Cristo para la redención del mundo.
Te lo pedimos por Cristo nuestro Señor.
Amén

Estadísticas
El siguiente es el estado demostrativo de la cantidad de visitas registradas en los dos blogs que llevamos adelante en internet: "Pequeñas Semillitas" y "Juan Pablo II inolvidable". Esta información se publica el primer día de cada mes.

Debe recordarse que las visitas se cuentan desde el inicio de cada uno de ellos que ha sido en fechas distintas:

   Desde el 1º de Marzo de 2007 hasta hoy ha sido visitado por 1.992.726 lectores. Durante el último mes (marzo 2014) registró 12.474 nuevas visitas.

   Desde el 25 de Diciembre de 2009 hasta hoy ha sido visitado por 387.699  lectores. Durante el último mes (marzo 2014) registró 3.986 nuevas visitas.

Un estímulo todos los días
Abril 1
Hay situaciones donde la mejor o la única manera de comunicarse con otra persona es callar. Esto sucede sobre todo cuando ese ser humano está sufriendo y está en lo peor de su dolor. La compañía silenciosa, escuchando, abrazando o simplemente estando al lado, es el mejor modo de decirle que lo comprendemos y lo amamos.
Porque en lo peor del dolor no hay bálsamos, ni palabras salvadoras, ni reflexiones sanadoras, ni explicaciones que aclaren lo que sucede. Al contrario, las palabras más sabias pueden resultar terriblemente molestas y fuera de lugar.
Pero lo mismo puede suceder en situaciones bellas, donde las palabras también están de más. A veces, decir “te quiero” cuando es obvio, es como poner un cartel que diga “vea qué hermoso” delante de un paisaje. Dale un lugar al silencio.
Mons. Víctor Manuel Fernández
Jardinero de Dios
-el más pequeñito de todos-

1 comentario:

  1. EN HORA BUENA FELIPE..QUE DIOS MULTIPLIQUE PARA BIEN NO SOLO DE TUS ESTADISTICAS SINO PARA BIEN ESPIRITUAL Y DEL CORAZON TODO LO BUENO QUE HAGAS POR EL BIEN DE LOS DEMAS...

    ResponderEliminar

¡Gracias por participar comentando! Por favor, no te olvides de incluir tu nombre y ciudad de residencia al finalizar tu comentario dentro del cuadro donde escribes.